Old xHamster
This is a print version of story Una obra bien hecha 2 by shadowvelvet197 from xHamster.com

Una obra bien hecha 2

Por fin su marido había vuelto a casa, ella estaba deseando que llegará la noche para poder volver a unirse a él, para disfrutar de una buena noche de AMOR, amor con mayúsculas...Poder volver a sentirse una princesa, querida y plena y poder olvidar aquel desagradable incidente con aquel obrero.

Se tumbó de lado dándole la espalda y sintió como le separaba las piernas por detrás, con urgencia...él jadeaba con fuerza como si estuviera corriendo una carrera. -Dios mío, que excitado estás...Me encanta, me he sentido muy sola- murmuró ella…

Pero casí sin tiempo sintió como la penetraba. No estaba preparada, se sentía muy seca, pero debido a la ansiedad, el dolor comenzó a transformarse en placer...él comenzó a sacudirla más y más fuerte y ella dejo escapar un grito bordeando aquella barrera que separaba la lujuria del placer, el dolor del orgasmo…

Ella se giró y vio a uno de los obreros, un chico marroquí muy desaliñado y sucio, que parecía tener algún retraso...Un hilo de baba caía de su boca mientras seguía sacudiéndola...De pronto él dejó ir un grito y ella sintió como se volcaba en su interior...Ni 5 minutos habían pasado, aquel chico jamás debía haber conocido el sexo más allá de su mano….

De pronto alquien apartó a aquel chico con un brusco empujón...Era el desgraciadamente ya conocido obrero peludo con su pene erecto en la mano, mucho más enorme de lo que ella recordaba, con un glande inflamado y amoratado que boqueaba como un pez fuera del agua…

Él le puso un dedo en los labios...shhhh, tranquila mi pequeña furcia, hoy se van a cumplir todos tus sueños- dijo mientras le restregaba su verga por sus pezones, frotándolos hasta que estos se pusieron duros como piedras, luego bordeó suavemente el perfil de sus pechos hasta llegar a su boca, parecía el perfecto amante, suave, cariñoso...Pero en ese momento hundió ambos pulgares con fuerza en su boca, se sentó a horcajadas sobre ella y le clavó su miembro hasta la empuñadura…-¿Te gusta esto zorra? ¿Te había hecho sentir esto alguna vez algún medio hombre de los que has catado en tu vida?- Ella no pudo evitar 2 arcadas Justo en ese momento él tuvo un espasmo eléctrico cuando ella le mordió el glande.

-¡Maldita puta! dijo él apartándose- ¡Me ha mordido!.

En ese momento ella pudo hacerse una idea de lo que ocurría. Los cinco obreros estaban en su habitación, rodeando la cama y ¡totalmente desnudos! Sus erecciones y caras de vicio no eran ni medio normales. Ella intentó taparse con la sabana y entonces vio a su marido. Lo habían atado a una silla desnudo y estaba amordazado...

- Sí guarra- le dijo él más joven de los obreros, mientras se colocaba tras su marido. -Hoy te vamos a violar los 5 como te mereces. -Julián nos contó lo puta calientapollas que eres y lo hambrienta de sexo que estás- Y lo peor es que mira al mierda de tu macho, ¡Está empalmado y gozando viendo como te reventamos por todos lados! Jajaja. Ella se quedó boquiabierta al ver la erección de su marido.

Mientras los dedos del más joven se hundían profundamente entre sus mullidos glúteos, masajeando su estrecha y virgen flor gimiente.

Ella levantó la cabeza y vio como el gran miembro del negro se deslizaba, oscuro y húmedo, entre aquellos perfectos labios rodeados por una rizada y profusa selva…

Atrapó sus bamboleantes pechos y los estrujó hasta hacer brotar amplios chorros del blanco néctar, notando como sus endurecidos pezones se deslizaban entre sus dedazos...Ella sentía como los dedos de aquel negrazo casí se tocaban de tanta fuerza con la que le estrujaba sus pechos. Gimió una vez más y le clavó las uñas, arañándole todo el pecho y haciendo brotar la sangre oscura. Aquello pareció enloquecer al negro, que le dió un fuerte revés en la cara y se la quitó de encima, arrojándola de espaldas, encima de la cama...-Vaya gatita, te gusta duro, ¿verdad?- Dijo mientras se subía encima de ella a horcajadas y la aplastaba con su peso...Le cogió un brazo justo por debajo del codo y se lo giró con fuerza.

-Ahhhh, por favor, para- dijo ella.
-No guapa, podrías haber escogido otro camino, pero me has demostrado que te gusta duro y duro lo tendrás- Dijo a la vez que le separaba los mofletes del culo con la otra mano. Después se escupió en su propio glande, que parecía aún más grande e inflamado por la excitación, si aquello era posible, e intentó clavarlo de golpe en su ano...-Aaaaaaaaaaarghhhh-grito ella- Por favor, nunca lo he hecho por ahí, soy virg....AAAAAAAAAAARGGGHHHH- Ella ya no pudo dejar de gritar ni un momento mientras sentía como aquel a****l iba introduciendo milímetro a milímetro aquel miembro bestial en sus entrañas.

él negro iba apretando poco a poco, embistiéndola sin cesar mientras gruñía guturalmente y la iba penetrando más y más profundamente. Tardó más de 2 minutos en enterrar por completo su polla, mientras sus enormes y peludos huevos colgaban como 2 frutas tóxicas encima de los mofletes de aquella pedazo de hembra...

Su marido no pudo resistir aquella tremenda visión y comenzó a empalmarse de nuevo...

Mientras tanto ella sentía como si el mundo se estuviese derrumbando y cuando él comenzó a bombearla con fuerza, ella perdió toda conexión con la realidad y muy a su pesar tuvo un orgasmo, pues la tensión sexual llegó al límite cuando sintió como él negro comenzaba a correrse dentro de ella. -oh mierda- dijo él -oh mierda, esta zorra me está chupando la vida- dijo mientras sacaba su verga de aquel estrecho túnel y se acababa encima de ella, llenándole toda la espalda y el cabello de su blanca simiente…

Aquel macho de ébano se dejo caer hacia atrás gimiendo…--”¡Madre mía!, Es el mejor culo que he desvirgado en mi vida...Estaba deseando probar una hembra blanca y no me ha decepcionado...Bufff”

Mientras tanto ella estaba derrumbada sobre la cama, notaba como le ardían las entrañas en una mezcla de dolor y placer que jamás habría podido siquiera imaginar...En ese momento notó como una mano se enredaba en su pelo y le levantaba la cabeza...Ante sus ojos apareció un pene exageradamente largo y curvo, muy fino, pero con un capullo rojo y gordo que latía como si respirase…

Era el obrero más joven, apenás tendría 15 o 16 años y estaba tremendamente excitado de poder disponer de una hembra así, una madura como no podía ni soñar. Su capullo dejaba caer un fino chorro de líquido preseminal, tanta era su excitación...Sin más preámbulos, la forzó a abrir la boca y le introdujo su miembro hasta la garganta. “Ah! Ah! Dios santo! Esto es fenomenal, menuda pedazo de puta” decía sin parar de meter y sacar su miembro tan rápido como podía…

Mientras tanto el obrero peludo no dejó pasar la oportunidad y le abrió las piernas por detrás, introduciendo su abultado miembro en su conejo, mientras estimulaba su clítoris con dos dedos...”Esta vez voy a ser amable guarra, jajaja...¡Te voy a transportar al cielo! Le dijo mientras bombeaba lentamente, casi con cariño…

El chico joven sacó su pene y dejó caer su cabeza...Ella, muy a su pesar, comenzó a gemir de placer, mientras aquel bruto la acariciaba con una suavidad desconocida...Con una mano segía peliizcándole candorosamente su clítoris, que en aquel momento ya estaba totalmente hinchado. Con su otra mano le masajeaba suavemente su pezón izquierdo y de pronto sintió como comenzaba a lamerle su espalda, desde la base del culo hasta llegar a su cuello, mordisqueándolo suavemente hasta llegar al lóbulo de su oreja...Jamás había sentido un éxtasis parecido. Notaba como aquella polla rozaba regiones de su interior inexploradas y entre un velo de placer levantó la cabeza mientras gemía y pudo ver como dos de los obreros se pajeaban mientras disfrutaban del espectáculo y al fondo a su marido atado en la silla, que tenía al obrero joven a su espalda, mientras le estaba haciendo una paja...

CONTINUARÁ
Story URL: https://xhamster.com/stories/una-obra-bien-hecha-2-742378
Comments 1
Please or register to post comments
Caliente, caliente...menuda cerda...
5 months ago
Reply