Old xHamster
This is a print version of story Engañado para un Gangbang by joanroma77 from xHamster.com

Engañado para un Gangbang

Un amigo sesentón con el que tuve varios encuentros, me invitó a su casa un domingo junto con cuatro amigos. Tenía entonces 21 años, y él sabe muy bien mi gusto por activos de su edad...
Tomamos café y empezamos a hablar de sexo, aunque yo era tímido, pero terminé hablando deshinibido con ellos...hasta que salió el tema de sexo grupal, yo solamente tuve sexo 1 a 1, ni siquiera tríos...Mi amigo me propuso un gangbang con ellos, no sabía lo que era eso...y tampoco sabía qué hacer...tenía ganas y estaba cachondo, pero con cinco maduretes...
Así que a uno de ellos se le ocurrió vendarme los ojos mientras se las chupaba, y tenía que acertar de quien era. Si las acertaba todas, eso quedaría a unas mamadas y punto. Pero si fallaba, pasaríamos al siguiente nivel: me comerían el culo, jugarían con él de igual manera, sin venda y con venda. Injusto porque salvo la lengua y los dedos de Tomás, mi amigo, no conocía las otras...lo mejor era chuparlas de una en una sin la venda, y luego lo mismo pero con los ojos vendados...así sí.
Serían mamadas cortas, de no más de un minuto, para familiarizarme con ellas. Comencé por la de Tomás, luego Julio, Fidel, Armando y el último Bram (se llamaba Abrahám en realidad).
Con la venda puesta mamé la primera polla, no podía utilizar las manos, era trampa. Aunque eran practicamente iguales de tamaño y dureza, algunas eran muy peludas, y había entre ellos uno con los huevos muy gordos, por ejemplo.
Me sabía la polla a la de Tomás, y cuando dije su nombre, me dijo Armando que era la suya, miré y comprobé mi fallo... El siguiente nombre que dije fue el de Fidel, y también fallé...así con los cinco...estaba en desventaja porque no las conocía pero bueno, así es el juego.
Sin venda en los ojos, tumbado boca arriba en el sofá, me empezaron a hacer una comida de culo uno a uno, qué gustazo, qué bien lo hacían los cinco, sobre todo Armando con su lengua bien larga...
Con la venda puesta recibí la misma comida, pero era mejor porque la intriga de no saber quien era me ponía más caliente...los fallé todos otra vez pero me dió igual, habían encendido mi fuego y nada podía pararme. Aunque mi ambición por acertar y ganar el juego me hacían concentrarme en la siguiente fase: me follarían, en esa posición, yo boca arriba con las piernas bien abiertas, y otra vez sin venda y luego con venda.
El primero, como no, mi amigo, además en su postura favorita. M dió unos cuantos pollazos porque se trataba de follar todos, cada uno tendría un par de minutos, suficiente para quedarme con sus pollas y acertar. Bram me lo hizo bien rico, muy suave, también era el que la tenía mas gorda, creo. Fidel era más rápìdo, pero sin ir a toda velocidad. Eso lo hacía Julio, un poco agresivo. Tan pronto me follaba fuerte como paraba y luego otra vez. Eran buenos folladores los cinco. Ya con la venda puesta volvían a darme pero esta vez acertaría seguro. El primero juraría que fue el de la polla gorda, estaba seguro. Tan seguro como que me hicieron trampa: dije Bram, dejó de follarme y tardaron en quitarme la venda. Cuando lo hicieron tenía delante mío a Fidel...igual me equivoqué, aunque me encantaba. El siguiente fue Bram, y dudé mucho por el fallo anterior, así que dije Tomás, otro fallo. Con el tercero igual, me folló y además salvaje Armando pero nombré a Julio...no dí ni una, pero sospeché que me engañaron. Siguiente postura, perrito. Yo a cuatro patas con el culo bien en pompa y cada uno detrás mío, de pie.
Ahí ya me entraban sus pollas enteras, los huevos chocando contra mi, una delicia. Qué pena que durase poco cada polvo, sobre todo el último, otra vez el de la polla gorda. Y otra vez fue el primero que dije con los ojos vendados, era él seguro, pero mismo truco, en vez de quitarme la venda hicieron el cambio...era Tomás quien me había follado y yo me enfadé, juraría que era Bram...en fin, el siguiente lo fallé, y el siguiente, así todos...algo no me cuadraba, seguro que los acerté todos...pero no podía enfadarme, era un juego y estaba disfrutando...
El caso es que me estaban follando entre todos, el gangbang que me asustaba se estaba consumando. Yo propuse la siguiente postura, sentarme en sus pollas pero mirándoles, así seguro que no habría engaños. A esas alturas hasta la polla de Bram me entraba como si fuera delgada, y las cabalgué todas con pasión.
Me puse la venda, me senté en la primera polla, y al cabo de un rato grité Tomás, era él, seguro...yo mismo me quité la venda y acerté, y me reí, lo sabía, follé un poco más con él del gusto que me dió. Me monté en el siguiente. Polla gorda, Bram. Lo mismo, me quité la venda y era él, aquí no había posibilidad de cambiarse como antes. Le dije que también acerté los otros pero me engañaron...y solo me decían que follaba muy bien, que no parase. Los acerté todos, y ya sin venda me follaron un poco más pero sin presión para mi, el juego terminó pero el gangbang siguió. Una polla en el culo, otra en la boca, muchas manos sobre mi, azotes en el culo, pollas en mis manos...una delicia.
De rodillas en el suelo ya esperaba a los cinco a mi alrededor, pollas en mano para correrse sobre mi. Y bien que lo hicieron, uno a uno memos los dos últimos, mi amigo Tomás y Fidel, que descargaron casi al mismo tiempo sobre mi cara.
Mi primer gangbang fue mejor de lo que pensaba, placer multiplicado por cinco...a pesar de haber habido algún engaño, pero no me importó. Quedamos en repetirlo, pero con una orden por mi parte: sin venda.
Story URL: https://xhamster.com/stories/enga-ado-para-un-gangbang-749617
Comments 1
Please or register to post comments
Que delicia....que 5 pollas te penetren las entranas y te dejen bien preñadita
5 months ago
Reply