Feedback
Old xHamster
Welcome to New xHamster!
We've redesigned your favorite tube site. But you still can switch to the old version using this button if you like.
This is a print version of story 30 años, nuestro regalo by morboso_63 from xHamster.com

30 años, nuestro regalo


Somos una pareja ya madurita, mi mujer es bajita, morena, unas tetas ya un poco caídas, pero con unos pezones grandes y casi negros, desde hace años el coño depilado completamente, yo este año voy completamente depilado.
Nos fuimos de vacaciones a Tenerife para celebrar las bodas de plata. Al segundo día de playa, mi mujer como ya ha hecho en otras ocasiones, se quito la parte superior del bikini, quedando sus tetas al aire, cerca de nosotros coloco su toalla un hombre de unos 40 o 45 años, que también estaba alojado en el hotel.
Después de comer, nos tumbamos a descansar, siempre en la cama estamos desnudos, comencé a darle unos masajitos por la espalda que tanto le gusta, y bajando la mano llego a su culo el cual masajeo con más mimos, mi mujer levanta la cabeza y me ve que estoy empalmado y me pregunta.
-Te has puesto caliente, que estarás pensado.
Yo le contesto – Que estaba pensando en invitar al tío de la playa para que te folle
.María me contesta – Ya sabes que si tú estás de acuerdo, por mi que no quede-.
Nosotros ya hemos hechos algunos tríos así como intercambios.
Llegado a este punto comienzo a lamerle el culo y el coño y mientras le como el coño le pregunto,
-Si le gustaría que el tío de la playa la estuviera follando, mientras yo le como el culo-
Ella entre risitas y algún que otro jadeo me dice que sí, que le gustaría probar a ver qué polla tiene, y como la follaría, mientras sigo chupando su coño. Le comento que ya hablaría con el tío para ver qué posibilidades hay, tras una buen lamida otra vez de culo, terminamos la follada por el culo.
A la tarde, volvimos a bajar a la playa, pero esta vez mi mujer llevaba un bikini tanga, que se le metía entre la raja del culo y parecía que no llevaba nada, volvimos al mismo sitio de la mañana y cerca de una hora más tarde llego nuestro conocido, ya al vernos puso su toalla cerca de las nuestras y como María en ese momento estaba boca abajo leyendo, el con su mirada le dio un buen repaso, fijándose que el culo de mi mujer estaba casi desnudo.
Pasamos la tarde entre baños y conversaciones, con la confianza que fuimos cogiendo, mi mujer que estaba sin la parte de arriba del bikini, y tumbada boca abajo, le puse crema por toda la espalda y por el culo y piernas, nuestro amigo, mientras yo le daba la crema el estaba de pie contemplando el culo gordito de mi mujer, yo mismo comprobé que se estaba calentando con el espectáculo, ya que cuando llegue con la crema al culo, hice que abriera más las piernas y le separe la tira del bikini para que el contemplara mejor su culo que también lo lleva depilado depilado. Después de un rato boca abajo se dio la vuelta, y comenzó a darse la crema por su barriga, las tetas y piernas, todo esto mientras Antonio no perdía detalle, entre alguna que otra broma, yo le comente
- Esta noche tal como iba, le era necesario un desahogo o si no tendría dolor de huevos.
El contesto que alguna cosa tendría que hacer. Al atardecer cuando regresamos al hotel, en el ascensor le invitamos que sobre las nueve bajase a tomar con nosotros alguna cosa y después ir a cenar y pasear..
Ya en nuestra habitación, mientras mi mujer se duchaba le comente que si la idea le parecía bien, ella como otras veces me dijo, que si yo estaba de acuerdo que adelante, salió de la ducha y busco entre sus cosas la ropa interior que iba a llevar esa noche, un tanga negro con un lacito tanto delante como detrás y un sujetador a juego que casi no le cogían las tetas.
Antonio fue puntual, preparamos unos whiskys y nos fuimos a cenar fuera del hotel, Antonio propuso ir a un pub cercano donde hay bastante intimidad y un ambiente agradable así como buena música, el local estaba bastante concurrido con mayoría de gente extranjera, tiene una pista de baile no muy grande.
Invite a mi mujer a bailar y la encontré muy modosita, por lo que le dije que ahora bailara con Antonio y cogiéndola de la mano marcharon a la pista de baile, casi media hora estuvieron bailando y cuando llegaron donde yo me encontraba, ella me dijo que iba al lavabo.
Comente con Antonio que le parecía nuestro comportamiento y él me dijo que por su parte se encontraba muy bien con nosotros y que mi mujer le había encantado, cuando llego disimuladamente le dio a Antonio una cosa, que este rápidamente guardo en su bolsillo, ya cerca de las 3 de la mad**gada decidimos volver al hotel.
Le pregunto como lo estaba pasando, si seguíamos adelante con el plan, y que fue lo que le dio a Antonio en el pub, riéndose me dijo que con disimulo
.- Tócame el culo-
Cuál fue mi sorpresa que no llevaba nada debajo del vestido, el tanga fue lo que le dio.
Subimos los tres a nuestra habitación y lo invitamos a tomar la ultima copa, mientras yo preparaba las copas, mi mujer puso un poco de música lenta y se puso a bailar con él, me acerque a ella por detrás y también me puse a bailar, le subí el vestido y quedo todo su culo al aire, mientras Antonio comenzaba a morrease con ella, me separe y el comenzó a sacarle el vestido que era de tirantes, cayendo este al suelo y ella quedo solo con el sujetador.
Antonio comenzó a lamer sus pezones y con la otra mano le metía un dedo en el coño y lo frotaba.
Apague las luces principales y solo quede una luz de la mesilla, yo me desnude, mientras ella desnudaba a Antonio, le fue lamiendo el pecho y cogiendo su polla, se arrodillo y se la puso en su boca comenzando a chupársela, yo me tumbe en uno de los sillones que había en la habitación, mientras ellos se tumbaron en la cama, donde comenzaron un espectacular 69.
Pude comprobar que la polla de Antonio era un poco más grande que la mía y tenía poco bello por todo su cuerpo, para mi es que no hacía mucho que se había depilado, como el me dijo más tarde.
Mientras Antonio le chupeteaba y lamia el coño, yo me acerque y comencé a lamerle el ano, a veces nuestras lenguas se rozaban mientras cada uno nos dedicábamos a cada uno de sus agujeritos.
Mi mujer ya completamente súper cachonda, deja de mamarle la polla y se la mete de un solo golpe en su encharcado coño, me retiro y comienzo a pajearme mientras es bien follada, ella saca la polla de su coño y se la mete en su culo, que también lubrique yo con mi lengua, y es en el culo donde él se corre, cuando ya se ha corrido poco a poco la polla sale del culo del mi mujer. Antonio se levanta va al lavabo, entonces aprovecho para comerle el culo recién follado, lamiendo la corrida de Antonio y los jugos de mi mujer, aun estoy lamiéndole el culo cuando aparece el y comenta
-Que buen cornudo que eres.
Mi mujer ríe y yo sigo con lo mío, hasta quedarle el culo bien brillante.
Le invitamos a que pase aquí con nosotros la noche y él propone, que yo me vaya a su habitación y que el dormirá con mi mujer, por mi parte no hay inconveniente, me visto cojo su llave y me despido de mi mujer con un beso y un morreo en todo su coño, diciéndole.
Trata bien a este precioso coño, los dejo a los dos solos. Sobre las diez de la mañana, bajo a nuestra habitación para estar con ellos y me abre mi mujer desnuda y con una gran sonrisa, me pide le prepare el desayuno y ella se vuelve a meter en la cama con Antonio.
María me pide el bote de mermelada, y comienza a untar el culo y la polla de Antonio, con su lengua comienza a degustar las zonas donde está la mermelada, dedicándose principalmente a su polla. Me llama y me dice
- Ahora este culo es para ti, así que aprovecha que te va a gustar-.
Mientras ella le come la polla, yo le estoy comiendo el culo, (después supimos que él como nosotros era bisexual), nuestras lenguas se juntan se la comemos a dúo.
El acerca el coño a su boca y comienza a lamerlo, y con sus dedos va llenando el ano de ella con la mermelada y con su lengua la va saboreando.
Mi mujer se aparta y nos deja a los dos solos en la cama, entonces le dice a Antonio que me la chupe y los dos hacemos un explosivo 69, mientras nos chupamos María coge del frigorífico la mantequilla y comienza a untarme todo el ano y con sus dedos me la va metiendo poco a poco, cuando comprueba que ya estoy bien lubrificado, le ofrece a Antonio mi culo para que me folle.
Antonio pone su polla en la entrada de mi ano y sin ningún esfuerzo comienza a penetrarme, mi culo está a acostumbrado a ser follado, antes de correrse la saca y descarga toda su leche sobre mis nalgas y mi mujer con su lengua me limpia la corrida.
Quedamos en la habitación hasta que llegaron las limpiadoras, lo que aprovechamos para irnos a la piscina.
Story URL: https://xhamster.com/stories/30-a-os-nuestro-regalo-715744
Comments 2
Please or register to post comments
to Touluose: gracias por tu comentario, y como bien escribes, es una fantástica forma de celebrarlo
Fantástica forma de celebrar las bodas de plata ;)
1 month ago
Reply