This is a print version of story Esclavos 2 by Megoleret from xHamster.com

Esclavos 2

Por la mañana Lucile y Despres partieron rumbo a Marselle, Despres estaba de vacaciones por lo que una visita hacia su hotel favorito con vista al mar les pareceria relajante para los dos; el señor Despres gustaba de otros platillos ademas de los recomfortantes manjares que ofrecia el hotel, una deliciosa mucama con la que Despres ofrecia sus servicios y no precisamente les hacia el cuarto.
Aprovechando que Lucile salio de compras, el marido infiel se encontro con la mucama, totalmente solos.
-Señor, ¿me llamaba?
Despres acostado y desnudo la esperaba con ancias
-Si, la champaña esta helada y necesito calentarla
la mucama quien se habia humedecido por la escena se cubre el rostro con el plumero y finge estar asustada
-pero señor ¡que verguenza!
-vamos, haznos un favor a ambos, calienta la champaña
Despres acuesta a la mucama, la abre de piernas y le quita la ropa interior,
en esa bella flor, el hombre mete la botella en lo mas profundo en el coño de la mujer, algo trabajoso al principio, pero al final fue facil, la mujer intentaba relajar sus labios para que el frio objeto pasase dentro.
Ya una vez dentro Despres frota los pechos de la mucama y los exprime, poco a poco, Despres desnuda a la servidora y vierte algo de helado en los pezones para chuparlos como si fuese un dulce
-por favor señor-dijo la mucama- me estoy congelando
-¡pero si sere yo quien te hara agua!
-le ruego, poseame de una vez para sentirme en calor, con la botella me siento que me voy a correr
-Oh, te aseguro que no te correras solo una vez
Despres mete dos de sus dedos en el ano de la mujer, luego tres, hasta meter el puño
-ya lo siento señor, siento su mano en mi culo, desgarreme... azoteme... me tiene muy dilatada
-vamos, llename de amor, querida
Despres saca la botella de champaña, tibia dejando un hueco en el coño de la mucama luego saca su mano del culo y se presta a servir dos copas
ambos beben un par de tragos para calmarse un poco, pero viendo que lucile iba a tardar, Despres continua su operacion, derrama un poco de champaña en el coño de la mucama y chupa con rigor lo que dejo en esta flor, toma una bola de helado y la unta en las tetas y torso de esta encantadora mujer
-chupeme, chupeme toda
No hubo parte del cuerpo en que este no chupara, en especial debajo de las tetas y en las nalgas, entre el frio y la humedad de la lengua, la mujer (que a sus treita y seis años disfrutaba mucho de estas cosas)se corrio dejando su piel erizada, un apetecible espasmo entre las piernas y sus labios humedos; pero como si fuese obra del destino, llega Lucile en el momento que la mucama tiene su orgasmo
-¡!, eres un hijo de la gran puta, capullo, veras que conmigo tampoco se juega
La mucama se viste de inmediato y huye de la habitacion dejando a la conflictiva pareja a solas
-sufriras haberme traicionado sabandija estupida
El pobre marido estuvo encadenado a la regadera con las manos alzadas hacia el cielo, de un lado esperando el cruel castigo que le aguarda, mas por el otro lado busca liberar su semilla de alguna manera mas vulgar
-aguarda Lucile, es una locura, te ruego, perdoname esta vez
Pero Lucile entro al baño con un traje de cuero que dejaba ver sus suculentas tetas y su dulce coño por añadidura, su culo se mostraba al aire, tan suave y amasable que era un duro reto resistirsele. Le cubre la boca y ojos y le da como cincuenta latigazos con el mismo latigo rosa que uso Despres
-pare, solo pare-dijo Despres negando en el interior su propia suplica
-no me interesan tus suplicas, eres mio ahora.
Lucile toma un candado y aprieta el pene de Despres con la cerradura, con sus testiculos lo que hace es atarlos a un hilo algo grueso y apretarlos con fuerza y para aderezar el asunto coloca algunas tachuelas en la bañera justo a los pies de Despres
despues ella sale y regresa con un tubo con base al piso, la punta cubierta en forma esferica. Esta hermosa mujer se inserta el tubo en el ano mientras se inserta en su vagina una lata de soda, lubricada desde luego, primero empezando por un ritmo suave se masturba en ambas secciones viendo a su marido batallar
con las tachuelas y sintiendo el rigor de su delicioso semen fluir del cual unas dos o tres gotas se asomaron en la punta de la polla al mismo tiempo que la mujer solto su flujo que se corrio en la lata
-en lo mas profundo del destino, no me mereces-dice Lucile respirando lentamente del cansancio
-pero aqui estamos -dijo Despres
por lo que fue del resto de la tarde, la singular pareja preparo algo que sin duda los haria recordar el resto de sus dias y que detallare mas adelante...


Story URL: http://xhamster.com/user/Megoleret/posts/56100.html