This is a print version of story Mis 3 primas calientes by sandro_ben from xHamster.com

Mis 3 primas calientes

Crecí en un pequeño pueblo un tanto alejado de la ciudad. Cerca de casa siempre vivieron muchos familiares cerca. En el mismo vecindario, vivían 3 primas de parte de 2 días distintas. Todos crecimos más ó menos a la vez, entre mi prima mayor y la menor, sólo habían 2 años de diferencia y yo quedaba justo en medio.
Siempre estuve enamorado de 2 de ellas, Tatiana y Lisa; Mi tercera primita, Esmeralda, no me gustaba mucho, pero era la que más sexy se vestía.

Por dicha, decidimos irnos a estudiar la universidad juntos. Rentamos un apartamento para los 4 y todo transcurrió normalmente por casi 2 años; Nos dedicamos a estudiar y dormíamos cada quién en los dormitorios.

Yo percibía cierto morbo mientras conversábamos durante aquellas largas noches de estudio. Y siempre terminábamos hablando de la virginidad y todas se ponían de acuerdo en preguntarme, si yo ya había hecho el amor. Para no quedar mal, les mentía y fantaseaba con una novia imaginaria con la que supuestamente había tenido mi primera relación sexual.
Ellas mientras tanto, siempre afirmaban ser vírgenes, aunque yo tenía serías dudas sobre un par de ellas.

Poco a poco, las conversaciones iban tornándose más morbosas y en una de ellas, platicábamos sobre los métodos de eliminar los vellos de las piernas y las axilas.
Mientras Lisa explicaba que ella notaba que sus vellos iban engrosándose, mi prima Taty se frotaba sus piernas como para sentir sus mismo vellos; Eso comenzó a calentarme la cabeza y ella lo notó. Comenzaron a preguntarme cómo las prefería yo y si alguna de ellas me gustaba. Decidí arriesgar y les dije que las tres me gustaban, y que me ponían nervioso cuando se tocaban las piernas.
Maliciosamente, ellas comenzaron a acariciarse a sí mismas. Se frotaban suavemente las piernas, los brazos y las cinturas.
Con voz algo temblorosa, me atreví a preguntarle a Taty, si podía sentir sus vellos y sorprendentemente se sentó a mi lado y comenzó a acariciarme el pecho. Yo sólo atiné a abrazarla suavemente y acercarla más a mí. Las otras dos también se sentaron junto a nosotros y comenzó un manoseo pícaro entre los 4.
Las ropas fueron desapareciendo hasta que ellas quedaron topless y en cortos, y yo quedé en boxer y con mi dorso desnudo.
Hasta el momento, sólo nos habíamos tocado entre todos y nos reíamos pícaramente. Fue mi prima esmeralda la que terminó de quebrar el hielo, ella comenzó a besarme mis pezones y eso me exitó a mil por hora. Yo metí mis manos bajo sus cortos y panties, y sentí por primera vez una vagina caliente y peludita; Ella ya estaba lubricada y mientras más frotaba su vagina con mi mano, más me besaba el pecho y comenzó a meter su manita buscando mi pene.
Mientras tanto, mis otras 2 primas me tocaban las piernas y se tocaban los pechos entre sí.
Entre Taty y Esmeralda, sacaron mi pene del boxer. Obviamente, mi miembro ya estaba completamente erecto! Recuerdo que mi cuerpo temblaba de nervios, porque era mi primera relación sexual y además eran mis primas ! Aunque ya estábamos grandecitos, luego me enteré que ellas recién estaban comenzando sus experiencias sexuales pero sin ser penetradas aún.
Mi miembro esta siendo rícamente frotado por las deliciosas manos de 2 mujercitas calientes, y tenía una tercera mujercita que no encontraba lugar hasta que se atrevió a denudarse completamente y acercar su vulva a mi rostro; Tenía intenciones claras y su primo no dejó pasar ni 3 segundos. Experimenté dar sexo oral por primera vez también. Qué manera de iniciarme, me pasaba por la mente.
Esmeralda, que era la mayor nos dijo a todos: "Sólo toquémonos y besémonos, no nos penetres, porque no quiero consecuencias más adelante". No dejó de ser desilucionante, pero tener a esas 3 mujercitas para mí, y disfrutar en mi pene ser masturbado y recibir sexo oral de parte de las 3, tienen que creerme: NO ES NADA DE LO QUE DEBA QUEJARME.
Poco a poco, ellas fueron teniendo orgasmos, muy intensos; Aún recuerdo sus gemidos y casi gritos, cuando acababan y movían su cuerpo de un lado a otro como nos sabiendo cómo controlar el cosquilleo que tenían por todos los rincones.
Mi orgasmo fue pleno e intenso, mediante las manitas ricas de Lisa y mis bolitas siendo mamadas por Esmeralda.

Al acabar todos, sólo reaccionábamos nerviosamente con sonrisas cuando nuestros ojos se cruzaban. Esa noche, obviamente ya ni estudiamos más. Habíamos pasado cerca de hora y media juguteando y conociendo nuestros cuerpos.

Este fue a penas nuestra primera experiencia de algunas más que tuvimos. En realidad, no fueron tantas luego de esto, pero sí hubieron muchos encuentros ocasionales intenso, que espero contarles más adelante.

Sandro



Story URL: http://xhamster.com/user/sandro_ben/posts/42668.html