This is a print version of story La Sirvienta by chechovan from xHamster.com

La Sirvienta


En mi último viaje a Lima me alojé en el Marriott, linda vista y fácil acceso a correr por sinuosos caminos mirando el mar. Luego de una jornada de trabajo bastante pesada el día anterior, logré descansar bastante bien, así es que desperté muy energizado (en todo sentido!!) ... así es que decidí ponerme mi ropa deportiva y salí a trotar cuando aún la luz del nuevo día comenzaba a aparecer a la distancia en los cerros limeños.

A pesar de lo duro del trote y el correr durante una hora, notaba que mi amigo estaba inquieto ... Y yo nunca imaginé la sorpresa que me esperaba en el hotel, pero quizás "él" sí!! ...

Opté por usar las escaleras para un último esfuerzo y sin poner mucha atención entré a mi habitación, me saqué la parte de arriba quedando con el torso desnudo y fui directo a la ducha para abrir el agua y cuando regrese para sacarme el resto de mi ropa húmeda por el ejercicio, me percaté que en la habitación estaba la sirvienta designada para asear la habitación. Ella estaba apoyada en el muro al costado de la ventana, sujetando una almohada, quizás con la intención de ocultarse, lo que consiguió sólo al inicio, pero ya no ... estaba paralizada, pensando que yo podía estar m*****o ... y fue entonces que ella sonrió mirándome con sus enormes ojos, eran preciosos. De altura media, bonita figura, y unas piernas que se notaban firmes.

- Hola. Le dije para romper el hielo.
- Disculpe, pensé que no volvía y quise terminar mi última habitación para así terminar mi turno. Me lo dijo con un tono como de disculpa.
- No te preocupes! ... continúa si quieres mientras yo tomo una ducha. Ella asintió con otra hermosa sonrisa.

Juro que no tenía ninguna intención, pero el saber que había alguien en la habitación mientras yo me sacaba la ropa en el baño y entraba a la ducha era excitante y me generaba un cosquilleo sabroso!!.

Estaba aplicando shampú en mi cabello cuando sentí una presencia dentro del baño ... la bañera era amplia, un receptáculo plano en el piso (de piedra quizás) y una mampara de vidrio la que impedía que el resto del baño se mojara con el agua que salpicaba al chocar con mi desnudo cuerpo. El vidrio estaba empañado, así es que con mi mano lo limpié y me di cuenta que ella había entrado y se había dedicado a observarme mientras yo me jabonaba y tocaba todo mi cuerpo (incluyendo un hinchado juguete).

La miré y me regaló una tercera sonrisa, pero esta vez muy pícara! ... entonces extendí mi mano y la invité a entrar ... ella estaba con su ropa de trabajo, pero sólo alcanzó a sacarse su zapatos y ya estaba debajo del agua mojándose junto a mi ... mientras la comencé a besar sin detenerme, bajando por su cuello, suave, perfumado, abrí su blusa y sus grandes y firmes senos aparecieron para mi, contenidos en su sostén, negro de encajes ... las besé por fuera, pero igual produjo un gemido largo y aprovechó para empujarme hacia abajo ... quería que mi lengua la recorriera, y cual amante obediente eso hice ... me arrodillé y puse una pierna de ella sobre mi hombro, besé sus muslos y me acerqué a su hermosa cosita!!

Mi sorpresa fue mayúscula ... ya no tenía puesto su calzoncito, se lo había sacado mientras me miraba como me duchaba!!

Entonces besé su pubis, bajando mi lengua para abrir sus labios hinchados de placer, subiendo mi lengua hacia su clitoris comencé a moverla alrededor de este precioso regalo, haciendo que se endureciera mientras ella se quejaba de placer ... mis manos jugaban con sus pechos y apretaban unos endurecidos pezones ... mi lengua jugaba y jugaba con su vulva y clitoris, cuando sentí que su cuerpo se estaba poniendo tenso y su gemidos eran mas altos ... y fue cuando se corrió gritando su placer ... seguí hasta quitarle el aliento y me puse de pie, poniendo mi pene en la entrada de su vagina. Fue cuando ella me pidió ... Entra, Entra, por favor ... y así lo hice ... no dejé nada afuera ... entré todo!! ... mis quejidos mientras embestía aumentaban al mismo tiempo que ella volvía a gemir de placer ...

- te gusta lo dura que está?
- Sí ... sí ... me voy a ir de nuevo, sí, sí , sigue así ...
- Yo también ... que rico está ... sí, sí

Y así mientras mi orgasmo hacía que vaciara toda mi leche en su mojada vagina, ella tuvo un largo orgasmo lleno de espasmos y gemidos. Quedamos extenuados. Corté la ducha y suavemente como queriendo que no saliera de ese trance, le saqué su ropa para poder secarla. A ella la cubrí con una bata, y la llevé a la cama, se sentó en el borde y sequé su pelo, de manera delicada, era hermoso, negro, largo, ondulado ... pero mi sexo comenzó a salir de su aletargado sueño, a lo que ella aprovechó la posición en la que estaba y se lo llevó rapidamente a su boca para sentir como crecía dentro de ella ... con su lengua se aseguró de endurecerlo y succionarlo fuerte para estuviese listo para otra embestida ...


Y así me tuvo toda la mañana. Al mediodía se levantó y se vistió mirándome lo exhausto que me tenía ...

- Me marcho, mi turno ya terminó!


Story URL: http://xhamster.com/user/chechovan/posts/161248.html