This is a print version of story TRES EN LA MIRA 3 (¿Premio de consolacion?) by Irakundomania from xHamster.com

TRES EN LA MIRA 3 (¿Premio de consolacion?)

TRES EN LA MIRA 3 (¿Premio de consolacion?)





"¿Exactamente a donde vamos?"

“A Home Depot. Esta noche llega Pablo y me encargo algo para poner a dormir a la princess porque no se puede morir.”

La princess era una perrita Chihuahua que ya estaba muy viejita, enferma de algo grave que el veterinario mejor aconsejo sacrificarla, pues fuera lo que fuera la hacia sufrir mucho. Pablo la iba a sacrificar, pero queria ponerla a dormir para que no sintiera nada cuando la sacrificara, asi que le pidio a Nelly que le consiguiera un bote de cloroformo y eso era precisamente lo que ella iba a buscar al centro, y me invito a que fuera con ella, pero yo sabia que Nelly queria aprovechar la vuelta para contarme eso tan importante que me tenia que decir.
Yo estaba preocupado.

¿Sabia tambien ella que yo era quien espiaba a Rosaura cuando se bañaba casi un año atras? O lo que es peor aun, ¿sabia Nelly que yo me estaba cojiendo a su mama ya por un año entero?
Era dificil saberlo, pero el rostro de Nelly mostraba mas tristeza que enojo o decepcion.

Nelly siempre fue muy especial, siempre sonriente, nunca se metia en problemas con nadie, cualquiera diria que es muy añiñada. Pero eso si, muy responsable en todo lo que hacia, un tanto perfeccionista, lo que la hacia casi perfecta. Hermoso rostro, con un pelo negro azabache que hacia resaltar su cara blanca. Muy buen contraste. Ojos verdes y labios carnosos. Bajita tambien, piernas muy bien torneadas, tambien muy nalgona (era de familia), siempre que estaba en casa usaba unos pants que le quedaban muy ajustados, no habia linea que no se le notara ni curva que se le escondiera. Abdomen plano, aun mas delgada que Rosaura. Tetas paraditas, se veian firmes pero eran aun mas pequeñas que las de Rosaura y un cuello largo.

Desde que recuerdo, solo he visto a Nelly enojada como dos veces, pero cuando se enoja, se enoja.
Esta vez estaba triste, sonreia, pero podia ver la tristeza en sus hermosos ojos verdes.

“¿Quiere venir con nosotros?” le pregunte a doña Mague.

“No, mijo, gracias. Mejor me espero que no tarda en llegar Pablo. Siempre llega con mucha hambre y ya saben que Johana nunca quiere hacer nada.”

Sabia a lo que se referia. Johana era bonita, estaba buenisima pero era muy floja, por eso me caia tan mal.

“Mami,” dijo Nelly. “En la noche me quedare en la casa de mi amiga Rebeca porque quiere que le ayude a preparer algunas cosas para su boda el proximo Domingo.”

“Bueno, mija, pero ten mucho cuidado.”

“Si.”

Se despidieron con un beso y nos salimos de la casa.

“¿Nos vamos en tu carro o el mio?” pregunte.

“Mejor en el tuyo, para que me hagas el favor de dejarme con Rebeca y te puedas venir tu.”

Nelly y yo nos subimos a mi carro y nos fuimos derecho a Home Depot, hallamos cloroformo, pero no el bote que queria Nelly, era de medio galon, ese era bueno para mi, pero quiza ella queria algo mas chico, pues solo era para la perrita. Nos pasamos al Wal-Mart y no hallamos hasta que por fin conseguimos en Lowe’s, pero el garrafon que compro era de tres galones.
No sabia para que queria tanto, ni mucho menos sabia que ese cloroformo me ayudaria a hacer la bajeza mas grande que he hecho en mi vida el proximo Domingo a ese dia.
Al terminar de comprar eso y otras cosas que Nelly necesitaba, nos fuimos a cenar a un buffet chino que estaba en el centro.
Nelly y yo hablamos de muchas cosas, tantos temas menos aquello importante que me queria deir, al parecer le encantaba el suspenso.
Cuando hubimos acabado de cenar, tomamos el camino hacia la casa de su amiga Rebeca, pero no estaba ahi, al parecer habia olvidado que Nelly se quedaria con ella porque segun su mama, Rebeca se fue a quedar con una prima. Nelly no se m*****o, camino a casa me comento que al menos habiamos paseado.
Cuando llegamos a casa, ya eran las nueve y media de la noche, la camioneta de Pablo ya estaba ahi, Rosaura llegaria hasta la media noche y Nelly se quedo platicando conmigo en las escaleras de la puerta de la cocina que daba hacia el garage.

Una hora nos aventamos ahi hablando y luego le ofreci leche con pan y acepto.
Nos sentamos en la sala a obscuras, iluminados por la luz del sistema de sonido que tocaba suavemente un CD instrumental de Los Temerarios. Yo queria que me dijera lo que queria oir, y yo creo que ella esperaba que yo le preguntara o no sabia como decirmelo.
De pronto, a eso de las once de la noche, se puso seria.

“Carlos, quiero preguntarte algo.” Me dijo en ingles, ella y yo siempre hablabamos en ingles cuando platicabamos solos.

“Dime.”

“Mami me platico algo de ti que me gustaria saber si es verdad.”

Me asuste. Quiza doña Mague le confeso que me la he estado cojiendo o quiza le dijo que yo espiaba a Rosaura cuando se bañaba.

“Dime, Nelly. Tu sabes que a ti nunca te mentiria.”

Nelly me pregunto si era verdad que nunca habia estado con una mujer por el amor que le tenia a Rosaura. Me confese con ella en cuanto a mis sentimientos. Nelly sabia que estaba enamorado de su hermana, pero hablar con ella siempre me inspiro la confianza suficiente para expresar mis sentimientos. Le describi lo mejor que pude lo que sentia por Rosaura y lo que seria capaz de hacer por ella. Por poco y hasta le cuento lo que hice un año atras al espiarla, pero no podia llegar tan lejos.

Cuando termine, podria jurar que mire sus ojos verdes llorosos y una lagrima rodando en su mejilla. Incluso llegue a pensar que despues que enviudo, Nelly se enamoro de mi, pero nunca dijo nada porque sabia que yo amaba a Rosaura y quiza eso era lo importante que me queria decir.
Nos quedamos en silencio, yo miraba la luz del sistema de sonido, pero podia sentir su mirada clavada en mi. Entonces senti su mano izquierda tomandome de la mejilla y volteando mi rostro hacia ella, y antes que pudiera reaccionar, senti sus labios sobre los mios.

Creo que era verdad, ella me amaba. Seguimos el beso, aunque amaba a Rosaura, disfrutaba el beso de Nelly.
Ella se enderezo y pasando su pierna por sobre mi, quedo montada en mis piernas mientras seguiamos besandonos, yo la tome por la cintura, no queria llegar mas alla si no es lo que ella queria.
Luego pense que quiza seria una trampa, tal vez solo querian probar si en realidad le seria fiel a Rosaura. Quise separarme de Nelly pero sus movimientos me despojaron de mis dudas.
Seguiamos besandonos, pero hizo unos movimientos eroticos, que pronto senti mi verga endurecerse. Ella tambien lo sintio y se acomodo de modo que lo largo de mi verga bajo el pantalon se deslizaba por lo largo de la raja de su panocha que, claro, tambien tenia cubierta con su ropa.

Los movimientos que ella hacia sobre mi me dieron la idea de lo que queria, asi que, poniendo mis manos en sus nalgas, me levante del sillon. Ella envolvio sus piernas en mi cintura, seguiamos besandonos y asi me la lleve a mi cuarto.
Si para mi fue una sorpresa inesperada cojerme a doña Mague, lo que estaba a punto de hacer era el epitome. Algo que ni siquiera me cruzo por la mente que algun dia pasaria.

Suavemente la acoste sobre mi cama recostandome sobre ella, sus piernas nunca me soltaron. La besaba, me pasaba a su cuello y volvia a sus labios.

Nelly agarro el borde de mi camisa y la saco del pantalon, sin dejar de besarme desabotono la camisa. Yo no soy persona que haga ejercicio, pero en ese tiempo mi trabajo requeria que hiciera mucho esfuerzo fisico, no tenia un abdomen de six-pack, nunca lo he tenido, pero si lo tenia plano, lo que si tenia eran los pectorales resaltados y los biceps gruesos por tanto metal pesado que tenia que cargar y levantar.

Nelly comenzo a besarme el pecho, sus piernas al fin habian liberado mi cintura. Volvimos a besarnos y ella cruzando sus brazos agarro su camiseta de abajo y la jalo hacia arriba revelando su torso semidesnudo. Lo unico que la cubria era un sport bra de color blanco. Ahora era mi turno para besarla en otro lugar que no fuera su boca. Besaba sus hombros mientras bajaba los tirantes del sport bra por sus brazos. Me di cuenta que era mas sencillo sacarle el sport bra como si fuera una camiseta y asi lo hice. El bra se atoro en sus tetas, pero cuando jale con un poco mas de fuerza, las tetas saltaron al sentirse libres del bra. Si hubiera alguien grabando con una camara de video y repetia la escena en camara lenta, claramente se podria ver como sus tetitas saltaban para todos lados al ser libres de su prision de tela.
Que hermosas tetas. Blancas como el resto de su cuerpo, unas cuantas pecas en su pecho, no muchas.

Las tetas eran como unos pequeños mangos, aun mas chicas que las de Rosaura, pezones café obscuro. Aunque las tetas de Nelly son mas pequeñas que las de Rosaura, los pezones si los tiene mas grandes.
No pude resistir mas y tuve que aprisionar un pezon con mis labios.

“Ahhh.” Gimio ella.

“Mmmmmm.”

Con mi mano derecha le agarre la otra teta. No lo podia creer. La tenia bien firme y bien dura. No quiero mentir, pero sentia un sabor dulce en mi boca, podria decir que miel, pero no creo que Nelly se hubiese untado miel antes de vestirse o quiza era la crema para el cuerpo. Eso era lo de menos, yo chupaba el pezon y de vez en cuando me metia toda la teta a la boca, me cabia perfectamente, me sabian a gloria.

Aunque no queria dejar de chuparle las tetas, tuve que hacerlo, baje besando su abdomen hasta la orilla de su pantalon, su piel estaba tibia.
Mire a Nelly a los ojos y ella asintio con la cabeza, desabroche su pantalon y de la orilla lo fui jalando hacia abajo batallando un poco en sus caderas. Lo que a Nelly le falta en tetas, le sobra en caderas, chamorros y sobre todo en nalgas.

Cuando por fin pude conquistar las caderas, preste atencion a los calzones que llevaba puestos. Blancos, de esos estilo cacheteros de tela de encaje.
Caray, esas tres mujeres, Rosaura, doña Mague y Nelly tenian la panocha exactamente como me gustan, peludas y bien tupidas. Podia ver el monton negro, negro, negro por debajo de la tela blanca. Le quite el pantalon revelando tambien ese hermoso par de piernas blancas. No eran gordas, pero si llenas de carne, torneadas, muy bien formadas y suaves, chamorros muy apetecibles. Cualquiera diria que el cuerpo de Nelly era mejor que el de Rosaura, pero mi amor por Rosaura me hacia ver lo opuesto.
Le quite los calzones revelando con mas claridad una panocha aun mas peluda que la de doña Mague, y hasta la de Rosaura. Solo roce con la llema de mis dedos y vi como Nelly se estremecio completamente.
Esta era una mujer pura, como lo era Rosaura, pero algo debia estarla motivando para hacer lo que estaba haciendo conmigo, quiza era su amor por mi.

La empece a besar comenzando desde los dedos de los pies, segui por las pantorrillas, muslos, pase a las caderas y finalmente me fije en la panocha. Me meti a la boca un monton de los vellos y los ensalive. Entonces con mi lengua, escarbe entre todos los vellos hasta sentir la piel, pase mi lengua por toda la raja de su panocha hasta llegar al clitoris. Con la pura lengua, sin usar las manos.

“Ah, ahhh, oh Dios, ahhh.”

“¿Te gusta lo que te estoy haciendo?”

“Me encanta, Carlos. Sigue.”

Ahora sin inhibiciones, sin dudas, hice mi mejor esfuerzo para dejarla satisfecha y si fuera posible, hasta amada. Nelly se lo merecia.
Con los dedos de mis manos separaba sus labios y con mi lengua penetraba su panocha como si fuera una mini verguita. El interior rosa de su panocha ya estaba bien lubricado por sus propios jugos. Nelly me agarro de la cabeza y levantaba sus caderas como ofreciendome su panocha para que hiciera con ella lo que yo quisiera.
Segui mamandole la panocha mientras le jalaba un montoncito de sus vellos hasta que senti que algo me mojaba la cara al tiempo que Nelly me clavo las uñas en la cabeza, veran, Nelly es muy femenina y las uñas largas formaban parte de su anatomia exterior. Nelly habia tenido un orgasmo y el chorro que me mojo la cara eran sus jugos que expulso con fuerza desde su interior.
Con sonrisa timida y rostro avergonzado tomo mi cara entre sus manos.

“Perdoname, Carlos, no quise hacerlo, olvide esa parte, no quiero que te enojes.”

“¿Enojarme? ¿Como crees? Es mas, me encanto lo que me hiciste. No sabia que las mujeres tenian la capacidad de hacer eso.”

Por supuesto que lo sabia. Su mama lo hacia cada vez que me la cojia, y sin duda Rosaura tambien tendria esa capacidad en cuanto comenzaramos nuestra vida sexual.

Nelly, con mi rostro entre sus manos comenzo a quitarme sus jugos de la cara con su lengua y sus labios. Y disfrutaba ese tipo de caricias, cuando me hubo dejado limpia la cara, con ojos timidos y sin dejar de verme, me desabrocho el cinto y el pantalon al mismo tiempo que me besaba.

Cuando me saco la verga, me enderece y me puse de rodillas sobre la cama.

“¿Me dejas ahora darte placer a ti como tu me lo diste a mi?”

“Por supuesto. Puedes hacer lo que quieras, Nelly y sin pedirme permiso. Esta noche soy todo tuyo.”

Sin dejar de verme y aun con cara avergonzada, pego sus labios a la punta de mi verga como dandole ligeros besos, pero poco a poco abriendo la boca para meterse la cabeza. El simple conctacto de sus labios me llevo a dimensiones inimaginables. No era que ella fuera una experta mamando vergas, en realidad lo hacia con torpeza, pero la sola idea de saber que era Nelly me excitaba aun mas. Estoy segura que cualquiera con solo verla desnuda se chorrearia sin siquiera tocarse. Nelly es el tipo de mujer al que yo nunca aspiraria porque se que nunca la tendria, pero aqui la tenia, agachada frente a mi mamandome la verga. Solo podria imaginarme como seria con Rosaura cuando sucediera.
En lo que pensaba en eso, no me di cuenta que Nelly ya tenia toda la verga dentro de su boca. Y en efecto, en menos de tres minutos, mi cuerpo se estremecio y se preparaba para eyacular. Se la saque de la boca a Nelly, no queria correrme en su boca, para mi ella era muy pura para eso, pero me ofrecio sus tetas y sin mas ni mas, expulse toda la euforia que traia sobre sus tetas, abdomen y algunos chorros alcanzaron su menton.

Me dedico una sonrisa y lentamente se volteo quedando acostada boca abajo dandome la espalda. Mire su blanca espalda que terminaba en unas hermosas nalgas blancas, enormes y bien levantadas.

Pense que seria todo, quiza no dejaria que me la cojiera. Tal vez su plan seria solamente hacerme tener un orgasmo, tener el suyo e irse. Pero yo queria mas, era imposible dejar ir a ese monumento de mujer.

En esa posicion me recoste encima de ella y empece a besar y a lamer su espalda. Toda la espalda se arqueaba al sentir las caricias de mis besos hasta que baje a sus nalgas. Bien duras que las tenia y firmes, pero a la vez, suaves al toque. En varias ocasiones recoste mi rostro en sus nalgas como si fuera almohada de modo que quedamos cachete con cachete, obvio ella estaba mas cachetona que yo.
Besaba todas sus nalgas, que al igual que sus pezones, tenian un sabor muy dulce y tenian un olor muy rico a cierto tipo de flores. Quiza ella acostumbraba embarrarse con crema aperfumada todo el cuerpo antes de dormirse o despues de bañarse. No se, pero lo que si se es que todo su cuerpo era una delicia en sabor y olor, y muy suave al toque.

Aprete sus nalgas juntas como si quisiera hacer una sola y le pase la lengua por toda la raya desde abajo hasta llegar a su huesito de la columna. Nelly solo solto un gemido suave como si todo su cuerpo fuese sensible a cualquier tipo de toque.
Cuando solte sus nalgas, se abrieron mas de lo que regularmente las tiene y se volvieron a cerrar a su lugar de costumbre. Pero por un segundo pude ver ese punto intimo, de la misma forma en que se lo vi a Rosaura. Abri las nalgas de Nelly lo mas que pude y ahi estaba, alli tenia frente a mi ese culo rosado.
Si, Nelly no lo tenia negro como Rosaura o siquiera café como doña Mague, el culo de Nelly era rosa e invitante. Sin previo aviso, le pase la lengua por el culo y vi como ella lo apreto. Lo hice otra vez y otra vez y otra vez. No me quedaba duda, la estaba volviendo loca. Nelly echo su mano derecha hacia atras, me tomo de la cabeza y me la empujo contra sus nalgotas como si quisiera meterme por el culo.
Ese botoncito rosa se fue abriendo poco a poco dando acceso libre a mi lengua, de pronto, con un movimiento brusco, Nelly se dio la vuelta otra vez quedando boca arriba y los pelos de su panocha quedaron frente a mi. Le di otra mamada de panocha hasta que la hice venirse de nuevo.

Vi que con sus dedos se quitaba los residuos de esperma que eche sobre sus tetitas y usando el borde de la colcha de la cama la limpie completamente. Le chupe las tetas otro ratito, eso la enloquecia y se movia como gusanito.
Deje sus tetas descansar y me pase a su boca, encima de ella nos besabamos apasionadamente.
Mi verga y su panocha parecian que tenian iman. Cuando estaba a punto de penetrarla, me detuve, en silencio miraba sus ojos como esperando su aprobacion. Ella parecio comprender y suavemente asintio con su cabeza.

La empece a penetrar lentamente. Se sentia exquisito. Estaba muy apretada, el calor que se sentia por dentro era intenso. Bombie lentamente al principio, luego acelere el ritmo. Seguia besandola y cuando pasaba a su cuello y unas chupaditas de tetas, podia oirla gemir.

“Oh, oh, oh, oh.”

“¿Te gusta?”

“Si, Carlos, sigue. Hazme tuya. Oh, oh, oh.”

Algunos cinco minutos en esta posicion y ambos explotamos. Nelly siempre ha sido una total mujer muy femenina, y una de sus caracteristicas son sus uñas largas. Esta noche, mientras se vino conmigo adentro senti como me clavo sus uñas en ambos hombros, tres cortadas me hizo en cada hombro, hasta la fecha tengo la cicatriz de una de las seis cortadas en mi hombro derecho.
No me di tiempo para sacarle la verga y le llene la panocha de mi leche, la mire, pero parecio no importarle. Sus ojos verdes tenian un brillo que nunca habia visto y no podria explicar. Me tumbe sobre ella. Ambos estabamos sin aliento. Mi verga seguia adento de su panocha, seguia dura.
Yo queria mas, pero necesitaba recobrar mi aliento, por alguna razon Nelly absorbia mucha de mi energia.

“¿Te gustaria que nos bañaramos?” le pregunte en un susurro.

“Si, claro. Eso seria padrisimo.” Me respondio.

Nos dirigimos al baño en donde ya mas de cincuenta veces me habia cojido a su mama, pero eso era lo de menos ahora. Nelly y yo nos besabamos bajo el golpe del agua, acariciaba todo su cuerpo. Entonces me atrevi a levantarle su pierna derecha y por ser mas bajita tuve que agacharme un poco para que mi verga pudiera entrar en su panocha. Y con su espalda recargada en la pared, frente a mi con su pierna derecha hasta arriba para darme acceso mas facil, nos aventamos otra sesion asi.

Cuando sentimos que se iba a caer por el agua que hacia resbalosa la tina, decidimos cambiar de posicion. Se volteo dandome las nalgas, arqueo su espalda un poco y por detras se la meti. No estaba empinada, estaba parada con la espalda un poco arqueada.
Yo empujaba hacia adelante mientras ella empujaba hacia atras chocando nuestros cuerpos en cada embestida. Sus nalgas no se hacian gelatina como las de su mama. Nelly las tenia bien firmes, duras y ahora que estabamos de pie pude ver que hasta levantadas las tenia.
Me la coji en muchas formas hasta que el agua caliente empezo a entibiar y por consiguiente a enfriar.
Mientras se lavaba su pelo con shampoo yo enjabone su cuerpo entero y luego viceversa, y antes que se acabara el agua caliente, unidos en un abrazo y besos y caricias nos enjuagamos bajo la regadera.
Al acabar la seque con una toalla y le unte en todo el cuerpo aceite de bebe que yo uso para el cabello (lo recomiendo, es bueno pero no usen mucho), y cargandola en mis brazos la lleve a la cama.

El reloj marcaban las 2:43 de la mañana.

“¿Quieres hacerlo una vez mas antes de dormir?” me pregunto ella.

Le respondi que si y rapidamente se puso en cuatro, yo me hinque tras ella y le deje caer un salivazo en el culo, cuando le iba a meter mi verga me detuvo.

“No Carlos, por ahi no.”

“Pense que te gustaria hacerlo por ahi.”

“Pues si me gusta hacerlo por ahi, siempre que lo hacia con Victor (su difunto marido) lo haciamos por ahi, pero desde que murio, me prometi a mi misma que ese nunca se lo daria a nadie que no fuera mi esposo.
Perdoname, no quiero decepsionarte.”


“No, no te preocupes, mi amor. Yo entiendo. Eso quiere decir que lo has estado haciendo con otros, pero a nadie le has dado tu ano porque ninguno es tu esposo.”

“No, nunca dije eso. Desde que Victor murio no he estado con nadie mas, tu eres el segundo hombre de mi vida.”

Y en esa posicion se la meti por la panocha, cojiendomela de perrito. Me exito mucho saber que yo era la segunda persona con la que ella tenia relaciones, me dio tristeza que hubiera perdido a Victor, el era un buen tipo y hacia muy feliz a Nelly.

No. No me di cuenta que le dije “mi amor” hasta que ya lo habia dicho. Solo esperaba que ella no se hubiera dado cuenta, pero al parecer si, porque desde ese momento cuando se referia a mi, me llamaba “mi amor.”

La emocion de estarmela cojiendo asi me llevo a dimensiones desconocidas. Nelly se enderezo, no se saco mi verga pero recargo su espalda contra mi pecho. La cojida se volvio un poco complicada, pero luego nos acoplamos. Ella torcia su cabeza para mirarme y besarme, mientras yo con mi mano izquierda le acariciaba su panocha y jugaba con el clitoris, y con mi mano derecha apretujaba sus pequeñas tetas. Nelly echo sus manos por encima de su cabeza para agarrarme la cabeza.
En esta posicion como por algunos quince minutos, llegamos los dos al climax. Le volvi a llenar la panocha con mas de mi semen. Ella se dejo caer sobre sus manos quedando en cuatro otra vez. Mi verga seguia clavada en su panocha, mire que su cuerpo temblaba. Se dejo caer de lado liberando mi verga y en posicion de feto vi como su cuerpo se convulsionaba.
Por un momento me asuste, pero luego vi una sonrisa en sus labios, aunque seguia temblando.
Despues de un rato, al fin se pudo controlar y se estuvo en paz. Se avento sobre mi lanzandome de espaldas y caimos ambos acostados y nos metimos debajo de las sabanas.

“Gracias, mi amor, gracias, muchas gracias.” Me decia.

“¿Que fue lo que te paso?” pregunte.

“Algo que nunca me habia pasado.”

“Dime.”

“Tuve un multiorgasmo.”

“Ah caray. ¿Yo te provoque eso? ¿Y cuantos tuviste?”

“Conte ocho, pero se que fueron mas, perdi la cuenta por la exitacion.”

Nelly estaba acostada sobre mi. Sus tetas se sentian bien ricas sobre mi pecho, su pierna izquierda estaba en medio de las mias y en mi muslo izquierdo podia sentir los pelos de su panocha y la humedad que aun escurria. Con mi mano podia libremente acariciar sus nalgas.

“Mi amor, ¿en verdad amas tanto a Rosaura?”

No supe contestar, por supuesto que amaba a Rosaura, pero no estaba bien que se lo dijera despues de que acabamos de hacer el amor, si, quiza aqui escribi varias veces que me la coji, pero en realidad, esa noche para mi, fue hacerle el amor a Nelly.

“Solo quiero saberlo.” Insistio.

“Si, amo a tu hermana con toda mi alma.”

“Tengo algo muy importante que decirte.”

Pense que lo importante que queria decirme era que queria hacer el amor conmigo y que se habia enamorado de mi.

“Cuando mami me dijo que quiza te estabas reservando para Rosaura y que te estabas sacrificando por esperarla a ella, me parecio injusto.”

“¿Porque Nelly? ¿Acaso no me quieres para tu hermana?”

“Claro que si. Estoy segura que si Rosaura te aceptara, seria la mujer mas feliz del mundo, asi como me has hecho ahorita. No tengo dudas de eso. Eres trabajador, responsable, fiel…”

“¿Entonces?”

“Carlos…” Su pausa se hizo larga, desesperante y agonizante para mi. “Carlos, Rosaura tiene novio desde hace un año y ya estan planeando casarse el año que entra.”

No dije nada, no quise mostrarle como me afecto lo que me dijo, pero ella me conocia muy bien, no necesitaba decirle nada para que supiera como me sentia.

“¿Desde cuando lo sabes, Nelly?”

“Hace un mes. Rosaura no nos queria decir nada porque sabe que nosotras te queremos y te lo hubieramos dicho, quiza ella no te quiere hacer sufrir. Creo que Rosaura tambien te quiere, pero no de la forma en que tu quisieras y por eso ella no te quiere hacer sufrir. Pero en seis meses se casa, por eso tenia que decirtelo.”

“Pero todos los dias que le hablaba, nunca me dijo nada. Me dejo hacer el papel de tonto delante de ella.”

“No lo tomes asi.”

Me quede en silencio, para mi eso era mucho para ingerir en un solo momento.

“Nelly. ¿porque hiciste conmigo el amor esta noche?”

“Porque mi mama dijo que seguramente llevas mucho tiempo aguantandote tus necesidades de hombre y no me parecio justo ya que Rosaura planea casarse, pues, siento decirte que nunca sera tuya y por eso yo me entregue a ti, para de alguna forma compensar todo el tiempo que has perdido esperando una oportunidad con ella.”

Lo que me dijo me dolio, pero conocia a Nelly perfectamente y entendi claramente sus intenciones.

“Carlos, ¿estas enojado conmigo porque te hice el amor?”

“No, mi amor. ¿Como crees? Esto fue lo maximo. De hecho si te soy sincero, Nelly, despues de lo que ha sucedido, si hubiera sabido que Rosaura nunca me corresponderia, hubiera preferido mil veces haberme enamorado de ti en lugar de perder tantos años con la esperanza de que Rosaura me correspondiera. Eres lo maximo.”

“Gracias, mi amor.” Me dijo, me dio un beso y recosto su cabeza en mi hombro para dormir.

A la mañana siguiente me desperte pero Nelly no estaba ahi conmigo, pense que se habria ido para su casa. Me duche de prisa porque se me hacia tarde para el trabajo. Cuando Sali del cuarto, oi ruidos en la cocina.
Era Nelly que me habia preparado un lonche para el trabajo. Se veia tan hermosa, no tenia nada de ropa excepto mi camisa que me habia quitado en la noche. Como si fueramos una pareja de esposos me despidio con un beso intenso y prolongado.

Al salir para subirme a mi carro…

“Mijo, buenos dias.” Saludo doña Mague. Yo esperaba que no supiera que Nelly habia pasado la noche conmigo. “Pablo manda preguntar si Nelly no mando el cloroformo contigo.”

“Ah si. Esta en el piso del asiento trasero del carro. Lo que pasa es que ayer llegue muy noche y ya no quise ir a m*****ar.”

Abri el carro y al mirar el bote recorde lo que Nelly me habia dicho en la noche. Rosaura hacia un año que tenia novio, y en seis meses mas se casaria.

Un pensamientos muy malo inundo mi alma, que si estuviera en las peliculas de Star Wars (La Guerra de las Galaxias), diria que en ese preciso momento me estaba convirtiendo al lado obscuro de la fuerza, y solo por mirar al bote de cloroformo…


Story URL: http://xhamster.com/user/Irakundomania/posts/157826.html