This is a print version of story TRES EN LA MIRA (La bebe de la casa) by Irakundomania from xHamster.com

TRES EN LA MIRA (La bebe de la casa)

TRES EN LA MIRA (La bebe de la casa)



Fue hace casi cinco años que comenzo esta aventura.
Soy mexicano, pero me crie en los Estados Unidos y desde hacia mucho tiempo tenia de vecinos a una familia que eran muy buenas gentes conmigo.
La familia estaba conformada por la madre, de algunos 75 años, que parecia mucho mas joven que su actual edad, viuda y muy bien cuidada. El hijo mayor, Pablo de 29 años que vivia ahi con su esposa e hijos. Y las dos hijas que en ese entonces contaban con 28 años. Eran cuatas.

Yo me habia enamorado perdidamente de Rosaura, las mas chica de las cuatas, pero por chismes que le dijeron, ella no aceptaba darme una oportunidad para mostrarle lo contrario. Siempre la respete, nunca tuve pensamientos sucios hacia ella, aunque debo admitir que tenia un cuerpo deseable. Solo que por la forma en que las crio su mama, ellas eran muy reservadas en su forma de vestir.

Hasta que un dia que estaba yo de visita, me sente en un sillon de la sala, platicando con doña Mague, la mama, y ese sillon daba justo al frente de la puerta del cuarto de Rosaura.
Ella no sabia que yo estaba ahi y se estaba alistando para irse a trabajar, es farmaceutica.

Una de sus sobrinas, hija de su hermano Pablo, paso corriendo al lado mio y se dirigio al cuarto de Rosaura, y sin tocar empujo la puerta para abrirla. Y ahi la mire parada frente al espejo. Pero solo estaba en ropa interior. Ella se dio vuelta hacia la puerta para atender a su sobrina que solo tenia algunos cinco añitos, pero no me miro.
Como dos minutos estuvo la puerta abierta y yo la miraba detalladamente, despistando con doña Mague hasta que Rosaura cerro la puerta.
No se dio cuenta que yo la vi porque esa puerta estaba al final de un pasillo que casi mide como 50 pies. La casa es grande.

Vestia calzones y brasier blanco, aun no se ponia el uniforme. Ella es morena, bajita, pero me di cuenta que su piel morena solo estaba quemada por el sol, porque sus piernas, abdomen, espalda y pecho eran de piel blanca.

Nunca la habia visto de otra manera que no fuera el de la mujer que amaba, pero a partir de ese momento, comence a verla tambien con lujuria.

Me fui a mi casa antes que ella se fuera, porque tenia la verga tan dura que pudiera romper el pantalon.
Estando en mi cuarto comence a pensar como podria hacerle para verla sin ropa. La amaba, pero la lujuria y el deseo me quemaban, y ella no me correspondia. Tenia que pensar en algo, y tenia que ser rapido.
Desde mi cuarto, por la ventana veia hacia la casa de ella, miraba hacia su ventana que estaba cubierta por una cortina muy gruesa, mire hasta que mi vista encontro un cuadro pequeño en la pared de la casa. Era una ventana. La ventana del baño de la casa.
Y mi cabeza comenzo a ingeniar ideas.


Una semana mas tarde lo tenia ya planeado, Rosaura siempre llegaba a las doce de la media noche de su trabajo, doña Mague, la mama, siempre la esperaba despierta para acompañarla a cenar, mientras Nelly, la hermana mayor, ya llevaba por lo menos tres horas durmiendo.
Cuando vi el carro de Rosaura llegar, me apresure, vestido de negro a brincar la cerca hacia su casa sin que nadie me viera u oyera. Ya conocia su rutina porque en muchas ocasiones las acompañe a cenar.

Rosaura siempre llegaba, tomaba su cena y luego mientras su mama se iba a dormir, ella se metia a bañar. Esa seria mi oportunidad.

Asi que mientras ella cenaba yo me apresure a poner un monton de cajas, una sobre otra, de modo que quedaban como escalones bajo la ventana del baño, por fuera. La ventana estaba muy alta. Me llevo tiempo acomodarlas porque las cajas eran de madera pesada, y tenia que colocarlas sin hacer ni el mas minimo ruido para que no me descubrieran los de la casa y obvio, cuidandome de la policia que rondaba por las noches, ya que en este pais, lo que estaba a punto de hacer, es considerado ilegal.

Las cajas ya estaban acomodadas y me sente en el escalon de abajo, mirando hacia la ventana y entonces sucedio…

La luz del baño se encendio, yo sabia que era ella.

Antes de seguir el relato debo decirles que clase de muchachas son ellas. Cuando doña Mague enviudo, las cuatas eran muy niñas, lo cual hizo que doña Mague se hiciera muy estricta con ellas, las queria mucho, y era muy buena con ellas, pero muy estricta. Eso causo que las hermanas crecieran como buenas muchachas decentes.
Rosaura tenia 28 años y nunca habia tenido novio, aun era virgen, y por su forma de ser es que yo la adoraba, ademas de ser muy hermosa. Nunca vestia provocativa y siempre se daba a respetar con todo el mundo, fueran hombres o mujeres. Nelly habia perdido su virginidad dos años antes, se habia casado con un buen hombre, pero tristemente se le murio el esposo un año despues de casados y se regreso a vivir con su familia, desde entonces no volvio a salir con nadie mas.

Volviendo a la historia, cuando mire la luz del baño encendida, me levante y poniendo los pies en el primer escalon, me detuve. Me estaba arrepintiendo. Si la amaba como la amaba, ¿porque le estaba haciendo eso yo a ella?

Iba a desarmar los escalones de cajas que hice, pero la imagen de Rosaura en calzones regreso a mi mente, y lejos de desarmar los escalones, comence a subirlos dejando los zapatos a un lado para no hacer ruido al pisar. Estaba bañado en sudor por el nerviosismo, la exitacion y expectacion.

Cuando estuve frente a la ventana, no vi nada. La luz estaba prendida, la puerta cerrada, pero lo unico que vi fue la taza del baño que quedaba justo enfrente de la ventana, pero la ventana estaba arriba, como a un pie del techo. Era pequeña, como un pie de largo por un pie de alto. Era imposible que ella me viera.

Incline mi cabeza un poco a la izquierda, y alli estaba, frente al espejo del lavabo. Se estaba soltando el pelo, quitandose los pupilentes y no se que otras cosas mas, pero seguia vestida.
Se veia tan hermosa con su cabello suelto, pocas veces la habia visto asi, siempre andaba con el pelo recogido.

De pronto camino y se paro frente a frente de la ventana, pense que me habria visto u oido, pero luego me di cuenta que no me vio, su mirada veia hacia abajo y yo en la ventana estaba mas arriba.

Para mi deleite, se levanto la camisa por encima de sus pechos para poder desabrocharse el pantalon, se lo bajo revelando un calzon con rayas de colores horizontales, claro que no combinaba con su brasier que era color azul celeste. Pero mi mayor sorpresa fue cuando empezo a bajarse los calzones tambien.

Sentia que me iba a desmayar. Por primera vez pude verle la panocha y lo que es mas, la tenia como me encanta, bien peluda, prueba de que nunca se habia pasado el rastrillo por ahi como hacen muchas.
Claro que no le hago el feo a una panocha razurada, pero a mi en lo personal me gustan al natural. Saber que es una mujer y no una niña.

Se sento y espero. Mis ojos estaban clavados ahi en medio de las piernas, gracias a que el foco estaba en muy buena posicion, todo podria verse con claridad y buena iluminacion.
Mientras esperaba mirando hacia la panocha, vi como un fino hilo de orines comenzaba a salir, despues el chorro fue haciendose mas grande hasta que orinaba con fuerza, una vez que termino, continuo sentada.
De pronto vi que algo mas salia, pero eso era por la parte de atras. Por reglas de xhamster no puedo hablarles de eso, solo que lo disfrute. La vi en uno de sus momentos mas intimos y personales.

Pero una vez que termino de hacer sus necesidades pense que se levantaria, pero ahi siguio sentada por unos momentos mas, con sus piernas abiertas como ofreciendome su panocha a mi, mientras se reventaba algunas pequeñas espinillas que tenia sobre su abdomen y pecho.

Alli estaba, era una verdadera mujer, usualmente cuando veo a las mujeres con panochas razuradas pienso en ellas como si fueran niñas. No, a mi no me gusta eso. Cuando veo una panocha, quiero ver y saber que es una mujer. Y frente a mi, tenia a una verdadera mujer en todo el sentido de la palabra.

Pense que Rosaura ya se iba a levantar, pero el siguiente movimientos que hizo me sorprendio. Llevo su mano derecha a su panocha, pense que se iba a dedear, nunca lo imagine de ella. Ella no es el tipo de mujer que se anduviera tocando para darse placer a si misma. Pero no, despues mire que lo que hacia era buscar el hilo del tampon que llevaba puesto.

Si, estaba en sus dias.

De pronto comenzo a sacarlo y por un momento senti el deseo de ser ese tampon. Lo envolvio en un pedazo de papel de baño y luego lo metio en la bolsita del tampon nuevo que se pondria, y lo puso sobre el lavabo.
Se levanto con la piernas aun abiertas, pero doblada por la cintura hacia adelante. Tomo otro pedazo de papel para limpiarse los residuos de sangre que quedaban sobre la panocha. Y luego otro pedazo mas para limpiarse su colita.

De pronto se volteo para jalar la palanca. Al voltearse, me dio las nalgas.
Eran redondas, se veian firmes y duras, apetecibles y hasta podria decir que esponjosas.
Las mejores nalgas que habia visto hasta entonces, las mejores que he visto hasta hoy, cinco años despues.

Asi como estaba, se empino para desatarse los tennis. Tantas ganas tenia de tomarla asi por detras, pero sabia que era imposible. Al agacharse con las piernas abiertas, hizo que las nalgas se le partieran a mas no poder. Pude con claridad ver aquel glorioso hollito que nunca nadie jamas habia visto, excepto su mama, cuando le cambiaba los pañales, y que nunca hubiera podido imaginarme que algunos meses despues yo mismo me comeria.

Ahi lo tenia yo, abierto para deleite de mis ojos, ya lo tenia limpio pues se habia pasado el papel.
Cuando hubo acabado de quitarse los tennis y calcetas, solo levanto las piernas y el pantalon con los calzones quedaron en el suelo, Rosaura solo los pateo hacia un lado. Prosiguio a quitarse la blusa del uniforme, arqueo la espalda un tanto provocativa mientras se sacaba la blusa, para mi mala suerte, me estaba dando la espalda, pero me conformaba con verle ese par de cachetes deliciosos. Entonces echo sus brazos para atras y desato el brasier, se lo quito y lo avento al monton de ropa sucia que yacia en el suelo.
Abrio la cortina de la tina en la regadera y se agacho a las llaves para abrir el agua. Mientras regulaba el agua a la temperatura que ella deseaba, estaba dandome su perfil izquierdo, agachada. Le cogaban sus pequeños senos, tambien redonditos.

Se levanto y volteo de frente a mi. Mire esas tetitas que parecian del tamaño de dos manguitos regordetes, maduritos. Sus pezones, que no se si era por el frio o estaba exitada, pero se veian parados, muy duritos, magnificos con su color cafesitos claros.

Caray, en verdad que necesite mucha fuerza de voluntad para no hablarle y decirle que ahi estaba yo y que la amaba con toda mi alma y que deseaba hacerla mi mujer justo en ese momento.

Me saque la verga que ya la tenia bien dura y me la empece a jalar ahi mismo, me concentraba en su cuerpo mientras me la jalaba sin jadear para no ser descubierto.
Pero luego su mirada me helo, me estaba viendo directamente a los ojos, o al menos eso yo pensaba. Debo agregar que esa ventanita tiene un mosquitero fijo y la ventana se abre hacia fuera con una palanquita desde adentro, la cual estaba ya bien oxidada pues nunca se usaba.
Yo afuera en la obscuridad, ella adentro en la luz, era imposible que me viera, ademas estaba de mi parte el hecho que los pupilentes que se quito antes de desnudarse eran en realidad lentes de contacto. O sea, los necesitaba para poder ver bien.

Pero su mirada estaba fija en mi, casi por un minuto, no se que estaba haciendo, pero de pronto se volteo, se metio a la tina donde caia el agua de la regadera y cerro la cortina tras de si.
La cortina era gruesa, asi que por algunos quince minutos no pude verla mientras se bañaba, pero yo deseaba ver su cuerpo todo enjabonado.

Me quede con las ganas…

Cuando salio, parecia una diosa que brillaba, su cuerpo escurria agua, ninguna de sus formas escapaban a mis ojos, pero me retire de la ventana un poco hacia atras. Su mirada de antes me tenia nervioso.

Su cuerpo brillaba por la luz de foco. Tomo una toalla y comenzo a secarse el pelo y luego lo envolvio en la toalla en esa forma que tienen las mujeres de envolverse el cabello.
Luego tomo otra toalla de manos, obvio mas chica, pero la uso para secarse la panocha. Mire antes que lo hiciera que habia gotas que brillaban escurriendo entre los vellos pubicos de esa hermosa mujer. Cuando hubo acabado de secarse la panocha, puso la toalla a un lado y tomo el tampon nuevo que habia sacado de la bolsita para guardar el usado y tirarlo.
Levanto su pie derecho y lo apoyo sobre el asiento de la taza del baño y con los dedos indice y medio de su mano izquierda se abrio los labios de la panocha y con su mano izquierda se inserto el tampon dentro de la vagina.
Bajo su pie y quedo parada frente a mi, con la cabeza agachada quitandose los hilitos de la toalla que quedaron enroscados entre sus vellos, cuando termino pude ver claramente el hilo del tampon que colgaba de su panocha entre sus piernas.


Luego, aun empapada de agua se paro frente al espejo y empezo a jugar con sus tetas. Bueno, en realidad no. Como ella trabajo en el mundo de la medicina, sabe perfectamente la importancia del autochequeo.
Yo la miraba como se apretaba los senos, los masajeaba en movimientos circulares hasta llegar a los pezones. Les daba ligeros pellizcos haciendolos mas duros y si no me equivoco, mas obscuros.

Cuando termino de hacer su autoexamen, tomo aun otra toalla mas grande y envolvio su cuerpo en ella. Eso realmente me entristecio, pero ya habia disparado todo mi semen contra la pared. Era la primera vez que yo me masturbaba.
Si soy honesto, nunca antes habia sentido el deseo o la necesidad de masturbarme. Rosaura fue la primer mujer de quien yo me enamore y siempre la vi con ojos limpios. Pero el demonio de la lujuria y el deseo me gano. Si nunca hubiera visto a Rosaura semidesnuda hacia una semana atras, nunca hubiera pasado lo que pasaba esa noche.

Cuando Rosaura termino de untarse la crema que usaba para su cara, comenzo a frotarse el cuerpo, seria para secarse con la misma toalla que tenia envuelta. Luego la dejo caer a sus pies revelando nuevamente su hermosa figura. Tomo calzones limpios de sobre una canasta que estaba ahi. Se los puso y al jalarlos hacia arriba, vi claramente como los vellos salian por los lados, ella tuvo que usar los dedos para estirar el triangulo del calzon y ponerlo en su lugar. Luego se puso el brasier que en esta occasion, si combinaba con los calzones. Eran blancos, como de encaje que casi dejaba ver como se transparentaban. Podia ver la mancha negra que formaba sus vellos pubicos.

Cuando se estaba poniendo el pantalon de sus pajamas, yo baje los escalones a paso rapido sin hacer ruido.

Pense que ella saldria a ver que es lo que habia mirado en la ventana. Desarme los escalones y brinque la cerca hacia mi casa. Me metia a mi cuarto y en la obscuridad pude ver que la luz del baño se habia apagado, pero la luz de su cuarto estaba prendida. No podia ver para adentro porque la cortina era gruesa, apenas si podia verse la luz a traves de la cortina.

Y luego se apago…


Hice lo mismo noche tras noche por poco mas de un mes, pero deje de hacerlo porque fui descubierto en la ultima noche.
La ultima noche no me di cuenta y le di una patada a la pared, Rosaura oyo el ruido y antes de desvestirse se salio del baño. No tenia yo el tiempo de desarmar los escalones y brinque la cerca y llegue corriendo a mi cuarto obscuro.
Mire a Rosaura con doña Mague, cada una con una linterna. Rosaura iluminaba los escalones y doña Mague iluminaba las manchas en la pared. Como esa pared daba a espaldas de la casa, nunca antes habian visto la obra de arte que habia dejado yo pintada con mi semen.
Rosaura no se dio cuenta de las manchas, pero sabia perfectamente que alguien la habia estado espiando y enojada se fuente al frente de la casa. No se si sospechaba de mi o no, pero estoy seguro que doña Mague si lo supo. Con su linterna apunto a la ventana de mi cuarto. Estaba obscuro, pero yo podia ver la luz iluminar mi cuarto a traves de la cortina.

A la mañana siguiente…



Story URL: http://xhamster.com/user/Irakundomania/posts/157588.html