This is a print version of story Colín pelado by alex29mad from xHamster.com

Colín pelado

Eran las 9 de la noche y la piscina estaba casi vacía. Teo había estado nadando un buen rato y decidió salir para ducharse y vestirse. Al día siguiente haría más ejercicio, pero en ese momento tenía que relajarse en las duchas. Se haría un buen pajote pensando en los hombres que había visto esa tarde nadando.
Al llegar a las duchas observó que sólo quedaba un chaval con pinta de adolescente duchándose. Estaba de espaldas a la apertura de las duchas, por lo que Teo podía contemplar todo el esplendor de su espalda, sus nalgas redondeadas y lampiñas y sus piernas fuertes y sin pelos. Teo se colocó de modo que pudiera contemplarlo mientras se masturbaba con ganas. Imaginaba como su polla, cada vez más dura, se abría paso entre las nalgas del chaval y penetraba su rosado agujero. No le importaba si lo veía masturbarse, Teo era corpulento y tenía un aspecto bastante intimidatorio, por lo que nunca se había atrevido ningún hombre a replicarle si le veían en esa actitud. Era obvio que ese chico no sería la excepción, y lejos de increparle, saldría corriendo si no le gustaba el rollo.
Cuando los 22 cm de Teo estaban en plena erección, el chico se volvió, y al ver a Teo se quedó con los ojos como platos observando su erección. Casi de inmediato, la polla medio lampiña del chico empezó a crecer hasta que había alcanzado 15 cm. Era más bien delgada y ligeramente apuntada hacia arriba.
Así que te molan los nabos, ¿no chaval? dijo Teo con socarronería sin apartar su mano de su polla ni quitar la vista del joven.
El chico enrojeció ligeramente pero contestó que sí, y que le encantaba cuando un señor mayor le metía la polla por detrás.
¿Señor mayor? Me estás provocando pequeñín, dijo Teo riéndose para sus adentros. Le encantaba el tono de voz medio inocente y aflautado del chico.
No sé, es que te veo una polla tan grande y un cuerpo tan viril que pensaba que serías mayor.
Calla, pequeño golfo, y date la vuelta que te vas a enterar de lo que puede hacer la polla de este «señor» en tu culete, dijo dándole un cachete en el culo. Eres un golfo y te voy a castigar como te mereces.
Teo se metió en la ducha con el chico y empezó a untar jabón por sus nalgas y entre ellas lubricando el ano a la vez que enjabonaba su propio rabo. El chaval empezó a masturbarse y a poner el culo en pompa. Aquel ano se veía rosado pero no virgen. Teo pensó lo gastado que parecía para un chico tan joven, pero siguió adelante y metió sus 22 cm en el culo del joven muchacho.
¿Te gusta que te peten el culo verdad? – dijo Teo con gran lascivia.
¡Me encanta! ¡Dame fuerte! ¡Soy toda tuya! Gritó el chaval con una gran pluma en su voz.
A Teo no le agradaba especialmente la pluma en los hombres, y el chaval no era una excepción, aunque pensó que aquel chaval necesitaba que le dieran una lección de masculinidad.
¡Qué dices nenaza! ¡Habla como un hombre!
¡Joder! Métemela más al fondo que no duele, contestó el chaval ya en un tono que intentaba ser viril.
Esto ya me pone más chaval. Sigue así y nada de tonterías en femenino, que aquí no hay tías, solo tú y yo.
Teo siguió follando al chaval hasta que sintió que estaba próximo al orgasmo. Entonces, sacó su polla y puso al chaval de rodillas frente a su polla.
¿Quieres leche? Preguntó al chaval.
Sí, cabrón, dame toda tu leche.
Teo soltó chorro tras chorro su esperma en la boca del chaval que se lo iba tragando poco a poco hasta agotarlo, y al acabar levantó al chaval y empezó a pajearlo hasta llevarlo al orgasmo, momento en que Teo puso su mano para recibir la corrida, que era más escasa, y la probó. Era dulce, como el chaval que la producía. Teo le dio el resto al chaval para que se la comiera, y éste la recibió gustoso para acabar fundiéndose en un morreo apasionado.
¿Cómo te llamas chaval? Me ha gustado pasar este rato contigo y estaría bien repetir.
Me llamo Pablo, pero todos me dicen Colín.
Bueno, lo tuyo es algo más que un colín, igual debieran empezar a llamarte Colón.
¡Qué va! Normalita, la tuya sí que es grande.
Pero yo ya tengo 24 años, y tú todavía tienes que crecer. Cuando yo tenía tu edad… por cierto ¿cuál es?
Acabo de cumplir 14.
Pues a esa edad yo no la tenía como ahora, creció más hasta los 20.
Mi hermano de 18 la tiene más grande y peluda, parecida a la tuya. Me gusta mucho y espero que la mía también se vuelva así.
Teo se relamió al pensar en el hermano de Colín, al que también se follaría si se le pusiera por delante.
Oye Colín, ¿y no viene tu hermano aquí a nadar?
Sí, a veces, pero no es tan suave como yo, él es más machote, aunque sé que le gustan los rabos, que lo he visto jugar con un consolador que tiene escondido y me mira con ojitos.
¿Y no os tocáis?
No se atreve, dice que me ve muy pequeño y no quiere hacerme daño, pero él no imagina que, a sus espaldas, yo me busco chicos majos que me den placer.
Teo se despidió de Colín y se vistieron. Otro día se verían en la piscina de nuevo y repetirían esa experiencia. Entretanto Colín se marchó a casa, donde estaba su hermano que había vuelto del instituto y estudiaba para los exámenes finales.
¡Colín! ¡Ya has vuelto de la piscina! Ven y dame un beso.
Colín se acercó a su hermano y se dieron un beso en la boca.
¡Qué boquita tan rica tienes! Envidio al que la disfrute cuando te eches un novio, pero todavía no, eres joven para eso, y tienes que andar con cuidado que no te hagan daño.
Colín se quedó callado y se puso a estudiar. Al cabo del rato, Javi había hecho sus tareas y Colín parecía distraído, ocasión que aprovechó para meterle mano. Estaba notando una erección y quería compartirla con Colín.
Colín, veo que ya no estás prestando atención al estudio, ¿no te apetecería estudiar otra cosita que yo tengo entre las piernas?
Acto seguido, se bajó los pantalones y los calzoncillos dejando ver su polla erecta y su pubis lleno de pelos. Colín notó como su polla se empalmaba y mojaba con la punta el calzoncillo. Se quitó la ropa mientras su hermano hacía lo mismo y se dirigieron al cuarto de baño. Una vez en él, Javi cogió una maquinilla eléctrica y sonriendo le plantó otro beso en la boca a Colín.
No te imaginas lo que quiero hacer, ¿verdad? Dijo Javi sin perder su sonrisa picarona.
En ese momento encendió la maquinilla y la llevó a su pubis empezando a rebajar el vello para dejarlo cortito. Colín empezó a pajearse excitado al ver como la polla de su hermano resultaba más grande y jugosa al rebajar el vello púbico. Javi cambió la configuración una vez rebajado el vello para apurar al 0 la base de su polla, el escroto y la entrepierna hasta dejar todo reducido a un triángulo de vello cortito a modo de flecha que apunta.
¿Te gusta así Colín? Pues ahora vas tú. Coge mi polla y pajéame mientras te quito esos pelillos. Añadió Javi sacudiendo los restos de pelos de su polla.
Javi acercó la maquinilla con el accesorio de corte al 0 y en menos de un minuto dejó la polla de Colín totalmente pelada. Tras sacudir los pelos de la polla de Colín, guardó la maquinilla y se agachó para hacerle una mamada como Colín nunca había experimentado. Se metió toda la polla en la boca e incluso los huevos, y con la lengua lamió todo el tronco y el escroto. Colín no pudo resistirlo y echó toda su leche en la boca de Javi.


Story URL: http://xhamster.com/user/alex29mad/posts/156757.html