This is a print version of story Bellos recuerdos de mi suegra.5 (y con Irmita..) by kuatito from xHamster.com

Bellos recuerdos de mi suegra.5 (y con Irmita..)

Recuerdo que un dia llego a quedarse con nosotros la hermana mas chica de mi suegra, el marido la había dejado por irse con un homosexual, estaba desvastada pero ya sicológicamente muy recuperada, era de pelo negro y a media espalda, muy agradable y tenia un culo que no le pedía nada al de mi suegra, llego a quedarse a vivir mientras arreglaba su divorcio, yo me hacia del péndejo pero cuando no me miraba me le quedaba mirando aquel culo tan sabroso, grandote y sin usar, hasta que un dia me agarro mi suegra mirándola y mientras me acariciaba la verga, aquello era fabuloso, algo traído del cielo, y me dijo que tanto la miras cabrón, yo le conteste, “solo por que es tu herma, sino horita se las pedía” me contesto “ni se te ocurra porque ella no es igual de puta a mi” “a ella déjala en paz, yo te doy lo que quieras de ella”, así paso como una semana, un dia llegue del trabajo temprano, mi esposa no estaba en casa, había llevado a la niña al doctor, fui y me asome al cuarto de mi suegra para saber donde estaban todos, solo se escuchaba la regadera del baño y unos quejidos y pujidos de Irmita (la hermana de mi suegra), “en la madre, mi puto suegro se esta cociendo a la hermanita de mi suegra” me Salí muy despacito y escuche ruidos en la cocina fui a ver y era mi suegra que estaba cocinando, le dije en voz baja “rápido ven conmigo” “¿que pasa?” ledije “ven vamos para que escuches algo” llegamos y todavía se escuchaban los pujidos de placer. Le pregunte “¿y tu pinche marido?” dijo ella en voz baja, “no esta se fue al gimnasio” le dije “entonces ¿quien esta con tu hermanita?” ella dijo “no se pero me voy a fijar” y me Salí mientras ella se arrimo y muy despacito abrió la puerta se asomo y se devolvió y me dijo “esta solita, no hay nadie con ella” “lo mas seguro que se estaba haciendo una puñeta y pensó que estaba sola”, yo le dije “¿ya vez¿ , y no quieres que yo le haga el favor conmigo nadie lo sabrá” ella me dijo “¡No, una y mil veces mas!” me fui a mi recamara me puse ropa confortable, apenas salía de mi recamara cuando mire a mi suegra subir muy despacito a mi recamara, la espere y estaba dispuesto a pedirle perdón cuando me puso la mano en la boca y me dijo “¿sabes amor? Soy muy egoísta, solo dime que no te la coges por el chiquito, júramelo y si te dejo” le dije que si, que así seria, y que mi suegra quería escuchar la primera vez que lo hiciéremos, paso una semana y un sábado como a las seis de la mañana, todos dormían, mi suegro se avía ido a su negocio, me levante y mire a Irmita preparando un café en su bata de noche, se le miraban sus redondas piernas, la bata era cortita, yo solo me le quede mirando sin creer lo que tenia enfrente de mi, le dije, “buenos días, ¿sabes? Tu ex - marido si era puto el pinche maricón, dejar a alguien tan bella como tu no tiene nombre” “ay no digas eso, se que son mentiras” yo le dije, en serio, estas como quieres, “cállate que te van a oír” la seguí a su cuarto, iba caminando muy sexy, le notaba los calzoncitos negros tipo bikini, al querer entrar a su cuarto me detuvo y me dijo “¿estas seguro de lo que buscas?” le dije que si, entonces me dijo, “te espero mañana en la mad**gada, vente sin calzones”, putale, nunca había caminado el pinche reloj tan despacito, eran como las dos de la mañana cuando solo envuelto en una toalla baje a la recamara de Irmita, cabrón! Estaba encueradita bajo la sabana, me dijo en voz baja “vente Papito, te estoy esperando” ay cabrón, pinche panocha bien rasuradita, me arrime me subí a su cama y luego, luego un pinche 69 de maravilla, la muy cabrona brincaba igual a mi suegra mientras me la mamaba y pujia, sabia mamarla de maravilla, al poco rato me dijo, “cógeme a gatas, así siento que me entra mas” yo le había prometido a mi suegra que no me la cogería por el culo como me la cojo a ella, mientras me la cogía le acariciaba tan bello culo, mas bello que ninguno, y le dije “Irmita ya siento que me vengo, ¿quieres mis mecos en tu panochita?” me dijo “¡no! Échamelos en el culo” yo pensé que en el chiquito, saque mi verga toda mojada y se la ensarte en el mero culo, “¡ahí no cabrón! Arriba de mis nalgas pero demasiado tarde ya se los había vaciado todos, me dijo “ay papacito, pues me gusto, no te apures” me la saque me meti a su baño y me la lave, al rato me dijo, “no quise que me dejaras los mecos en mi panocha porque quiero que me la mames hasta hacerme acabar por favor” pues otro 69 y cual fue mi susto que mire que se abrió la puerta muy despacito y era mi pinche suegra haciéndome señas que me callara, tenia buen rato mirándonos, despacito se bajo su bata y comenzó a masturbarse, le hice señas que se viniera a la cama que estaba bien, en eso Irmita se asusto y le dijo a mi suegra, “perdóname hermana” ella le dijo, “esta bien, ¿puedo mirarlos por lo menos?” entonces Irmita volteo y me dijo, “¿puedes con las dos?” “claro que si” le conteste, entonces le pregunte a mi suegra por su marido y me dijo “no te apures por ese buey, nunca llego anoche” ay cabrón, le metí la mano a mi suegra en su pinche jugosa panocha, ya la traía bien mojada, y comencé a mamársela con muchas ansias, solo sentí que mi verga estaba bien pero bien apretada, cabrón era Irmita sentándose en ella mientras se la metía poco a poquito en el culo y lo que mas nos sorprendió a mi y a mi suegra que comenzó a decir “Ay Conchita, Ay conchita, perdóname por lo que estoy haciendo, te prometí el chiquito solo a ti pero esta verga esta riquísima” putale, Conchita era con quien compartía un apartamento pero se acababa de juntar con su ex esposo, pinche Irmita le hacia por los dos lados, nos valió madre, se meció en mi verga hasta que se canso, se la saco poco a poquito, mi suegra me dijo en voz baja, “lávatela que yo sigo carbón”, cuando mi suegra se puso con el culito al aire para que me la cogiera, Irmita saco su verga de plástico y comenzó a masturbarse mientras nos miraba coger, no cabe duda que mi pinche suegra era lo mejor, me decía en voz baja “Papacito todos los quiero dentro de mi culo, ahí los voy a guardar por mucho rato” y me la cogí hasta vaciarme en su chiquito, se levanto y me dijo, “ven quiero que Irmita aprenda algo de nosotros” la seguí a la bañera y me dijo “siéntate ahí cabrón que te quiero miar todito” me senté y me orino todito, luego le dice a Irmita “tu también dale su miada para que vea que no es gratis todo” ay Mamacita, se amono en mi cara, y mire como le escurrían los miaditos de su rasurada panochita, me empezó a orinar la cara yo solo abrí la boca y se los apareé con la boca abierta y deje que me escurrieran por todo el cuerpo, dijo Irmita, “los míos traen pilan” dejándome ir un pinche pedonon en la cara, de ese pinche culo solo salían flores y perfume, los tres nos moríamos de la risa, me devolví a mi cuarto me eche un buen baño en eso despertó mi mujer y pues ella seguía porque le gustaba que me la cogiera al despertar.


Story URL: http://xhamster.com/user/kuatito/posts/153571.html