This is a print version of story Mi deliciosa suegra by fractal_ from xHamster.com

Mi deliciosa suegra

Ya habia publicado esta historia hace algunos años, hoy la traigo de nuevo para este sitio:

Todo comenzó en la fiesta de apertura de un colegio a la que fui invitado. Allí estaba presente la madre de mi esposa, vestía una blusa transparente y un brasier de media copa que me dejaba ver una generosa porción de sus tetas, una falda larga con escote profundo y bien ceñida sobre ese culo que había admirado ya varias veces y sandalias de tacón alto, lo que hizo que mi pene despertara (la verdad soy “muy aficionado” a este tipo de calzado). En fin, estaba aburrido y decidí sentarme en otra habitación para tomarme unas cervezas y ojear algunas revistas; para mi sorpresa entro Rosmery (así se llama ella) y venia a ver como estaba, se sentó frente a mí y comenzamos a hablar de cualquier cosa. Al sentarse, cruzo las piernas y gracias a su escote, pude apreciar sus pies, sus muslos y más de lo que hubiera pensado. Me pregunto que si todo iba bien con su hija y le conté que más o menos (habíamos llegado a esa etapa en que el sexo se convierte en rutina y francamente no habíamos intentado nada al respecto). Tomo mi mano y me confeso que hacia mucho tiempo tampoco era muy feliz en esa materia y que ella no era del tipo de la que buscaban a alguien para acostarse.

Entonces llevo mi mano hasta sus senos y pregunto que si podíamos intentar algo entre los dos (claro que si y con mucho gusto pense, mas de una vez al masturbarme había imaginado estar con ella) en aquel momento comencé a masajear sus tetas hasta que los pezones se hicieron notar debajo de la blusa, y sentí que la verga me iba a romper el pantalón de lo dura que estaba. Y cuando todo iba de lo mejor entro el fastidioso de mi suegro, afortunadamente borracho, a traernos mas trago y a hablar basura. Esa noche no paso nada pero no deje de pensar en ella, en sus hermosas y tibias tetas y en ese culo que definitivamente seria mío.

Al día siguiente fui a visitar a mi suegra a su casa para ver que podía pasar. Llegue, estaba sola y me recibió como si nada, pero de un momento a otro me dio la espalda y me pregunto si lo de anoche seguía en pie, me acerque sin responder nada y la contemple nuevamente: para tener 40 años tenia un cuerpo exquisito, algo robusto pero firme, una cintura estrecha, un culito redondo y parado y unas hermosa piernas, además de ese rico par de senos. Me saque la verga del pantalón y la abrace por detrás apretando sus tetas con mis manos y restregándole el pene sobre su culo; se dio la vuelta, nos miramos fijamente, y antes de comenzar a besarnos ella pudo sentir mis 17 cm. De carne. De repente ella soltó mi tranca y dijo que no, que no podía ser infiel y que aunque quisiera su experiencia sexual era prácticamente nula, ya que según me contó, su marido solo llegaba, le abría las piernas y le metía la cosa hasta que dos minutos después le chorreaba la leche y ya. Pero más que decepcionarme, lo que significaba aquello era que su boca y su ano eran vírgenes y era mi deber impedir que esto siguiera así.

Acaricie su rostro y le dije que no tenia de que preocuparse, que solo estabamos buscando mutuo placer y que yo podría enseñarle algo de lo que sabia. Mi verga seguía erecta y pegada a ella y Rosmery comprendió que no había regreso desde allí. Nos sentamos en el sofá y bese su boca profundamente, base a su cuello, desabotone su camisa lentamente y le chupe la porción de tetas que podía ver, así como sus hermosos y duros pezones sobre la tela del brasier, después la acosté y desnude toda. Entonces por primera vez observe detenidamente su vagina, era preciosa, con un vello púbico bien cuidado, unos labios que invitaban a mimarlos y una humedad impresionante; acerque mi boca para besarle la chocha y ella cero cerro sus muslos y me pregunto que qué estaba haciendo; no dije nada y le abrí las piernas delicadamente depositando un gran beso en su cueva de amor, le lamí los labios mayores, su monte de venus, le chupe por largo rato el clítoris y como pude empece a penetrarle la cuca con mi lengua. Seguí así un buen rato, pasando de su gruta a su clítoris, mientras que con una de mis manos le apretaba los pezones y masajeaba sus tetas. Momentos después, su orgasmo: comenzó a gemir fuerte, a decir que me deseaba, que se lo chupara duro y que quería hacerlo de nuevo y súbitamente guardo silencio, se puso rígida y apretó mi cabeza contra su vagina, sentí como vibraba y finalmente se relajo. Me pregunto si deseaba penetrarla, y le dije que no, que quería otra cosa. Después de todo su culo y su boca eran vírgenes.

Me desvestí completamente y fuimos los dos hasta la cocina así desnudos para tomarnos una cerveza, caminamos hacia la alcoba matrimonial y le pedí que se colocara sus sandalias de tacón, sin preguntar obedeció (:o) pero esta vez uso unas mucho más altas y de color blanco, la verga ya me dolía de lo tiesa que estaba. La hice sentar en el borde de la cama y me coloque de pie frente a ella, tome sus hermosas tetas 36B, las acaricie con el pene y cuando me salía liquido lubricante lo limpiaba con los pezones; pase a rozar su cara y se unte toda mi verga hasta que encontré su boca. Le enseñe a besar la cabeza y lo hizo muy bien, la tomo con sus dedos, la observo y empezó a darle chuponcitos y a lamerla. Después siguió con mis testículos, al principio solo le daba lengua pero después con mas confianza empezó a chuparlos: hubo un momento en que esta caricia me provoco algo de dolor por la intensidad con que Rosmery lo hacia, pero solo sirvió para que no le soltara la leche allí mismo. Recupere mi verga de sus manos y la puse dentro de su boca, comencé a bombear muy suavemente, ya que no quería que fuese una mala experiencia para mi amante suegra y después de todo, no creo que 17 cm. de largo y 4.5 cm de diámetro le entraran a la primera. De vez en cuando lo sacaba de su boca y dejaba que ella lo acariciara y besara el tronco de mi miembro. Así estuvimos hasta que ya no aguantaba mas y decidí que era el momento para tener mi orgasmo. Esta vez se la metí mas fuerte en su boquita llevando el glande hasta la garganta y sacándolo hasta sus labios.

Cuando el semen busco su camino desde mis testículos, la saque y eyacule la leche sobre sus tetas (aunque algo de esperma fue a caer a sus pies ;D) pero ella impidió que toda la leche la bañara cubriendo la cabeza de mi verga con su deliciosa boca. La verdad no creí que a ella le gustara el sabor, pero no fue así, al contrario, el semen que aun brotaba lo trago con gran deleite y pude sentir como succionaba para sacar el que me quedaba atrapado en el tallo. Después de esto me exprimí el pene y con las gotas que aun tenia pinte sus labios como si estuviera usando labial. Nos besamos y confesamos que para los dos había sido muy placentero, después un dulce abrazo y ya. Nos vestimos y aunque yo deseaba mas placer, entendía que Rosmery debía asimilar esta nueva experiencia. Solo me faltaba poseer su culo, pero esa es mi próxima historia; ocurre en un motel, con jacuzzi, con un beso en su culo, etc. Etc.


Story URL: http://xhamster.com/user/fractal_/posts/151597.html