This is a print version of story La Mesa by chechovan from xHamster.com

La Mesa

En el sur de chile hay muchas termas, esto sucedió en una de ellas ...

Era la segunda noche en las termas. Afuera el silencio y la quietud comenzaban a dominar y el frio se veía venir. Sin embargo en la cabaña una buena chimenea nos estaba acompañando desde que el sol se había escondido. No dedicamos mucho tiempo para ordenar lo que habia sido nuestra cena, pues cuando decidimos hacerlo, luego de una sobremesa muy conversada bastaron unos besos para humedecer nuestros deseos lo que nos llevó a ir a nuestra habitación.

Sin embargo esto no iba a ser simple ... pues al subir su blusa mi mano recorrio su piel quemada por el sol en la terraza esa tarde ... el dolor recorrió su cuerpo y su mirada pedía un "descansemos?" .... No hay nada que impida que obedezca a sus ojos de almendra, pero tampoco a sus labios ya enrojecidos por mis besos ... así es que preferí ser el que iba a aliviar su dolor aquella noche.

Fui a buscar entre sus cremas y encontré una que iba a ser de mucha utilidad. Lentamente le fui sacando su ropa, con el cuidado de no rozar en nada su delicada piel. Saqué su botas y calcetas y la recosté en las suaves sabanas. Desabotoné su jeans y bajé la cremallera para apreciar el encaje rojo y bajé los pantalones suavemente y sus ojos me confirmaron que estaba haciéndolo bien ... le dejé puesto su calzoncito pues esta vez era para el final ...

La blusa fue sacada y solté su sostén para retirarlo delicadamente .. y finalmente su lindo colalé dejó de cubrir su hermosa conchita ... estuve tentado de besarla, pero me aboqué a aliviar su piel quemada por el sol primaveral ... llené su cuerpo con la crema y mis manos suavemente la esparcieron ... no era un masaje, pues requería ser delicado en como la tocaba y como sólo se había quemado el frente, esta vez no dediqué tiempo a su espalda y a sus nalgas que tanto me enloquecen ... es que es un culito hecho a mano!!.

Como mis dedos se aseguraron de esparcir la crema por todo el cuerpo, vi como hacía efecto y ya no había dolor, sino que sus labios eran humedecidos y una y otra vez más por su rica lengua ... y sus pezones se endurecieron a tal punto que me las arreglé para tocarlos con la punta de mi lengua para luego succionar fuertemente sus firmes pechos.

Ya en ese momento dejó su pasiva participación y sus manos tomaron mi sexo apretándolo como queriendo arrancarlo con patalón y todo. Se sentó en la orilla de la cama y quitó mi camisa y bajó mis pantalones y calzoncilos sin sacarlos del todo y chupó mi verga, endurecida por el deseo y por su lengua que recorría la cabeza mientras una de sus manos apretaba mis testiculos y con la otra masturbaba mi pene para endurecerlos aún más ... logrado ello se levantó de la cama y en la puerta me dijo: "vamos a la mesa, faltó el postre!!".

Tuve que sacarme los pantalones para no caerme y al seguirla la vi como tiraba al suelo lo que habiamos dejado en la mesa haciendo un espacio para recostarse y abrir sus piernas para que viera toda su hermosa concha, húmeda, ardiendo para que mi lengua la recorriera ... y eso hice ... me senté en una silla frente a ella y me apronté a saborear el más delicioso manjar ... su sexo.

Mi lengua habilmente recorrió sus labios despejando su clitoris ya endurecido por la pasión, recorriéndolo suave y luego firmemente ... chupando su vizcoso nectar para luego con mi lengua saborear sus labios sobre todo en el lado derecho que tanto le gusta ... y mis dedos? ... bueno ya dos de ellos habían penetrado su vagina buscando su punto G y al encontrar su zona rugosa comencé a presionar haciar arriba con un movimiento firme mientras mi lengua seguía recorriendo su clitoris y sus labios.

Los gemidos y la respiración me pedían que siguiera aunque su voz pedía que me detuviera ... claramente me pedía lo contrario y de hecho cerró sus piernas afirmándose en el borde de la mesa, lo que era un síntoma inequivoco que su climax era inminente ... y que mejor que un postre que además explote como un volcán!!.

De hecho la luna estaba llena e iluminaba los jardines y podía verse desde nuestra oscura habitación el volcán cercano, pero yo estaba ardiendo en el volcán que tenía sobre la mesa. A esa altura ya habiamos olvidado completamente el dolor de su quemadura, pues mis manos y las de ella recorrían sus pechos apretando sus pezones para obtener un quejido de placer aún mayor.

Fue entonces cuando la recosté en la mesa, abrí sus piernas y ella tomó mi endurecido pene, un palo y lo pasó por fuera de su vagina como quien le muestra a un niño un juguete y entonces sus manos apretaron mi culo empujando y la clavé entrando en una vagina pequeña, pero muy humeda y como ardía, estaba caliente, casi como un horno ... saqué mi pene hasta la punta y vi que quería que entrara ... y lo hice una y otra vez y ella ayudaba con sus manos empujando mi culo hacia ella ...

Como estaba tendida en la mesa, pude chupar sus pezones, tomar sus piernas por sus tobillos y abrirlas para que mi pene la penetrara completa una y otra vez ... paré en un minuto y le dije que descubriera mi glande y echó con su manito mi cuerito bien atrás, quedando la cabeza totalmente descubierta ... estaba todo mojadisimo y mientras los dos jadeabamos entré mi descubierta cabeza nuevamente en su concha ... hasta el fondo y comencé a moverme rapido y fuerte y también con movimientos largos, entrando desde la punta hasta topar todo ... realmente todo ...paré luego sólo para sentarla en el bode de la mesa y con mi pene adentro hice que cerrara la piernas y quedó colgando en la mesa ...eso la volvía loca ... entonces seguí moviendo y entrando y saliendo y chupando sus tetas duritas y ricas ... yo estaba cerca ... ella tambien, pero queriamos proseguir al máximo ... perdí la noción del tiempo y si alguien hubiese visto esto desde fuera ... no nos importaba nada ... gocé el postre mas rico que hay ... hasta que me dijo "ya, ya, vámonos juntitos ..." ... y entre sus gemidos soltó su orgasmo, una explosión jadeante ... su respiración acelerada y cortita mientras su vagina se estremecía y apretaba sin control mi pene y yo movía entrando mi pene hasta adentro y saliendo tan duro para que su goce prosiguiera lo mas que pudiera y mientras jadeaba su orgasmo, vino mi explosión de semen que inundó su vagina y grité de placer y continué moviendo ... finalmente calló ... acarició mi pelo ... nos besamos y yo seguía moviendo pero mas lento y asegurando que mi pene no se saliera pues era rico continuar pegaditos ... nos movimos suavemente un buen rato mientras nos besabamos y nuestras salivas nos ayudaban a recuperarnos ... la recosté en la mesa y abrí sus piernas para evitar que mi pene se saliera y me recosté sobre su pecho ...

... por un buen rato nos quedamos en esa mesa que había sido testigo de nuestra pasíon, la que no terminó hasta el amanecer de las luces del alba ...



Story URL: http://xhamster.com/user/chechovan/posts/140825.html