This is a print version of story Bellos recuerdos de mi suegra.2 by kuatito from xHamster.com

Bellos recuerdos de mi suegra.2

Llego el Lunes y le hable por teléfono como a la 1 de la tarde, le dije que la esperaba en el súper que esta cerca de su casa, que de ahí nos íbamos, me dijo que no se podría el Lunes pero que si quería el Miércoles estaba perfecto, dijo “¿a que hora el Miércoles en el súper?” (solo de pensar en aquellas volubles tetas llenas de miel se me paraba la verga), le dije “a las 4 de la tarde”; en mi casa le dije a mi mujer que el sindicato propuso la junta para el Miércoles; llego el Miércoles y estaba ansioso, la esperaba en el estacionamiento del súper y cuando mire su “Cadillac” llegar, solo le prendí y apague las luces para que me siguiera, no quería que fuéramos vistos por alguien mas y meternos en problemas, me siguió y llegamos al estacionamiento del Motel, apenas apague mi carro ella se bajo y se metió a mi carro, solo me dijo, “Papacito la sorpresa que te tengo esta dentro de mi carro, luego te doy detalles”; bajé para reservar el cuarto y ¡putale! Estaba otra vieja adentro con ella, sentí que me temblaban las piernas, ella dijo que me explicaba después, camine pague el cuarto por dos horas, “solo queremos refrescarnos, vamos a una convención aquí cerca” le dije al la Señora que me atendió, ella solo sonrió y dijo, “esta bien” me cobro un poquito mas pero nada de importancia; les hice una seña que estaba bien que se vinieran al cuarto, nunca olvidare el cuarto era el numero 12 y estaba lleno de espejos, las dos portaban lentes grandes y obscuros para no ser reconocidas, entré, prendí el radio y me senté en la cama a esperar que entraran, no supe que tanto decían pero venían muertas de risa, una risa o muy coqueta o muy nerviosa, entraron, se quitaron los lentes, se soltaron el pelo, y..¡la gran puta! Era una mujer morena, lindisma, mas joven y con unas pinche tetas menos abultadas pero duritas y bien paraditas, me dijo mi suegra “ya sabe quien somos, ella y yo vamos años atrás, ella hace lo mismo con un sobrino del marido y como tu suegro no me da nada pues me deja estar con ellos, yo me masturbo mientras ellos lo hacen, pero el se fue y ella se quedo sola, en agradecimiento le dije que viniera” “¿te m*****aría si nos viera hacerlo?” pasando fuertemente saliva y pinchándome un brazo para ver que no soñaba le dije, “¡¡OH no!! Hay que saber agradecer, ¿puedo hablar con ella?”; “Claro, se llama Teresa, yo le digo Tere” me contesto mi suegra, yo le dije “mucho gusto Tere” ella sonrió, me miro a los ojos y se sentó muy cómoda en la orilla de la cama, mientras con mucho cuidado le besaba los labios a mi suegra la empecé a encuerar todita, Teresita solo suspiraba profundamente, le comencé a mamar las golosas tetas a mi suegra, cuando note que Teresita se tallaba la panocha sobre su pantalón, le dije a mi suegra “dile a Tere que se encuere si quiere” ella toda exaltada le dijo para mi sorpresa “ándale Teresita no te hagas del rogar, vente con nosotros”, ella se bajo el pantalón, no traía calzoncitos, termino por encuerarse todita y se arrollido a un lado de los dos sin decir nada, me bajo los pantalones y luego los calzones, pude notar que también nos acariciaba las nalgas a los dos mientras me besaba las piernas, me medio voltee y le puse la cara en mi verga, ¡ay mamacita! Yo pienso que mi suegra le dio lecciones o ella a mi suegra pero eran unas pinches mamadas que ni de película saldrían tan buenas, empezó a suspirar mi suegra, “¡quiero verga, quiero verga!” se fue arrollidando y junto con Teresita se la repartían como buenas amiguitas, las deje hasta que se cansaran, se levanto Teresita y me comenzó a besar los labios y acariciar las nalgas, yo le agarre con una mano la peluda panochota y con otra las apetecibles tetas, con una voz bien tierna me dijo al oído “mámamelas como a tu suegrita, por favor mámamelas” entonces le comencé a pegar a la cabeza de mi suegra mientras le mamaba las tetas, solo se escuchaban los chasquidos míos mamando tetas y los de mi suegra mamándome la verga, al cabo de unos minutos se levanta mi suegra y me dice, acuéstate, ahora va lo mejor, me acosté, Teresita se monto en mi verga metiéndosela poco a poquito, ¡ay par de carbonas sabían lo que tenían que hacer! Mi suegra se me monto a la cara, y comenzaron a agarrase las tetas mientras me cogían por la verga y por la boca, me decía Teresita, “¡aguanta papacito, todavía no acabes!” gritando como loca, yo le abría el culito a mi suegra y se lo mamaba con muchas ganas, ella me lo paraba mas y mas agachándose a mamarnos a mi y a teresita al mismo tiempo, minutos después cambiaron de lugar y asían lo mismo, yo pienso que así estuvimos algunos minutos cuando les grite “¡ahí les voy, ahí les voy!” se saco mi suegra para un lado, y teresita arriba de mi nariz se agacho y los recibió todos en su boquita, ¡ay, ay! Solo sentía que yo era el único hombre en el universo, un pinche culonon en mi cara y se tragaban todos mi mecos,… terminamos, nos acostamos los tres, yo en medio, para entonces ya habían pasado aproximadamente 45 minutos, les pedí diez minutos de reposo para segregar mas semen en mis testículos, entonces les pregunte, ¿lo hacen juntas con el “sobrino”? se rieron y dijo Teresita, lo voy a decir de una vez, el es de mucha confianza a lo que veo: “la verdad es con mi sobrina y vergas de plástico, ella es lesbiana pero quiere que le empecemos a pagar y la verdad no queremos”, me quede sin nada que decir, pero ni diez minutos pasaron cuando dijo mi suegra, “¿te la paro”? yo le dije, “¿entre las dos?” ella dijo que si quería así seria, mientras mi suegra jugaba con me verga en su boquita Teresita se monto en mi como dándole el culito a mi suegra, comenzó a besarme muy locamente en la boca, se me arrimo al oído y me dijo (y nunca lo olvidare) “me gustas mucho y te quiero para mi solita aunque sea una vez” y de repente comenzó a ser gestos y gemidos de placer, yo no comprendía pero mi suegra ya no me mamaba la verga, ¡le mamaba la panochota a Teresita! ¡Wow! ¡Mi pinche verga brinco en segundos! Me levante por un lado mientras Teresita gozaba a morir, gemía y gemía de placer, fui y acomode a mi suegra y me la empecé a coger, ay que dulzura y que panorama, mire como le ponía vaselina en el chiquito y con sus deditos se lo comenzaba abrir, yo le di y le di, hasta que le dije, “sigue Teresita” “si pero en chiquito papacito” dijo Teresita, se la metí poco a poquito y la Teresita nomás pujaba y pujaba, “toda, toda cabrón, toda la verga quiero sentir las venas en todo mi ano como tu suegra” y pues yo no paraba, me dijo mi suegra, “ a mi no mi Rey, todavía me duele el chiquito de la ultima vez” haciendo una carita de dolor, le dije ven besame ya casi acabo otra vez, me dijo “espérame” se acostó frente a Teresita y le dijo “mámale como tu sabes, te van a llenar el culo de mecos por primera vez” wow yo podría jurar que ya no estaba virgencita del chiquito pero si me incitaron, la agarre de las nalgas, me la apreté a la verga lo mas que pude y se los avente hasta donde pude, pujo tanto que empezó a gritar con pujidos, se le arrimo mi suegra y la acariciaba, “ya Teresita, ya amorcito” se la saque poco a poquito para no lastimarla y mire que mi verga estaba bien limpiecita, no supe que pensar, se arrimo mi suegra y me dijo, “se cuido y lavo bien el chiquito antes de venir”; nos vestimos y bien disimulados nos dirigimos a los autos, entonces paramos en un restaurante familiar y ordenamos unos bocadillos y unas “cheves”, me cae que mis años veintes serán inolvidables, Teresita y yo tuvimos solo un encuentro mas pero con mi suegra fueron casi sus diez años, nuestros encuentros se convirtieron rutinarios y ella misma termino con todo y con excelentes términos que hasta hoy somos grandes amigos.


Story URL: http://xhamster.com/user/kuatito/posts/140307.html