This is a print version of story Mi esposa y su ex pareja by charlytom from xHamster.com

Mi esposa y su ex pareja

El caso es que mi esposa Susan y yo llevamos varios años de casados. Cuando yo la conoci, ella aun estaba saliendo con un joven caboverdeano de piel negra. Susan era todo lo opuesto a este joven. Bastante mas alta que el, de bonitas facciones y excelente fìsico, muy esbelta y fuerte y de piel blanca rosada ya que desciende de escandinavos. Nunca entendi muy bien que fue lo que le vio a Axel, su ex.
Por suerte para mi, esa relacion terminò poco despues de conocerme y eso me dio la posibilidad de entablar una relacion con ella.
Yo venìa acarreando un grave problema de impotencia sexual psicològica, debida a la acumulaciòn de malas experiencias con mis ex novia. Me sentìa frustrado y temìa comentarle del problema a mi nueva novia, con la cual aùn no habia tenido sexo.
Pese a todo tenìamos mucha confianza, ya que habìamos sido amigos, y ella no tenìa problemas en hablar abiertamente de sexo conmigo. En cierta ocasiòn me contò que su ex novio lograba que ella se corriera de inmediato.
Apenas comenzabamos a salir, cuando una noche, a modo de broma, mientras hablabamos por telefono, le pregunte si siendo ella tan corpulenta, habia obligado a tener sexo por la fuerza a algun hombre.
para mi enorme sorpresa, me respondio con un "Tanto como obligarlo no, pero paso algo parecido con Axel".
Al parecer, Axel y Susana habian estado pasando unos dias juntos en un departamento en la costa atlàntica hacia el inicio de su relaciòn. El departamento estaba provisto de un jacuzzi en el cual Susan solia bañarse a la mañana.
Una de esas mañanas mientras Susan se bañaba luego de venir de la playa, Axel se levantò muy excitado y buscò a Susan. La encontrò bañàndose, por lo que, se metiò con ella al jacuzzi y luego de abrir tambièn la ducha, comenzò a acariciarle todo el cuerpo pasàndole el jabòn primero y y luego directamente con las manos. Por ùltimo, ya sin rodeos, le lamiò los pezones hasta hacerla excitar y ella le pidiò que le hciera el amor.
Ambos parados bajo el agua tibia de la ducha se dieron varios besos de lengua hasta que Susan se volteò dàndole la espalda a Axel para que la penetrara por detràs. Su novio encontrò la entrada de su capullo perfectamente lubricado por el agua y los fluidos corporales por lo cual la penetraciòn fue suave y profunda. Estaban muy excitados y no necesitaron muchos vaivenes para sentir venir sus respectivos orgasmos.
Seguramente Axel encontrarìa estimulante el hacer el amor bajo el agua ya que no pudo aguantarse y se corrio de inmediato sin esperar a Susan, que tambièn estaba a punto de venirse, dejandola completamente insatisfecha porque le cortò su clìmax.
Axel se sintiò relajado y satisfecho. Se mudò de ropa para desayunar y comenzar sus tareas diarias, mientras que Susan permanecio desnuda y con el cuerpo aùn hùmedo del baño. Fueron a la habitacion y discutieron. Ella le reprocho lo rapido que se habia venido y lo insatisfecha que habia quedado pero a Axel parecio no importarle demasiado, tratando de conformarla dicièndole que luego lo harìan otra vez.
Esto puso a Susan frenètica. Se dirigiò a la entrada y trabò la puerta de calle con llave para que su novio no se marchara.
Susan me conto que lo "hizo exitar hasta que Axel accediò a tener sexo con ella nuevamente" y para ello se arrodillò frente a su ex, le bajò la cremallera del pantalòn y le extrajo su polla del mismo para llevàrsela directamente a la boca. Susy le diò una increible mamada y a pesar de que Axel se rehusaba a tener sexo nuevamente, comenzò a ceder a medida que notaba que su miembro comenzaba a crecer otra vez debido al trabajo oral de su novia. Èl tenìa una gran sensibilidad en su glande. Reclinò su cabeza hacia atràs y comenzò a gemir de gusto. Poco màs tarde era èl quien le rogaba a Susan para que lo dejara ponèrsela.
Una vez que Susan se diò cuenta de que Axel estaba duro como una roca nuevamente, se acoplaron y tuvieron sexo por segunda vez.
Pese a que estaban a pocos metros de la cama, debido a la urgencia sexual que ambos tenìan, no pudieron llegar a la misma. Susana se apoyò con sus manos de cara a la puerta del ropero, doblando su cuerpo a la mitad hacia adelante, y Axel la penetrò vaginalmente por detràs al estilo perro de parados.
Antes de comenzar con los vaivenes, Susy le suplicò que acabara adentro de ella y que la follara tan fuerte como pudiera y Axel asì lo hizo. Fue una follada salvajemente violenta que durò apenas un minuto. Axel la embistiò con todas sus fuerzas mientras se aferraba a las tetas de Susy pellizcàndole sus pezones hasta que ella comenzò a sentir un inmenso cosquilleo en todo su cuerpo que le indicaba que ya estaba a punto de acabar. La polla endurecida de Axel obrò maravillas.
Cuando las contracciones vaginales comenzaron, Susana se dejò llevar y se corriò de manera deshinibida gritando de placer como nunca antes lo habìa hecho. Aùn se encontraba jadeando del inmenso orgasmo que habìa tenido, cuando escuchò que Axel empezaba a correrse por segunda vez.
Axel acabò tambièn gritando de forma salvaje para concluir con un profundo suspiro de alivio.
En una rafaga de segundos senti que la presion arterial se me subia hasta casi explotarme la cabeza. Mi corazon se combulsiono como una locomotora y senti que una inmensa excitacion como nunca antes habia experimentado se apoderaba de mi.
Le hice a Susan todo tipo de preguntas, de las cuales solo respondio algunas.
Lo de Axel fue una clara demostraciòn de poderìo sexual como nunca antes habìa escuchado ¡què potencia increìble por favor que demostrò tener este negro! Yo elogiaba la virilidad de su ex novio dicièndole que era un "macho de primera" y que cualquier mujer se volverìa loca de tener un novio asì. (Varias mujeres a las cuales les contè esta anègdota, me confesaron haberse mojado de inmediato).
Por otra parte no me explicaba como habia hecho para poder volver a excitarse tan rapidamente luego de su primer orgasmo (unos 2 minutos antes), mantener la ereccion sin dificultades el tiempo suficiente para hacerla finalmente acabar a ella, y por ultimo conseguir èl mismo un segundo orgasmo!!!
Empece a creer que el hecho de que Axel fuera negro tenia alguna cosa que ver en su aspecto tan viril.
Le preguntè si Axel estaba "bien dotado" y se negò a responderme en un principio, aunque luego me dijo que su tamaño era normal.
De màs està decir que mi extrema excitaciòn terminò por solucionar mi problema de impotencia definitivamente y en buenahora.
Susan no volvio a comentarme mas de ese hecho durante meses, pero tiempo despues, una noche en que paseabamos por la costa en auto, volvi a preguntarle acerca de aquel dia. Se limito a decirme que "¡Què follada! Ese dia tenia una calentura terrible y que generalmente no actuaba asi".
Pese a todo trate de que me contara algun otro detalle, y lo hizo aunque con mucha resistencia de su parte porque comenzaba ya a m*****arle el recordar sus relaciones del pasado ahora que estaba conmigo.
Ella no se daba cuenta de lo que a mi me provocaba el imaginarme ese momento de ella y su ex.
Susan finalmente me dijo que el orgasmo apresurado que habìa tenido su ex novio en aquella ocasiòn del jacuzzi, se debiò a una falta de coordinaciòn porque era una de las primeras veces que tenìan sexo juntos, y que despuès de ese dìa Axel siempre lograba que ella se viniera enseguida. No era de extrañar.
Le dije que me hubiera vuelto loco de placer si en esa ocasion, en que aun no eramos novios, yo pudiera haberlos visto teniendo sexo frente a mi.
Aun hoy en dia el mero recuerdo de su relato me fascina. Unos años despues de la charla, encontre unas fotos del departamento donde lo habian hecho y pude ver la habitacion y el placar contra el que tuvieron sexo. Este estaba a menos de dos metros de la cama, por lo cual, si "no habian podido llegar hasta la cama" que estaba tan cerca, debieron de estar tremendamente exitados.
Incluso trate de leer en su antiguo diario intimo alguna referencia del hecho, pero solo habia escrito en el mismo "esta mañana lo hicimos dos veces", ningun otro lujo de detalles...
Sè que algunos hombres se sienten celosos, inseguros o envidiosos de saber que su mujer la pasò bien con otro hombre, en el pasado, sexualmente hablando. ¿Pero vamos a pretender ser siempre los primeros y los ùnicos? ¿Cuàntas mujeres llegan intactas al matrimonio hoy dìa? Hay que ser un poco maduros y aceptar la sociedad en la que vivimos.
Axel era un tipo sensacional en la cama, dueño de una potencia y virilidad dignas de admirarse y tuve que aceptar que si èl era capàz de hacer que mi mujer se corriera en cuestiòn de segundos, realmente era un talento propio de èl que yo debìa elogiarlo màs que celarlo.
Susan me dijo que generalmente hacian el amor en la postura del perrito o bien en la del misionero. Algunas veces tambièn ella iba arriba. Como Axel no se sentìa ya acomplejado de la diferencia de estaturas ni de su fìsico delgado al lado del de ella que es atlètica, alta y muy fornida, èl sacaba ventajas de todo esto: al ser èl màs bajo que ella, cuando tenìan sexo en la postura del misionero, Axel tenìa màs facilidad para llegar a sus senos, los cuales lamìa uno a uno mientras la penetraba. Ella fomentaba la penetraciòn profunda cruzando sus piernas alrededor de la cintura de su ex (algo que conmigo no hace lamentablemente) y asì en cuestiòn de menos de un minuto Susan llegaba al orgasmo. Luego esperaba a que Axel se corriera, siempre y cuando no lo hubiera hecho al mismo tiempo que ella.
Yo aprendì del ejemplo del ex novio de Susy y llevè a la pràctica su experiencia teniendo resultados fabulosos, muy a pesar de que en un comienzo le dijera a Susy que no sabìa si yo iba a ser tan bueno como èl.


Story URL: http://xhamster.com/user/charlytom/posts/122820.html