This is a print version of story Mi madre y su negro by hedero from xHamster.com

Mi madre y su negro

Hola amigos lectores, eh estado leyendo algunas historias en este sitio y creo que es mi turno de aportar a con un relato para que luego te masturbes y te hagas unas buenas pajillas.
La historia que les relato paso hace unos 5 años, yo tenía 14 años, era un chaval común y corriente, tu sabes, con una computadora e internet en mi cuarto, porno todas las noches y luego claro una buena masturbación y mucho semen saliendo de mi pene; veía todo tipo de porno, de distintas categorías, me divierto mucho hasta la fecha.
Cierto día normal, todo mundo en casa se levantó temprano para iniciar la jornada, yo iría a estudiar, papá a trabajar y mama a salir; entonces decidí hacer un pequeño cambio de rutina, planee salir de casa fingiendo ir a la escuela, luego regresar cuando la casa estuviera sola y bueno aprovechar mi internet y mi computadora al máximo!.
Grande era mi ansiedad, regrese a casa lo más pronto posible y la halle sola, ¡tal como yo lo quería!… inmediatamente entre a mi cuarto, encendí mi PC y la diversión empezó, pero luego de unos minutos algo extraño sucedió, escuche que cerraron la puerta con fuerza y escuche unas carcajadas felices, inmediatamente distinguí que una de esas carcajadas era de mi madre y la otra era de un desconocido, supe que era hombre porque era increíblemente bronca.

¡Mierda! Dije, se acabo la diversión, apague mi PC y fui cerrar la puerta de mi habitación con llave, para que mama no se diera cuenta que estaba en casa, pero al momento de cerrar la puerta algo llamo mi atención y es que en la sala parecía que se estaban divirtiendo, yo quedé sorprendido de escuchar a mi madre tan contenta, reía y decía cosas extrañas… movido por la curiosidad decidí silenciosamente ir a observar, despacio bajé las escaleras y me acerque a la sala, pero decidí esconderme debajo de la mesa del comedor para que no me viesen, tenía una buena panorámica de la escena y lo que vi fue algo extraordinario, ¡mi madre estaba sentada en el sofá con un hombre al cual nunca había visto platicar con ella, pero yo lo conocía, era Mike Cruz, un futbolista colombiano que estaba jugando en el equipo del pueblo, Mike era un tipo joven muy alto de 1,87 mts de estatura, mas a menos 5,5 pies , de perfecta musculatura, digna de un deportista y de una piel color negro intenso, parecía un aborigen africano, su piel era increíblemente oscura, en contraste con la de mi madre que es blanquísima. Recuerdo perfectamente su cara, era de facciones siniestras, era realmente feo, con ojos grandes y negros, una boca grande de labios muy carnosos, tenía una dentadura blanca y perfecta, usaba el pelo rapado y barbilla de candado. Su aspecto era el de un pandillero, llevaba una camisa negra sin mangas y una calzoneta negra, además de un gorra con la NY de nueva york…
Mi madre estaba sentada junto a él, estaba vestida de manera poco habitual, muy bien maquillada y peinada, con un vestido de tela blanca pero muy delgada que llegaba arriba de sus rodillas, y muy debajo de su pecho, tanto que podía verse bastante su busto, mientras charlaba con Mike tenia la pierna cruzada, una mano acariciaba el brazo del negro y la otra su pierna, ambos se hablaban al oído, vi como mi madre acercaba su boquita a la oreja de Mike para susurrarle al oído, no pude escuchar nada más que sus risas, ¡uff! esta escena me causó una ira increíble, ¡no lo podía creer mi madre estaba comportándose como una puta!, estaba seduciendo a un extraño como perra de prostíbulo por un par de billetes, ahh me encolerizo tanto verla a ella una señora hermosa, linda cara y buen cuerpo coqueteando con un hombre tan feo.
Pero mi desgracia no llegó hasta ahí, luego de eso empezaron a besarse, al principio lentamente, pero luego esos dos se devoraban con sus labios, como dos novios enamorados, ¡yo tenía ganas de gritar y parar esta locura, decirle a papa que su esposa era una puta!, pero no podía, estaba lleno de mucha ira, pero también de mucho morbo y la verdad… me excitaba mucho esa escena.
Mientras mi cabeza daba vuelta y sentía un revoltijo en el estomago, mi mamá se levanto un poco y se puso de rodillas en las piernas de Mike, levantando su culo hacia atrás, ¡oh sí! Mi madre tenía un hermoso culo, Mike inmediatamente puso sus manos en su trasero mientras mi madre lo sujetaba fuerte de su torso y lo besaba, sus besos sonaban tan fuerte que hacían vibrar todo mi cuerpo.
MIKE-¡oye linda tienes un buen culo para ser cuarentona ah!- dijo Mike pegándole una nalgada a lo que mi mamá respondió con una sonrisa y siguió besándole,
MI MADRE-es hora de cogerte rico mi vieja -
MIKE-¡donde tú quieras papi!-
MI MADRE-vamos a tu cama mi perra, donde duermes con tu esposo vale, este día lo voy a destronar-
MI MADRE-lo que tu ordenes amor,-
Rápidamente se levantaron y mi madre guio a su amante tomándolo de la mano hasta llegar al dormitorio, pasaron muy cerca de mí, pero no me vieron pues estaba debajo de una mesa y me cubrí con un mantel, luego por debajo del mantel asomé mi cabeza para seguir contemplando a aquella pareja, mi madre mide 1,58 mts, y Mike como 1,87 ¡era una diferencia de casi 30 cm!, y qué decir de su corpulencia, yo estaba pasmado ante tal escena, sentía aquella humillación de ver a mi madre así, aún más cuando al verla de espaldas vi muy la tanguita sexy que andaba, era una tanga color fucsia que resaltaba debajo del delgado vestido.
Asustado no sabía qué hacer, no quería seguir viendo, pero estaba muy excitado y quería ver más, por eso decidí salir de la casa al jardín para poder observarlos desde la ventana, estaba oculto entre unos arbustos y nuevamente logre encontrar la panorámica perfecta para contemplar la acción...
Estando dentro del cuarto ellos no anduvieron con rodeos, mi madre se colgó de Mike y ambos empezaron nuevamente a comerse a besos. Mike se adueñaba de las piernas de mamá quien empezó a suspirar fuerte y le dijo
-¡vamos papi!, ¡dame lo tuyo papi!-
Mike tomo una almohada de la cama y la puso en el suelo, luego se sentó en la cama y bajo su calzoneta, mi madre inmediatamente se arrodillo frente a Mike y se dispuso a bombearlo, se acerco a sus calzoncillos y empezó a mordisquear sus genitales algo que agradó a Mike, luego metió su mano para sacar su pene, mi madre no pudo evitar expresar una cara de asombro al ver esa enorme Berga que salió de esos calzoncillos; no puedo decir el tamaño con exactitud, lo que si aclaro es que era enormemente, larga y muy gruesa tanto que a mamá le costaba agarrarla con su mano.
Para ese momento aun estaba flácida, su color era de negro intenso como Mike y su cabeza era color marrón, yo estaba muy sorprendido, temía por mama y me preguntaba si ella iba a poder aguantar follar esa gigantesca polla algo que quizá ella también se lo preguntaba porque se veía en su cara una sonrisa y una mirada de emoción pero se un poco intimidada por el tamaño.
Pero sin mediar palabra Mike tomo su cabeza y la estrelló en su polla para que dejara de pensar y empezara a chupar, mamá muy obediente accedió a hacerlo.
La forma de chupar de mi madre fue algo que me sorprendió aun más era como ver a una puta de porno incluso Mike le pregunto:
-¡carajo, tu marido te tiene muy amaestrada para mamar eh!-
-jiji no, lo que pasa es que eh estado viendo mucho porno en estos días, me estaba preparando, eso sí, todo el porno que eh visto ha sido interracial jiji tengo una colección de esos en mi computadora-
Luego siguió chupando y chupando mientras yo me excitaba cada vez más porque acababa de descubrir que mi madre era una pornográfica y que era una gran puta, en primera instancia me dolía pero también me excitaba más tanto que no pude evitar masturbarme, bajé mi pantalón y empecé a pajearme muy despacio porque no quería correrme antes de ver lo mejor.
Mi madre muy devotamente se amamantaba del pene de Mike, lo lamia, lo besaba, lo escupía, AHH!! Lo devoraba muy rico a tal grado que, Mike luego de unos quince minutos eyaculó, ¡sí dentro de la boca de mi madre!, ambos respiraban hondo de placer, en un principio mamá quería retener todo el semen en su boca pero fue una corrida grande y por ello su boca rebalsó de semen y empapó su boca hasta la barbilla, ella respiraba hondo; Mike le ordenó que le mostrara su corrida, pude verla, su boca estaba totalmente llena de esperma, mi madre ni siquiera podía hablar, luego Mike le ordenó que empezara a saborear el esperma aunque mi mamá apenas podía, incluso derramo un poco más de semen al momento de saborearse, algo que no le gusto a mike, luego de eso mi madre tragó el semen de Mike saboreándolo poco a poco para después beber lo que tenia chorreado fuera de su boca y por ultimo saboreó la polla de Mike para succionar lo último, ¡incluso después se agachó y lamió un poco de semen que estaba en el suelo!…
Yo ya me había corrido también, estaba indignado al ver tal escena, hasta tuve ganas de llorar, mamá y Mike se besaron nuevamente con mucha pasión luego se acostaron, yo no quise separarme de la ventana, solo quería ver que hacían ahora, y lo que hicieron fue platicar y jugar con sus cuerpos acariciándose y luego decidieron follar.
Jamás se me olvidará cuando Mike abrió las piernas de mamá y empezó a cogerla acostado sobre ella, ambos llegaron al orgasmo muy rápido, su nivel de satisfacción era máximo, parecía que habían follado toda la vida, se entendían y se complacían perfectamente, eran el uno para el otro.
Su follada duró unos 40 minutos, hicieron algunas posiciones tradicionales como la del cara a cara con el hombre arriba y luego la del perrito alternándola con mamadas y ensalivadas para lubricarse.
Luego de un rato de estar follando Mike dijo a mamá:
.-mi amor quiero cogerte por el culo-
-¡0HH!! No mi amorcito por ahí no, eso es para otra cosa, es para cagar-
-pero también se puede mi puta démosle-
-¡ay no, me va a doler mucho!!-
- nos ensalivamos bien para que no le duela-
Mike empezó a devorar el culito de mamá, ella gemía de placer-HMM, HMM HMMMM!!! AHH!! AUHHH!!!- … eran los gemidos de mi madre que se retorcía en la cama mientras Mike se abría paso con la lengua en su recto virgen.
Luego de deleitarse comiendo culo Mike no pudo aguantar más sus ganas de culear a mamá tomó su pijota y la puso en la entrada del culo, intentó penetrarla, yo pude observar su enorme glande estirando el culo de mi má, ambos estaban sudando mucho sobre todo Mike, mamá estaba muy sonrojada recuerdo que la piel de Mike se veía muy brillante a causa de tanto sudor, estaba haciendo un gran esfuerzo, le llevó unos minutos meter su anaconda en el recto de mi puta madre quien daba unos alaridos muy fuertes, pero pedía más, hasta que Mike logró desvirgar del todo su culo y empezó a cogerla, al principio lo hacía despacio, metía su pollón hasta donde podía, luego la sacaba lentamente mientras mi santa madre se convertía en una puta de negro, no se me va a olvidar la cara de mamá en ese momento, era de dolor pero además era de placer, yo aún estaba indignado, pero estaba orgulloso de saber que mamá aguantaba con esa gran verga en su culo.
Poco a poco el culo de mamá se fue adaptando a cagar hacia adentro hasta que Mike pudo aumentar la rapidez, lograron un sabroso ritmo, parecía que el culo de mi má iba a reventarse de tan fuerte que la estaban follando pero no fue así. Mike daba nalgadas a mamá quien tenía un enorme y rico trasero y en el cuál quedaron las marcas de las manos de Mike, una en cada nalga…
El final fue más agitado, Mike estaba muy emocionado y le avisó a mamá que acabaría en su culo! Algo que llamó la atención de mi madre porque nunca había sentido que se corrieran en su ano. Luego de coger con fuerza Mike dejo ir su descarga dentro del recto de mamá, quien no podía soportar tanto placer, gemía, gritaba y ultrajaba cuando sintió la lava caliente del negro llegar hasta su intestino, Mike termino de correrse y luego sacó despacio su pene, lo sacudió en mi madre y luego se quitó de encima para observar su esperma chorreando desde el culo de mi madre y llegando hasta la parte del coño, no pude evitar correrme cuando vi a mamá cagando esperma, ¡cielos era tanto semen! Aun no me explico cómo ese hombre eyacula tanto, quizá por el tamaño, no lo sé…
Yo estaba muy cansado de estar de pie masturbándome en la ventana, no recuerdo cuantas veces me lo hice pero ya estaba agotado, me fui a mi cama y me quedé acostado, mi cabeza daba vueltas, era imposible para mí dejar de pensar en lo ocurrido, jamás había estado tan arrepentido de dejar de ir a la escuela; otro rato después decidí volver a espiarlos y nuevamente los encontré follando, justo cuando Mike se corrió, esta vez en la vagina de mamá.
¡Ese día me masturbé como 10 veces!, mi pene no soportaba y estaba muy cansado, esa noche no dormí porque no dejaba de pensar en ello, en la tarde mamá dijo que se sentía mal y no salió de su cama, a eso de las 5 de la tarde yo llegué a espiarla por la ventana y la descubrí masturbándose viendo una peli porno de negros, luego yo pasé toda la noche visitando mis sitios porno favoritos indignado todavía, pero con el morbo de ver señoras madres devorando grandes pollas negras.
¡Ahh!, fueron momentos traumáticos para mí, yo quería desahogarme contándole a alguien, pero no quería que mis amigos se burlaran de mí, además me daba mucha vergüenza decirlo, solo me consolaba ver porno y masturbarme pensando en ello, era algo realmente inevitable no podía dejar de hacerlo.




Story URL: http://xhamster.com/user/hedero/posts/112773.html