DE VERGÜENZA AL JUEGO

DE VERGÜENZA AL JUEGO

Parte 01
Por: Profferi V. I.

Yo vivía con mi hermana en casa de mi tía de Heather desde la edad de nueve años. Mis padres habían muerto en un accidente de coche unos pocos años antes, todo cambió. Llegué a casa de la escuela temprano con mi hermana, un año mayor que yo, una tarde lluviosa. Los terrenos de la escuela había sido parcialmente inundadas y se podría decir que estaba fría sangre. La chimenea estaba encendida y todos los radiadores estaban. Aparte del ruido de la lluvia en todas partes, que estaba completamente en silencio por todas partes. Así es como nos pareció cuando llegamos echar a pique en la vieja casa de ladrillo estrecho a través de la puerta del jardín. En vez de ir alrededor de la cuadra en la parte delantera había ayudado a mi hermana, con las piernas largas y delgadas, las bragas de encaje azul y el pelo rubio de su trasero, se deslizan sobre la pared de ladrillo. Tía Heather, o Hed como madre la llamaba, por lo general habría sido en la cocina, en días como este pastel de la preparación y la sopa para cenar temprano. Ella no estaba allí, pero la bolsa del cartero estaba en la mesa de la cocina.

Nos sorprendió, por supuesto, pero la tía Hed era una especie de chica agradable y que a menudo se ofrecen tazas de té, café o sopa a los trabajadores y otros usuarios que se caliente con un bollo o una galleta. No había aprendido de su gusto por las salchichas calientes y pasteles de crema. No eran ingenuos en ese entonces, pero no esperábamos lo que nos encontramos bien. Los dos habíamos miraron unos a otros, a sabiendas y sonrió. Jue había visto tanto de la madre chupando el pene y los testículos del cartero, donde vivíamos. Puede incluso había espiado medio mínimo en lo alto de la mesa del comedor, una o dos veces con el fontanero aburrido a salir. Mamá siempre le había gustado a los trabajadores fuerte y muscular sobre la ciudad y se había casado con uno también. Había sido después de mayo había visto madre comprometida con el fontanero que había empezado a cambiar las cosas para hacerla feliz.

Mamá y papá había estado ausente en una escapada de fin de semana espiritual, guiño-guiño, codazo codazo-, y Alice, que era la niñera de costumbre iba a pasar el fin de semana cuidando nosotros dos jóvenes. Ella había estado 20 años en el tiempo y estaba comprometida con un trabajador siderúrgico de 25 años. Los dos le conocía y que era una especie de tío congeneal. Diez minutos después de que mis padres habían salido la noche del viernes en su afán de Powys, Corky llegó con una bolsa llena de empanadas, pasteles de carne, bollos y negro de grosella en una panadería local. Alice estaba en la cocina preparando una jarra llena de limonada y otra llena de chocolate con leche para nosotros. Papá, como siempre, sabiendo Alice sorprendentemente bien, la invitó a ayudarse a sí misma de las cajas llenas de grandes y amargas, y las botellas de cerveza negra que guardaba en el cobertizo del jardín, junto con una cuna que nunca explicó lo que estaba allí para. Poco después de comer, y ya muestra signos de estar bajo la influencia de la cerveza, Alice nos puso pronto a la cama con una selección de doce películas, todos los cuales se supone que han sido las historias infantiles de dibujos animados.

Alice había sido más confundido de lo que sabía y lo más rápidamente se encontró uno de sus videos para adultos que se deslizaba dentro de la computadora portátil que usamos en nuestro dormitorio. Por lo general, compartimos la computadora portátil para hacer trabajos escolares, y para navegar por Internet. Papá había puesto un bloqueador de contenido de modo que no pudimos ver ningún contenido para adultos, pero con un video que llegó a verlo. No pasó mucho tiempo antes de que mi hermana comenzó a hacer lo que vio y, por supuesto, he seguido su ejemplo. May dijo, "mamá y papá duermen juntos, y lo hacen," apuntando a la pantalla. "Usted sabe Alice y Corky lo están haciendo en la cama de mamá también." "Vamos Geoffrey, - que dormir en la misma habitación, ven a mi cama y no salir conmigo", "No quiero dormir sola. y su ropa de cama siempre el olor de todos modos, "de mayo, mamá, Alice y siempre se quejaba de que, incluso si mis sábanas sólo se había dormido en una noche. Alice siempre decía que era porque me masturbaba sin parar, que sólo me hizo enrojecer. Papá siempre me acaba de decir que no se preocupe, porque cuando conocí a la chica adecuada que le gusta la forma en que olía.

Yo no sabía mucho acerca de nada de eso en ese momento, pero lo que sí sé es que mi pene era de repente muy duro y mojado, y fue entre los labios de Mays. Gemí mucho dinero y yo con espasmos repentinos intensos a veces. Me sentí fantástico. Quería mayo de nunca dejar de hacer eso. Era mejor que un pastel de chocolate cubiertos con jarabe de chocolate. Pensé por un momento que la iglesia tuvo que se han equivocado. El cielo tenía que ser en la tierra. Yo nunca podría ser tan bueno estar muerto para el resto de la eternidad. No me tomó mucho tiempo para acabar. Volví la cabeza en el borde de la cama y vio una vez más, una mujer con agallas rociado en la cara y en su boca abierta. El rubio se limpió el semen de sus mejillas, barbilla, nariz y pecho y se lo comió todo con una sonrisa hambre. Mientras observaba que empecé a venir en la boca de mayo. Supuse que me gustó mucho. Ella abrió la boca de repente, se tambaleó hacia atrás y volvió en seguida hacia abajo una vez más y se mantiene en chupar y lamer.

Ella todavía estaba ahuecando mis bolas en la mano cuando de mayo llegó a tomar aire y me miró con brillantes ojos azules. Por un instante me miró a los ojos azules de una manera que yo nunca había visto antes en el mes de mayo. De repente, ella era increíblemente hermosa. Yo nunca había pensado en alguna chica era hermosa. Los chicos y yo habíamos hablado de lo caliente chica varias fueron y uno o dos de nuestros maestros también. Hot, sexy, linda. Mirando hacia atrás, todo parecía una tontería, como un juego de simulación o una pantomima. Me sentía caliente por todas partes como se sonrojó. Yo estaba en llamas y Dios me ayuda, yo quería de mayo más ahora de lo que jamás podría haber imaginado que era posible que quiera, excepto pastel de chocolate o con leche. Se puede champaña, y yo nunca había probado incluso champán todavía. Eso fue lo que sentí entonces, pero las cosas son vagos e inciertos. Yo estaba escuchando lo que puede decir, pero yo no podía oír nada, excepto por el sonido de la sangre corriendo y mi corazón golpeando en mi pecho. De mayo estaba en sus manos y rodillas, como la mujer en la película. Con mi polla todavía dura y cubierta de baba de mayo, me levanté sobre mis rodillas como el hombre, detrás de mi hermana, y comencé a buscar dónde ponerlo.

Mayo fue más alto que yo y sus muslos delgados largo levantó la parte de atrás lo suficientemente alta que la entrada más obvio era claramente el coño sin pelo. Fue hinchada y húmeda como mi polla y se abrió con facilidad, pero conseguir que el interior no era tan obvio como la primera vez que el tío de la película parecía encontrarlo. Me empecé a sentir su raja con mi otra mano, apoyándose en el culo apretado poco pecosa de mayo de pálido. Llegó de nuevo entre sus piernas y tiró de ella deslizamiento abierto para que sea más fácil para mí. Yo no estaba preparado para esto y no tenía ni idea de qué demonios estaba haciendo, pero oh qué bien que se sentía como me deslicé dentro de ella con su carnosa, suave, envolvente trasero musculoso mi poker niña dentro de su cavidad caliente. Empecé tronzado y confiando en su celebración de sus caderas delicadas, pero creciente, con mi mano, como un jinete de rodeo colgándose de un mustang salvaje. Pero a pesar de esta yegua mustang se resistió también meterse en mis caderas. Puede no quería dejar de montar a ella tampoco. Después de un rato de esto he venido una vez más. Ninguno de nosotros había pensado en lo que haciendo esto podría producir más adelante, así que me vacié mi crema en el interior de mayo. En pocos minutos, yo estaba profundamente dormido. Yo había dosificado fuera adoptado por mi hermana con mi cabeza sobre su pecho como ella me había estado diciendo lo feliz que era de no ser virgen más, besando mi pelo, y repitiendo, "te amo hermano pequeño," una y otra vez.

80% (3/1)
 
Categories: AnalBDSMTaboo
Posted by viprofferi
3 years ago    Views: 508
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments