Sólo iba a fotografiarla (I)

Supongo que lo primero es presentarme. Soy un chico de 36 años, y aunque principalmente hetero también tengo bastantes inclinaciones homosexuales.

Para explorar esta faceta que me está apareciendo decidí buscar una situación intermedia... y tras mucho chatear me encontré con ella. Lo se, quizás el femenino no sea el género correcto técnicamente, pero no puedo pensar en pensar en ella como una mujer.

Contacté con ella a través de un chat, resultó ser un "hombre" de 26 años al que le gustaba vestirse de chica. Cuando comenzó a explicarme la ropa que tenía me la puso dura por momentos. Y ante mi alegría resultó que sólo vivía a unos 100 km de mi casa. Tras hablar varios días acabemos quedando un día en su casa. Ella quería tener fotos suyas, en su momento de mujer. Y no las quería echas con un disparador automático. Iría, le tomaría las fotos y nada más. Pero no pude evitar llevarme una reserva de condones. Más vale prevenir. Así que por fin llego a la casa... se encuentra en una urbanización de lujo. Pico al timbre, bastante nervioso

Ella vestía ese día con una camisa, manga corta -es verano- y unos tejanos ajustados.

Tras llamar al timbre me abrió una chica, de 176 pelo largo y rubio, bien peinado, maquillada, labios rojos y pestañas, llevaba una vestido negro largo ajustado, con unas medias de rejilla y una cinta negra en la garganta. Me había comentado por chat que nunca triunfó mucho con la chicas, y como todos los adolescentes se mataba a pajas, cada día buscaba algo mas exótico para masturbarse , hasta que al final descubrió que vistiéndose con la ropa de su hermana me sentía muy a gusto. Las pajas se trasformaron en fantasías cada vez más elaboradas, en las cuales ella era realmente una chica sexy y a la que le gustaban los hombre. Incluso tuvo algunos encuentros con otros hombres, siendo ella la fémina. Cada vez disfrutaba más de ello. Así fue como nació Luisa

-Hola !!!

-Hola.-respondo con cierta sorpresa. No sabía si me iba a encontrar con Luisa de buenas a primeras, o con él.

-Pasa cariño, -me cogió de la mano, era pequeña y suave. Se acercó a mí y me dio dos besos en la mejillas

-Encantado de conocerte por fin-me encanta tu perfume. Es tan suave... tan femenino.

-gracias!!!. Eres un chico muy guapo!!!-dice mientras me mira a los ojos. Parece realmente sorprendida, aunque he de admitir que me considero del montón.-Ven pasa al comedor y hablamos mejor

-Sí, mucho mejor.

Me coge de la mano, y me lleva al comedor. Se sienta en un sofá largo y amplio, me hace señas para en el sitio libre a su lado.-Siéntate aquí , si quieres

Me siento a tu lado,

-¿Te gustaría tomar algo?

-Una cerveza...fresquita.

Se levanta, me aliso la falda con un gesto que me parece tan femenino, y va hacia la cocina

La sigo con la vista... ese contoneo de figura es casi hipnotizador. Lleva tacones y sabe moverme muy bien con ellos no hay duda. Vuelve con dos cervezas, y me ofrece una

-He traído una cámara de fotos. Como al final no comentemos si íbamos a utilizar una cámara tuya o mía... Si es tuya puedes estar segura que tus fotos no saldrán de tu casa, sino quieres claro.

-Bueno, mi cámara no es que sea la mejor la verdad, por eso te pedí que me las hicieras tú. Mejor las hacemos con las tuya.-Cierra sus piernas, y apoya las manos sobre sus rodillas.-¿Y dime, has hecho más fotos a chicas como yo?

-Solo por cam, la verdad. Pero tú eres la más... femenina que he conocido.

-Bueno yo también me hecho alguna vez por cam, pero no me gustan. Tienen muy mala calidad

-Y las veces que he hecho por cam las fotos, han sido siempre a casados con la ropa de su mujer. Luego les enviaba las mejores por correo.

-Yo me he comprado algunos modelitos especiales para hoy. Tenía que aprovechar que tengo a un fotógrafo profesional

Le sonrío al llamarme fotógrafo profesional... -¿dónde te gustaría que te hiciéramos la fotos?-

-Hummm, había pensado que podríamos hacer algunas aquí, en el comedor , yo en el sofá. Y luego hacer otras en mi cama

-De acuerdo,- me levanto y me alejo del sofá.-¿Quieres empezar con ese precioso vestido?

-No no, mejor con algo de lo nuevo. Espera voy cambiarme y salgo, vete preparando todo si quieres

-De acuerdo...un momento. Antes siéntate, con las piernas juntas y cruzadas. Pon las manos sobre la falda y sonríe. Es que me ha gustado este vestidito-digo mientras recorro tu cuerpo con la vista

-Bueno si insistes, me siento- junta las piernas y mis brazos, inclina su cuerpo hacia delante y le dirige dos besos a la cámara.

Tomo la primera y segunda foto. Con ella sentada mirando y sonriendo, y en la otra enviando un pícaro beso

Ella abre un poco las piernas

-Perfecta.-le digo mientras se muerte un labio. Tomo otras dos fotos, desechando una de ellas

-¿Así lo hago bien?

-Me gusta –sus gestos me están resultando una tortura, me encanta su femenina forma de moverse- ahora aparecen mejor las piernas en el objetivo.

Me miro con carita inocente. Abre las piernas, junta las rodillas. Pasa las manos acariciando sus medias hasta llegar a los tacones

Le sigo con varias fotografías... en las diferentes posiciones.

-Este precioso vestido ya lo tienes inmortalizado

Abre sus labrios, y pasa la lengua por ellos

-Bueno pues ahora otro. Ahora vuelvo.-Se levanta de la silla y corre hacia mi cuarto

Mientas se dirige al cuarto, se escucha varias veces el ya característico sonido de la cámara. Ella gira la cabeza, mientras se sostiene con una mano en el marco de la puerta.

-Me encanta como te mueves, Luisa-.le digo como respuesta ante tu sonrisa

-¿De verdad te gusto?-me dijo su respuesta.-gracias!!!!!.-dijo sin esperar respuesta mientras desaparecía de mi vista

Al rato vuelve a aparecer. Lleva unos zapatos negros con unas medias negras que le llegan a medio muslo. Las medias tienen agujeros, o simulan tenerlos. Ella está completamente depilada. Ni un pelo es visible en sus piernas. Un ceñido vestido rojo le cubre desde sus hombres hasta el muslo. También está depilada de axilas, y sus brazos se muestran con una piel fina. Mi polla me exige más espacio tras mis slips. Joder, es preciosa. Hombre o mujer, es preciosa

-¿que te parece este vestido?

Yo ya no le respondo, sólo recorro varias veces tu figura con los ojos

Ella entra en el comedor a paso lento y sexy

-¿donde quieres que me ponga ahora?

No se dónde detener mi vista..

-¿Eh?-digo -Ah!, si... ponte contra la ventana. ya he visto que tienes un jardín grande. tan grande como mi comedor, jeje...

Se dirige a las ventanas, corre las cortinas, y se poya contra la pared con las piernas abiertas

-¿Prefieres que me ponga de frente o de espaldas?

-Primero de espaldas... e inclínate sólo un poco hacia adelante

Se inclino hacia delante, sacando el culito hacia fuera. Abre sus piernas

-¿asi bien?

Le tomo más fotos... desde diferente ángulos. Me encanta como se nota su culito, la forma de su espalda al arquearse. El vestido se le sube un poco… la curva de las nalgas se puede comenzar a ver.-Estas preciosa,.- digo mientas sigo haciendo fotos.

-Date media vuelta, e inclínate hacia adelante... sonríe me otra vez

Se gira mirándome, e inclino mi pecho hacia delante. Se apoyando de manera sexy sobre las piernas rectas, mientras se inclina hacia adelante

-Eso es, preciosa...- le sigo tomando fotos. Ella sonríe picarona y me saca la lengua. Se lame un dedo de sus pequeñas manos. Y con el dedo húmedo recorre su ropa hasta llegar a sus braguitas

-Que sensual, estás quedando... –no se qué me enciente más si su forma de moverse, su mirada picarona e inocente a la vez, o como le queda la ropita.

-¿Quieres que siga en el sofá?

-Un momento-Me tumbo ante ella.-Te voy a tomar unas fotos en esta perspectiva...-Apareces con unas piernas tan largas y firmes

Ella abre sus piernas y se pone sobre la cámara. La mira desde arriba, y se muerde el labio inferior

Yo no me lo espero, y unos durante unos segundos no hago más que admirar el paisaje que tengo delante

Ella dobla sus rodillas ponerse en cuclillas a escasos centimetros de mi cuerpo tumbado

-Que bien se te ve el contorno del.... del culito

Ella sigue mordiéndose los labios y pasando sus dedos por su pecho. Se agacha de cuclilllas, y me toma las manos. Yo me dejo hacer.

Pierde el equilibrio, de estar en cuclillas y se apoya ¿sin querer? en mi paquete con una mano. Sin duda nota lo dura que la tengo.

Expiro el aire de mis pulmones por la sorpresa... debe de haber notado mi aliento subiendo por sus piernas

Se vuelve a incorporar y se pone de pie

-¿Probamos con otro vestido?

-De acuerdo Luisa

-Vale ahora salgo, este quizá te guste más-dice mientras sonrie. Y se va

-¿más aún....? –pienso para mi. Si me gusta más, hoy salgo de esta casa con una condena de violación creo.

Mejor repaso las fotos, a ver si se me calman las ideas. Inocente de mi. Con una mano voy pasando las fotos en la cam... y con la otra me toco ligeramente y de forma inconsciente

-¿Que tal este?-es la pregunta que me saca de mi ensimismamiento. La veo a ella, bajo el marco

Lleva un… un modelito negro por así decirlo. Unos zapatos de plataforma negros, acompaña unas medias que le llegan al muslo. Un picardías se une con un tanga… también negro. Muy subido. De hecho el tanga llega a la cintura, de donde parte la otra pieza de ropa que realiza de top. Muy, muy ajustado.

Yo sólo suspiro mientras ella acaricia su pelo. Se lame un dedo y se gira. El tanga por detrás es sólo un hilo que rápidamente se esconde tras sus nalgas. Buff. Es un modelito muy muy ceñido… pero que queda de fabula.

Me acerca a ella, recorro el borde de las medias con las yemas de los dedos

-¿No te aprieta? ¿te resulta cómodo?

-¿Que quieres que me lo quite?-dice sonriendo

Me humedezco los labios...-Antes... unas fotitos Luisa

Se dirige al sofá, poniéndose de rodillas sobre el sofá. Mirando a la pared. Abre las piernas y saca culito

-¿Asi bien?

El sonido del flash acompaña sus movimientos, mientras se subes al sofá lentamente, y se inclina hacia atrás

Ella sacude su culito. Y gira la cabeza para mirarme. Para sus manos por sus nalguitas y las abre

El sonido del flash sigue acompañando tus movimientos.

-Si me permites… le digo

Con un dedo le muevo ligeramente el trocito de tela que se adentra en sus nalgas. Con Una mano en tu espalda, y otra en tu abdomen hago que te inclines aún más hacia atrás.

Ella se deja manejar. Sólo se limita a pasar una de mis manos por encima de la mias. De forma sensual, suavemente

-¿así te gusta más?

-Así eres sencillamente perfecta- le beso la mano al separarme.- Se ve los bordes de tu flor

Mete un dedito en su boquita, y empieza a chuparlo mientras mira como saco más y más fotos. Luego se lleva ese dedito húmedo al culito. Comienza a recorrer el hilo que se adentra en sus blancas nalgas. Y lentamente se lo introduce Ella cierra los ojos y lanza un pequeño gemido.

Me acerco... -sin esto te haré mejor la foto.- le digo mientras le bajo el tanga hasta la mitad del muslo. Ella abre los ojos, y me mira con carita de inocencia. Lentamente pone una mano sobre mi muslo.

-Luisa... reina... no sabes que preciosa que estas.- Le doy un par de besitos. Uno en cada nalga. Simples piquitos. Pero suficientes para notar su tersa piel. Con tanto bello como el culito de un bebe.

Ella no dice nada, sólo sube la mano de mi muslo a mi entrepierna. Estoy duro, duro como una piedra, y mis slips húmedos ya desde hace rato.

-Dame más besitos en el culito, me gusta.-me susurrar

Le separo aún más las piernas, de forma que tengo una panorámica de todas sus nalgas. Sus testículos están colgando justo debajo. Meto las manos entre sus piernas y se los acaricio... me encanta que estén depilados.

Vuelve a cerrar los ojos, y a gemir. Muy suavemente.

Mientras sostengo sus testículos en mis manos, vuelve a besarle las nalgas. Ella torpemente por la posición, marca la silueta que forman los pantalones en mi entrepierna. Parte de la humedad ya comienza a traspasar los tejanos. Me sube las manos hasta el cinturón

Yo me separo de ella, y me voy al centro del comedor

-Quitame el cinturón aquí.-le ordeno sin alzar la voz.

Se gira, se sienta en el sofá, y abre sus piernas. Se lame los labios con lujuria. Se coloca a 4 patas, y gateando, moviendo espalda y culito con una exageración exuberante se acerca a mi. No deja de mirarme en ningún momento

Yo sigo fotografiándola, a esa fiera que se me acerca. No se si es depredadora, o sumisa

Llega hasta mi, tras unos eternos instantes. Se sitúa de rodillas. Me mira dulcemente, donde está ahora la lujuria de sus ojos. La expresión de sus ojos cambian como la piel de un camaleón. No se cual me enciende más. Apoya sus dos manos en mi paquete y lo palpa

-¿puedo?-es lo único que dice

-Te olvidas de las palabras mágicas...

-¿¿por favor?¿??-dice inocentemente

-Si, Luisa. Te lo permito

Sonrie contenta, y empieza a abrir el cinturón

Continuará...

Si quereís comentarlo, o realizar alguna historia entre dos, mi msn y skype es secreto.loes@gmail.com

100% (5/0)
 
Categories: AnalGay MaleShemales
Posted by secre123
1 year ago    Views: 1,337
Comments (1)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
2 months ago
Hay que malo eres cuanhdo mas caliente esta una me cambias la pichada si el otro
Jay