Mi padre se folla a Mónica



Estamos en la casa de campo, buena parte de la familia, celebrando la navidad. Mónica y yo mismo no dejamos de beber durante la cena, con disimulo para que nuestros padres no se dieran cuenta. Aquello era aburridísimo… Mónica y yo nos íbamos mirando mientras los demás hablaban tonterías. Nuestros tíos, nuestros padres…

En algún momento de los postres nos escabullimos hacia el piso de arriba.



Con la tontería, empezamos a tontear en el pasillo, nos metimos en su habitación y sin desnudarnos, nos bajamos los pantalones y follamos rápidamente. No follamos mucho rato, nos corrimos muy rápido, pero no nos dimos cuenta que durante ese rato, nuestro padre nos había descubierto y había observado el i****tuoso polvo en silencio. No dijo nada y desapareció.

A los tres días, Mónica y yo nos quedamos solos en la casa. Nuestros padres se habían ido con la abuela de excursión a Francia. Sin pensarlo demasiado, nos fuimos directos a la habitación de nuestros padres, con aquella enorme cama. Nos empezamos a desnudar y casi sin mediar palabra, nos tumbamos. Mónica empezó a masturbarme, la tenía purísima. "Cada vez lo haces mejor, amor", le susurré mientras ella me la machacaba con ganas. Nos besamos profundamente… Y entonces, sin oirlo, entró nuestro padre y carraspeó para avisarnos.



"Tenemos un serio problema" dijo él con un tono muy extraño y jamás oído en su voz. "Perdona, perdona, perdona…. es la primera vez", mentí descaradamente. "No, no, no,… esto tiene difícil arreglo ya, tenemos que hacer algo al respecto", insistió papá. Mónica intentó tapar su desnudez y papá le dijo que no, que quieta, que así estaba espectacular. Ese comentario fuera de tono fue del todo extraño. Papá se acercó a la cama, y poco a poco fue poniendo las manos sobre el cinturón, para marcar la pelvis. "Si te las follado, ya es tarde, Julio." me dice él… "Ahora es necesario que seamos coherentes" dijo sombríamente acercándose más a nosotros…




No podía creerlo, la descomunal polla de nuestro padre estaba delante de nosotros, erecta, venosa, con un generoso prepucio que se contraía lentamente para descubrir el brillante glande. "Venga, Mónica, hazme lo mismo que le hacías a tu hermano…" Mónica, todavía desnuda, dudó, lo miró con miedo, miró su polla y poco a poco se acercó a ella… Se la empezó a machacar… Papá cerró los ojos, murmuró algo, y se dejó hacer…. No hacía nada, los miraba perpejlo y algo excitado. Papá tenía la polla purísima, estaba claro que estaba muy cachondo, y que sabía de nuestro rollo i****tuoso de antes. Cuando nuestro padre parecía que iba a explotar, Mónica descendió el ritmo de la paja y, cerrando los ojos, abrió la boca y se metió los huevos de papá en la boca. Empezó a chupársela… "Eso es Mónica, que mala chica eres…." decía nuestro padre mirándola viciosamente. Mónica le comía la polla lentamente, parecía que estaba empezando a disfrutar, la muy puta.





Papá tenía ya la polla completamente cubierta por la saliva de Mónica, que cada vez se la comía con más ganas. Papá estaba medio tumbado en la cama, desnudo, y mi hermana a cuatro patas, desnuda, chupando y chupando. Yo seguía flipando con el espectáculo y poco a poco me empezaba a excitar. Mónica era una máquina de placer, le comía la polla a nuestro padre con un arte fuera de lo común…



Papá se puso detrás de Mónica, que seguía a cuatro patas, y poniéndole la mano en el coño, le dijo "venga, amor mío, enséñale a tu papá, como es ahí dentro…", Mónica soltó un sonido gutural con mi polla dentro de su boca… Vi como papá, apuntaba con su acojonante polla al coño de su niña. "Qué zorrita eres, Mónica", dijo papá mientras iba metiendo su rabo dentro de ella. "Eso es amoooor…. " dijo con un gruñido, ya se la había metido hasta el fondo. Mónica me comió más fuerte la polla, papá se la estaba empezando a follar. Papá cerraba los ojos mientras le follaba el coño a mi hermana masajeándole con vicio el culo. Ya estaba, habíamos roto otro tabú. Mónica se había convertido en la zorra de su padre y de su hermano. Mientras papá la penetraba salvajemente desde detrás, ella me iba lamiendo, comiendo la polla a mí.




Mónica estaba extasiada, nuestro padre sabía follar, de eso no había duda, le tenía ganas a la niña. Yo seguía flipando, disfrutando con la mamada de Mónica, pero apenas podía creer que mi padre y yo nos estuviéramos follando a nuestra Mónica. "Venga, Mónica, mueve tu culito precioso, así, eso es…. buena chica…". Papá se recreaba con el coñito de su hija, follándoselo muy lento, ahora más rápido… metiéndosela hasta el fondo… Mónica soltaba tímidos grititos… todavía no se había soltado. "Venga, Julio, deja a tu hermana que se tumbe y se abra de piernas…" dijo mi padre sin ni siquiera mirarme… sólo tenía ojos para su niña. Mónica se tumbó de espaldas sobre la cama, se abrió de piernas y mi padre se puso de rodillas frente a ella. Se empezó a masturbar mirándola… "pero qué buena que estás, preciosa mía…" y lentamente se puso en posición… empezó a metérsela lentamente… "te gusta como te lo hace tu papi, eh?…" Mónica apenas soltó un leve "si….", todavía tímida… Observé bien como la polla de papá entraba lentamente en el coño de mi hermana, me estaba empezando a poner muy caliente con tanto vicio, con tanto morbo…

Mónica cogió mi polla y empezó a masturbarme.




Papá se follaba a Mónica como si fuera una putilla encontrada por la universidad…. Sudaba ya como un cerdo mientras no dejaba de penetrarla y jadear. Mónica jadeaba extasiada sin dejar de menearme la polla, que me iba a estallar. Se la empecé a frotar por los morros… se la metió en la boca, me la empezó a comer… "eso es, Mónica, sé una buena hermanita y cómele bien la polla a tu hermano…." dijo papá entre jadeos, mientras se la follaba. Mónica cerraba los ojos y, bien abierta de piernas, se metía mi rabo todo lo dentro de la boca que podía. "qué zorra eres hija" dijo nuestro padre en plan vicioso.



Mónica a cuatro patas ahora… su coño abierto, ya follado por papá, reluce ante mí. Ahora me toca a mí, hermanita… Nuestro padre está recostado, sudoroso, con la polla bien tiesa… apuntando a la boca de Mónica. Aí, hermanita, me estás llevando por el camino de la perdición, nos estás llevando. Papá acaricia su cabeza mientras ella juega con su polla y la frota con sus morros, preparandola para una buena mamada. Le abro un poco más el coño, me cojo la polla y empiezo a metérsela… Mónica empieza a comerle la polla a papá. Papá cierra los ojos y disfruta… mi polla ya está dentro de ella. Eso es, preciosa… te gusta el viciooooo… Follamos un buen rato así. Estoy a punto de correrme un par de veces. Saco la polla de su ardiente coño, vuelvo a empezar… Papá no para de gemir, tiene la polla roja y palpitante… su niñita no deja de comérsela con desesperación, con ganas… Joder, Mónica, cómo te va esto del vicio y el i****to,… qué cerda eres.




Papá aúlla, coge a Mónica por detrás, la agarra bien por las tetas y se la folla como un a****l. Mónica dice "sí", una y otra vez, no paro de masturbarme frente a su cara… Me la chupa… sí Mónica…. "hijadeputa, qué buena que estás" dice papá sin dejar de penetrarla mientras le empieza a lamer el cuello y la oreja como un viejo baboso…. Mónica cierra los ojos y susurra "papaaaaaaa…." suavemente… Estoy a punto de correrme… "si, papa, si...." sigue diciendo ella, en éxtasis...



Papá parece que también, saca su polla, que palpita locamente, se la machaca para correrse, no se corre, se la vuelve a meter a Mónica… "Zorra, eres una zorra, te gusta que te follen....." Suelta un grito… No aguanto más… cojo bien la cabeza de Mónica y sin dejar de machacármela apunto a su boca… me corrooooo, hija de puta, trágatelo… Mónica saca la lengua y recibe mi lefa…. me corro abundantemente… un chorro enorme salpica su boca, le deja los labios chorretosos con mi esperma... Mi padre suelta un "dios" mientras yo grito…..



Nuestro padre se pone cachondísimo y penetra hasta lo más hondo a mi hermana… "Cómesela Mónica, cómesela bien…." Mónica empieza a gritar, todavía con mi polla en su boca… "Sí, sí, sí… follame papá, fóllame másssssss" mi padre suelta otro grito, excitado por lo que le dice Mónica… "mi niñaaaaaaaaaaaaaa" y entonces, con su polla todavía dentro de ella empieza a correrse y saca la polla y sigue corriéndose fuera del coñito de su niña… "diosssssssssssssssss" suelta papá, derramando hasta la última gota de semen sobre la barriga y la entrepierna de Mónica… Mónica aúlla, y coge la polla de papá para ordeñarla bien… papá no puede más, su polla es casi roja, palpita como una bomba de oxigeno…



Papá se estira jadeante sobre el desnudo cuerpo de su hija, Mónica le acaricia la cabeza y abre la boca sensualmente... Papá y ella empiezan a besarse, jugar con sus lenguas... Aquello era demasiado... Pensaba en mamá, estaba de excursión, al parecer, por suerte... Mónica y papá se besaban más y más... Mónica seguía muy cachonda, como siempre con un buen polvo... Papá estaba agotado, pero le podía la lujuria...



97% (29/1)
 
Categories: HardcoreTaboo
Posted by schoolfuck
2 years ago    Views: 1,000
Comments (3)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
11 months ago
joer suerte de hermana mmm
1 year ago
she is my hero.
2 years ago
Mis felicitaciones por el relato. Soy un amante de los relatos ilustrados y te animo a seguir en esta linea. Saludos, Victor.