Mi madre en el garaje

Mi madre en el garaje

Me encontraba sola en la cocina de mi casa, cuando me pareció oír ruidos que provenían desde el garaje. Mi padre se encontraba fuera de la ciudad por negocios y mi madre había salido a hacer algunas compras, por lo tanto, sentí cierta curiosidad, ya que una de las voces parecía ser la de ella. Me acerqué a la puerta y me encontré con una visión bastante extraña y sorprendente a la vez.
Mi madre estaba inclinada sobre el capot de su auto, con el vestido alzado hasta la cintura. Su minúscula bombacha de algodón yacía en el suelo, todavía enredada en uno de los tobillos. Sus manos desaparecían debajo del cuerpo. Los largos cabellos rubios estaban esparcidos sobre la brillante superficie azul del auto, mientras que sus turgentes pechos salían del vestido que estaba desgarrado por el frente.
Un enorme hombre estaba detrás de ella, con sus pantalones a la altura de sus tobillos. Desde mi posición podía ver su gigantesca verga alzándose erecta frente a él.
No podía creer lo que iba a presenciar: ver a mi madre ser violada por un desconocido.
“Ahora voy a cogerte bien duro” le dijo, “Te va a encantar mi verga”, “Te gusta, verdad?”
"Nooo!" Le oí gritar a mi madre. "Oh, por favor no!” Intentó levantarse del capot, pero el hombre la sostuvo por uno de sus brazos y la obligó a permanecer quieta, apoyándole una pesada mano sobre su delicada cintura, haciendo que quedara inclinada sobre el auto, debiendo para ello pararse sobre la punta de sus pies.
Le dio además una sonora palmada sobre su culo desnudo, lo que le provocó un grito de dolor. Mi madre alcanzó a gritar “Nooo! antes de sentir otra fuerte palmada, lo cual dejó algunas marcas rojas sobre su piel.
Yo no podía moverme desde mi lugar de observación, me encontraba totalmente fascinada al ver a este gigantesco sujeto inclinarse hacia adelante y acercarse con su enorme verga erecta al redondeado culo de mi madre.
“Ahora quiero que me pidas que te coja” le dijo.
El bello rostro de mi madre miraba hacia otro lado, Me habría encantado poder ver su mirada mientras la cogían, pero pensé que a ella no le habría gustado que yo estuviera mirándola sin mover un dedo para defenderla de ese bruto a****l. Creo que tampoco yo podría haber hecho algo, el tipo me habría violado a mí también apenas irrumpiera en la escena.
Observé como le separaba las piernas sin mucha delicadeza, preparándose para penetrarla y oí nuevamente gritar a mi madre “Noooo!”
Pero el hombre ni siquiera la oyó, sino que empujó todo el largo de su verga dentro de la concha de mi madre, tan duro que la levantó completamente del suelo. Un desgarrador grito salió de sus labios ante tan salvaje arremetida.
A esta altura me encontraba bastante excitada con esta visión, comenzando a tocarme mi humedecida concha muy suavemente, disfrutando la violación de mi madre.
Cada varias embestidas, volvía a darle fuertes palmadas sobre el culo, haciéndola gritar.
El hombre gruñía como un verdadero a****l, a medida que aumentaba su placer y su ritmo. Podía ver la enorme verga que entraba y salía del interior de mi madre, mientras sus fluidos vaginales se deslizaban por sus delicados muslos, señal de que su concha comenzaba a lubricarse bien.
Repentinamente sus quejidos se transformaron en unos muy evidentes gemidos de placer, mientras su cuerpo reaccionaba y comenzaba a responderle al rítmico bombeo del hombre, moviéndose hacia atrás para encontrase con esa gigantesca verga que la empalaba.
“Nooo!” mi madre volvió a gritar, pero esta vez me pareció que no sonaba a protesta. Unos segundos después volvió a gemir “No, no, no!” una y otra vez, mientras se retorcía bajo la enorme pija… y entonces tuvo un prolongado orgasmo, mientras gemía, jadeaba y temblaba.
El hombre sonrió al notar el climax de mi madre y continuó bombeándola sin misericordia, muy duramente, haciéndola levantarse en puntas de pie con cada embestida.
Podía ver su verga entrando y saliendo, ahora bien lubricada por los fluidos de mi madre.
El cuerpo de ella se movía hacia adelante y atrás, al compás de esa enorme pija que la perforaba incansablemente.
“Despacio, despacio!” le gritó al hombre, pero era inútil, ya que eso lo incitaba todavía más a seguir penetrándola cada vez con más potencia que nunca.
El tipo la sostenía ahora fuertemente por las caderas, trayéndola de regreso hacia su virilidad con deliberada fuerza.
Los gemidos de mi madre se hacían más audibles con cada embestida, parecía a punto de alcanzar un segundo orgasmo.
De repente volvió a gritar “Oh, no!” y comenzó a retorcerse bajo el peso del asaltante, mientras empujaba su delicado trasero contra él. Temblaba y gemía otra vez, señal inequívoca de que había acabado nuevamente en un intenso orgasmo.
Vi al hombre alzar su cabeza hacia atrás y gruñir fuertemente con su boca bien abierta. Supe entonces que había derramado su semen en el interior de mi madre. Rápidamente retiró su chorreante verga de ella, dejándola jadeante y temblando todavía de placer.
Lo observé vestirse en silencio y luego desapareció tal como había llegado.
Mi madre todavía permaneció unos instantes gimiendo doblada sobre el capot, mientras restos de semen corrían desde su inflamada vagina por sus largas piernas hasta el suelo.
Cuando comenzó a incorporarse regresé silenciosamente a mi habitación, donde terminé de masturbarme metiéndome en mi húmeda concha uno de mis consoladores de látex, recordando lo que acababa de ver.
Era mi imaginación o había visto a mi madre gozar de placer, mientras la enorme verga de un perfecto desconocido la forzaba violentamente?
Pude confirmar esta duda unos días después, cuando escuché a mi madre comentarle a su mejor amiga “Me estaba violando, pero nunca había disfrutado tanto una cogida semejante en toda mi vida”




91% (10/1)
 
Categories: MatureVoyeur
Posted by sandritamdq
1 year ago    Views: 3,176
Comments (4)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
10 months ago
Muchas gracias por compartir el lindo relato, fue un deleite leerlo y visualizarlo!
Rafael
1 year ago
Hmmm... A vos y a tu mamá..., a las dos juntas le doy verga toda la que quieran...
1 year ago
a mi mamá tambieeeeeeeeeeeeennnnnnnnnnnnn
1 year ago
Me dejo muy caliente el relato...