Aquel hombre fue el mejor socio de todos

Mi padre decidió poner un almacén de exportación de productos de nuestro País, y para ello hizo sociedad con un amigo de mucho tiempo. El tenía tan solo un año mayor que mi padre, así que tenia 51. El se había divorciado hacia tres, y vivía en un apartamento cerca de donde vivíamos.

Yo era el mas pequeño de mis hermanos (2 hembras y un varón que era el mayor de todos y ya estaba casado) yo tenia 17 de edad, y desde pequeño supe que era gay, ya que en la escuela trataba de mirarle la pinga a mis compañeros en el baño, pero mi verdadera atracción eran los hombres maduros, con los que nunca había tenido una oportunidad.

El amigo de mi padre, en varias oportunidades me había dejado entrever, que tenia interés en tener un encuentro conmigo, y aunque a mi me gustaba muchísimo por su edad y físico, yo no le daba lugar, me hacia el que no entendía nada, pues temía le fuera a decir algo a mi padre.

Fue en los días en que estaban preparando el almacén del negocio, que mi padre me pidió acompañara a su amigo a la capital para que le ayudara en una transacción, cosa que demoraría de dos a tres días. Yo sentí un choque de sentimientos, pues aquello me daria la oportunidad de estar cerca del hombre deseado y que seguramente ahora él tendría oportunidad de alcanzar lo que solicitaba de mi desde hacia tiempo, pero a la vez sentía temor. Aquello, sin yo quererlo me producía un morbo inmenso, hasta el punto que el mismo día de marchar con el hasta la capital me pajee en el baño.

Me monte en el carro con el, eran varias horas de camino, por lo que tendríamos que parar para cenar y dormir en el camino. Yo temblaba por dentro, y aunque el nada me insinuaba con palabras, si hacia cosas, que aun, a pesar de la paja que me había hecho en la mañana, no podía evitar sentirme alterado y con unos deseos inmensos.

El (estoy seguro de ello), mientras manejaba, se saco dos botones de su camisa, por lo que como al descuido, me dejaba ver su velludo pecho y unas tetillas grandes y rosadas que resaltaban en el negror de su vellosidad. Por momento, soltaba una de sus manos del timón, y mientras hablaba del futuro del negocio, se introducía un dedo en su portanuela del pantalón y se rascaba por rato y las sacar el dedo, un mechón de pendejos quedaba al descubierto, y yo sin poder quitar la vista. Hasta la pinga, inclinada hacia el lado derecho de su pantalón, se notaba algo crecida, y si, quien la tenia crecida a todo dar era yo, que no podía soportar tanto "por tocar" cerca de mi.

No se si dijo algo o no, pues yo estaba atontado, solo se que en un momento determinado sentí que su mano tomo la mía y la puso sobre el. Ya no resistí ni luche contra lo que tanto deseaba, así que descaradamente termine de abrir su pantalón y metí mi mano y me di gusto tocando aquella selva de vellos y aquel mástil que crecía por momento y que con trabajo saque fuera. El puso sus dos manos en el timón y solo me dijo:

-Es para ti, gózala.

Busque la cabeza de su pinga y la acaricie por lago rato con mis dedos, haciendo que esta se lubricara con un abundante derrame de líquido que expulsaba, mientras que a cada rato se le escapaba un suspiro o quejido de satisfacción, y me decía frases calientes, y promesas de momentos deliciosos que pasaríamos juntos al llegar al hotel. Yo me incline y me metí aquella cabeza húmeda en mi boca y el no pudo evitar un:

-Aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhh!!!!!!!!! Que ricooooooo!!!!! Me veeeeeengoooooooo!!!!!!!!!

y arrimando el camión a la orilla, empujo mi cabeza con su mano y sentí que fuertes chorros tocaban mi garganta, y trague, trague mientras pude, pues la abundancia era tal, que corria por mi mano mientras el se retorcia de placer:

-Aaaaaaaaayyyyyyyyyyyy cojoooooooneeeeeessssssss!!!!! Me has sacado la vida uuuuuuffffff!!!!!!!!!! Que manera de mamar.

Cuando termino, de venirse, me dijo:

-Coje ahí, de la cajuela del carro, servilletas para que me limpies.

Yo obedecí, y limpie todo residuo de leche de su rica pinga y de mi mano. Se introdujo su pinga dentro y puso en marcha el carro diciéndome:

-Cuando lleguemos al motel, te haré gozar de lo lindo, veras como tu culo va a gozar con mi pinga que ya es tuya.

Yo sentía un calor en mi cara y mi pinga parecía que se iba a partir de lo dura que estaba, entonces el me dijo:

-Por que no te la sacas y te pajeas mientras llegamos? Anda putica rica, dame tu leche.

Yo obedecí, y me saque mi pinga y comencé a pajearme, el manejando con su mano izquierda, alargo su derecha y se apodero de una tetilla, cosa que me hizo retorcer de placer:

-Ay, ay, aaaaaaaaaaaaaayyyyyyyy me veeeengoooo!!!!!!!!

Inmediatamente mi leche salto sobre la pizarra del carro y mientras el me decía:

-Eso no es nada ricura, deja que lleguemos.

Yo quede desfallecido, con los ojos cerrados, no se por cuanto tiempo, hasta que sentí su varonil voz diciéndome:

-Alístate, que estamos por llegar.

Eran como las 8:30 de la noche, llegamos al motel, pedimos la habitación, y nos dijeron que la cafetería estaría abierta hasta las 10:00 así que nos daria tiempo de darnos un baño. Nos metimos en la ducha juntos, y el me beso bajo del agua por largo rato, fue una sensación maravillosa, porque además de ser mi primer beso, sentí su velludo cuerpo junto al mío, su pinga dura que chocaba entre mis piernas y una mano que apretaba una de mis nalgas.

-Bueno ricura -me dijo- tenemos que controlarnos, que tenemos toda la noche para nosotros, vistámonos y vayamos a comer algo.

Salimos del agua y sin que el me lo pidiera lo seque. Me di gusto con aquel cuerpo lleno de vellos. El por repuesta se pego a una de mis tetillas y me las chupo haciéndome gemir.

-Aguantémonos, vamos a vestirnos y comer algo,

Y de su pinga ya pendía un hilillo de liquido preseminal que yo, sin que el me lo pidiera, limpie con la toalla. Fuimos al comedor, cenamos, nos tomamos unas cervezas que a mí me marearon pues no estaba acostumbrado, pero el bajito me dijo:

-Lo vas a necesitar, es sabroso, pero duele un poco.

Después de estar un buen rato allí, fuimos hasta la carpeta, nos sentamos en unos butacones, charlamos como dos amigos, aunque yo lo miraba con lujuria. Cerca de las 11 de la noche me dijo: vamos a dormir. Yo estaba aun mareado y tal parecía que caminaba sobre nubes de algodón, llegamos a nuestra habitación, el cerro la puerta por dentro y acercándose a mi, busco mi boca y me beso por largo rato, y su lengua me hacia maravillas no conocidas por mi, tanto en mi boca, como dentro de mis orejas en el cuello, en mis tetillas y yo me abandonaba a todos sus caprichosos deleites. Trate de corresponderle y abriendo su camisa saboree sus tetillas y el se deleito:

-Aaaaaay, putica mía, ya estas aprendiendo!!!!!!

Fue una eterna noche de caricias reciprocas, pues esta vez, si yo le mamaba su pinga, el me mamaba la mía. Cuando su boca se apodero de mi culo, aquello fue sublime, yo me retorcía de placer y él enloquecía de lujuria. Recuerdo que el miro su reloj y dijo:

-Es las 2:15 de la mad**gada, ha llegado el momento de que ese culo que tanto he deseado, al fin sea mío.

El se levanto y de su maletín extrajo un tubo de crema y me embarro bien, y me introdujo dentro, luego se embarro en aquel trozo maravilloso, que después supe tenían 18 cm de largo y comenzó mi desfloración. Fue muy doloroso, y mis quejidos se me escapaban, pero sus frases y caricias me ayudaban a soportar el inmenso dolor. Si, fui de él, me rompió el culo, porque broto sangre. Pero pasado el primer momento, fue una mezcla de dolor y placer y mas cuando sentí sus suspiros y chorros calientes dentro de mi:
-Aaaaaaaaaaaaayyyyyyyyy!!!!!!!! puuuuuticaaaaaaaa!!!!! coojeeeee mi leeeecheeeeeee!!!!! cojoooooonesssss!!!!! Uuuuuuuuuffffffffff!!!!!!!!!!!! Me veeeengooo!!!!!!!!!!!!

Y sentí el calor de su leche dentro de mi, y él con su pinga dentro de mi, me fue virando y comenzó a pajearme. Era tanto el placer que yo reculaba y me metía más su pinga y entre gritos y exclamaciones le di la leche aquel macho que era mi vida. Fueron días maravillosos y aun lo son.
100% (10/0)
 
Categories: AnalGay MaleMature
Posted by samy15
7 months ago    Views: 672
Comments (1)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
6 months ago
EX-CE-LEN-TE...