Ya sé porque le tenía envidia a mi h

Nuestra familia es un poco disfuncional. Mi padre y mi madre apenas se comunican el uno al otro y mucho menos con nosotros. Frank es mi hermamo menor, apenas tiene 14 años, pero representa más ya que es un muchacho muy inteligente y le gusta los deportes. Se ha desarrolado tanto física como mentalmente. Tengo 18 años y voy para el colegio al terminar las vacaciones de verano. Decidí quedarme en casa y no salir a ninguna parte. Mi abuelo vive a diez minutos de nosotros y cada vez nos invita a su casa, pero yo apenas lo visito. Frank siempre se pasa en su casa y casi todas las noches se queda a dormir en casa de abuelo. Él nos dió la llave de su casa ya que sabe la situación en la nuestra.

-Guarden esta llave por si alguna vez necesitan estar un poco alejado de sus padres. Si no estoy siéntasen como en su casa.

Esa semana las cosas no andaban bien entre papi y mami. Se la pasaban discutiendo, lo que nunca, y papá le pidió el divorcio. Frank estaba en casa de abuelo, eran las nueve de la noche. Se había ido en el momento en que llegó mami de la oficina. Yo sin poder soportar más el alboroto, decidí irme a casa de abuelo y pasar una noche tranquilo. Tomé la llave y un libro conmigo y me fui en bicicleta. No ví luz en la sala ni en la habitación del abuelo. Abrí la puerta y entré sin hacer ruido por si acaso estaba descansando. La luz estaba encendida en el cuarto que Frank siempre duerme. Decidí ir sigilosamente al cuarto de Frank para explicarle la situación, pero unos gemidos me detuvieron.

-Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhayyyyyyyyyyyyyyyyyyy

Escuchaba gemidos de placer y me preguntaba si Frank tenía una muchacha en su habitación sin el consentimiento del abuelo. Me dirigí al cuarto del abuelo para dejarle saber que me iba a quedar esta noche en su casa, pero al abrir la puerta no había nadie en la habitación. Decidí regresar a la sala y esperar, pero escuché´lgo insólito.

-Abuelo, que ricooooooooooooo

-Siempre te gusta que te lo c*** así.

-Siempre abuelo, sigueeeeeeeeeeehhhhh

Tomé la cerradura y le dí vuelta poco a poco y me encontré al abuelo sobre la cama y a Frank parado con el culo en la cara del abuelo bajando y subiendo su cuerpo para que la lengua del abuelo le entrase con más facilidad. Al bajar se quedaba un rato moviendo en círculo sus nalgas sobre la cara del abuelo que le tenía la lengua dentro del ano y chupaba como un loco. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh que rico abuelito, que rico..........ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Un bulto se me formaba en el pantalón y la sangre comenzaba a hervir por todo el cuerpo. Mi hermanito se bajaba y se acostaba encima del abuelo abrazándolo fervientemente. Y abuelo lo arropaba con esos brazos enormes y con sus manos subiendo por el cuerpo de Frank hasta llegar al cuello y la cabeza para apretarlo más sobre sí y poder disfrutar del beso ardente y apasionado. Se besaban como enamorados disfrutando del placer sexual. Ahhhhhhhhhhhh mi niño que sabroso besas, cada vez besas mejor y mejor. Quien diría que llevamos dos años haciendo el amor y cada noche es como si fuese la primera vez. Sí abuelo, como olvidar esa noche en que tomaste mi virginidad con ese monstruo de 9 pulgadas (unos 23 centímentros). Mis oídos no podían creer lo que escuchaban. Ahora entiendo el porque se la pasaba acá visitando al abuelo y quedándose a dormir.

En eso bajaba su cuerpo y tomaba el pene del abuelo en su boca sin poder tomarlo todo, sólo le cabía la mitad ya que era como una lata de cerveza. Se lo chupaba como una bestia y abuelo gemía de placer y le lamía las bolas que parecían limones y luego le levantaba las piernas para depositar su lengua el ano del abuelo. AHHHHHHHHHHH así, mete esa lengua que cabe toda dentro de mí. Y Frank movía su cabeza para arriba y para abajo aceleradamente metiendo la lengua entro del abuelo que gozaba de felicidad.

Es hora de sentir ese monstuo dentro de mí y sin más se acuclilló en la cama y en posición directa sobre el pene del abuelo colocó su culo hambriento y sediento de una buen embestida. Abuelo lo agarró por la cintura y lo iba bajando poco a poco hasta que la cabeza quedó a la entrada del ano rosadito de Frank. Ahhhhhhhhhhhhhh de sólo sentir esa carne hacer contacto con la suya. AHHHHHHHHHH abuelo dame una pulgada de ese monstruo que hizo a mi papá. AHHHHHHh dame la segunda pulgada del monstruo que ha hecho gozar a generaciones en la familia. Mi pantalón quería reventar son la presión del pene que ahora veo de donde viene lo grande y gordo. Sin poderme bajé el pantalón corto hasta la mitad de los muslos y saqué mi mostruo de 8 pulgadas (20.32 centímetros) y comencé a masajarlo para que la sangre fluyera libremente. La tercera pulgada y la cuarta que entró en el culo de papá. Levanté la cabeza súbitamente al escuchar lo que Frank había dicho. Mi padre y mi abuelo....Sí bebé el monstruo que hizo a tu papá y también que le enseñó a gozar de lo que la naturazleza nos proporcionó. Dame la quinta y sexta que quieres meterle a Raúl. Y entonces no pude contenerme al escuchar mi nombre y mi cuerpo se estremeció y la sangre hirvió y las manos a toda prisa masajaban mi pene que echaba gotas de semen. Y la sétima, octava y novena que me entierras cada día en la tarde y en la noche haciéndome el nieto más caliente del planeta. Mete, mi viejo lindo, mete ese pene dentro de mi culo. Mete sin piedad. Y comenzó a embestirlo salvajemente haciéndolo gritar...ayyyyyyyyyaahhhhhhhaaaayyy viejo sabroso comemem todo. Y Frank subía y bajaba con una rapidez increíble que el pene del abuelo desaparecía de una sola embestida. Como abuelo es bien robusto y Frank a su lado es un bebé, ví como abuelo se iba levantando y subiendo sus manos por la espalda de Frank hasta que pudo poner los pies en el suelo y agarrando bien a Frank se paró de la cama aguantando a Frank que se agarraba de la cintura del abuelo con las piernas entrelazadas en la espalda. Y abuelo lentamente bajaba sus manos hasta las nalgas de Frank y comenzaba a subirlo y bajarlo y yo me moría del placer que me causaba ver a Frank mecerse en los brazos del abuelo y ver claramente como ese monstruo entraba y salía del culo de mi hermanito que gritaba enloquecidamente. Abuelo le depositó losmlabios en su boca y comenzaron a chuparse como abejas al panaldisfrutando cada cual de su preciado néctar. Ya no puedo más, abuelo ya no puedo más. Aguanta un rato, aguanta esa leche dentro hasta que abuelo esté listo para derramarte todo su líquido dentro de tí. No abuelo, hoy la quiero toda en mi boca. Quiero tragarme cada gota de esa leche caliente. Y abuelo lo tiró sobre la cama sin sacarle el pene del culo y lo seguía emboistiendo hatas que no pudo más. Ahora, ahora estoy listo. Y le sacó ese monstruo del ano de Frank dejando ver una cueva y depositó su monstruo dentro de la boca de Frank y se venía a bobotones mientras Frank soltaba sun líquido sobre su estómago y algunas gotas cayendo sobre las nalgas del abuelo. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh gritaban al unísono. Nunca había visto tanta leche salir de un pene y mucho menso dos hombres gozar del uno al otro y también me derramé y sin poder contenerme comencé a gritar ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh que ricooooooooooooo. Sin darme cuenta los dos estaban mirándome y yo ahí sin poder hacer nada.

100% (4/0)
 
Categories: AnalGay MaleMature
Posted by samy15
7 months ago    Views: 1,066
Comments (1)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
7 months ago
La continuación, ya mismo...
Quisro tener nietos así...