Provocanco a mi mecánico favorito

Mi nombre es Juan tengo 20 años y soy de Andalucía. La historia que voy a contar es totalmente cierta y ocurrió aproximadamente hace un año. De siempre he sido muy vicioso en el sexo. Me gusta el morbo y follar y que me follen con muchisima fuerza.

Mi padre se llama Paco tiene 50 años y es mecánico. Se conserva bien para su edad. Tiene unos brazos fuertes y unas piernas musculosas que empiezan por una barriga de cincuentón. Mi padre es algo rudo en sus modales. Tiene apariencia de hombre fuerte, su cuello es grueso y su cara es musculosa. A mi padre le encanta ir en boxer anchos por casa haciendo tambalear su paquetón entre sus fuertes piernas. Con 18 años yo no perdía la oportunidad de verlo desnudo. Me gustaba entrar al cuarto de baño a coger "algo" mientras se duchaba y mirarle la polla disimuladamente. Nunca se la había visto erecta pero en reposo tenía un buen pollón y unos buenos huevos gordos. Lo que más me gustaba era espiarlo por la noche a través de la puerta cerrada del cuarto. Pegaba la oreja a la puerta y escuchaba como veía porno mientas mi madre estaba en el salón. Muchas veces he entrado a coger una toalla con el fin de pillarlo haciendose una paja y muchas veces he estado a punto de pillarlo. Una vez entré y el se tuvo que subir los calzoncillos corriendo y apagar la tele.

Otra de las cosas que me encanta es que el me vea desnudo. Muchas veces antes de entrar a la ducha he esperado a que el llegará de trabajar para que justo cuando fuera a entrar en el baño yo estuviera bajandome los calzoncillos con la polla empalmada y entrando en la ducha.

Un sabado mi madre fue de compras con mi tia y él y yo nos quedamos sólos en casa. Yo entre a mi habitación mientras el estaba en la suya. Ese día quería que me pillara haciendome una paja. Deje la puerta entreabierta y esperé minutos y minutos a que el saliera de su habitación. Cuando escuche al puerta empece a pajearme con fuerza. El liquido de mi polla hacia mas ruido aún. Yo hice como que no me daba cuenta de que había nadie mientras me meneaba la polla de arriba hacia abajo. Cuando lo escuche andar por el pasillo me puse más y más cachondo. De repente sentí que alguien me miraba por unos segundos a través de la puerta pero me hice el despistado. Se quedó mirandome unos 5 segundos y se fue de nuevo a su habitación.

Me pasaba las semanas provocando al macho de mi padre. Le dejaba que me viera desnudo antes de entrar a la ducha, le miraba el paquete mientras andaba por la casa, y entraba mucho al baño cuando el se estaba duchando. Yo me daba cuenta que se sentía un poco acosado y a veces hasta se enfadaba y ponía cara de enfado. Literalmente llegué a pensar que tenía a mi padre hasta los huevos.

La tarde que ocurrió algo entre mi padre y yo mi madre había ido a casa de mi tía a cuidar a mis primas. Esa tarde como muchas otras veces me puse a escuchar detrás de la puerta y ese día mi padre se estaba haciendo una paja. Se escuchaban los gemidos de una puta en televisión y podía intiur el movimiento de la polla de mi padre. Me puse tan cachondo que tuve que bajarme los pantalones y empezar a pajearme. Estaba tan caliente que no escuche a mi padre levantarse de la cama. Cuando me quise dar cuenta el abrió la puerta y me vió pajeandome. Lo primero que miré fue su enorme paquete empalmado. Mi padre puso cara de enfado y me dijo:

- ¿Pero que haces? ¿Es que eres un maricón?

Me puse rojo y no supe que decir. Mi padre me había pillado pajeandome mientras lo escuchaba a través de la puerta. Antes de que yo pudiera decir nada mi padre me grito de nuevo.

- !!Me tienes hasta los cojones!!

Yo miraba hacía abajo y hacia su enorme polla dentro del boxer

- !!Que no me mires más la polla!!

Mi padre cada vez estaba más enfadado y lo único que se me ocurrió hacer a mi fue darme la vuelta y bajarme los pantalones mientras ponía el culo en pompa y gritaba a mi padre:

- !!¿Es que no quieres esto para tí? Me puedes follar como quieras

Mi padre me cogió del pelo y me llevó a su habitación. Me obligó a arrodillarme y me puso la cara pegada a su paquete. Estaba tan cerca que podía oler su polla.

- ¿Esto es lo que quieres maricón? Me llevas provocando meses cabronazo.

Mi padre se bajo los boxer y dejó salir su polla. Sabía que era grande pero no tanto. Mediría unos 20 cm aunque era más gorda que larga. Sus huevos eran bastante gordos también y su polla tenía un fuerte olor a macho. Me cogió del pelo y me la metió entera en la boca. Yo sentí que me ahogaba pero me daba igual porque era lo que había deseado durante meses. Empece a lamerle todos los huevos y segui lamiendo su capullo mientras le daba lametones a su polla gorda. Aceleré el ritmo y seguí mamandola más fuerte mientras lo miraba a los ojos. El me miraba con furia y desprecio mientras yo le ponía ca ra de puta débil. De repente me cogió del cuello con tanta fuerza que casi me ahogaba y empezó a meter y sacar su polla hasta que mis labios tocaban su barriga.

- Chupa maricón chupa.

Mi padre sudaba como un macho cerdo y me metía la polla una y otra vez. Me cogió del pelo y me tiró a la cama. Yo me pusé a lo perrito con el culo lo más en pompa que pudé. Sentí como el toro de mi padre me cogía por la cintura y me arrancaba mis calzoncillos. Escupió en su polla y empezó a metermela. Al principio no cabía pero el no dejaba de empujar. Sé que cuando consiguiera entrar me iba a hacer polvo. Y así fue. Tras mucho empujar su polla entró hasta casi la mitd y yo metí un grito agonizandote y baje el culo como muestra de dolor. El me lo subió con las manos y me dijo:

- Ahora te vas a enterar por ser tan maricón. Te voy a romper el culo hijo de puta.

Me agarró con fuerza y comenzó a metermela y a sacarmela. Me embestía como un toro una y otra vez. Su polla entraba y salía casi entera y el macho de mi padre seguía sudando. Sentía como me llenaba todo el ojete su pollón enorme y como sus huevos me chocaban con fuerza en el culo. Yo me sentía una pedazo de puta y empece a gritar:

- Soy tu puta follame con fuerza y rompeme el culo hasta hacerme sangre.

Mi padre siguió dandome cada vez con más fuerza y me gritaba:

- Así maricón te voy a dejar el culo escocido.

No paraba de metermela y la cama chirriaba mientras mi padre embestía el culo de su hijo. Sentí que mi padre se iba a correr porque embestía con más fuerza y jadeaba como un toro. De repente sentí un liquido con mucho ardor en mi culo y mi padre me pegó las últimas embestidas mientras gozaba de placer y gritaba como un macho en celo. El semen me caía por todo el ojete y mi padre me arrancó del pelo y me tiró de la cama.

- Lo vas a manchar todo ve a ducharte maricón.

Yo salí del cuarto con el culo casi sangrando y ardiendo. Lo había calentando durante meses pero jamás pense que tendría esa rabia dentro. Me folló con fuerza y dandome una lección. Me fui a la ducha sintiendome como una puta golfa y allí mismo me hizo una paja. Me corrí al instante. Cuando vino mi madre mi padre supo disimular muy bien y yo igual.

Desde ese día mi padre y yo hemos tenido otras folladas incluso con amigos suyos. Ya os iré co ntando más. Espero que os haya gustado.
- See more at: http://www.123-amateur.com/relatos/0706190308wf#sthash.ycbNa6vd.dpuf
100% (6/0)
 
Categories: AnalGay MaleMature
Posted by samy15
9 months ago    Views: 92
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments