MI PRIMER NEGRO

Un dia ya no vi a mis amigos Juan y Paco, llegue a la cabaña y estaba abandonada.

Al ser una ciudad fronteriza donde yo vivía pensé que habían emigrado a Estados Unidos ya que mucha gente esta de paso y en la primera oportunidad cruzan la fron0tera y no se sabe mas de ellos.

Me sentí triste por no ver mas a mis dos culiadores principalmente a Juan que fue el primer hombre que me desquinto mi joven culito pero también por Paco que fue el segundo macho que sentí dentro de mi.

Por las noches recordaba como me culiaban los dos y no me podía aguantar las ganas de jalarme la verga hasta venirme, me ponía muy caliente y pensaba que seria rico tener a uno de los dos bajo las cobijas, que estuviéramos los dos desnudos para yo poder mamarles toda la verga y después me la retacaran toda como solo ellos me la metían, Hufff! Como la hubiéramos gozado!

Pero no dejaba de ser solo pensamientos asi que paso el tiempo y yo segui en el colegio sin que nadie supiera nada ya que ni a mis mas intimos amigos les conte nunca de mis dos culiadores, ese siempre seria mi secreto.

Cuando ya tenia entre 14 y 15 de edad mis ganas de verga se hacían mas fuertes, a veces pasaban meses sin acordarme de ese tema pero cuando me llegaban las ganas me llegaban con fuerza y tenia que meterme algo en la boca y mi culo que pareciera un miembro varonil hasta venirme, me metia desde velas hasta verduras largas y gordas.

Un dia vi que a varias casas de la mia se mudaba un nuevo vecino, era un norteamericano, era un negro alto y muy serio, al yo pasar junto a el apenas me saludo pero yo muy sonriente me acomedí a ayudarlo a meter una mesa que el apenas podía empujar solo.

Metimos otras cosas y el en un casi perfecto idioma español me dio las gracias y me ofrecia unos dólares que yo no acepte, entonces me dijo que volviera en unos días mas para pagarme el favor.

Nos pusimos de acuerdo para el siguiente viernes, yo llegue muy puntual y el me recibió con una sonrisa, pase a su casa y me ofrecio un refresco, El tomaba una cerveza y dijo llamarse Will.

Will tendría unos 35 de edad, ese dia llevaba un pantalón corto y pegado al cuerpo, se le veía su largo paquete entre las piernas y casi se le salía por un lado, El se dio cuenta que yo no le despegaba la mirada de ahí.

Me pregunto si ya tenia edad para tomar cerveza y mintiendo le dije que si, se dirigio a la cocina y trajo dos, una para cada uno.

Con la cerveza me sentí menos cohibido y cuando estábamos sentados casi juntos platicando de nuestras cosas me atrevi a poner mi mano sobre su bulto, El ni se inmuto mas bien se acomodo mas relajado y dejo que le sobara todo.

Sirvió otras dos cervezas y me dijo que porque no nos poníamos mas comodos, Yo por respuesta me quite la camisa y el pantalón, quede en puros calzones, El se quito toda su ropa y me dijo que hiciera yo lo mismo, obedeci y quede completamente desnudo como el.

Se acerco a mi, me abraso y me dio un bezo en la boca, yo le correspondi, mis manos buscaron bajo su cintura ese enorme garrote que le había visto unos momentos antes, al tocarlo sentí que crecia en mis manos.

Me arrodille y vi frente a mi una verga hermosa! Estaba gorda, larga y llena de venas, negra como el carbón.

Después de darle unas sobadas con ambas manos abri la boca para metermemela en la boca, apenas cabia pero yo abri lo mas que pude mi boca y entro la cabeza completita.

Will me acariciaba la cabeza y me decía que lo hacia muy bien, que siguiera chupando mas.

Después de unos minutos y de aberla metido casi hasta la garganta me indico que me voltera para que mi culo quedaran frente a El.

Me beso y chupo las nalgas, de pronto sentí que su lengua buscaba mi hoyito, lo encontró y procedio a darme una rica lengueteada en el ano, Que delicia!, Ya quería esto!.

Me acomodo en cuatro sobre mis manos y rodillas, seguía dándole lengua a mi culito, Yo estaba en las puertas del cielo!

Cuando sintió que mi hoyito estaba bien ensalivado y abierto me acomodo la cabezota en la entrada de mi ya hambriento culo, Voltie y poniendo mis ojitos de suplica le pedi que me lo metiera despacio para que no me doliera mucho, le dije, -No me vayas a lastimar papito, por favor-.

Senti como se fue abriendo mi culo con cada centímetro que se fue introduciendo en mi estrecho túnel.

Ya lo tenia a la mitad y tuve que pedirle que parara, que me dolia, Will no me hiso caso y siguió enterrandome su chilote, Yo quería que parara pero también quería sentir ese trozote de carne viva completita dentro de mi.

Me deje caer boca abajo en el sofá donde estábamos y El se vino pegado a mi.

Al chocar contra el sofá me lo dejo ir hasta el fondo, yo pegue un grito de dolor al sentir ese garroton completo dentro de mi, pero el dolor paso pronto y mi culo quería mas verga negra!

Era mi primer negro y lo hiba a disfrutar a plenitud asi que mientras el comenso un mete saca de verga yo pare mi atravesado trasero lo mas que pude.

Me la tenia toda adentro, se retiraba y la sacaba a la mitad, la volvia a meter hasta que sus huevotes chocaban con mi juvenil y tragon culo, Yo sentía en cada metida una sensación de gozo indescriptible, voltie mi cara y con mi mano lo atraje hacia mi para besarnos, Que rico besan los negros!.

Me volteo hacia el para quedar de frente y yo le puse mis piernas en sus hombros, cuando me la dejo ir de nuevo sentí que me exploraba por dentro lugares donde nadie había estado, yo se la sentía en lugares donde nunca la había sentido, no cabe duda que los negros si están bien vergudos!

Aunque yo era un chamaco me sentía toda una putita entregándome a mi macho.

Le decía, -Metemela mas papito!, -Damela toda!, -Soy tuya!, -Haaaa!, -Maaaas!.

Will estaba sudando sobre mi y me caia el sudor en la cara y en la boca, yo lengüeteaba todo lo que me caia.

El, super exitado como yo me besaba el cuello y la boca, de pronto sentí su verga mas dentro de mis intestinos y enseguida sentí un chorraso de leche caliente luego otro y varios mas, Will tenia los ojos en blanco mientras esto pasaba yo ya no podía resistir mas y sentí que todo se nublo, también se me pusieron los ojos en blanco y sentí que me venia.

Yo tenia una vergota bien enterrada en mi culo y me estaba viniendo! Esa si fue una experiencia super exitante.

Quedamos exaustos, agitados, sudorosos pero bien satisfechos.

Will me la fue sacando despacio y vi ese garroton que salía de mi culo y me asusto ver lo gordo y largo que se había puesto dentro de Mi.

Pero yo estaba dispuesto a aguantársela cuantas veces quisiera mi nuevo culiador.

A ese negro lo quería mas veces retacandome de verga mi culo.


100% (16/0)
 
Categories: Gay MaleTaboo
Posted by rulisdtj
8 months ago    Views: 1,065
Comments (2)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
3 months ago
Soy el esposo de la chica de la foto ( soy latino). Por recomendaciones de mi esposa yo tambien he provado negro.... Es cierto es masculinidad y pasion de ellos es genial! Yo el mio lo encontre en una Playa Nudista, el era de Trinidad y tenia muy lindos ojos amarillos ( muy exotico).... Quiero corro orar que si besan muy rico y a mi tambien me djaronvcaer muchas gotas de sudor mientras me culiaban!!!!
5 months ago
Hmmm...
Terrible paja me acabo de hacer...