Por un dolar.

Todo comenzó cando yo staba en 3ero de elemental,Yo fui um chiquillo muy tranquilo pero un dia se me ocurrio no ir al colegio, quería hacer la pinta como decimos en Mexico, entraba a las 8 de la mañana y salía a las 2 de la tarde asi que tenia mucho tiempo para vagar por ahí sin preocupaciones, El dia mencionado sali de casa y en lugar de doblar la esquina hacia la derecha para el Colegio doble a la izquierda para alejarme de ella, camine por varia cuadras hasta llegar al centro de la ciudad donde estaban todas las tiendas comerciales, ahí me entretuve no se cuantas horas viendo los aparadores llenos de jugetes y otras cosas, Se me hacia maravilloso estar en la calle mientras todos mis amiguitos de mi edad estaban encerrados en sus aulas, Segui caminando por entre las cuadras de mi ciudad y cuando menos acorde ya estaba en la orilla de la misma justo donde pasaban las vías del tren, en esos lugares ya se veian menos casa y mas despoblado pero ami no me importo mucho Yo era libre como un pájaro y eso me daba alegría, camine un buen tramo por la via del tren alejándome pero recapacite y preferí devolverme por el mismo camino andado unos minutos antes, Ya estaba caminado sobre un riel y luego me pasaba al otro cuando vi a un Sr. que venia en dirección contraria a mi, tendría unos 50 de edad, moreno, algo flaco pero no le di importancia a su aspecto, al pasar junto a el volteo a verme y sin mas me dijo -Oye chiqillo, te quieres ganar un dólar- Yo me detengo volteo y le contesto con algo de temor pero decidido, -Que tengo que hacer?- El me dice, Algo fácil, mira siéntate aquí junto a mi y procedio a sentarse en un riel, yo me sente en el otro frente a el y me dijo,-Solo tienes que sobarme aquí- y se empeso a sobar sobre el pantalón entre las piernas, Me dio un poco de temor pero con todo y eso me acerque y le puse mi manita donde el me indico, Me asuste porque sentí como si tuviera una botella de refresco ahí y retire mi mano inconsientemente, me dijo, -No te asutes, nunca has tocado a un hombre y es natural que te paresca muy grande pero asi la vas a tener tu también cuando crescas, Aunque estaba muy despoblado y no se veía ninguna casa cerca, me dijo -Mira vamos tras esos arbustos para que nadie nos vaya a ver, y se levanto para aproximarse a unos matorrales, yo lo segui y entramos entre unas ramas de no mas de metro y medio de altura, parecía una carpa ya que las ramas se curvaban hacia adentro y en el centro de las mismas había un espacio como de dos metros de circunferencia con el piso arenoso parecía que estaba echo para esconderse y estar comodos sin que nadie viera hacia dentro pero nosotros si veíamos hacia afuera, Ya estando dentro de los arbustos me dijo, -Mira me la voy a sacar y tu nomas me la agarras y es todo, te voy a dar un dólar por eso,Se me olvidaba decirles que hablo en dólar porque vivíamos en una ciudad fronteriza con estados unidos y ahí se usa mas la moneda americana que la mexicana.
El Sr empezó a quitarse el cinturon y desabrochar su pantalón mientras me decía, -Aver mijo, quitese también el pantalón para estar iguales, yo bien obediente me desabroche mi pantalón y también me lo baje hasta los tobillos, cuando me vio asi vi como le brillaban los ojos de viejo libinidoso y me dijo que hermosa verguita tienes y mientras decía eso se bajaba el pantalón y vi como salio su verga, era gruesa, grande, con venas que la recorrían toda y muy cabezona yo a mis diez añitos no había visto nada igual asi que me parecio enorme comparada con la mia que apenas tendría unos cuantos centimetros y muy delgada pero eso era normal a mi edad.
El me dijo mira enseñame tus nalgas y yo me la agarro, me parecio mas fácil hacer eso y sin mas le enseñe mis nalguitas pequeñas y blancas de púber, el agarro de la cintura y me atrajo hacia atrás de tal modo que quede de espaldas a el con mi traserito a unos centímetros de su descomunal verga, me subio mi camisa hasta los hombros asi que me tenia casi por completo desnudito y a su merced pero no se avoraso, se empeso a sobar la vergota y con la otra mano me acariciaba la espalda pero sobre todo mis nalguitas y nomas murmuraba -Que rico estas mijo, como me gustas,pareces una niña viéndote desde aquí, y me empeso a pasar un dedo entre mis nalgas, yo sentía riquísimo y le ofrecia mi trasero para que me lo siguiera dedeando, asi estuvo un rato pero luego sentí que me ponía su cabezota en lugar del dedo, y me la pasaba por todas las nalgas y por mi agujerito, sin dejar de jalársela, yo nomas oia el champ, champ, champ, mientras se la seguía jalando, yo sentía muy rico cuando me la ponía en la entrada de mi culito y se enroscaba atrás de mi pero sin metérmela solo la mantenía pegadita a mi culo, mi gusto hiba en aumento cuando sentí un liquido caliente y pensé que se estaba orinando pero comenso a jadear y a decir, -Me vengo mijo, me vengo, yo me asuste porque voltie a verle la cara y tenia los ojos en blanco y con la mano que no se la jalaba me tenia de la cintura apretándome sacándome el aire.
Ya que volvió en si, me dijo -Que rico puñeta me hice mijo, te ganaste tu dólar, Yo jamas había oído esa palabra y me dio risa, Antes de subire mis trusas y mi pantalón me toque las nalgas y las sentí mojadas y pegajosas, me digo esos se llaman mecos, a ti no te han salido y le dije que no pero que con lo que me estaba enseñando yo también me la hiba a "puñetear'para que me saliera igual,
Nos despedimos pero le prometi volver al dia siguiente a la misma hora, pero esa es otra historia.

100% (13/0)
 
Categories: Taboo
Posted by rulisdtj
11 months ago    Views: 1,155
Comments (2)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
4 months ago
Buen comienzo...
8 months ago
wow que manera de aprender a gosar
Jay