Una húmeda experiencia tan apasionante como

De mis primeros encuentros sexuales tengo gratos y valiosos recuerdos, pero hay uno que evoco de manera especial. Era la primera cita que tenía con una persona que conocía hacía años pero con la que nunca había tenido ningún tipo de contacto físico o relación. Lo típico, salimos a tomar algo y después le propuse ir a su casa, cosa que le intimidó porque no le quedó ninguna duda de a lo que íbamos. Tras enseñarme su casa, como detalle de cortesía, temblando ante lo que se le avecinaba, le pregunté si quería tener sexo conmigo esa noche. No terminé de preguntar cuando ya se me había echado encima como rápida respuesta.

Empezamos a disfrutar de nuestros cuerpos y a calentarnos cada vez más. Recuerdo que a él le excitaron en especial mis pezones, grandes y abultados, de pico. Poco a poco empezó a hacerme un recorrido por mi cuerpo, saboreándome con ganas cada rincón como hacía mucho tiempo que no lo habían hecho. La cosa es que yo empecé a notar algo inusual. Aparte de notar como palpitaba mi coño por dentro y una gran calentura interior, previa a una gran lubricación, empecé a sentir como un líquido caliente salía de mi vagina en los momentos de más placer. Pensé que era normal expulsar ese líquido, dado el nivel de excitación que tenía. No os imagináis el gustazo que da correrse y a la misma vez notar ese calor saliendo.

Seguíamos con nuestros juegos, no tan preliminares, y cuando quise darme cuenta, vi toda la cama empapada. Sentí vergüenza, porque no era consciente de haber expulsado esa cantidad de líquido, era la primera vez que me pasaba, y la primera cita con ese chico.

Llegué a pensar que lo que me había sucedido es que me había meado del gusto. Me había corrido a gusto todas las veces que había querido e intensamente. Pero no, hice algunas comprobaciones y no era ese el caso.

Fuera lo que fuera decidimos continuar con lo que estábamos haciendo, lo estábamos pasando en grande y eso era lo que importaba. Aunque ahora yo era consciente de que al excitarse mi órgano sexual me salía líquido hacia fuera, lo que me hacía sentirme un poco cohibida.

Pero estando yo de pie, con las piernas entreabiertas y él en el suelo, sentado, me empezó de nuevo a comer el coño. Acariciaba con su lengua mi clítoris, y me metía un dedo suave pero profundamente. Yo ya estaba más que lubricada y abierta, y mi coño tenía hambre y le cabía cualquier cosa que quisiera meterme. Primero un dedo, después pedía yo otro más y otro... también su lengua dentro de mi vagina caliente... mmmm.......
No lo pude evitar, y mientras él me hacía un cunnilingus y me masturbaba con sus dedos, tengo la imagen grabada, vi como le saltó un chicatazo de mi jugo en toda su cara cuando yo me corría, –¡pobre!– pensé, y eso que estaba yo intentando controlarme. Pero para mi sorpresa observé como eso le ponía mucho más cachondo, lejos de m*****arle. Lo demostró poniendo una expresión de "me voy a dar el lote", disfrutando como si fuera un niño. En esos momentos toda su atención era para mi coño, desde el que me chorreaba ese líquido por las piernas hacia abajo. Y yo, con luz verde para correrme a gusto, al comprobar que la situación a él le excitaba a tope. Consecuencia de esto era un nuevo requemor por dentro con su respectivo chicatazo de placer.

No fue ésta la única vez que lo experimenté con esta persona. Pero sí dejó de sucederme pasados los primeros encuentros. Me ocurrió sólo un par de veces más con citas esporádicas en las que alcancé un gran nivel de excitación. Lamenté que desapareciera esa habilidad de la misma manera que apareció.

Estuve un largo tiempo preguntándome qué podía ser ese abundante líquido que me salía de la vagina cuando sentía placer, pero sobre todo al correrme. Aunque no le encontré explicación, me pareció estupendo y deseaba que alguna vez me volviera a suceder.

Viendo alguna película porno he podido observar cómo algunas chicas eyaculan al correrse, y algunas en gran cantidad. Se trata de secreción de una glándula en el aparato sexual femenino, la glándula de Skene, que está más desarrollada en unas mujeres que en otras, y que no todas las mujeres la poseen.



Recientemente, en una larga sesión de sexo por webcam en la que me había estimulado de manera prolongada ocurrió de nuevo, volví a tener una eyaculación y el ardiente líquido volvió a salir de mi vagina ante la sorpresa de quien me miraba, imaginad que pasó... He añadido la eyaculación a mi repertorio de especialidades por cam y ahora con un tiempo de estimulación suficiente puedo conseguirlo fácilmente... como muestra, una vídeo de uno de mis últimos shows.
100% (29/0)
 
Categories: FetishHardcoreTaboo
Posted by rosafuxxxia
1 year ago    Views: 809
Comments (12)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
2 months ago
que rica experiencia darlyn!! me encanta!!
skooller
retired
1 year ago
supongo que lo habrán preguntado mucho, y el enlace del video?
aparte de eso la historia está mas que bien
1 year ago
mmm k sabroso..yo sigo intentandolo...y me mojo pero aun no chorreo ;-))
1 year ago
mmm que rico mami como me gustaria saborear ese juguito que se les ve en la panochita cuando estan chorreando y saborear ese saborcito que me imagino ha de estar bien rico y me pone dura la vaerga cuando las veo cerrar los ojos y gritar de satisfacción.. mm que rrico ha de ser probar esos juguitos mamasita..como morder suavemente una la panochita como la de la foto mmm so me pone caliente.....y mas ahorita que traigo un pants puesto y asi me voy ir a correr al ratito en el parque...
1 year ago
como me gustaria que me acaves en la boca ami mmmmmmmmmm
vicen-rebel
retired
1 year ago
WooooW!!! Sin palabras y con la polla muy dura, me has dejado
1 year ago
no solo me gusto y me la pusiste dura. Sino que aprendi algo nuevo.
1 year ago
Gracias chicos, besitos a todos :)
1 year ago
exelente como me gustaria comerte ese coño
1 year ago
Muy buena historia
equisciente
retired
1 year ago
Muy buen relato, y felicidades por tu capacidad de eyaculación... Me haces desear acoplar mi boca a tu vulva y trabajarla con mis labios y mi lengua hasta que pueda mojar toda mi cara y beber una buena ración de esa maravilla. ¡Gracias!
1 year ago
eselente relato , me encantoo y me puso muy cachondo