De sorpresa

Hace ya bastante tiempo, yo trabajaba como cadete en una pequeña oficina. Los viernes era costumbre que se armara alguna salida entre compañeros de trabajo, a la que a veces asistian amigos de los compañeros pues no eramos muchos. Tambien venian un par de chicas que trabajaban con nosotros pero no era muy frecuente.
Estas salidas eran como todas, una cena y luego a buscar algunas chicas para pasar un rato y si se daba, tener sexo pero sin mucho compromiso.
Uno de los compañeroa tenia su departamento siempre listo para quien lo necesitara, aunque pocas veces el mismo lo usaba.
Uno de estos viernes, este compañero al que llamare Claudio (no es su nombre verdadero) quedo solo conmigo pues los otros chicos programaron una visita a un cabaret que realmente no podia pagar por mi sueldo. Luego de cenar, sin mucho para hacer me invita a su casa a tomar unos tragos pues asi no gastariamos nada.
Acepte pues lo vi con muchas ganas de charlar e imagine que tendria algo para contar.
Al llegar a su casa preparo unos tragos, y despues de tomar varios, tuve que ir al baño. Al salir, no lo vi y me aviso que estaba en su cuarto y ya regresaba. Mirando un poco de television note que tardaba un poco. Algo distraido, no me doy cuenta que me estaba mirando desde la puerta del cuarto, pero... oh sorpresa! completamente vestido de mujer. Y cuando digo completamente, es asi: un vestido negro que le marcaba unas caderas que no imaginaba que un hombre pudiera tener, medias negras con brillo que terminaban en una puntera reforzada y tambien un talon mas oscuro, como las de los años 50. Y se veian pues usaba unos tacos altos aunque no demasiado, con una pulsera que le ceñia el tobillo. Subiendo la mirada, que habia quedado atrapada en esas piernas, descubro un hermoso escote bajo el que se adivinaba un corpiño tambien negro de encaje que asomaba bajo el vestido. Imagino que tendria algun relleno pero a esa altura yo estaba frente a la mujer mas hermosa que hubiera visto, si bien tenia 19 años no era ni demasiado conocedor de chicas pero tampoco un novato.
Cuando la miro (me refiero ahora a ella como la mujer que estaba delante mio) a los ojos veo que la cara hacia juego con su maravilloso cuerpo, con un largo cabello castaño claro que era acorde a los ojos verdes de (mi compañero?) esta bella mujer.
Los labios estaban pintados sin ser una exageracion, sin parecer una puta callejera, igual que sus ojos y mejillas apenas sombreados. Era una mujer con estilo...
Quede sin hablar por mas de cinco minutos, mientras ella se regodeaba mirando mi reaccion, tampoco sin decir palabra, hasta que pregunto: Te gusta?
Yo seguia sin hablar, pero mi mirada lo decia todo. Se acerco y me abrazo por detras, a esa altura yo no sabia si habia llegado al paraiso o que. Apoyo sus pechos en mi espalda y mi pija respondio desde mis pantalones que sentia urgencia por salir de alli.
Me dio vuelta suavemente y me beso mientras sus manos acariciaban mi cuello, yo suavemente le tome una y la baje hasta mi pantalon, que comenzo a frotar mientras respiraba mas agitada.
De alli en mas todo se me hace confuso, recuerdo haberme desnudado en el comedor mientras ella permanecia vestida aun, se agacho y me chupo la pija con tantas ganas que crei acabar alli mismo, pero muy expertamente se detuvo a tiempo. Me llevo al cuarto donde se saco el vestido y vi su bombachita de raso negro con un gran bulto que lejos de asustarme, me excito mas aun. Me recosto en la cama de dos plazas que alguna vez hubiera usado yo con una chica cuando me presto su departamento, y acerco su bulto que crecia a cada momento a mi boca, y sin pensarlo corri ligeramente su bombacha y saque su pija que olia a frescura y estaba rigida y lustrosa. Tambien sin pensarlo comence a chuparla como si siempre lo hubiese hecho, y realmente me sentia a gusto como mi compañera que gemia mientras se movia al compas de mi chupada.
Le pregunte: Te gusta que te chupe la pija en bombacha? y ella me dijo que si le gustaba pero no le estaba chupando la pija en bombacha... la miro extrañado y me dice que le estaba chupando la pija pero no veia que yo tuviese una bombacha...alli entendi lo que me decia y me excito mas aun, y le pedi: Entonces poneme una tuya.
Estiro su mano hasta un cajon de su comoda y saco otra preciosa bombacha negra, que rapidamente me puso, dejando mi pija cubierta con esa suavidad de raso que me excitaba mas aun. Esto iba tomando un giro inesperado para mi pero me encantaba como se presentaba, asi que le digo que una verdadera chica no puede estar chupando una pija sin estar presentable, y le pedi que me pusiera tambien un corpiño haciendo juego, y medias y tacos. En menos de dos minutos ya estaba yo convertida en otra chica con la que ahora jugaria a las lesbianas. No acepte maquillaje pues no me daba tiempo de aguantar las ganas de seguir chupando la pija y realmente no luciria muy bien por mi cara. Asi que en ese momento me acoste y mi amada Claudia, que asi me pidio que la llamara, se puso a hacer un 69 de pijas que me llevo a acabar en su boca luego de pocos minutos, pero era tal mi calentura que no se me movio ni un milimetro la pija y mientras ella tragaba mi acabada, yo sentia que en cualquier momento podria llegar la suya a mi boca.
Espero que me relajara unos minutos luego de acabar, pero sin dejar de chuparmela, pasandome suavemente la lengua por la cabeza y alternando con mis huevos, que estaban pegados al cuerpo de la calentura, y cubiertos por la tanga de raso que me los hacia sentir apretados.
Entonces me dijo: Ahora me toca a mi, y puso en cuatro patas mientras se arrodillaba en la cama y comenzaba a cogerme la boca con lo que yo no tenia que hacer nada sino quedarme quietita (eramos dos damitas ahora) y recibir su leche que cuando estaba a punto de acabar me pregunto si queria que me acabara en la boca, a lo que yo sin dudarlo le pedi que por favor lo hiciera. Suavemente me metio todo lo que pudo en la boca para que no me ahogara (a esa altura su pija me costaba tragarla toda, calculo que pasaria de los 20 cm por unos 6 de grueso), y quedandose quietita comenzo a acabar largos chorros de leche que yo iba tragando sin pensar mientras me sentia una putita usada por esa gran pija que no queria que dejase de acabar nunca. Luego de acabarme unos chorros que habran sido 8 o 10, finalmente se aquieto y pude abrir mi boca para pasar la lengua de arriba abajo lamiendo los ultimos espasmos de leche que aun seguian saliendo.
Luego se tranquilizaron sus jadeos aunque su pija seguia dura, aunque algo menos que al momento de acabar, y volvio a besarme mientras aun tenia en mi boca bastante de su leche que me habia salpicado ligeramente la cara tambien.
Entonces me pregunto riendo: Te sorprendi? sabiendo que asi era, y le conteste que si, y que tambien me habia sorprendido de mis sensaciones, y que realmente todo me resultaba tan inesperado como agradable.
La noche aun tenia mas cosas para darme, pero eso quedara para mis recuerdos y tal vez algun dia los cuente con detalles, pero creo que nunca me llevare una sorpresa como esta, que me inicio en caminos de vestirme de mujer y tener sexo con crossdressers como no lo habia imaginado.
100% (5/0)
 
Categories: FetishShemalesTaboo
Posted by richardnoxin
3 years ago    Views: 893
Comments (2)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
de verdad muy bueno!
pasate y lee alguno de mis relatos anecdoticos!
un saludo
2 years ago
Muy bueno!