insesto

Los que siguen mis historias, ya sabes que soy morena, 38 años, pelo liso, cara bonita (por ejemplo), la altura media, media-gordita cinturinha que pone de relieve los grandes pechos culo, medio y firme.
Una vez que me hice el cuidado, siempre con el pelo ordenado, maquillaje y ropa sexy, se volvió una mujer que llama la atención de los hombres, lo que hace que me halaga.
Ningún marido hace cinco años, tener una aventura con mi hijo Beto. Señora reprimió, vivía libre de prejuicios.
Mi hijo, como celoso ni admite la idea de otro hombre en mi vida. Pero, a su vez, ha estado haciendo.
Como madre, yo sabía que era natural que suceda. Pensé que estaba preparado, pero los hechos reales duele más de lo previsto.
En ese momento, para complicar, Leah, la hermana de mi ex marido, preguntó el anfitrión de su hijo, Gayo, quien asistirá a la pre-universitario de la capital. Que no podía rechazar, porque Lia, más de cunhadona, siempre tan amable y servicial.
Y llegó Gaius. Fue el cuarto de Beto, que ha dormido mucho conmigo. Bob vivía con su primo cuando éramos niños, pero ahora estaban distantes. Gayo se había convertido en un muchacho en voz baja, mirando menos de sus dieciocho años. Siempre en silencio, como un pez fuera del agua.
Traté de hablar con él vamos a gusto. Tímido, respondió con monosílabos. Pensé que los días pasaban, la soltó, lo que no ocurrió. Desde hace más de brincassemos, siempre reservado y serio.
La llegada de Caio cambió la rutina de casa. Siempre tengo ganas de solo la camiseta y las bragas, empecé a usar vestidos en casa.
Caio asistir a una intensivão, curso preparatorio que revisó el toque de todo el efectivo prima. En los días que siguieron, la rutina continúa normalmente. Y yo, en el papel de tía obediente.
Cada vez que me lavo el pelo, voy al baño porque la ducha de agua caliente más suelto. Al salir del baño desnudo, sólo con la toalla envuelta alrededor de su cabeza, te topas con Caio acababa de llegar. En pánico, traté en vano de cubrir sus pechos con las manos y el coño.
Caio también desconcertado, inclinó la cabeza y se apresuró a decir:
- Oh, lo siento tía!
Me di cuenta de que estaba m*****o y buscando aparecen naturalmente, dije:
- No, Caio! ¿No tienes que pedir disculpas. Yo es que me olvidé.
Corrí a mi habitación y ponerse correctamente.
Preocupado de que sería avergonzado, me fui en busca de él. El muchacho se había refugiado en la habitación. Dejé la puerta y entró autorizado. Gayo estaba sentado en la cama. Me senté a su lado y explotación natural pregunté:
- Volvió el día de hoy?
- Sí, tía, acaba de tomar un humano simulado prueba.
Respondió sin rostro me, visiblemente avergonzado.
- Mira, Caio, no te m*****a, ¿sabes? No hay nada más que ver a alguien desnudo. Dicho sea de paso, no tienen, cuando los que están desnudos es un viejo gordo! Se echó a reír, tratando de jugar.
- No, tía. La mujer no es gorda y es hermoso.
- ¨ El cable de parásitos, cada vez más aumenta ¨ (tarareó). Este Acá necesitan docenas de plástico.
Sólo entonces, Gaius me miró y cubriendo mi cuerpo con la mirada, elogió:
- En serio, tía. La señora da diez a cero en muchas niñas. La mujer es sexy. Cierran señora, son todos infantil, sin gracia. La señora es muy ... es muy ...
Me di cuenta de que el muchacho se sonrojó, sin atreverse a decir lo que piensa.
- Sexy! ¿Es eso lo que quieres decir? Complementei, risa enquando.
Y seguimos hablando. Cayo parecía más relajado y, por primera vez, habló en la apertura de la facilidad. La conversación se fue por el campo sexual, acerca de las relaciones y las novias. Dio a sentir su falta de experiencia. Y cuando se puso más caliente, me di cuenta de que estaba tratando de ocultar su erección.
- ¿Y cuántas mujeres ha tenido relaciones sexuales?
Caio dijo que sólo una novia sin ser convincente. La conversación fue muy emocionante y me encontré, estaba con sus pezones coño templado y húmedo. I especulado sobre esta operación, recibiendo evasivas.
En ese momento, yo no sé por qué, sintiendo un placer diferente en torturar al chico con el asunto.
- Y ella te chupó? Se realiza sexo oral a ella? Estaba sabroso stick su pene en su vagina?
Un cierto punto, ya no resiste, Caio confesó:
- Es una mentira, tía. Todas las mentiras. No tuve relaciones sexuales con nadie. Bueno, yo quería, pero ella no me dio.
- Oh, bueno. Así que usted es una virgen? Y se masturba demasiado?
- 'S tía. I. .. I ... así, de vez en cuando un golpe handjobs.
Y mi mirada fija en la entrepierna de sus pantalones, todo se llenaba. Me acerqué y como hablaba, acariciaba sus muslos, su mano buscando pene. Para palpar involuntariamente ¨ ¨ volumen, el muchacho tuvo un choque y un suspiro largo corte la respiración jadeante.
- Y Gayo, lo que piensas cuando te masturbas?
- No lo sé, tía. Estoy ... tener relaciones sexuales con una mujer.
Emocionado y curiosidad, le pregunté:
- ¿Qué mujer?
- Ah, las revistas de desnudos, ¿sabes?
- Pero sólo con las revistas? Tiene las mujeres de carne y hueso?
- Bueno, el profesorado, la madre de un amigo.
- Sólo ellos? ¿No tienes primo de la madre? Bromeó.
Gayo estaba roja como un tomate, mirando a otro lado. Sin darse cuenta, había acordado sobre la marcha ¨ ¨. El chico me tenía ¨ ¨ honrado en su sexo solitario.
Estábamos solos en casa. Tanto caliente disponible. Gayo era sobrino de mi ex-marido. Sobrino prestado. Loco y con ganas primera relación. Y experimenté corona, con mucho que dar.
¿Por qué no? Debe hacer como vendedor egoísta que prefiere ver sus frutos se pudren y tirar a la basura, en lugar de darles a tantos bocas hambrientas que lo necesitan? No. Entonces me decidí a ser generoso!
Por un momento dudé, recordando a su madre. ¨ Oh, si Lia descubre ¨. Algo avergonzado, pensé en parar. Pero, por cierto, el chico quería tanto. Algo que no me costó nada nuevo ¨ ¨ re-lavado, recordó. Por cierto, eso me recompensa con el placer también. Yo decidí seguir adelante, como este.
- Bueno, ya me has visto desnuda. Ahora, tenemos que dibujar. ¿De acuerdo?
Diciendo esto, el muchacho se estaba desnudando. Al descargar la ropa interior, me pareció sorprendente que Gayo tenía una dote con su estatura baja desproporcionada. Su pene no sólo fue largo y grueso. Firma, rígida e hinchada, las venas sobresaliendo. El cabeçona enorme y en el centro, donde se cortinho dejó un líquido incoloro.
Cariñosamente besó y comenzó a chupar el mástil, tratando de contener la lengua y el techo de la buena. No fue hasta dos años y medio punhetada le chupaba semen, eyacular generosamente, me llenaba la boca de esperma caliente.
Los chorros me tomaron por sorpresa, golpeando la parte inferior de Gargante, haciéndome toser. Sperm voló en los muslos, en el suelo. El resto corrió por la barbilla, goteando sobre sus pechos. ¿Cómo podía tragar Gala abundantes.
Desnudei mí lentamente, mirándolo a los ojos, por lo que su mente ¨ ¨ fotografiar cada momento, por lo que se registró para siempre como el recuerdo más persistente de la vida.
El pene Caio no se ablandó por completo, quedando semi-erecto. Todo lo que hizo estaba acariciando a al equipo. Creo que el muchacho era capaz de dar dos sin tomar ¨ ¨, como se suele decir.
Me acosté en la cama, abrí las piernas y se llama:
- Vamos.
Más rápido, el muchacho cayó en su lugar entre mis muslos y empujó la parte inferior del abdomen, totalmente desviado. Tomé el mástil y guié el lugar exacto.
Últimamente, quizás por la proximidad de la menopausia, mi coño camina más seco, menos lubricación, por más excitada que eres. ¿Por qué sentir dolor al tener relaciones sexuales, han usado un lubricante para facilitar la. Pero en ese momento, sería el mismo en el seco.
La gran cabeza fue pionero en mi carne, tan codicioso, hambriento, causando ardor fuerte. Aguanté como pude, para no echar a perder la magia del momento. Y moviendo, me facilita las cosas y conseguir dentro de mí, cada centímetro de pirocona.
Gayo se quedó sin aliento, entrar en la polla gruesa enérgicamente que todos los que iban y venían, con lo que a lo largo de mis entrañas íntimas, obligó al ritmo caliente y la ansiedad de la primera transacción. Cuando todo empezó, me puse a ver las estrellas. El dolor se hizo más fuerte, con la punta del pene golpeando donde no había llegado.
Pero era también delicioso! Me limitan a gemir con cada embestida y pronto tuvo un orgasmo tan abrumadora que por puro reflejo, cerré mis piernas alrededor de su cintura, abrazándolo, tirando todo dentro de mí, con el coño parpadear sin control. Creo que grité. En ese momento oí lo que dijo Caius:
- Uh, uh, delicioso, tía, caliente! Oh, uh, me estoy metiendo, tía, que coño, ese coño caliente, uh, uh! Ah, voy a disfrutar de mi, ah, delicioso, uh, a eyacular, ahhhhhhhhhh!
Todo lleno y bruscamente, dio a sentirse cada eyaculado, cada pulso de rollos en el xoxotinha, lavar grutinha con esperma caliente.
Probé pero no quedo desencaixava, tan grueso e hinchado. Cuando Cayo tuvo que Sentí roto en el agujero, corrió muy muy menos denso en esta ocasión, pero en cantidad. Corrí a lavarme con un gatito que gotea hacia abajo y gala ingle hasta los pies.
Y fue sólo por esta vez. No teníamos ninguna oportunidad. El intensivão terminó. En la entrada, Caio volverá y entonces me va a enseñar (y dar) otras cosas. Si pasa entonces voy a tener una nueva pareja durante más de cinco años como mínimo. Sí, estoy cada vez más un libertino corona.
50% (2/1)
 
Categories: First TimeTabooVoyeur
Posted by rdcsysxxx
1 year ago    Views: 3,289
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments