Tuya

Tuya - PHOEBES


Vamos andando por la calle juntos. No nos tocamos ni nos miramos. Solo caminamos el uno al lado del otro. Como si lleváramos casualmente la misma dirección y el mismo paso. Pero yo sigo su ritmo. He aprendido a caminar como él camina, a detenerme una décima de segundo después que él sin que me lo diga, sin que haga un gesto siquiera. A él le gusta que parezcamos desconocidos entre la gente. Solo él y yo sabemos que ambos estamos pendientes de lo que el otro hace.
Él sabe que no llevo bragas bajo mi falda. Es él quien me ha pedido que saliera así a la calle. Yo sé que él sabe que mi coño está mojado y mis muslos resbaladizos mientras camino. No le hace falta comprobarlo. Y eso me hace excitarme todavía más. También sé que en su bolsillo lleva el mando del huevo que yo llevo dentro de mi coño. A veces mete la mano al bolsillo y yo me tenso instintivamente, pero nunca sé cuándo lo va a accionar. No lo ha hecho todavía en lo que llevamos paseando. Ni sé si lo hará.
He visto por el rabillo de mi ojo que se llevaba la mano a la cara, frotando con los nudillos su mejilla. He creído adivinar que en su puño llevaba escondido algo. Pero ahora me distrae pensar en su mano. Una mano grande, de dedos no largos pero sí anchos. Suave en el dorso y más áspera en la palma. La he mirado muchas veces con deseo y la he sentido muchas más con placer. Acariciante o firme, dura o ligera, juguetona, decidida…
Siento su mirada sobre mí. Lo miro y no aparta sus ojos de mis pechos. Mis pezones se marcan bajo mi ropa. Solo él puede causarme esta excitación. Solo él hace que desee ser tocada, acariciada, magreada sin tardanza. Lo deseo ahora mismo…
Mis piernas titubean. Me retraso sin querer. Aprieto el paso. Él no me espera. Cuando lo alcanzo, veo que está sonriendo de lado. Yo también sonrío más abiertamente. Entonces noto la vibración en mi interior. De forma repentina. Un pequeño bote y una corriente por todo mi cuerpo. Ha puesto la vibración máxima en el huevo que llevo en mi coño. Quisiera pararme, sentarme, masturbarme, frotarme el clítoris con las piernas abiertas. No puedo hacerlo en mitad de la calle. Sigo caminando cada vez más sofocada. Noto cómo mis tetas ahora se menean con cada paso. Noto la excitación en el roce de mis pezones contra mi camisa. Gimo suavemente, casi un suspiro. Mi flequillo se mueve con mi soplido. Noto el rubor en mi cara…
“Tranquila, ya estamos llegando” Su voz es tan cálida y tan refrescante a la vez…
Toma mi mano con firmeza ahora y me hace caminar más despacio. Junta su cuerpo al mío. Cruza su mano por delante de mi cuerpo para agarrar mi mano con su contraria y mi cintura por detrás. Me besa en el cuello. Me atrae hacia él. “No te corras aún”
No lo haré. Niego con la cabeza. Me besa en la boca. Seguimos caminando y llegamos al portal ya conocido. Con su mano me dirige para que lo adelante. Subo la empinada y vieja escalera y él me sigue tres pasos por detrás de mí. Sé que me mira mientras camino. Sé que le gusta ver mi culo danzando mientras subo los escalones. Los tacones hacen que mis caderas se muevan de forma exagerada y yo camino despacio a propósito. Una palmada en mi culo me hace saltar y girarme. Me río y continúo al mismo ritmo por el pasillo que lleva al apartamento. Espero junto a la puerta al llegar. Él abre, y pasa primero. Me para con su palma en alto y yo obedezco. Desaparece un segundo y vuelve a mí con un pañuelo en la mano. Me hace girar. Me tapa los ojos anudándolo detrás de mi cabeza, y tomándome de la mano me guía al interior de la casa.
Me deja sola de nuevo. Aún el vibrador atormenta mi coño ya chorreante. Regresa conmigo y me lleva hacia delante unos pasos. Se sienta. Se abre el pantalón, oigo cómo lo hace. “De rodillas” Lo hago frente a él. “Ahora, chúpame la polla. Esmérate” Me inclino hacia su regazo con la boca abierta y atino con la base de su polla. Saco la lengua y lo lamo hacia arriba, llegando a la punta y mojando su capullo. Su pierna derecha me va empujando para ladearme. Sé lo que quiere y me coloco a su gusto. De rodillas, pero apoyada en sus muslos, mi culo al alcance de su mano.
Mis labios se afanan chupando y ensalivando la cabeza de su polla. La rodeo con mi lengua, la beso en la punta y la atrapo de nuevo ayudada por mi mano. Froto mi mano cerrada alrededor de su polla. La empujo dentro de mi boca al mismo tiempo que bajo mi cabeza comiéndola. La vibración en mi coño ha variado dos veces hasta hacerse más leve. Una mano roza suavemente mi nalga, acariciándome casi en la raja de mi culo. Estoy extasiada de gusto y no debería. La mano se levanta y cae dándome un azote que no me ha dado tiempo a prever.
Sujeto su polla con mis dos manos y la chupo con fruición. Quisiera ver su cara ahora… Pero la imagino. La he visto mil veces y conozco el placer de su mirada cruzándose con la mía.
Sus dedos resbalan ahora por entre mis labios vaginales, hurgando, frotando, manoseando… Me contoneo al mismo ritmo que mi lengua repasa la longitud de su rabo. Gimo de placer y deseo. Me meto la polla en la boca de nuevo y me fuerzo yo misma a tragarla. Empujo mi boca contra su ingle. Sé que le encanta y lo adoro. Aguanto todo lo que puedo sin llegar a tragar su polla completa y me retiro tomando aire a bocanadas. Pero vuelvo inmediatamente a intentarlo: Chupo su glande, chupo un poco más, chupo un tercio de su polla, chupo casi la mitad, chupo más allá sacando mi lengua y goteando saliva en sus huevos, respiro, chupo hasta el tope de mi garganta… Noto su mano en mi cabeza sosteniéndome y me atraganto. Aguanto, aguanto, aguanto… No puedo respirar. Me ahogo…
Me suelta y respiro. Gimo, toso, lagrimeo y respiro fuerte. Pone su polla en mi boca de nuevo y la tomo. La chupo profundamente de nuevo, moviendo mi boca arriba y abajo. Él mueve también sus caderas empujando. Sus dedos alcanzan mi clítoris ahora. Quiero gritar y tengo la boca llena de polla. Chupo con verdadera devoción mientras mi coño se deshace en jugos. Sus dedos no paran de moverse adelante y atrás recorriendo mi sexo.
“Abre la boca”. Me incorporo y él me arranca el pañuelo de la cara… Me acerco a su polla con mi boca abierta y mis ojos suplicantes. Tiene la polla en su mano y está de pie frente a mí. La frota con firmeza. Lamo sus huevos, los chupo… Me empuja con suavidad la cabeza hacia atrás y abro la boca otra vez. Saco la lengua y noto el primer chorro de su corrida cruzando mi cara. El segundo alcanza mi pelo y resbala por mi sien. Acerca más su polla a mi boca y el resto de su leche gotea en mi boca. La saboreo y me relamo. Me acerco y lamo su polla también.
Aún con el semen sobre mi cara me hace sentarme en el sillón donde él estaba. Levanta mis piernas por completo hasta resbalarme en una postura que deja mi coño totalmente expuesto. Saca el huevo de mi coño y lo mete en mi boca. Todavía vibra. Lo saco sosteniéndolo del hilo y lo lamo, limpiándolo de mis jugos.
Él no se ha detenido, sustituyendo el juguete por sus propios dedos. Dos dedos dentro de mi coño. Dos dedos follándome lentamente. Girando y profundizando cada vez más. Dos dedos que se rizan para tocarme la parte más sensible en mi interior. Y otra mano que aprieta mi pubis, que estira mi piel y descubre mi clítoris. El pulgar de esa mano que se cuela dentro de mi coño y se resbala frotando por encima del clítoris. Una y otra vez, dentro y fuera. Y otro dedo más añadido a los anteriores. Tres dedos vueltos hacia arriba, abriéndome y estirándome y follándome. Haciéndome gritar.
Lo veo alzarse por encima de mí. Su mano que coge uno de mis pezones y lo aprieta. “Oh… Por favor!!!!” Él continúa pellizcándome y follándome con sus dedos. Deprisa y fuerte. “… por favor, por favor, por favor…”
“Vamos… ¡Córrete!” Solo lo dice una vez y se deshace mi tensión en una cadena de espasmos furiosos. Mis piernas tiemban, mi vientre vibra, mi coño boquea sin cesar aún con sus dedos dentro de mí. Mi culo se contrae. Y yo gimo de continuo hasta que mi orgasmo se apaga.
Él acerca su frente a la mía y me mira a los ojos. Yo le sonrío. Él solo me mira con una intensidad salvaje. “Gracias”

100% (21/0)
 
Categories: Masturbation
Posted by phoebes
1 year ago    Views: 667
Comments (16)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
27 days ago
Que complicidad,muy pocos llegan a eso
6 months ago
Felicidades!!! Lo has vuelto a hacer. ;)
8 months ago
me encanta :) un relato muy exitante
8 months ago
Morboso, exitante,,,,,
9 months ago
Mmmm... esa complicidad con la que no hace falta decirse nada.
9 months ago
Impresionante!!!!!!!! Me has excitado muchísimo!!!! enhorabuena, me ha encantado el relato!!
10 months ago
Buen ritmo, intensas imágenes, bien narrado.... y provoca erección!
11 months ago
genial relato lleno de morbo y sensualidad que te hacen llegar hasta el final.
11 months ago
impreionante!
me encanta!!!!!!!
12 months ago
perfecta y caliente
12 months ago
Lo k daria por ver ese coñito tuyo asi de chorreando.
Me ha encantado.
Me has excitado mucho. Muchooooo
12 months ago
umm me encanta !!!
Cuando lo hacemos ??
12 months ago
Perfecto...
12 months ago
Lo tienes.Sabes que lo tienes!

Gracias por compartirlo con nosotros.
Lewis_23
retired
12 months ago
Mia... Sensualidad y erotismo, una delicia de relato. Maravilloso como tu.
1 year ago
uff qué bueno , qué intenso!