EL PRINCIPIO



Os voy a contar como empezamos mi mujer y yo en el maravilloso mundo liberal. Primero fue, como creo que les pasa a muchos maridos, el deseo de ver a tu mujer con otra polla entre sus piernas o en su boca, mi fantasía iba creciendo y cuando estábamos en “ plena faena “ se lo comentaba y con la efusión del momento no me decía que no, pero una vez pasado el clímax ella volvía a llamarme obseso sexual y otras lindezas, con esto quiero decir que no me era nada fácil conseguir que mi querida esposa fuera un poco putilla, y ahora mirándolo con el prisma del tiempo no es que se haya convertido en una putilla, si no que se ha convertido en un putón desorejado, pero no corramos y sigo contando mi historia.
Al ver que tenía pocas posibilidades de conseguir que follase con otro, empecé a bucear por internet en busca de posibles soluciones, encontrando una historia parecida a la mía en el que el marido conseguía que ella aceptase siempre que llevasen mascaras todos a fin de evitar que se conociesen. En la siguiente follada en casa y mientras estábamos alcanzando el cenit, le deje caer lo de los antifaces y su respuesta fue una negativa rotunda, así que pase a buscar otra solución a mi cada vez más perentorio “problema”.
Empezamos a practicar el BDSM, aunque muy lig: ataduras, algún cachete en el culo, etc. En una de nuestras sesiones y mientras la mantenía atada en la cama de pies y manos a sus extremos, la coloque un antifaz completamente cerrado y me folle de todas las maneras posibles. Empecé besando y chupando sus pies, cosa que la vuelve loca, para continuar subiendo por sus deliciosas piernas y rodeando su coñito y su ya abultado clítoris, llegue a sus inflamados, por la excitación, pechos con unos tiesos pezones que comencé a devorar sintiendo como le llegaba su primer orgasmo. Incorporándome le metí mi polla en su delicada boca a la vez que daba comienzo a jugar con su clítoris cosa que hizo que me chupara la polla como si le fuera la vida en ello, todo ello regado con palabras fuertes que hace que ella se vuelva loca; los gritos que daba, cuando podía sacar mi polla de la boca, ahogaban mis expresiones de zorra, puta y acepciones parecidas.
Cuando ya mi zorra estaba rezumando jugos y después de varios orgasmos suyos que la dejaron desmadejada, se la metí en su chochazo comenzando un brutal mete-saca que me estaba llevando al cielo de los folladores. Pero yo no quería correrme sin antes metérsela por el culo, cosa que a ella no le hace mucha gracia, por lo que aprovechándome de su situación y sin más miramiento que lubricarlo con los caldos que le salían del coño, se la metí sin miramientos estando follándomela durante al menos cinco minutos haciéndola gritar, primero de dolor y después de gozo al tocarle el clítoris a la vez. Al sacársela sonó como si descorchase una botella de cava, e inmediatamente se la metí en la boca donde me corrí como nunca en mi vida. Ella, después de tragarse toda mi leche y al soltarla de sus ataduras me dijo que había sido la mejor follada de su vida y eso me encendió la bombilla que llevaría a disfrutar de la vida que llevamos actualmente.
Visto el éxito de la follada con ella atada y con los ojos tapados con un antifaz sin aberturas me propuse poner en marcha mi idea de que se la follase un desconocido mientras ella pensaba que era conmigo con quien realmente lo estaba haciendo. El primer paso era intentar buscar un tío cuya polla se pareciese a la mía, pues no era cuestión que se diera cuenta por la diferencia de tamaño. Pronto encontré, en revistas de contactos, a tres hombres cuyas pollas eran parecidas a la mía, pero entonces repare en un posible problema pues dos de ellos eran muy peludos en el pecho, la solución la encontré cuando le dije a mi mujer que me iba a depilar íntegramente, cosa que a ella le hizo gracia y lo acepto como una novedad, ni que decir tiene que contacte con los tres candidatos a follarse a mi mujer y les puse como condición que tenían que depilarse íntegramente también. Dos lo aceptaron, aunque uno de los dos ya estaba depilado, por lo que empecé a preparar mi plan. Una semana antes de la fecha que había previsto quedé con uno de los candidatos a cepillarse a mi putita y le explique el plan que resumiendo era que mientras yo la mantenía atada y vendada el entraría en casa y podría beneficiársela a conciencia por todos sus agujeros y correrse donde quisiera.
Llegado el día y después de haber estado calentándola durante varios días, procedí a atarla a la cama y vendarla, y después de colocar la cámara de video en posición para captar toda la “actuación”, comencé a meterle mano en sus tetas y coño, avisándola que me había tomado una pastilla de viagra por lo que la iba a dejar exhausta. Una vez caliente como una perra en celo y cuando su coño empezaba a rezumar avisé por gestos a mi primer corneador, que estaba aleccionado para no hablar, que empezó de inmediato metiéndole la polla en la boca mientras yo detrás de él le decía: Mira que zorra que eres, seguro que estas deseando que un extraño te folle en nuestra cama y te deje preñada, solo oía suspiros y sonidos guturales al tener la polla de mi amigo en su boca.
Mi amigo mientras le apretaba de los pezones (cosa que sé que le encanta) y cuando se cansó de follarla la boca se la metió en el coño mientras le introducía un par de dedos en su culo para prepararlo para la enculada. Mi mujer no paraba de correrse y de llamarme cornudo, creyendo que me seguía el juego, pero la pobre no sabía que realmente me estaba poniendo unos cuernos como un camión.
La follada continuaba mientras yo me la pelaba de pie al lado de él preparándome para follarla cuando me tocara, mi amigo se la sacó y se la volvió a meter en la boca mientras yo le decía: límpiamela ramera y lubrícala para que te la meta en tu asqueroso culo. Dicho y hecho fue sacársela mi amigo y sin miramientos se la metió en el culo, mi mujer pegó un pequeño grito pero enseguida empezó a llorar de gusto pues mientras duraba la enculada su clítoris era trabajado con cariño, después de unos minutos de mete-saca y mientras sus orgasmos se sucedían uno tras otro se la saco y a instancia mía (yo quería meterla en su coño y sentir la leche de otro macho) se la metió en su encharcado coño y se corrió como un perro en su perra y aún me parece verla retorciéndose y gimiendo de gusto.
Después de que mi primer corneador se sentara en completo silencio, yo dejé pasar unos cinco minutos, aparentando que me estaba recuperando aunque estaba con una erección tal que me dolían los huevos, y tomándola de los pelos le metí sin miramientos mi polla en la boca lo más profundo que podía, dándole arcadas mientras le decía que era una puta rastrera que me has puesto los cuernos y lo vas a pagar. Después de estar un rato en su boca se la saque y sin muchos miramientos se la metí por el culo, que ya tenía agrandado por la polla de mi amigo y entre grititos, mezcla de dolor y gusto, le daba caña como si me fuese la vida en ello, los insultos por mi parte tratándola de puta ramera por ponerme los cuernos hacia que ella se corriese una vez tras otra y llegó el momento de metérsela en su coño encharcado por sus jugos y la leche de mi amigo-corneador, cuando sentí en mi polla la leche ajena casi me corro del gusto pero yo quería disfrutar lo máximo de esos momentos y no mentiría si dijese que la polla me daba la sensación de medir diez centímetros más, de lo excitado que estaba. Cuando me corrí parecía una fuente y mi esposa temblaba y parecía desmayada del gusto que recibió y echando en silencio al amigo y apagando y guardando la cámara, que tantos problemas habrían de darme, solté a mi diosa quedándonos abrazados y besándonos durante un buen rato.
De lo que después sucedió es parte de otro capítulo.

100% (18/0)
 
Categories: Group Sex
Posted by pelele6
1 year ago    Views: 542
Comments (7)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
4 months ago
muy buena y caliente historia
11 months ago
Muy rica y aleccionadora historia...
Muchas gracias por escribirla y compartir.
La lectura es un disfrute intelectual para el mundo Cornudo.
Muchas gracias y quedo a la espera de la proxima.
Saludos y dedo arriba por supuesto (◦'⌣'◦)
1 year ago
Estupenda historia, deseando leer el siguiente capitulo de la historia.
1 year ago
me encanta, gracias!! espero proximo
1 year ago
mmm, muy excitante
1 year ago
Un relato muy muy morboso. Si tuviera una mujer me encantaría que fuese abierta de mente. No hay que confundir el sexo/placer con el amor. Si se puede pasar una tarde jugando a cartas con unos amigos, ¿porque no follando con otros "amigos"?
1 year ago
Relato muy caliente, espero que cuentes lo que pasó despues.