El juguetito

Cuando mi marido me propuso comprarme un juguete erótico me escandalicé y pensé que mi chochito rosa no era suficiente para esa verga tan bonita que tiene él. Pero acepté porque siempre me había dado morbo pensar en que dos tíos me la metiesen a la vez. Soy jovencita y mis experiencias sexuales siempre han sido con él. Me encanta como me masturba antes de meterme la verga hasta el fondo y como me come el culito como si fuese algo prohibido que sólo le dejo hacer de vez en cuando. Pero el día que compramos los juguetitos estaba más cachonda de lo normal. Sentía como mis labios de hinchaban y cuando me puse los vaqueros y los taconcitos notaba que a cada paso mi clítoris de movía hacia una pared y otra de mi vagina. Él me calmó, diciendo que no era algo sucio y que me iba a encantar probarlo, que en la tienda había muchos juguetitos para mi y que podría elegir.
Sacó el coche del garaje y me recogió en la puerta de la urbanización. Me metí en el coche y noté su mano debajo de mi culito apretándola contra él. Me miró y me dijo que era la mejor mujer del mundo y que me deseaba. Llegamos a la tienda de juguetitos y nos decidimos por el más bonito de todos. Me excitaba la idea de tenerlo entre mis piernas y de que mi marido me mirase mientras yo me masturbaba metiéndolo una y otra vez por mi chochito mojado.
Salimos de la tienda y enseguida puse las pilas a mi nuevo juguetito. Me encantó el tacto, tan duro como cuando me la metía por el culito... Encendí el vibrador y mientras mi marido conducía yo me pasaba el dildo entre las piernas haciéndole ver que era más inocente de lo que realmente era porque lo que me apetecía era desabrocharle el cinturón y comérsela allí mismo mientras mi nuevo juguetito salía y entraba de mi coño mojadito. No pare de masajearle en todo el viaje. Poniendo cara de putita inocente mientras pensaba en lo que me iba a hacer y en como me iba a comer el coño mientras me metía el dildo por el culito.
Llegamos a casa y él me empezó a comer los pezones muy salvajemente mientras me decía:

- Has sido muy mala y te voy a castigar. Has dejado el asiento del coche empapado...

Mientras tanto me metía la mano entre mis braguitas para comprobar que su putita estaba muy mojada, algo que a él le pone muy cachondo, y la sola idea de pensar en lo puta que es su mujer, se puso tan duro o más que aquél juguetito que nos acabábamos de comprar.
Rápidamente me desnudó, con rabia, como deseando follarme durísimo, a lo que mis pezones, duros como piedras, y mi coñito, tan mojado que manché mis pantalones, ayudaban a delatar que yo también estaba realmente cachonda.
Empezó lamiendo todo ese flujo que directamente caía por mis piernas y mi culito, chupándolo también como un loco, y empezó a dar gemidos de rabia, porque quería penetrarme muy duro...y no sólo con su verga dura, que ya goteaba también de placer, sino también con el juguetito nuevo...Me dijo:

- Vamos a ver lo verdaderamente puta que eres con más de una polla, quieres?

Yo respondí:

- Quieres meterme tu polla y eso a la vez como si estuviéramos en un trío con otro hombre?

Él dijo:

- Sí, quiero saber si te gustaría follarte a dos pollas a la vez, la mía y la de otro tío desconocido...

Yo le dije:

- Me pone muy cachonda esa idea, pero además quiero que ese tio sea muy grande, muy fuerte y alto, y que tenga la polla tan bonita como la tuya...quiero chupársela, que me la meta muy fuerte, y jugar con la tuya a la vez, sentirme muy puta, quieres?

El, con voz de muy muy cachondo me dijo:

- Sí! Quiero ver como otro hombre grande te mete la polla y entre los dos te destrozamos...eres tan puta que te atreverías a que si?

- Sí cariño, fóllame con esa polla de goma en el coño y méteme la tuya en la boca, quiero comértela toda!!

Estaba realmente cachonda, nunca en mi vida pensé que pudiera llegar a estarlo tanto, pero la verdad es que la idea de sentirme una putita con mi coñito empapado tragándose un dildo de 21 cm y su polla bien metida en la boca, estaba haciendo que tuviera unas ganas enormes de correrme. Me sentía tan puta, una vez que mi maridito sabía lo cerda que era, y que a él le encantaba esa idea, que no pude reprimirme y empecé a gemir como una loca. El dildo no necesitaba lubricante, porque yo estaba tremendamente mojada, y quería correrme. Estaba vibrando dentro de mi coñito rosita y pequeño, y esa polla de mi marido, grande y robusta embistiendo en mi boca, que no pude aguantar más, y grité tanto con la polla dentro de mi boca, que mi marido sabía que me estaba encantando.

Empecé a coger bocanadas de aire, me faltaba para saciar las ganas de correrme que tenía, y finalmente, pude correrme...Ha sido la mayor corrida que ha salido de mi coñito, acompañada de unos gemidos que los vecinos oyeron seguro... El dildo ya estaba fuera de mi coñito pero se apoyaba ahora sobre mi ano, haciéndome temblar de placer. Me estaba terminando de correr y venía otro orgasmo más fuerte aún, no podía aguantar, mi cuerpo convulsionaba y mi marido estaba viéndome disfrutar como nunca, eso me excitaba más aún.

Él me dijo que estaba siendo muy buena, que le encantaba lo puta que era...y me dijo que se iba a correr en mis tetitas (yo las llamo así aunque son bastante grandes...) y en la cara de puta esa que tenía, y sin dejarme ni tiempo para prepararme empezó a soltar una cantidad ingente de semen encima de mis tetitas...mis pezones casi no se veían, y tras 4 o 5 chorros de semen, apuntó a mi cara...la cual inundó también de corrida! En la vida le había visto correrse de tal manera...

Yo me estaba imaginando como él y el otro tío enorme se estaban corriendo en mi cara la vez, y me puso muchísimo, lo cual unido a mis ganas de correrme otra vez y al dildo vibrando en mi culito...hicieron que terminara sucumbiendo y volví a correrme por segunda vez...

La sábana de la cama ya estaba mojada, pero ahora se iba a mojar más...Estaba disfrutando restregando la corrida de mi marido por mis tetitas, con mis ojitos cerrados por la corrida que tenía sobre mis párpados, cuando de repente noto como el cerdo de mi marido empieza a lamer mi coñito... ufffff!!!

Eso me encantaba! Me hacía sentir muy deseada, algo que me encanta y que me pone muy cachonda.... Empezó a limpiar mi coñito dejándolo sequito en un minuto...qué placer me dio sentir esa boca comiéndose hasta la última gota de la corrida que acababa de soltar, que no era poca para nada...

Esta fue la primera vez que jugamos con el dildo...desde entonces han venido unas cuantas más...que ya os contaremos...Ahora perdonadme pero tengo que ir a limpiarme el coñito y a echar mis braguitas a lavar...estoy empapada...
100% (9/0)
 
Posted by pairsesso
7 months ago    Views: 1,159
Comments (8)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
5 months ago
Estoy releyendo la historia... y las palabras se van convirtiendo en imágenes en mi imaginación, cosa difícil, puesto que ya hace un rato que mi corazón dejó de bombear sangre a mi cerebro y mi entrepierna ha tomado el mando... cada vez está más claro que acabaré masturbándome, es inútil demorar lo inevitable; me pongo manos a la obra.
7 months ago
Me encanta como vivís el sexo.
¿Buscáis con quien compartir experiencias?
7 months ago
Esperare impaciente para leerlo jajaj
7 months ago
Si es real? Pues claro! Y me encantara contar la siguiente experiencia que tuve...a ver si hoy o mañana tengo tiempo
7 months ago
de nada, gracias a vosotros por escribirlo. ¿es real?
7 months ago
muchas gracias! besitosss
7 months ago
brutal, corrida a vuestra salud
7 months ago
Vaya qbhistoria mas caliente!!! Me gustaría poder veros en directo!!! Ufff q caliente me he puesto !!!