Dos lindas putitas en casa: Mi esposa y mi suegra!

He de comenzar este relato mencionando que mi esposa Melú y yo tenemos 18 años de casados, mi esposa de 40 años de edad es morena clara, estatura media, cabello largo hasta media espalda, caderas amplias, grandes nalgas y tetas de muy buen tamaño coronadas con pezones grandes y oscuros que las hacen aún más sugestivas. Aunque no es delgada tampoco es gorda ni mucho menos, digamos que es del promedio normal de mujer pero la cual vistiendo pantalón ajustado provoca que los hombres en la calle la volteen a ver.
Por otro lado mi suegra Irma esta divorciada desde hace unos años y desde entonces ha vivido sola, tendrá unos 57 años más sin embargo se conserva muy bien, con algunas arrugas propias de su edad pero dejan notar que de joven fue una mujer muy bella. Tiene ojos grandes y su cara es de facciones muy finas, aunque de cuerpo esbelto se le notan unas nalguitas bien paradas y aún firmes, pero lo mejor de ella son sus tetas, grandes como un par de melones.
Hace unos meses durante el verano organizamos una pequeño convivio, solo con un par de amigos mios cercanos, Carlos y Alberto y un compadre de nombre César; en total conmigo eramos 4 varones y dos damas (mi esposa Melú y mi suegra Irma). La reunión la iniciamos en el jardin ya que estabamos preparando una carne asada y el clima era propicio para disfrutar del dia en el exterior, tomando cerveza y uno que otro vinito más fuerte. Entre charla, bebidas y comida fue transcurriendo la tarde y el alcohol comenzó a hacer su efecto, mi esposa se había vestido ese dia con unos shorts algo ajustados que hacían resaltar más de lo normal sus ricas nalgas, ella estaba sentada entre mi compadre César y yo, mi suegra Irma por su parte andaba vestida con una falda que le llegaba un poco más arriba de la rodilla, ella estaba sentada entre Alberto y Carlos; entre charla y charla y escuchando música fueron transcurriendo los minutos y al paso de estos empeze a notar que Melú mi esposa cada vez que se acomodaba en el banco donde estabamos sentados colocaba su mano por debajo de la mesa sobre la pierna de César justo sobre su verga y la dejaba ahi por instantes frotándole esa parte del cuerpo obviamente por encima de su pantalón, Melú solo charlaba y se carcajeaba sin darle importancia al asunto; mi compadre se hacia el disimulado como si no pasara nada y yo aunque con ciertos celos no dije palabra alguna al respecto. La charla, música y vinos continuaron el resto de la tarde y comenzaba a anochecer, yo me habia contenido de ir al baño lo más posible para no perderme de ningún instante del convivio pero llego el momento en que la cerveza y el vino pudieron más que yo y tuve que ir al baño a orinar.
Al pararme sentí un leve mareo y noté que el vino había hecho su trabajo al igual que en los demás presentes, ví a mi suegra muy divertida con mis amigos riendo a más no poder y alcanzé a ver que el brazo de Alberto estaba en la espalda de Irma y Carlos tenía puesta su mano sobre la pierna de mi suegra a la cual se le había recorrido la falda hacia arriba mostrando todos sus hermosos y blancos muslos, ella dejaba que Carlos la acariciara libremente toda la pierna hasta casi llegar a la entrada de su vagina, quise objetar algo pero al fin de cuentas pensé que mi suegra ya era bastante mayorcita como para saber cuidarse sola asi que segui mi camino. Habré demorado unos 5 minutos en ir al baño y cuando regresé a la distancia pude ver que la cabeza de mi esposa estaba como recostada en las piernas de mi compadre, yo creí que se habia quedado dormida pero al acercarme un poco más ví que ella le había sacado la verga a César de su pantalón y se la estaba mamando con singular alegría, yo no podía dar crédito a lo que veia, una extraña sensación de entre celos y excitación me invadió, una parte de mi queria ir a separar a Melú de esa verga y otra parte de mi me decia que la dejara gozar el momento y esto fue lo que al final hice. Recapacité que no estabamos solos y giré mi cabeza para ver como estaba mi suegra, a la muy puta mis amigos la habían colocado de rodillas en el césped, Alberto le daba a mamar su verga mientras Carlos detrás de ella le metia la verga en posición de "perrito"; era increible ver como gritaba y gemia la zorra de mi suegra, moviendo su trasero como una batidora para darle más placer al macho que la cabalgaba sin parar y metiéndole una mamada de palo espectacular a Alberto el cual no cesaba de decirle lo puta que era y lo bien que se la estaba mamando. Yo no me quise quedar sin participar y mi primer impulso fue ir a donde estaba mi esposa y cojermela sin importar que le estuviera mamando el pito a mi compadre, Melú seguia chupandole la verga de lo lindo, mi compadre al ver que me aproximaba quiso quitar a mi esposa de que se la siguiera chupando pero yo le dije con un gesto que dejara continuar a Melú jugar con su pito, cuando mi esposa se dió cuenta de que estaba ahi delante suyo en lugar de apenarse por lo que estaba pasando me dijo entre balbuceos y sin dejar de mamar esa verga por un momento que fuera yo a atender a su mamá y que mejor le enviara a Alberto con ella, me quedé atónito ante esta sugerencia pero yo muy obediente fui a dónde estaba el para pedirle que fuera donde estaba mi esposa, al principio Alberto se rehusaba a ir con Melú porque estaba a punto de derramarse en la boca de Irma pero al final entendió la situación y con desgano retiró su verga de la boca de Irma e inmediatamente yo le puse a mi suegra la mia, ella al verme pude ver que se excitó más y un brillo extraño en sus ojos me indicó que esa mamada sería espectacular y así fue, se aferró a mi herramienta desesperada y mientras me la chupaba me decia que eso era lo que habia querido desde que me había casado con su hija, esto por supuesto que me excitó muchísimo e hizo que mi verga se parara hasta el punto de sentir dolor en mis testículos, sentía que reventaban de lo caliente que estaba yo.
En la posición que estabamos, Melú y yo podiamos cruzar miradas, yo observando como mi compadre César se la cojia de lo lindo, ella sentada sobre su enorme palo mientras Alberto estaba delante de ella parado dandole a chupar su verga y ella a su vez podía observar lo que Carlos y yo le haciamos a su mami, como el momento en que Carlos se derramaba dentro de la panocha de su mamá mientras yo le embarraba toda la cara con mi semen y la obligaba a que se tragara la mayor cantidad de leche posible, justo en ese momento Melú, Cesar y Alberto alcanzaban el orgasmo al mismo tiempo, ver la carita de mi putita esposa escurriendole semen de Alberto entre la comisura de sus labios era simplemente increible.
Ellas entraron a la casa para asearse, la noche comenzaba a refrescar y nosotros los varones comenzamos a recojer un poco el tiradero que habiamos echo, se dejaba notar que mis invitados estaban apenados por lo sucedido por lo cuál yo los invité entrar a la casa para tomarnos otros tragos en lo que las damas se arreglaban. Tenía la sospecha de que algo muy bueno vendría más adelante y no queria que terminara esa velada y al final de cuentas eso precisamente ocurrió. Ellos accedieron de buena manera y nos servimos unos tragos mientras nos acomodabamos en la sala, al poco rato hicieron su aparición Melú e Irma y lo que vimos nos dejó en shock! Ambas mujeres lucian unas batitas semi-transparentes y debajo de ellas se percibian sus tanguitas y sus tetas riquisimas, deduje que mi esposa le habia prestado esas prendas de vestir a mi suegrita, ellas notaron nuestro nerviosismo a lo cual pidieron que les sirvieramos unas bebidas para relajarse, ni tardo ni perezoso les serví un par de tragos bien cargados y se los dí; la música aunque no muy fuerte de volumen dejaba escuchar una melodia muy sugestiva por lo cual mi compadre sugirió que las damas nos bailaran un poquito para hacer ambiente, mi suegra y mi esposa dijeron que lo harían pero con la condición de que les dieramos sus propinas tal y como lo solemos hacer los hombres en un “table dance”; claro que todos dijimos que si y comenzó la función, madre e hija se movian sensualmente al compás de la música meneando sus caderas y meciendose sus tetas ya que no habia sostén alguno que impidiera su moviemiento, mientras nosotros les ibamos dejando billetes alrededor de donde bailaban ellas comenzaban a despojarse de la poca ropa que traian puesta, primero Irma se despojó de su bata y por fin pude admirar en todo su esplendor esas tetas que fueron culpables de varias masturbaciones mias, tetas grandes, blancas y con pequeños pezones rosados los cuales los hacían mas antojables para chupar, me dió risa ver como mis amigos abrian la boca viendo tremendo show y notaba que se les empezaba a formar un bulto en su pantalón al igual que a mi por supuesto. Al ver lo que hacía su mamá, Melú hizo lo propio y al quitarse la bata casi les da un infarto a mis amigos al ver tremendas tetotas en todo su esplendor, Carlos empezó a darle propina tras propina a la ves que le pedia que se acercara más a el, los demás presentes incluida mi suegra aplaudiamos y la animabamos para que accediera a lo que Carlos le pedia, no tengo idea de cuanto dinero le dió hasta que logró su propósito de sentarsela en las piernas, ver a mi esposa a un lado mio sentada en las piernas de otro hombre no es normal más sin embargo estaba invadido de lujuria y placer y la dejé que se dieran gusto. Como una completa puta Melú se fue acomodando entre los cuerpos de Carlos y Alberto mientras mi suegra acomodaba su cuerpito entre mi compadre y yo, creo que ni en el más erótico de mis sueños lo había vivido así. Alberto y Carlos no tardaron mucho tiempo en sacarle las tetas de su bata a Melú y se las empezaban a chupar con frenesí, mi esposa solo echaba la cabeza para atrás y dejaba que mis amigos se llenaran la boca son sus melones, César y yo hicimos lo mismo y comenzamos a mamarle sus rosaditas tetas a mi suegra, al principio suavemente y poco después más intensamente. a los pocos minuto de estar haciendo esto y con los ánimos a tope alcanzamos a escuchar que mi suegra le decia a mi esposa que se dejara meter la verga de Carlos por el culo, (solo una vez hace años intenté meterle la verga por su ano a Melú pero como ella sintió mucho dolor al final no logré cojermela por ahi). Ahora mi propia suegra le decia a su hija que queria verla como se la cojia otro macho por el ano! no era increible esto? Mi esposa por respuesta le dijo que lo haría solo si ella se dejaba ser desquintada por mi, ahí es cuando supe que a Irma nunca su ex-marido ni nadie se la habia metido por ese estrecho orificio, nada más de imaginarme lo apretadito que iba a estar ese hoyito me puso a mil!
Mi esposa tomó la iniciativa y le pidió a Alberto que se acostara sobre la alfombra boca arriba para ella montarlo mientras le decía a Carlos que se colocara detrás de ella y se lo metiera con delicadeza por el ano, Alberto quiso ser el ganón y queria ser el primero en desquintar el culo de mi esposa a lo cual ella se opuso argumentando que ella queria sentir la verga de Carlos por el ano porque era la mas grande y porque Carlos al ser el de mayor edad (53 años) el tendria mas experiencia en hacerselo asi es que Alberto se tuvo que conformar con ser cabalgado por Melú.Yo a ese punto estaba más que asombrado del valor que mi esposa habia adquirido para animarse a domar el vergón de Carlos con su ano.
Mientras yo tomaba posición en el trasero de Irma veia como Carlos le ponia saliva a su mano y se ensalivaba todo su enorme palo para lubricarlo y empezar a meterselo a Melú, confieso haber sentido temor por mi esposa y a punto estuve de impedir que lo hicieran pero decidí dejar que continuaran, noté como ella respingó un poco cuando sintió el glande del pene de Carlos tratando de abrirse paso en su estrecho orificio. De los cuatro hombres que ahí estabamos Carlos a pesar de su edad resultó ser el que más grande tenia la verga pero al igual su experiencia en el arte de cojer lo sacó a flote y poco a poco fué deslizando su vaina en el estrecho orificio de Melú, centimetro a centimetro, lentamente hasta que logró ensartar por completo a mi esposa la cuál al darse cuenta de que ya le habian metido toda la verga agarró confianza y se empezo a mover rico para darle placer a Carlos el cuál ya más animado y en confianza me decia que viera como se cojia a una vieja por el ano, que aprendiera para en el futuro cojermela tal como el lo estaba haciendo en ese momento; veia con angustia como sacaba su palo casi enteramente del intestino de Melú y luego empujaba con fuerza, bombeando cada vez más rápido y más fuerte hasta hacer que los gritos de Melú se escucharan por toda la casa. Veía el rostro de carlos lleno de sudor reflejando el enorme esfuerzo que estaba haciendo con tal de complacer totalmente a mi esposa mientras esta agitaba las caderas al cien por ciento, el le daba de nalgadas y ella movia más las nalgas, por momentos sollozaba y cuando Carlos queria parar ella le decia que continuara, que la hiciera su mujer, en pocas palabras que la hiciera su puta! Yo por mi parte excitadisimo por este espectáculo le aventé saliva directamente al agujerito de Irma y acto seguido le deje ir toda la verga sin piedad, de un solo empujón la desquinté, ella gritó y aunque su primer impulso fue safarse no la dejé que lo hiciera y comenzé a bombear, al poco rato ya el culito de mi suegra se habia amoldado al grosor de mi verga y lo gozaba de lo lindo, me pedia más hasta llegar al punto en el que mi semen se empezaba a entremezclar con un poco de sangre de su culito recien desflorado, empezé a decirle a Melú lo bien que me estaba cojiendo a su madre a lo cual por respuesta mi puta esposa se dejaba cojer de lo lindo por ambos machos los cuales la tenian bien ensartada por ambos orificios.
El orgasmo logrado por los seis participes de esa sesión de sexo fue tremenda! Ninguno de los cuatro machos podiamos dar crédito a que solo dos mujeres nos hubieran dado batalla a nosotros que presumiamos de ser muy cojelones.
El resto de la noche intercambiamos parejas y tanto Melú como Irma fueron folladas por nosotros cuatro, desde entonces no hemos vuelto a organizar ningun otro convivio pero esto no quiere decir que no pueda volver a ocurrir, ja ja ja...es lo bueno de tener un par de lindas putas en casa!!
Hasta la próxima...

77% (12/3)
 
Categories: Group SexMatureTaboo
Posted by monarchone
1 year ago    Views: 2,754
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments