Dejame darte la mano

En cierta ocasión llevé a mi novía a un hotel. Ella es sumisa y eso me enciende bastante. En realidad es su madre la que me la presentó y ambas son sumisas. A las dos les encanta que las use y cuando están a solas recrean lo que han hecho y se calientan contandoselo

En el hotel la hice desnudar en el ascensor y luego la hice recorrer varios pisos hasta que entramos en la habitación. Allí la até a la cama y llamé a un amigo que la follaría. Mientras esperabamos decidí abrirle bien el coño con mi mano. Comencé a meterle un dedos, después dos, tres y así hasta que toda mi mano entró en su sexo. La follé con toda la mano haciendo que se corriera varias veces.

Mi amigo llegó y se la folló sin mucha palabrería. Yo mientras la hija era follada y jadeaba como una perra llamé a la madre por teléfono para que lo pudiera oir y se tocara su coño delicioso. Las dos se corrian y yo disfrutaba de sus orgasmos.

Cuando estuvimos solos volví a llamar a la madre y mientras le comía el coñito a la hija ella le contaba a su madre todo lo que habiamos hecho. Delicioso coñito.
50% (5/6)
 
Categories: BDSM
Posted by minimun
3 years ago    Views: 632
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments