Doña Teresita y Yo

Una tarde muy igual a otras llegue a casa y me tope con la Comadre Sonia que estaba de visita, se me hizo raro pues siempre me avisa cuando viene de visita, en el primer descuido de mi mujer me puso una nota en mi pantalón haciéndome la seña de que callara, como diez minutos después se marcho muy amable, yo me fui a mi recamara y leí el papel “Compadre, háblale a mi comadre Teresita, esta muy desesperada, ella sabe lo nuestro, yo se lo pido de favor” el numero de teléfono estaba apuntado al final, pude notar que no era la letra de ella, al dia siguiente como a medio dia le llame aunque no sabia que decirle, contesto casi de inmediato “Hola Teresita ¿como esta?” ella contesto “no muy bien, me gustaría platicar contigo a solas, lo mas pronto posible ¿Cuándo podemos?” yo le conteste que horita mismo, me cito en el pinche mismo hotel donde me cojo a mi comadre Sonia, fui y estaba en el estacionamiento dentro de su coche, entramos y el que atiende ya me conoce, solo miro a Teresita sonrió, movió la cabeza y me dio la llave del cuarto que siempre tomaba, entramos al cuarto y se quito el abrigo que traía puesto, putale, un pinche culo que a gritos pedía verga, traía puesto un vestido apretado y delante de mi se lo subió para dejarme ver sus redondas piernas, me dijo “¿ves algo malo en mi?” ¡NO!” exclame yo, me dijo “mira, mi prima Berta que es mayor que yo vino a casa de visita porque tiene mucho que se dejo del marido, después de dos semanas mi marido me pidió permiso de darle una buena cogida porque eso a ella le cabria bien, yo tonta acepte y el muy cabron es hora que no me toca para nada, el otro dia lo espié y mire como le mamaba la panocha por el culo, la muy cabrona solo se lo movía de lado a lado, le pedí al muy cabron que me lo hiciera a mi y no quiso ni siquiera cogerme, yo pensé en el divorcio pero me dijo la comadre Sonia que tu sabes hacerlo mejor” (¡glup!) yo solo le dije que claro que yo soy mejor, le puse la mano en la pierna y ella me la llevo hasta su peluda panochota, la sentí ya mojada pues la muy cabrona no traía calzones, le desabroche el vestido y el brasier, tenia su tetas todavía bien paraditas, en segundos quedamos los dos encuerados nos pusimos en posición de sesenta y nueve y me dio unas mamadas que ni la comadre me había dado mientras la muy cabrona me llenaba los bigotes de su deliciosa lechita, le comencé a meter el dedo en el culo cuando se levanto y me dijo, “No por favor, de ahí soy virgen todavía” entonces le empecé a lamer el chiquito y solo se movía como ella quería, “Ay pinche comadre que razón tenia” y le dije la frase de siempre “te prometo que no te va a doler, solo la cabecita” y acariciándome la verga solo dijo “bueno papacito, cógeme primero y yo te digo cuando me chiquiteas, pero por favor despacito, la comadre Sonia dice que a ella le fascina como lo haces” se acostó con las dos blancas piernotas bien abiertas y me dijo “cógeme hasta donde yo te diga” me le subí y la cabrona comenzó a dar de gritos y a rasguñarme la espalda, yo sentí como la muy cabrona me atascaba los guevos con su semen yo tuve que concentrarme para no acabar, me decía “Ay Papacito ahí dale recio que me gusta mas tu verga que la de mi marido, el muy péndejo acaba muy pronto y yo a veces me tengo que puñetear en la regadera” fue levantando sus piernas donde sus rodillas le cubrían la cara y me dijo, “ahora si cabron quítame lo virgencita del chiquito, es todo tuyo te lo mereces” putale, sentí la verga bien resbalosa y se la comencé a meter al culo poco a poquito, solo pujaba y me decía “mas, por favor mas” aquello esta tan apretadito que la pobre solo se ponía bien colorada de tanto pujar, se la metí y saque varias veces entonces me dijo, ahora cógeme a gatas, Ay mamacita esta cabrona se miraba mejor que cualquier pinche vieja que me e cogido, levanto el culito y me dijo, “me duele un poco pero me gusta mucho, échamelos todos en el culo por favor papacito” se la metí y saque varias veces hasta que sentí venirme, la muy cabrona con una sonrisota me decía “rico amor que rico amor todos por favor” se los vacié todos en el chiquito, solo suspire y me acosté a un lado de ella, ambos desnudos nos abrazamos y me dio un beso en la boca (por primera vez) y me dijo, la próxima vez ¿nos juntamos aquí con la comadre Sonia? Yo le dije que si no le importaba compartir, la muy cabrona me dijo “¿a quien a ti o a la comadre?” porque la pinche comadre esta bien buena y si nos juntamos los tres y ella se anima pues a mi me toca algo de ella “¿no crees? el otro dia solo me dejo mamarle las tetas pero yo me quede con muchas ganas, solo reí y nos metimos a bañar, se volteo, agacho enseñándome el culo blanco y suavecito y me dijo, “por favor papacito dame una nalgada por puta y límpiame el culo por dentro lo traigo bien atascado de tus mecos” se la metí y saque varias veces y la pinche verga salía toda llena de mecos. Ahí me mamo la verga hasta tragarse todos los pinches mecos que me quedaban, se levanto y todavía los traía en su boquita, se los limpio en mi pecho,
De ahí nos fuimos a comer algo, luego les platico la aventura junto con la comadre Sonia y Teresita, todavía lo traigo bien grabado en mi cabeza.

60% (3/2)
 
Posted by marco_buenrostro
1 year ago    Views: 842
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments