UNA TARDE CON LA COMADRE

Estaba en mi trabajo cuando suena mi celular y pues quien mas pudo ser que la comadre Sonia, yo un poco curioso le conteste y me dijo “Compa necesito un favorcito de su parte, yo se que usted pasa por aquí de su trabajo ¿podría pasar a moverme una mesa?, yo no puedo sola, y como usted sabe mi marido anda en México y mi hijo se fue a las montañas a pasar el fin de semana largo” “Claro comadre faltaba mas” le conteste, veamos que este era su segundo marido, estaba divorciada de mi compadre. Yo le comunique a mi esposa que llegaría tarde pero no le dije porque, Salí del trabajo y por pena pues me lave muy bien la cara y las manos, aunque trabajo en oficina, me Salí una hora temprano para si me tardaba, llegue a la casa de la comadre y ya me esperaba, me cae que esta vez se le miraban muy bien el culo y las tetotas que se carga porque traía una blusa muy abierta y unos pantalones muy cortitos y apretaditos, yo pensé que se hubiese disgustado si notara la forma en que yo la estaba mirando, pero se agachaba y le podía ver bien clarito las golosas tetas, pinche tetas se notaba que traían ganas de verga y podía notar que no traía calzones la muy cabrona, se me arrimo y agarrándose las tetas sobre la blusa me dijo “ que desperdicio, ¿verdad compadre?” yo pasando saliva solo le dije “porque usted quiere comadre” volteo a la puerta y fue caminando a cerrarla con llave, al caminar mire como movía las nalgotas para los lados, regreso y me dijo “¿miedo compa o le pegan en casa?” yo estaba totalmente asustado, ella me dijo “el Buey de mi marido piensa que soy su pendeja, anda con otra pinche vieja en México pero a mi me vale” me caí de madre que no se la iba perdonar, la agarre de la cintura y le dije “si su comadre me chinga pues vale la pena” soltó la carcacajada y se me fue arrimando hasta besar mis labios, y aun no creía que la comadre fuera así, pues lo primero que hice le quite la blusa y me tomo de la mano llevándome a su recamara, ella solita se quito los pantalones cortos y su pinche panocha rasuradita pedía verga a gritos, me dijo “compadre, ¿me deja que yo me lo coja a usted?” “Claro comadrita, ¡lléguele!” “ahora me vas hacer lo que la comadre no te deja, ella me lo contó hace mucho, acuéstate cabrón que los dos vamos a intercambiar lechita calientita”, me desnudo todo abrió un cajón y saco una verga plástica, me la dio y poniendo sus rodillas a los lados de mi cara se agacho y me la comenzó a mamar, ay mamacita me le pegue a la panocha y le moje el chiquito con mi lengua le comencé a meter la verga de plástico y solo pujaba con mi verga en su boquita, solo me decía” ándele compadre que ahí le va la primera carga de lechita, no la desperdicie”, la muy cabrona se mecía en mi cara asegurándose que me los tragaría todos yo podía sentir lo calientito de su lechita, se hizo a un lado y me dijo, compadre cójase este par de tetas que desde hace tiempo le traen ganas a su verga, se arrodillo frente a mi y comenzó a tallar con sus dos tetas mi verga y la recibía en su boquita de muñequita, me decía mientras me la tallaba con sus tetas, “¿apoco la comadre esta mas buena que yo?” “Claro que no Mamacita, nadie esta mas buena que tu” le conteste, se levanto y montándose en mi empezó a tallar su panocha y el culito en mi cuerpo y me decía “compadre estoy marcando mi territorio”, me embarro la panocha y el culito en la cara yo solo le dije “Ay comadrita de haber sabido desde cuando me la hubiera cogido yo tan necesitado y usted tan buena y tan caliente” luego ella se levanto y me dijo “ahora si compa lo que tanto le ruega a la comadre, ¿como me quieres?”, le dije ponme el chiquito al aire que te quiero chiquitear pero muy despacito para no lastimarte, y ella sonrió y enseñándome la de plástico me dijo “esta no me lastima la tuya menos” se puso con el culonon al aire, se lo bese con muchas ganas y se la fui metiendo poco a poquito, la muy cabrona solo movía las nalgas para los lados diciéndome, “pinche compadre tiene las venas de su verga bien brotadas, me fascinan así, esa pinche comadre no sabe de lo que se pierde” yo solo de ver como pujaba decía que mas y mas sentí que me vaciaba y le dije” comadrita donde los quiere? Es la primera descarga de lechita, se lo saco del culo y se le pego con la boca me los saco todos y se los trago también, nos acostamos a descansar y le pregunte que si el compadre se la chiquiteaba también y me dijo que a el no lo deja y a mi si porque le dio lastima cuando mi mujer le dijo que no me dejaba que me la chiquiteara, como a los diez minutos volvimos solo que esta vez le dio por bailarme bien encueradita prendimos la computadora y entramos a una pagina de porno porque quería agarrar ideas de mas posiciones para coger, la muy cabrona solo decía que le daban escalofríos de ganas, le comencé a mamar las tetas y hacerle una puñeta y solo temblaba de placer, la muy cabrona se acostó en la alfombra abriéndolas levanto las piernotas, las doblo, se las agarro jalándolas para atrás abriendo todo, el chochito y el culito y me dijo “compadre quiero dos a la vez, métame una por el culo y la otra por la panocha, por favor no sea como el puto de su compadre que se asustaba cuando pedía esto, ya me cogió por el chiquito ahora le toca a mi a amiguito, ándele lo que ve es solo suyo quiero el salto de la muerte” se la metí hasta adentro de su panochita, ahí si que la hize gritar porque le di a la cobrona hasta quedar casi rendido, ella solita se la metía por el culo, y se la sacaba y la olía, me convenció que los dos la mamáramos ya para acabar le dije “Comadrita ahí le van en el chiquito” la saque bien mojada y le penetro pero suavecito solo pujaba diciéndole “todos compadre, todos” se los deje ir hasta donde alcanzaron, la cabrona pujaba mientras le salían unos pinches pedos bien apretaditos, y me decía “pegue los guevos compadre se los quiero bautizar” le pregunte que seria la ultima vez y me dijo, “No cabrón, ahora me cumples las veces que podamos” antes de marcharme me le arrime y le pedí que si podría hacer lo que siempre había querido y dijo que si, la abracé le puse mis manos en sus nalgas, le acaricie las tetas, la bese y me fui a casa, ahora y por lo menos una vez al mes nos juntamos en un hotel cerca de su trabajo de ella, hemos gozado el sexo como se debe de gozar y sin que nadie lo sepa.
100% (17/0)
 
Categories: AnalBDSMMature
Posted by marco_buenrostro
1 year ago    Views: 295
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments