Mi Sobrinita y Yo (con la tia) parte 3

Pasaron dos largas semanas sin saber nada de Laurita mas de que algunas cartulinas cómicas que me mandaba por e-mail en grupo, cada ves que me cogía a mi mujer pensaba en los pujidos y gemidos de Laurita y le ponía con más ganas, aunque confieso que temía que ella fuera a divulgar algo.
Un viernes en regreso a casa de mi oficina me llego un texto “Tío llámame cuanto antes, a solas” suprimí el mensaje y luego le hablé, “Tío mis padres se van de viaje todo el fin de semana, invite a la Tía Rosita mañana a pasar un buen rato y acepto, ¿puedes venir solito? Tal vez me cumples tu promesa” solo pensé “a esta cabrona le dio por cogerse a sus Tíos” acepté en ir. Al día siguiente como todos los sábados mi mujer iba a la Iglesia a dar catecismo y ayudaba a prepararla para bodas, volvía a casa como a las dos, mis hijas con sus ondas siempre, le dije a mi mujer que iba a jugar golf que luego volvía, cargue mis shorts de gimnasio y por ahí como a las diez de la mañana me fui a la casa de Laurita (sentía que el pinche corazón se me salía de nervios), llegue con una mochila donde traía mis shorts, dos botellas de vino y unas cervezas, toque el timbre y Laurita me cerro un ojo y me dijo es en la sala de atrás, cual fue mi mas bella sorpresa de encontrar a Rosita en unos short súper cortitos y bailando pero bien sexy, le podía mirar las nalguitas y la panochita pero bien claro, también a Laurita, no comprendía pero ¡ya me estaban esperando! Me puse mis shorts y me senté a verlas bailar, Laurita traía sus bebidas y a mi solo me dio una cerveza, en menos que pensé Laurita jugando mientras bailaba me empezó a rozar mi hombro con su delicioso culito, yo temía que Rosita se enojaría y acabaría con todo pero no, Laurita la empezó a desafiar que ella no tenia la suficiente valentía de hacer lo mismo, Rosita es muy conocida en la familia por su forma tan vulgar de expresar muchas cosas, “Ándele pinche Tía a que no puede” dijo Laurita, Rosita se me arrima y me dice “mira cabrón, si te chinga tu mujer no es mi culpa” la note un poco embriagadita y le dije “no sabrá si no le dices, Laurita no dirá nada, ¿verdad?” Laurita solo indico que no con la cabeza, Ay Mamacita no solo me sobo con sus tan deseables nalgas el hombro pero me arrimo la panocha en la cara y empezó a moverse como bailando, nunca supe que hablaron entre ellas antes de que yo llegara y no estaba para investigarlo, llego Laurita y se junto los shorts hasta enseñarme las nalgas mientras me las movía en mi nariz, sentía que mi verga rompía el pinche short y me dijo Rosita “ a ver cabrón, párate ¡pero ya!” me pare y las dos se me quedaron viendo a la verga, se voltearon a ver y sonriendo llego Laurita y por fuera me la acaricio con mucha ternura, y dijo “Tía, tienes razón, el pinche Tío esta bien vergudo y la tiene bien buena” Rosita se quito la blusa y le pude observar sus tetas que aunque no son grandes son suficientes para satisfacer mi boca, se me arrimo bailando y me dijo, “mírame cabrón, si te chinga mi hermana es tu pinche culpa, pero demuéstrame que no eres puto” le empecé a mamar las tetas con mucha pero mucha calma, poco a poco le fui bajando su short y la muy cabrona no traía calzones, (me cae pero ya me estaban esperando), luego sentí que me bajaban los shorts poco a poco y sentí a Laurita de rodillas detrás de mi, con una mano le indique que se pusiera en medio de mi y de Rosita, enseguida le termino de quitar el short a la Tía Rosita, note que Rosita hacia gesto como de placer y es porque Laurita tenia una mano mía agarrada y con la otra le sobaba la panochita a su tía Rosita, me la lleve al suelo, hicimos un 69 pero al momento de mamársela Laurita me hizo la seña de que callara, se arrimo y se la empezó a mamar tan lindo que Rosita con toda mi verga en su boquita de muñeca gritaba de placer, le levante las piernas para que le mamara el hoyito y pienso que se dio cuenta que no era yo quien se la mamaba, quito me verga de su boca y empezó a decir “Mas Laurita, mas, por favor no pares, mámamela, ay que rico” en eso me levante me puse atrás de Laurita y me la empecé a coger con fuerza, me dijo Rosita, “a mi me toca la verga cabrón a ella ya te la cogiste lo suficiente la vez pasada” “Rosita mientras este cabrón me coge ponme vaselina en el culo, quiero sentir lo que tu sentiste cuando este cabron acabe adentro de el”; me la empecé a coger, Ay Mama, estaba bien apretadita, sentí como que estaba virgencita todavía, y le dije, “a gatas te miras mejor Mamacita, dime todas las chingaderas que puedas mientras te cojo por favor” pujando me decía “Puto Cabrón hijo de la chingada cógeme lo mas que puedas, cógeme así como hombre no como el puto de mi ex marido, ándale cabrón, así, ¡así!, empezó pujando como que acababa, luego me pidió Laurita que se la sacara por un ratito, se la saque, ella luego y rápido me chupo la verga con mucho cariño y con su lengüita le chupo la panocha a su tía, le dije, ve a que te la mame tu tía, a lo mejor se anima, volví a meter la verga y estaba la panochita bien mojada cuando menos pensé Laurita le decía, “ay tía, que rico, ay mámamela, ay, mas, mas” cuando me dice Rosita, “Ya métemela al culo, pero despacito no rápido como se la metiste a Laurita” me la saque bien mojada y se la empecé a meter poco a poquito, al principio como que no quería entrar pero ella empezó a mover el culito de lado a lado hasta que comenzó a penetrar, ay mamacita la apretaba que no lo podía creer, luego sentí que me venia de ver como le mamaba el culito la tía a Laurita, y le dije, “ay te van mi amor, ay te van…¿todos?” pujando me dijo “ todos cabrón, todos en mi culo” ¡putale! Estaba tan apretadito que me dio trabajo aventárselos,… terminamos y ellas se fueron al baño para limpiarse, yo me fui al otro, me lave todo, me puse mis shorts y las espere que salieran, salieron de la mano y me dijo Laurita, “gracias tío, pero la tía y yo queríamos cogerte juntas desde que te miro la verga cuando te bañabas pero no nos animábamos a decirte”, solté la risa y les dije, y yo a ustedes también, a ti Laura te espié en casa y te mire toda encueradita cuando te bañabas y a ti Rosita solo una vez cuándo te estabas cambiando la tanguita que usas, ¿que les parece y la próxima yo pago el hotel? Tomadas de la mano se besaron los labios y me dijeron “¡trato hecho, luego te avisamos!”

100% (12/0)
 
Categories: AnalGroup SexMature
Posted by kuatito
2 years ago    Views: 1,096
Comments (2)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
2 years ago
excelente
2 years ago
q buena historia si es real te sacaste la loteria