diana despues de su inicio en el porno

Después de mucho tiempo sin escribir de nuevo he aquí un nuevo relato que traigo para tod@s ustedes espero les guste:
El ultimo relato que escribí fue DIANA SE CONFIRMA, en el cual plasmo en unas cuantas palabras lo tierno y delicioso que fue Don Luis en aquella sala de proyección del cine dorado de mi ciudad, aquella vez cuando me sentí totalmente una mujer, ya que fue tan tierno aquel señor maduro y tan especial cuando me tocaba besaba mis hombros y la manera que me poseyó, fue entonces y es ahora difícil de explicarlo

En fin después que termine de vestirme e irme a casa me sentía llena y completamente satisfecha tanto que perdí por completo el pudor de sentirme una niña adolescente ya, y poco a poco empecé a dejarme crecer el cabello y poner mas cuidado en el cuidado de mi piel tanto de mi cuerpo como de mis piernas las cuales las mantenía sin vello y humectadas con cremas que eran mi orgullo, tanto así que una tarde que acompañaba a mis padres al centro comercial, iba vestida con un short y una camiseta, tines y zapatos tenis, yo me perdía para ir a ver los libros y en el transcurso de el camino pasaba por el departamento de damas, y veía tanto la ropa como lencería, en aquel entonces iniciaban las pantymedias de licra de la cannon mills, tan absorta estaba en aquellas medias que no note que una dama se me acerco y me pregunto –hola nena como estas?, . –perdone?, Le conteste asustada, - te gustan las medias?. Yo petrificada, no supe que contestar sentí que el mundo se me venia encima, nerviosa conteste: -yo eh, pues, - no te preocupes estas en el departamento de damas, eres toda una damita, tus piernas, wow se notan sedosas, huelen a un tenue perfume y la manera en la que levantas un pie y tu rodilla se dobla créeme que tienes estilo, mira yo también era así de pequeña, ahora puedes notar acaso que soy hombre?, No verdad?,

Mira me gusto la manera en que caminas con gracia y el porte elegante que tienes, me gustaría mucho que fuéramos amigas, como te llamas princesa? –Diana le conteste tímidamente, eres preciosa Diana espero y ya te lo hayan dicho antes, -si de hecho ya me lo habían dicho ehhmm, -Rocío mi amor, llámame Rocío, ya has tenido novio por lo que veo, -pues si, me gusta vestirme desde los 7 años Rocío, y un primo me ayudo, y…-Oh te dio el primer beso Dianita?, pues si, y algo mas, - Oh, pero eso me lo cuentas luego, Ok?, mira yo puedo enseñarte a caminar en tacones y algunas cosas mas de cómo caminar, como vestirte, como maquillarte, en fin todo para que saques esa niña que llevas dentro y que por cierto es muy bonita, que te parece?, -suena bien pero hoy vengo con mis papás y…. –no importa nena, mira que te parece mañana? estas en la escuela? –si salgo a las 12 del día, -ok te espero aquí fuera de la tienda en paquetería te parece? –ok nos vemos a esa hora, al despedirse de mi tomo mi mano y le dio un beso y un beso mas en las mejillas y frente, yo corrí extasiada a ver los libros ya que me había retrasado en tiempos, no sabia que iba a suceder con Rocío pero me sentí muy bien al momento y como me había tratado, rato después mis papás llegaron y nos fuimos a casa.

Las 12 horas del día siguiente, y yo súper nerviosa, esperando en el punto donde habíamos acordado vernos, ella llego 10 minutos después y nos fuimos, -pensé que te irías me dijo, por eso no llegue a la hora, te di un tiempo para desistir, -estoy muy nerviosa le dije, -no te preocupes princesa será maravilloso, caminamos rumbo a su casa, la cual era un departamento ahí se llamaba la mansión, por las noches muchas travestis se prostituian en esa casa, Rocío era diferente en el sentido que solo salía con personajes del alto status de la ciudad y lugares cercanos, como me di cuenta luego, la emperatriz le decían las otras niñas de ahí, pues ya dentro del departamento me dijo ve a darte un baño princesa luego te untas esta crema en el cuerpo y ten, esta bata es para ti, a partir de hoy, estas pantuflas rosas también son tuyas, que talla de zapato usas? – 7 y medio conteste, -perfecto! Ok, cuando termines aquí te espero, después del baño y la humectación con la crema me puse la bata que me regalo y las pantuflas

Al salir me llevo a la sala ahí me puso unas medias negras con encaje, un corsé que me quedaba un poco grande pero que al momento de cerrar las correas me quedo perfecto, luego la maquillada la cual fue lo mas sencillo posible luego unas uñas postizas que ella me puso, labial rojo encendido del mismo color de las uñas, me medí una blusa blanca de encajes y manga larga y Rocío, saco del armario un hermoso traje sastre color beige hermoso, -Diana ahora vestirás solo con clase, caminaras con clase, hablaras con clase y te comportaras con clase, el buen gusto hace a una dama, y empecé a recibir lecciones de cómo caminar y ser una dama, porque Rocío era una dama de compañía, unos 4 meses después, mi graduación, saldríamos a caminar como damas, y así fue, el mismo traje sastre beige del principio con medias y zapatillas y el cabello recogido una bolsa de mano y listas, cabe destacar que fue todo un terror el salir a la calle vestida de mujer, ya que solo me había vestido dentro de casa y dentro del cine, alguna vez en el taxi pero nunca a la calle y menos a la luz del día, mis miedos de ser descubierta fueron aplacados por los piropos que recibíamos en la calle, esa noche y después de algunas horas de: decía Rocío graduación

Regresamos a su departamento y me dijo que si me sentía lista para ir a una fiesta que me presentaría con unos amigos, pues dije mas que lista, ella llamo por teléfono y después de un baño perfumado un corselette y un vestido de fiesta largo, llegaron por nosotras, al llegar a la fiesta, ella me presento con el anfitrión, un hombre maduro de aproximadamente 45 años, el cual beso mi mano y un guiño de ojo me dijo -Diana es un placer conocerla, Rocío me ha hablado linduras de usted, yo sonrojada agradecí con un parpadeo, el quien era un Doctor alabo mi sonrojamiento y me invito a bailar, ya en la pista y después de algunos cócteles salimos a caminar al patio de la enorme casa, y conversamos, me pregunto si tenia novio, que desde que edad me gustaba vestir de mujer, como me sentía al vestirme así, yo le conté todo lo que había hecho con mi primo Martín, así como el taxista, y lo que recién había hecho en el cine dorado, el me contó que el admiraba las chicas como yo en fin una platica muy deliciosa, y me invito a ir a su consultorio para estar en mas confianza, accedí y al llegar me contó acerca del tratamiento hormonal y que si quería iniciar el tratamiento que no habría problema, en fin me tomo una muestra de sangre para los análisis, y luego puso música para bailar, me tomo de la mano y empezamos a bailar, su mano recorrió mi espalda y desabrocho mi vestido, el cual se deslizo hasta el suelo, luego yo desabroche su camisa y empecé a besarlo hasta que mis manos quitaron el cinturón, su pantalón y al hacer esto noté que su delicioso instrumento era algo que no había visto hasta ese entonces, un pene hermoso su textura parecía extraída de un cuento de hadas su piel era blanca pero su hermoso instrumento rosado era celestial, hasta el olor..

Sería muy difícil el expresar todo eso con palabras, el hecho es que lo tome delicadamente en mis manos y en el momento en que lo tocaba no resistí mas y lo besé lo lamí y al momento en que mis labios rojos se abrieron para rendirle tributo a tan maravilloso falo, las notas de la canción smooth operador de Sade inundaron mis oídos como su pene inundo mi boca deseosa de venerar aquella lindura, el gemía en ocasiones, yo inicie lentamente a succionarlo mientras mis manos acariciaban su pelvis, sus muslos, sus suaves bolsas de terciopelo que no dude en hacerlas mías oralmente, pocos minutos después que a mi me parecieron toda una vida, el lentamente me retiro diciendo –princesa es lo mas cercano a lo divino lo que acabas de hacerme, ahora hay que cambiar del cielo a la tierra, por unos momentos entre en pánico, pero el se sentó en un sillón y me acerco a el bajo mi panty, y empezó a lamer mi colita, unto un gel por todo aquello y me fue acercando para sentarme y movía su hermosa cabeza en mi entradita hasta que desesperada no aguante mas y me deje caer en esa hermosa lanza de carne

Nos movíamos lento, yo estaba a punto del desmayo cuando apretó mi cintura, me volteó con fuerza en el sillón boca abajo y fui poseída con la fuerza de un dios, o por lo menos así lo sentía en ese momento, cinco divinos chorros de elixir para diosas me regalo esa inolvidable noche, y aun después de teminar dentro de mis entrañas permanecía duro dentro de mi, cuanto tiempo paso no estoy segura, solo estoy segura que dormimos de lo mas placenteramente que haya dormido hasta entonces, al despertar fui al baño para darme una arreglada en el peinado y para sacar aquel delicioso esperma que no salió sino que se seco dentro de mi porque no resbalo nada, al regresar el ya listo de nuevo dijo –Diana hermosa ha sido una velada maravillosa y se que se repetirá por muchas noches mas así que por esta noche has sido lo mas especial y emocionante que me haya pasado, -ha sido de la misma manera Doctor, a partir de esta noche mi cuerpo y mi alma le pertenecen, conteste segura de mi. -Así será Diana, así será, al volver a la fiesta Rocío ya se había marchado y el chofer me llevo hasta su departamento, al entrar me dio un beso en la frente y me dijo –Bienvenida Diana al Paraíso,

Espero y no les haya aburrido por lo largo del relato, el proximo sera del tiempo con el Doctor, espero sus comentarios serán contestados todos, Besos Diana G.
100% (5/0)
 
Categories: Shemales
Posted by karlaguadalupe
9 months ago    Views: 326
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments