diana y sus inicios en el porno

hola este es el relato de continuación de diana en cine porno espero lo disfruten
hola el relato anterior quedo en que don luis el proyectista del cine me había hechado los perros como decimos en México, me dijo que también quería, poseerme, en fin la tarde siguiente antes de llegar al cine, me fui a los baños de vapor a ponerme linda una buena depilada pero sobre todo una buena ducha con jabón perfumado,cremas perfumadas un lindo corselette negro, medias negras de encaje liguero y al final la tanga de el corselette, al llegar a la sala de proyección donde guardaba mi ropa de nena, note que don luis no estaba, entonces me puse un vestido de noche largo color negro y unos guantes largos los cuales no había estrenado, cuando acababa de maquillarme llega don luis, muy guapo de traje, con unas rosas en la mano, y oliendo a un perfume muy varonil, me saludo -hola mi niña pero que hermosa se ve hoy, - gracias don luis favor que usted me hace, me dio un beso en la mano y procedió a poner un rollo en el proyector, apago la luz de la sala y me tomo de la mano y me invito a bailar, puso un casette de música suave y empezamos a bailar,

me dijo- que delicioso aroma lleva el día de hoy Dianita, -usted también huele divino don luis, bailamos y mientras tanto sus manos recorrían mi espalda descubierta yo estaba extasiada por como me tocaban esas manos maestras, luego me dio un beso en el cuello yo estaba temblando que su fino toque de labios me hizo estremecerme de placer y soltar un quejido leve, acariciaba mis nalgas con tanta delicadeza que me hacia hervir, en un momento beso mi boca y en ese momento perdí toda noción de mi, le quite su saco de forma delicada, mientras el desabrocho mi vestido y cayo al suelo, me levanto y con cuidado para no pisarlo me movió de ahí, al ver mi tanga por fuera me dijo: - Dianita usted si sabe vestirse para la ocasión, la tanguita va al ultimo porque a mi me gusta mucho los corsés y las medias, -soy toda suya don luis

Le desabroche el cinturón y posteriormente le quite la camisa y camiseta, el los recogió del piso y los puso en un sillón, le baje su bóxer al notar ese maravilloso instrumento con el que había sido dotado y me lo merendé, el suspiro profundamente y luego me hizo poner de pie el se sentó y me empezó a recorrer con su lengua mis zapatillas luego mis piernas, y me lamia las nalgas y mi colita, me puso vaselina abundante y me dijo:- Dianita póngase por favor empinadita en el escritorio y así lo hice el froto su lindo pene en mis nalguitas y luego poco a poco entro completo, no parábamos de gemir ambos, su penetración fue tan deliciosa tan rítmica, que me llevo al cielo su grosor al entrar en mi sus venas que sentía a todo lo largo y sus grandes bolsas de terciopelo que guardaban ese elixir para diosas que me vuelve loca, chocar mis piernas y nalgas fue delicioso, los 30 minutos mas lindos de mi vida y esa cogida tan indescriptible que solo las personas con mucha sabiduría saben dar, y de repente lo inevitable embestidas fuertes, sus manos y uñas se aferraban a mis caderas y luego....la gloria un par de chorros de su néctar caliente fueron depositados en mi ardiente colita dejo de moverse y me dijo con una voz entrecortada:-Dianita nos podemos quedar así un momento?, -por supuesto mi viejito lindo lo que usted quiera,

Algunos momentos después, el salio de mi, aun duro fue y prendió las luces de la sala mientras cambiaba de rollo para la siguiente película, yo ronroneaba y sentía como ese néctar escurría de mi bien cogido culo, luego se acerco y limpie o mas bien dicho le rendí tributo a su lindo pito que me había poseído como nunca antes había sentido ser cogida, aun salia leche en forma de gotitas de ahí, así que la deguste luego retiro mi boca de el y se sentó de nuevo para limpiarme los de mis piernas que limpio con una media que me quito luego esa media fue a parar a mi deseosa boca roja, deseosa de semen, el cual sabia dulce, -Dianita es usted toda una golosa, niña por eso me gusta tanto, luego de la limpieza acaricio mis piernas y mis nalgas por otro rato hasta que me quede dormida en su regazo, cabe decir que de la manera que fui poseída en ningún momento de lo excitada que estaba tuve una erección, la cual llegaba de vez en cuando que me excitaba en demasía, es por eso que esa tarde me confirme como una mujer completa, la manera de poseerme fue divinamente superior a lo que yo hubiera deseado,.
hubieron algunas veces mas con don luis de similar situación. espero lo hayan disfrutado, y esperen el próximo relato besos: Diana G.
100% (2/0)
 
Categories: Shemales
Posted by karlaguadalupe
10 months ago    Views: 432
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments