Kundalini

Siempre me gustó experimentar por mí mismo mientras fuera posible, así que les voy a relatar mis experiencias sobre algo que puede serles de mucha ayuda.

Varias veces en mi vida he practicado el yoga pero sin maestros, sólo auxiliado con libros. Pero los libros que compré en mi adolescencia no hablaban nada del sexo desde el punto de vista de los yoguis. Hasta que adquirí otra serie de libros que si trataban del tema y de algo que me llamó mucho la atención: un centro de energía sexual al que los iniciados llaman .

Según pude entender se refieren a representándola como una especie de serpiente mística durmiente enroscada en el perineo y que es capaz de despertarse y ascender por una serie de canales energéticos del cuerpo físico y astral -a los que llaman chakras- hasta llegar al más alto situado en el entrecejo según algunos y en la coronilla según otros proporcionando la entrada a un nuevo nivel de conciencia.

Pero todos los autores insistían en que esas prácticas avanzadas debían ser llevadas a cabo con la supervisión de un maestro a riesgo de graves consecuencias.

A todo esto yo ya tenía suficiente experiencia en la respiración yoga, en la concentración y meditación como para no intentar dar otro paso por mi mismo sin temor. Esto es lo que hay que hacer:

El día en que intenten la experiencia deben tener al menos cuatro días de abstinencia sexual y de hábitos castos. Llegar a ese día re-calientes no sirve de nada: si tuvimos la imaginación a mil fantaseando nuestro control será nulo. Se debe contar con estar solos y sin interferencias de ningún tipo durante al menos seis horas: desconectar teléfonos, celulares, despertadores y cualquier otro tipo de artefacto m*****o. Buscar una habitación en la que se pueda estar cómodamente desnudo sin sentir frío ni calor: es muy agradable en otoño o primavera y también en los veranos frescos. Es conveniente tomar una ducha tibia muy larga y secarse bien.

Colocar una buena almohada o almohadón contra el respaldo de la cama en la que apoyar la espalda. Yo me puse una remera muy larga la primera vez, pero puede uno quedarse totalmente desnudo y servirse luego de cualquier prenda o una toalla.

Sentarse en la cama totalmente relajados apoyando la espalda contra la almohada lo más derecha posible pero sin que la postura resulte incómoda y juntar las plantas de los pies. La cabeza debe descansar plácidamente en la parte alta de la almohada. Cerrar o entrecerrar los ojos, adoptar una actitud totalmente neutra respecto al sexo y respirar con la barriga varias veces lenta y profundamente hasta obtener una sensación de placidez y autocontrol. Entonces comienza el juego.

Con la parte baja de la prenda que uno se haya colocado, o una toalla seca o lo que sea rodear el pene y levantarse los huevos para tener buena llegada al perineo con la otra mano. Lo aclaro ahora: en esto el pene no tiene ninguna función: la cosa está en otro lado, así que olvidémonos de él por un rato largo.

Mientras se mantiene la misma actitud mental y la respiración con el diafragma ir acariciando suavemente los testículos y el perineo. Para quienes no lo saben el perineo es esa zona que va exactamente desde donde terminan los huevos hasta el ano y es una de las más erógenas que tenemos.

Sentiremos como van brotando corrientes de placer. Pues bien: con mucha calma iremos dirigiendo mentalmente esas corrientes hacia las zonas más alejadas de nuestro cuerpo: los pies, los hombros, los brazos, etc. intentando inundarlas con ellas.

Si tenemos un principio de erección hay que ignorarlo, continuar respirando profundamente y acariciar los huevos como si fueran la cabeza de un niño. La erección cederá y dará paso a una sensación de cachondez indescriptible. Y continuar con el juego. Con un poco de práctica se logra dirigir esas sensaciones placenteras a los lugares más insólitos y experimentar un goce único.

A medida que se va repitiendo esta operación se sentirá que los huevos se ponen más pequeños y duros, se tendrá la sensación de que una corriente asciende por la espina dorsal cada vez más alto y el cuerpo entero se arqueará hacia atrás y luego todo cederá si se sigue la consigna de ignorar al pene que durante todo este proceso estará prácticamente fláccido. En realidad es todo nuestro cuerpo el que se ha convertido en pene y estamos a punto de tener el mayor de los orgasmos que jamás hayamos experimentado.

A la quinta o sexta oleada por la espina dorsal tendremos la clara sensación de que vamos a acabar. Toda la zona del perineo la sentiremos muy distinta: nuestros huevos parecerán haberse perdido en el abdomen y todo estará allí muy liso y duro. Entonces calma: recostemos nuestra cabeza, continuemos un poco más el juego y sentiremos una oleada avasallante que viniendo desde nuestro perineo recorre todo nuestro cuerpo a su paso hasta llegar a la cabeza y brindarnos un orgasmo universal, interminable, único en el que querremos permanecer indefinidamente...y sin derramar una sola gota de semen. Como en nuestro primer orgasmo nos creeremos morir, pero nada de eso, saldremos mejor que antes.

Yo pasé seis horas una vez, cuatro otra y así y me levanté renovado, lleno de energía vital y listo para ir a trabajar sin haber dormido un minuto. Cada vez que puedo repito la experiencia porque la sensación es única.

Les aconsejo no consumir drogas ni estimulantes, esto es superior a cualquiera de ellos y lo tenemos gratis para mejor.

Algunas veces fracasé, es cierto. Cuando ya lo tenía todo manejado la imaginación me jugó en contra y terminé en una paja de lujo. Si les ocurre eso: calma, acaben tranquilos que es mejor una buena paja que morirse de ganas. Pero sé que es posible alcanzar ese estado de plenitud. Yo lo logré varias veces, sin maestros y sin prejuicios estúpidos.

Si es verdad que se puede acceder a otros niveles de conciencia a través de esta práctica...no lo se plenamente. Pero las sensaciones e imágenes que se tienen al llevarla a cabo me hacen pensar que sí. Y lo que es más: si a alguien se le abre el tercer ojo por este motivo estoy seguro de que no es posible que esté dispuesto a hacer ningún mal, sino a tener plena conciencia de los poderes del placer para él y para los demás. Por ese motivo les comenté de este camino que solito descubrí y que espero les ayude a profundizar su placer, su sexualidad y a ser felices en esta vida.
87% (5/1)
 
Posted by jmbig
3 years ago    Views: 182
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments