MASAJE PARA DOS

En la última semana he recibido un puñado de mensajes preguntándome si hay alguna forma de iniciarse al sexo anal, o al menos al masaje de próstata, con la pareja. El problema que tenéis la mayoría de los que me habéis preguntado es que vuestra chica no tiene próstata, y por lo tanto no podéis compartir la experiencia con ella. Lo que yo os propongo es un juego bastante sencillo y excitante que he practicado con prácticamente todas mis parejas, y que os va a permitir disfrutar a la par del sexo y tener una experiencia mucho más íntima. Yo os voy a contar lo que hacía con mi última pareja, Fali, pero también os comentaré cómo podéis disfrutar con una chica sin próstata (cortesía de mi amiga Lupita, que me explicó su experiencia por si la quería compartir por aquí).

Ya os he comentado alguna vez que Fali se sentía un poco incómodo con la idea del sexo anal, aunque de repente tenía momentos de gran excitación en los que quería hacer de todo. Para que le perdiese un poco el miedo a la experiencia, se me ocurrió que jugásemos mutuamente con nuestros anos y que nos estimulásemos el uno al otro. ¿Cómo? ¡Muy fácil!

EL DOBLE MASAJE

En primer lugar es buena idea llevarse algún tiempo sin sexo (y eso incluye sin masturbarse) para estar mucho más receptivo. No os puedo decir un tiempo óptimo porque eso depende de cada persona, aunque no tener sexo durante tres o cinco días me parece más que suficiente para una persona normal.

Cuando veas a tu pareja, disfrutáis de vuestros besos y caricias, pero sin llegar a masturbaros. Sí os podéis rozar o acariciar el ano, pero nada más. La idea es que la excitación vaya en aumento. Sé que es difícil controlarse, pero en serio, la experiencia vale la pena. Pensad si queréis en que esta pequeña dilación os va a permitir probar cosas nuevas y muy placenteras.

Fali lo pasaba fatal en esta parte, porque siempre estuvo acostumbrado a penetrar del tirón, y relacionaba todo el placer con el pene. Para relajarlo un poco, lo que yo solía hacer era lamer su ano y apretarle el pene, pero sin llegar a masturbarlo, de tal manera que se sintiese excitado con algunas sensaciones nuevas y otras conocidas.

Luego os lubricáis muy bien y os tendéis de tal manera que puedas introducirle tu dedo y la otra persona haga lo propio con el suyo. Con cuidado y con ternura, nada de jugar a “soy una locomora anal”. Y una vez dentro, recordad hacer un movimiento sencillo con el dedo, como si estuvieras haciendo con el dedo una señal para que se acercase. Todo ello muy suave al principio, aumentando la intensidad dependiendo de los ruidos y las indicaciones de tu pareja.

Con Fali esto era un poco lioso al principio, porque le gustaba que fuera muy despacio, pero cuando empezaba a gemir prefería que moviese todo el dedo, introduciéndolo y sacándolo, al mismo tiempo que acariciaba la próstata con mas energía y velocidad. Luego prefería que parase un poco, solo para reiniciar el movimiento con el mismo furor que un par de minutos antes. Una vez que comprendí lo que le gustaba, no hubo mayores problemas y me guiaba simplemente por sus gemidos. En mi caso pasaba lo mismo, así que tras un mes o así se puede decir que no necesitábamos decirnos nada, simplemente sabíamos qué hacer con el otro.

Al mover solamente un dedo, es muy fácil mantener el ritmo incluso cuando sientes cómo tu cuerpo se inunda con placer. Puedes gemir, morderte los labios, cerrar las piernas o estirarte sin que eso impida que te continúen dando placer y, siempre muy importante, sin evitar que tú sigas haciendo gozar a tu pareja. Además, al ser un placer lento y duradero, muy intenso, puedes mantener el juego durante mucho tiempo (a veces será bueno echar más lubricante) sin miedo a agotarte o hacer daño. Sí, reconozco que yo he acabado con agujetas en el dedo, pero es un mal muy menor a cambio de lo que he disfrutado.

Detalle importante que vuelvo a señalar: la gracia es que ambos os estáis dando placer mutuamente, por lo que nada de parar. La idea es aprender a disfrutar juntos, perderle el miedo a los juegos íntimos y sentiros más receptivos de cara al futuro.

¿Y SI MI CHICA NO ES TS?

Yo pensaba que este juego solo podías hacerlo con una chica TS, pero Lupita me comentó una variante muy similar que practicaba con su novio. Mientras que ella le introducía el dedo en el ano, él le introducía el dedo en la vagina y le estimulaba el punto G. Lo gracioso es que estimular el punto G de la mujer requiere exactamente el mismo movimiento que para masajear la próstata, de tal modo que podéis disfrutar exactamente igual.

El único problema de Lupita, e imagino que de otras mujeres, es que son muy sensibles y se corren del tirón. Una solución es mover el dedo muy lentamente, pero también existe la opción de esperar a que se corra y empezar de nuevo. Todo depende de lo que a tu chica le guste más: ¡no tengáis miedo de probar! La práctica hace la perfección.

¿SE PUEDEN USAR JUGUETES?

Mucha gente siente cierto reparo en introducir su dedo en el ano de su pareja o, si lo hace, no logra moverlo con soltura. Para esos casos podéis usar juguetes. Existen desde pequeños dildos que colocas sobre tu dedo y que están pensados para que funcionen con una extensión del mismo, hasta vibradores ideados para la próstata masculina.

Fali acabó prefiriendo el vibrador de próstata porque ofrecía un movimiento mucho más rítmico y le alcanzaba mejor, aunque eso no quiere decir que yo no hiciera nada: era quien lo introducía, calculaba la forma de moverlo para darle más placer, la profundidad a la que llegaba, etc. No penséis en un juguete, por lo tanto, como un mero sustituto de la pareja, puesto que pueden complementarla.

JUEGOS ALTERNATIVOS

Una de las ventajas de la estimulación de la próstata es que vas eyaculando poco a poco, pero generalmente no tienes una gran e intensa corrida. Dicho de otra manera, continúas estando excitado todo el tiempo. Esto tiene una gran ventaja, y es que te permite realizar fantasías que usualmente solo se te ocurren cuando estás muy excitado.

Por ejemplo, a Fali le excitaba mucho la idea de que yo le alimentara con su propio esperma, pero en cuanto se corría era incapaz de probarlo. Pero de esta manera, como había eyaculado un poco pero seguía excitado, podía dárselo sin que lo rechazara, antes al contrario, lo tomaba ansioso y aún se encendía más. Otra cosa que le excitaba, sobre todo si yo ya había terminado, era que me colocase sobre él, como en un 69, y le pasara mi pene por la cara. ¿Por qué le excitaba eso? No sé, quizá porque era algo tabú, quizá por no ser común, quizá porque tengo un pene precioso... ¿quién sabe? La cosa es que podíamos cumplir fantasías que en otras circunstancias no nos interesaban.

Otro juego es “castigar” de alguna manera al que primero se corra, o al menos al que eyacule más. Esto era un aliciente, y por ejemplo, si yo me corría primero él tenía permiso para correrse en mi casa (algo que odio, pero que en esas circunstancias era parte de un juego y no me m*****aba). Por otro lado, si él se corría antes me la tenía que mamar y tragárselo. Por supuesto, para jugar a esto había que decirlo primero, y si alguien no tenía ganas, pues no pasaba nada.

Si tu pareja es una chica, podéis poner un límite de orgasmos para ella o un límite de gemidos para ambos. En verdad, pensad cualquier cosa que os excite, porque la idea es disfrutar.

UN FAVOR

Lo que os pido es un favor. Si lo probáis, por favor, escribidme y contadme cómo os fue, si a ella o a él le gustó, qué variaciones hicisteis, etc. De igual forma, si tenéis alguna duda, pues me preguntáis y os intento ayudar.

89% (11/1)
 
Categories: AnalMasturbationTaboo
Posted by gitanilla_andaluza
1 year ago    Views: 585
Comments (7)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
¡Gracias, muy educativo!
1 year ago
Gracias por tus consejos,veo que eres neutra en tus comentarios, que los das con el corazón, muchas personas estamos aprendiendo gracias a tí. Agradezco lo que haces, Saludos!!!
gitanilla...
retired
1 year ago
Denis, eso que tú indicas me lo comenta mucha gente: el esperma les da morbo pero al mismo tiempo es algo contra lo que tienen muchos tabúes. Más adelante quiero dar algunos consejos para facilitar esta fantasía tanto a chicos como a chicas (de hecho, en parte también vale para superar el repelús que a algunos les da comérselo a sus chicas). No obstante, respecto a lo de sentirse "sucio", el esperma no es un resíduo que el cuerpo expulse, y por lo tanto no tiene nada que sea médicamente malo. De hecho, en cierta medida es como si tomases una lágrima: no están pensadas para ser tomadas, pero no te perjudican.
1 year ago
Muy interesante tus experiencias, yo a veces he pensado en probar mi semen, pero creo que me frena la educación sexual que hemos recibido mezclado con el sentimiento de sentirse "sucio" algo obsceno, es algo que me gustaria superar, esos condicionamientos que en realidad no son míos.
1 year ago
Guau...!!!
Uhmnnnnnnnnnnnnnnnnnnn...!!!
Cuanto por aprender... tanto por practicar... que ya no sé por donde empezar...!!!
Muchísimas gracias por tanta enseñanza y por lo bien que te expresas y lo interesante y lo cercana que resultas...!!!
No es fácil encontar información interesante, veraz y práctica...!!!
Mira este vídeo en español de chicos, me parece muy instructivo y dulce:
http://xhamster.com/movies/1221467/kamasutra_gay.html
Me entusiasma aprender...!!! Millones de gracias...!!!
rebost
retired
1 year ago
Grandes consejos!
1 year ago
Excelente, Gitanilla. Eres toda una maîtresse. ¡Felicidades!
BSS