Señora 1

Me despertó el sonido de la puerta
Mi estado de ebriedad no me permitía saber quien era ni que pasaba
Era una señora en bata, con el pelo recogido
Se paro a mi lado y dejo caer su bata; su cuerpo maduro quedo descubierto
nos miramos y yo no me atreví a moverme, solo contemple
Toco un poco su entrepierna con mirada extraña para mi, nunca había visto a esta señora con cara de querer ser cogida
Las sabanas dejaron ver mi erección, y note que ella temblaba sin decir palabra
al fin se sentó en mi cama sin verme a los ojos y puso su cabeza al lado contrario
me quede viendo sus pies y ella los míos.
Nada paso por 5 minutos, solo respiración y silencio
No sabia que hacer, estábamos solos en la casa
Pero habíamos estado solos cientos de veces
Mi pareja no se encontraba
Era real?? estaba soñando?? aun tenia ese sentido de ebriedad placentero en mi cerebro por el alcohol de hace unas horas y no podía saberlo.
Sentí su pierna madura tocar mis brazos
Gire mi mirada y vi sus enormes nalgas apuntando al techo y sus bragas tapando su culo
No lo pude resistir, probé tocarla para ver su reacción, con el miedo de ser rechazado
Roce su pierna primero, se movió un poco, subí mi mano a sus nalgas con un movimiento natural como si estuviera dormido, ella dejo de moverse, como esperando a ser acariciada, mi mano en su nalga, su enorme y deliciosa nalga, algo que jamas habría pensado hacer, mi erección dolía contra la cama y trataba de no respirar tan acelerado, quería que ella diera el primer paso, que me lo pidiera, no solo que pasara.
Empezó a mover sus nalgas para que yo la acariciara, en un segundo mi mano la estaba apretando, seguía viendo sus pies, era una posición extraña, porque se acostó así?
El espectáculo era grandioso, yo tocando ese tremendo trasero de 50 años, que aparentaba ser de 30.
No pude aguantar mas, me senté y me coloque sobre ella,estaba boca abajo aun con sus bragas puestas, la deje sentir mi erección y puse mi boca sobre su oreja, escuche un ligero gemido de deseo, empece a moverme para que sintiera mi verga, sentí la humedad en sus bragas, ella empezó a moverse para todos los ángulos que la dejaran sentir eso que no sentía desde que quedo sola.
Mis manos tomaron sus muñecas y nos movimos como uno solo, gemía y callaba, le hable al oído, ¿que es lo que quieres?
No contesto, hizo que soltara su mano derecha y metió su mano en mi ropa interior, tomo mi verga y empezó a masturbarme, yo no quería que me masturbara, quería sentir esos labios mojados deslizarse por mi verga.
Baje sus bragas hasta la rodilla y y pase mis dedos sobre su raja, estaba mojada y temblando, la seguí tocando podía oler su sexo, no quise penetrarla hasta que ella me lo pidiera, quería que ella me hablara, que dijera las palabras, quería escuchar su voz pidiéndomelo
Se resistía a pedirlo y quizá ella pensaba lo mismo, quería que yo se lo pidiera, no lo se, seguí disfrutando de su mano y ella de la mía seguíamos boca abajo yo arriba de ella, mi verga a unos centímetros de su raja, pensé por un instante en terminar, en llenar su culo y su raja de mi leche, seria una imagen inolvidable, pero pensé, así tendría que ser al final, no te precipites.
No pude resistir mas y hable, Te quiero coger... le susurre
Ella no hablo solo movió su cabeza diciendo que si
Me puse de rodillas, la tome de la cadera aprecie ese tremendo trasero y esa raja que no había sido cogida por algunos años.
La penetre, su gemido fue en tono grave, no el de una joven, sino el de una madura siendo cogida, eso me éxito aun más, la penetre una y otra vez, tenia mis manos sobre sus nalgas, era una gran imagen para mi colección personal, estaba tan excitado y viendo que todo esto realmente estaba pasando que escupí en su culo y lo empece a acariciar con mi pulgar, las olas que hacían sus nalgas cada vez que se la metía eran excitantes, sus gemidos, verla moverse, todo era como un sueño, pero aun no podía ver sus tetas solo su espalda madura, pensé en girarl para que se sentara sobre mi y así poderlas ver, acariciarlas y chuparlas, esas enormes tetas que hasta hoy solo había visto detrás de la recatada ropa, tenia que sentirlos, pero antes intente meter mi dedo en su culo lubricado con mi saliva, apenas sintió mi intención de penetrar su culo con mi dedo, tomo mi mano y la retiro.....MALDITA SEA! pensé que allí terminaría todo, fue un error, un segundo, una estupidez, porque siempre me precipito???!!....
Fue solo un segundo, y siguió empujando sus nalgas hacia mi cadera, ya no me atreví a intentar nada más, me perdí de esas hermosas tetas; continué apreciando lo que tenia,su espalda, su pelo recogido, su firme trasero, su hermoso culo y mi verga entrando y saliendo en su raja,era demasiado contra la simple noche solitaria que tenia programada para hoy.... Voy a terminar, estoy a punto, echare mi leche en el culo de esta señora, lo veré chorrear sobre su raja; tendré lista mi grabadora mental para mi colección privada... mis pensamientos se interrumpen por sus gemidos cada vez mas fuertes y su respiración cada vez mas agitada, la siento temblar, gemir una y otra vez; la hice venir!! hice que terminara!! sonreí a medias pues mi orgasmo llego y mi cara se contrajo, saque mi verga de su raja quise jalarmela para terminar, pero ella lo hizo antes que yo, eso me hizo reventar en un instante, me la jalo como loca apuntando a su culo, mis chorros llegaron hasta su espalda, hasta ese momento volteo su cara para verme a los ojos, no hizo ninguna expresión, sin sonrisa, sin alegria ni enojo, solo su cara seria y morbosa viendo como son los orgasmos del esposo de su hija...
100% (5/0)
 
Categories: MatureTaboo
Posted by elmxdik
1 year ago    Views: 506
Comments (1)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
exelente tu relato