Preñando a Raquel.

Me encontraba tomando un café con mi amiga Raquel, una joven de 35 años, casada y que desde hacia un tiempo andaba buscando quedarse embarazada, pero por circunstancias de la vida no era posible ya que su marido no era fértil y todas las pruebas a las que se habían sometido había resultado ser un fracaso. Se encontraba desilusionada a pesar de estar muy enamorada de su pareja, y se estaba incluso planteando dejarla.

Esa misma noche la invité a casa a cenar, le dije que le sentaría bien desconectar, y como su marido estaba esa semana de viaje de trabajo no le vendría mal un poco de compañía.

Eran las diez de la noche y sonó el timbre de casa, al abrir la puerta, me encontré a mi hermosa amiga vestida con un vestido muy ajustado de color negro, acompañada de unas pantimedias naturales de brillo que se ajustaban completamente a sus delgadas piernas y unas sandalias de punta abierta que me permitían entrever parte de sus deditos enfundados en aquella maravillosa prenda. Sin duda iba hermosa y soñé durante unos segundo en que esa noche podía hacer realidad una de mis fantasías.

Tras los saludos iniciales la acompañé a la mesa que ya tenía preparada y le serví una copa de un buen vino rosado que sabía que le gustaba. Tomamos una copa, y luego otra, y seguidamente otra, la comida aún estaba en la cocina, pero ambos no estábamos en condiciones de cenar en ese momento. Me dijo si no me importaba que se tumbase en la cama ya que se encontraba algo mareada, a lo que le contesté que no.

La cogí en volandas y la llevé a la habitación. Ella se aferró a mi cuello y me sonrió.

- Que generoso eres conmigo, siempre me has tratado tan bien....

Le contesté que siempre ella me había caído muy bien, y que esos detalles surgían por si solos. Durante el trayecto escuché como se había quitado con pies sus sandalias que cayeron al suelo. Me giré para cogerlas, y me dijo... déjalas... luego las recoges.

La dejé sobre la cama tumbada y me dispuse a marcharme, pero me hizo una petición más...

- Te importa darme un pequeño masaje en los pies?
- Claro que no – Respondí...

Me senté en un lado de la cama y comencé a acariciarselos...Primero la planta de los pies.. y luego entre los dedos que no podían a penas moverse dentro de sus pantimedias.

- Uhmmmm... que bien lo haces.... Si no estuviera casada... creo que esta noche acabaríamos haciendo el amor... Dijo entre risas....


Me estaba excitando demasiado, y sabía que podía cometer una locura, por lo que recé porque aquello acabara pronto. Mi sexo se retorcía con cada caricia que le proporcionaba y mis manos ya acariciaban parte de sus gemelos y muslos.

- Joder Cielo, como me gusta.... ni se te ocurra parar....

En ese instante no me lo pensé me lancé sobre ella y sujeté sus brazos...

- Que haces aparta!!! Quitate de encima desgraciado...

Separé con mis piernas sus muslos y dejé que su vestido se subiera solo hasta las caderas, dejándome vía libre hacia mi objetivo, su sexo.

- No vayas a hacer esto, imbécil, te meterán en la cárcel...

Tenía medio camino hecho y no tenía pensado parar, así que rasgué ligeramente sus pantimedias y de un tirón hice un pequeño surco.

Ella no paraba de moverse de un lado a otro, intentando quitarme de encima, pero era en vano, cada vez la notaba más cansada, fruto de sus violentos movimientos y del alcohol que había ingerido.

Con una de mis manos conseguí agarrar sus delgadas muñecas y con la otra desabroché mis pantalones dejando paso a mi polla que salió con presión hacia fuera. Sentía sobre mi glande sus pantimedias rosarse y como loco intentaba acertar en su estrecho coño, que a veces se veía obstruido por los hilos de sus medias.

En el momento que me encontraba a punto de penetrarla consiguió apartarme de un empujó y saltó de la cama en un intento de huir, pero fui rápido y agarrándola por el tobillo la tumbé en el suelo boca abajo. Momento en el que volvía a abalanzarme sobre ella dejando mi polla sobre su culo.

- Estas preparada puta...

Volví a separar sus piernas mientras con una de mis manos le sujetaba la cabeza y la otra la dirigía hacia la entrada de su coño. Esta vez si....

- NOOOOO!!!!!!! Gritó desesperada... y entonce hundí toda mi polla de un solo golpe hasta el fondo. En ese momento se quedó inmóvil y yo comencé a follarmela rapidamente.. golpe tras golpe notaba que su coño se humedecía... y me daban ganas de correrme, pero no iba a permitir que aquello terminase tan pronto. Me detuve y comencé a acariciarle las piernas con mi polla dentro, sin moverla, sintiendo el nylon de sus pantimedias sobre mis dedos...

Una vez noté que se me habían pasado las ganas de eyacular, volví a darle fuerte en aquello coño que cada vez estaba más abierto y mojado. Sus gritos habían dejado paso a gemidos, estaba disfrutando?

La solté y la saqué de su coño mojado dejándola reposar sobre sus enfudadas nalgas...ella se apartó....y me dijo... Vamos a terminar esto en la cama. Me tumbé y ella rompiendo un poco más sus pantimedias sujetó mi polla y se la metió hasta el fondo.

Sus movimientos iban en aumento y yo aprovechaba para agarrarla por su culo y sentir el nylon en mis dedos mientras su coño se encargaba de darme el placer que quería. Era inevitable y estaba a punto de correrme, sentía ese cosquilleo sobre todo mi sexo, me fui a apartar y ella me agarró con violencia por el cuello.

- Y una mierda vas a sacarla ahora, dame tu leche en mi coño, preñame hijo de puta...

Intenté quitarla, pero sus uñas se clavaban en mi cuello, y me hacían daño, no podía , no podía... joder no.....

En ese momento sentí como mi polla soltaba todo la leche en su coño mientras ella saltaba con fuerza y gritaba siiiii.... así cabrón, así... hasta el fondo.... uhmm......


Me quedé inmovil y ella encima mía, no quería desperdiciar una sola gota de mi leche. Estábamos exhaustos, cansados y sudados....

- Te ha gustado?... Preguntó...

- Si pero... puso su mano en mi boca y respondió... Si pero nada...

Durante tres días seguidos estuvimos follando como locos, disfrutando de ella y de sus pantimedias que no faltaban en ninguna de nuestras citas... finalmente... al mes y medio recibí una llamada... SE HABIA QUEDADO EMBARAZADA.

Agradecida me dijo que cuando pudiéramos tendríamos encuentros esporádicos en los que ella siempre llevaría pantimedias, y esta vez, me dejaría eyacular fuera, porque su objetivo ya había sido cumplido.... tener un bebe.
50% (1/1)
 
Categories: FetishHardcoreTaboo
Posted by darkajm
1 year ago    Views: 160
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments