Manoseadas

Mi amiga Cristina y yo estabamos platicando sobre lo atrevidos que pueden
llegar a ser los hombres, mi amiga tiene 22 años y luce un cuerpo esbelto

con una cinturita increible que es la envidia de muchas mujeres, tiene unos

ojos preciosos color cafes, su cabello restirado hasta el hombro con risitos

que le sobresalen, un busto pequeño y unas nalguitas que sobresalen un poco

por su cuerpo, siempre ha tenido éxito con los hombres por su manera de vestir

muy sensual aprovechando al máximo su cuerpo. Yo soy una chica delgada también

aunque no me considero flaca, tengo el cabello castaño largo hasta los hombros

me gusta traerlo suelto, mi busto es de tamaño medio uso copa 34 B, mi cintura

aunque no tan estrecha como la de mi amiga, no esta mal y mis nalgas es por lo

que siempre me han hecho piropos cuando voy por la calle, un poco respingonas

y de buen tamaño, mi tez es blanca y la de mi amiga morena clara, a las dos

nos gusta vestirnos con ropa provocativa pero más a mi amiga. En esa ocasión

charlabamos de todo un poco y salió el tema de los hombres atrevidos. Comentamos

las situaciones en las que nos habiamos visto al ser victimas de los hombres

pervertidos al subirnos a los camiones, en el metro y en lugares públicos

que se prestaban a que nos pudieran manosear. Cristina me dijo que un día

escuchando la conversación de su hermano menor de 15 años, que esta en la

etapa en que ya no son tan inocentes como niños pero todavia no han madurado

lo suficiente, me contó que todos los fines de semana los amigos de su hermanito

se reunian para planear lo que sería su ataque del día. Para jugar a este juego

sucio se reunian en bola unos 5 o 6 y se trasladaban a lugares como conciertos,

ferias donde hubiera amontonamiento de gente para hacer sus fechorias. Primero

veian el panorama hasta que les gustaba alguna chica desprevenida que tuviera

de preferencia falda o que estuviera "muy buena" para llevar a cabo sus fechorias.

La localizaban y todos por un lado diferente se acercaban a ella hasta quedar

lo suficientemente junto para poder manosearla. Una vez en posición cada cual

le metia mano cuando tenia la oportunidad, teniendo turnos para hacerlo y

la mujer desprevenida nunca sabria por donde le llegaba el ataque pues en la

confusión de tantas manos no podia saber. Hacian esto con cuanta jovencita se

les prestaba para la oportunidad. Toda esta platica me calentó un poco y se me

ocurrió probar en carne propia esa excitante aventura. Le dije a mi amiga que

al principio vaciló un poco y pensó que estaba bromeando pero al estar platicando

ella también se excitó asi que decidimos pillar a estos malandrines en su

propio terreno. Sabiamos que un grupo de rock de la localidad iba a tocar en

concierto asi que esta era nuestra oportunidad para saber realmente si se atreverian

a tocarnos. Lo hicimos al principio con la idea de atrapar en el acto a su

hermano pero después quiero confesar ya no era solamente eso sino el deseo

de experimentarlo aunque ninguna de las dos lo comentamos. El plan iba ser

que nos pondriamos las dos nuestras vestimentas mas atrevidas e iriamos al

concierto para ser presa fácil de los atacantes y así poder descubrirlos. El

solo hecho de pensarlo hacia que se me humedecieran mis pantys.Mi amiga se pusó

unos shorts cortitos de licra y una blusa que le llegaba casi a las rodillas,

yo me puse una falda color negro, una blusa rosa y unas botas negaras que

me daban un look de chica fresa rockera. Cristina compró los boletos y acudimos

puntualmente al concierto. Al principio no había mucha gente y aprovechamos para

colocarnos hasta el frente donde podiamos ver de cerca al grupo.

En unos cuantos minutos cientos de gentes se posicionaros detras

de nosotros pues ya empezaba en concierto. Comenzaron a tocar las primeras

canciones, los guardias de seguridad se ponian en sus posiciones, y todavia no

veiamos rastros su hermano o sus amigos. Estabamos disfrutando de la musica

pues también nos gustaba el grupo y aprovechamos la ocasión también para

divertirnos un rato cuando senti un empujón. Al principio no le tomé mucha

importancia y pensé que seria alguien que por accidente se habia tropezado

entre tanta gente, pero después claramente sentí que alguien se me repegaba

por detras demasiado como para notar a traves de mi falda un bulto que se

hacia cada vez mas grande y se pegaba a mis nalgas. Casi no me permitia voltear

atrás par verle la cara, apenas pude distinguir a un adolescente como de unos

14 años con cara de inocente pero de mayor estatura que la mia, cabe decir que

yo mido 1.60 y este niño debia de medir 1.70. Simulando estar atento al concierto

pegaba su cuerpo al mio una y otra vez y cada vez más descaradamente rozaba

su pene a traves de su pantalón con mis nalgas. Yo intentaba voltear a ver a

mi amiga pero apagaron las luces y en la obscuridad me fue imposible ver

lo que sucedia con ella. Después empezé a sentir unos dedos que subian

por mi pierna, no podian ser obviamente del niño de atrás pues sus manos

ahora estaban en mis hombros con el pretexto de que estaba deteniendose, pero

en vez de eso me acercaba más a el y la mano que me tocaba la pierna seguía

subiendo. Experimente algo muy distinto, por una parte un poco de miedo al principio

y un poco de indignación pero después me dejé llevar por las ricas sensaciones

que me estaban provocando esos dedos trepando por mi entrepierna. Finalmente

de un solo avance llegaron a mi panti y ahi no se contentaron con tocar a su

antojo pues yo no me movia, solamente disfrutaba de todo esto y aparentaba

estar atenta al concierto moviéndome de vez en cuando para esquivar las manos

de la demás gente. Los dedos fueron buscando mas arriba,querian meterse a

mi rajita, justo uno de ellos comenzó a tocarla y a sentir mis jugos que se

escurrian ya del calentón que tenía. Al mismo tiempo otra mano, esta la noté

mas grande,exploraba mis nalgas tentandolas y estrujandolas descaradamente

por arriba de la falda y despues por debajo, junto con la otra mano intentando

penetrarme, ya en este momento pensé que era demasiado, estaba muy excitada

y decidí safarme pero no fue fácil . Mi primer movimiento de huida fue truncado

por otras dos manos que me impedian moverme y me agarraban fuertemente por la

cintura, quize voltear a ver a la persona que me detenia pero no podia por

la obscuridada y tanta gente moviendose y aplastandose al lado de mi, en ese

instante uno de los dedos me penetró y dí un sobresalto y lanze un pequeño

gemido que fue ahogado por el ruido de la música y la multitud. El dedo se

sentia grande y un poco rasposo, exploraba el interior de mi vagina rotando

y de un lado a otro, con una de mis manos detuve detuve su mano para que

no siguiera pero el me la retiró con su otra mano y senti que alguien sujetó

mi mano derecha doblandomela y empujandomela por detras contra mi espalda.

Estaba llegando esto demasiado lejos, me senti que estaba siendo violada

por varios adolescentes desconocidos y no podia escaparme. En eso bruscamente

hubo un cambio de posición y alguien más se puso detrás de mi, rapidamente

senti que me volvia a tomar de la mano por la espalda y esta vez llegó mas

lejos, senti un pene enorme entre mis nalgas que se abria paso a traves de mi

tanga y se colocaba debajo de mi vagina. En ese momento comenze a gritar y

moverme pidiendo ayuda y lograndome safarme me moví lo mas rapido que pude

entre la bola de gente a la salida. Alli estaba esperandome mi amiga que

sin decir nada me acompañó a la salida. Después supe que a ella le habian

bajado el short en pleno concierto y un tipo le habia eyaculado en sus

nalgas, me mostró la evidencia y pude ver una mancha de semen todavia

fresco en su pantaleta. Después de esto nunca volvimos a repetir la

experiencia pero aun en las noches me acuerdo y me pongo a pensar lo

que hubiera pasado de no haber podido escapar.


100% (8/0)
 
Categories: FetishGroup Sex
Posted by claudiafeliz
3 years ago    Views: 4,367
Comments (3)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
jacquin001
retired
3 years ago
Yo e estado en concertos donde hacen lo mismo y yo tambien lo e hecho es increbile que buena historia Gracias
3 years ago
honestamente me imaginé en lugar del manoseador y cuando menos me hubiera repegado un poco también.
3 years ago
muy buena tu historia, me excito mucho