Reencontrarse con los amigos

Hace tanto tiempo que ya lo recuerdo como si fuera en otra vida, o como si un viejo amigo me lo contará.
Guardo grandes recuerdos de aquelos tiempos de estudiante, pero pocos como este con los q inauguro este blog.
Como muchos otros chicos tuve que cambiar de ciudad para completar mis estudios. Al principio convivi con 2 chicos y una chica. Nunca intenté nada, y la convivencia pese a la tensión sexual fue de lo más plácida.
Terminado el año tanto yo, como la chica, cambiamos de piso. Pero aún teníamos una relación de amistad con nuestros excompañeros. Una noche nos invitaron a una fiesta en nuestro antiguo piso.
Ya os imagináis. La típica fiesta universitaria.
Tras pasar una gran noche, nos tomamos la última en nuestra antigua casa,
Carolina, José y yo nos encontramos muy agusto, tanto q decidimos quedarnos a dormir. Resolvimos la ausencia de camas plantando 2 colchones en el salón ajustando nuestro nido con los cojines qir había en la casa,
Tumbados los 3 el sueño empezó a vencernos.
No recuerdo quien se durmió primero, pero si me acuerdo de cuando desperté.
Aún era denoche, enseguida note el cuerpo de Carolina a mi lado. Notaba la respiración de Jose en el otro extremo de la improvisada cama, no tarde ni tres minutos en acariciar el cuerpo de Carolina, furtivo, mis dedos buscaron sus pezones, rozandolos suavemente, tratando de no despertar a nadie.
Note que no m*****aba demasiado a medida que los pezones de Carolina se endurecían entre mis dedos. Envalentonado baje mi mano y acaricie sus muslos. Jose aún roncaba mientras mi mano se colaba entre las piernas de Carolina. No se cuando se despertó ella, si abrió las piernas de forma consciente o inconsciente. En medio de la noche y de la oscuridad me quedo completamente claro que estaba despierta cuando note sobre mi polla su mano.
Esa fue la señal de salida para que mi mano se colara dentro de sus bragas, la note cálida cuando abría las piernas. Mi polla desperto de golpe entre sus manos poniendose durísima, permanecimos así un rato, acariciandonos, callados, buscando nuestros cuerpos en la oscuridad. Su mano agarrada a mi dura polla, yo con los pantalones medio bajados y mis dedos colandose entre sus piernas.
Le busque su boca con mis labios, pero sus besos no eran besos de novia ni de hermana, eran besos de vicio, de lengua contra lengua, ahogando los suspiros que nos provocábamos con las manos.
Ninguno de los dos se dio cuenta de que Jose había dejado de roncar. Lo que se es que Carolina se tubo que enterar antes que yo de que estaba despierto, desnudos de cintura para abajo note como Carolina se giraba y pegaba su culo contra mi polla. Recuerdo que pense sorprendido.
"Vaya parece que vamos a follar aquí mientras Jose duerme"
Pegue bien mi polla contra su culo, cuando agarre sus tetas con mi mano me di cuenta de que no era el único que se las estaba tocando, incorpore la cabeza y vi la polla de Jose entre las manos de Carolina, mis manos se apartaron rápidamente al encontrarme con las de Jose en las tetas de Carolina.
Ella, muy tranquila actúo con decisión y delicadeza. cogió mi mano y la volvió a poner sobre su pecho mientras le plantaba a Jose un beso, agito su culo contra mi polla y volvió a buscar con sus manos la polla de Jose




100% (6/0)
 
Categories: Group Sex
Posted by blas_
10 months ago    Views: 822
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments