La Leche Del Abuelo

Mi abuelo nos rompió la rajita a mi hermanita de 5 y yo de 6 años iniciándonos en el sexo a escondidas de mi abuela.
Hola mi nombre es Nance actualmente tengo 12 años y mi hermanita Denise tiene 11 y les contare la historia de cómo nuestro abuelo Beto de 54 años nos inició en el sexo desde una temprana edad.
Mi hermana y yo quedamos huérfanas a la edad de 4 y 5 respectivamente, debido a que nuestros padres murieron en un accidente automovilístico y como no teníamos más parientes que nuestros abuelos paternos, que visitábamos cada fin de mes, en los cuales el abuelo no tocaba mucho nuestras colitas, a Denise incluso le tocaba la rajita, ellos no recibieron con los brazos abiertos en especial mi abuelo que recuerdo que él nos recibió con un enorme bulto en el pantalón.
Al llegar a la casa de los abuelos todo era felicidad ya que procuraban atendernos para no estar tristes pero un mes después el abuelo comenzó a tocarnos nuestra colitas y nuestras cositas despistadamente pero a mi hermanita Denise de 4 años era a la que tocaba más, pasaron 2 meses y una noche el abuelo nos dio un vaso de leche algo amarilla que sabía algo raro así que solo fingí tomarla sin que el abuelo me viera, después de eso a mi hermanita le dio mucho sueño lo cual era normal ya era muy tarde así que nos fuimos a dormir ya que llegamos a nuestro cuarto, porque dormíamos en el mismo cuarto pero en diferentes camas, dejábamos una lámpara prendida para dormir, mi hermana solo acostándose quedo profundamente dormida y yo me dormí después, en medio de mi sueño me despertó el sonido de unos quejidos y sin moverme mucho abrí mis ojos y no podía creer la escena que tenía en frente, era mi abuelo que estaba sentado en la orilla de la cama cargando a Denise sosteniéndola de la cintura y tratando de meter su tiesa verga en el culito de mi hermana, me quede paralizada viendo la enorme verga de mi abuelito Beto eran como unos 21 cm y estaba muy ancha, después de varios intento mi abuelo logro meter la cabeza de su verga en el culito de mi hermanita, en su carita se podía ver el enorme dolor que sentía pero mi abuelo la comenzó a empujar metiendo cada vez mas de ese enorme tronco hasta que logro meter la mitad comenzando un mete saca, como mi hermanita estaba profundamente dormida no gritaba pero en su carita avía lágrimas y gestos de un enorme dolor, mi abuelo comenzó a tocarle su rajita metiéndole un dedo y jugaba con su diminuto clítoris de repente la cara de mi hermanita cada vez comenzaba a relajarse y a ponerse roja, después de un rato mi abuelito se quedó quieto empujando a Denise contra su temblorosa verga y dando un pequeño alarido empezó a sacar su aun tiesa verga del pequeño culito de Denise, cuando le saco por completo su palo se podía ver el culito de mi hermanita totalmente abierto escurriéndole un líquido blanco, nuevamente cargándola de la cintura le coloco sus braguitas y la acostó en su cama boca abajo cobijándola y dándole un beso en la mejilla diciendo.
-Dulces sueño mi pequeña Denise, estuviste excelente.
- Muy bien es tu turno Nance espero que tú puedas aguantar un poco más del abuelo dentro de tu colita.
Parado a un lado de mi cama el abuelo me tapo la nariz para que obligar a abrir la boca y metió su verga en mi boquita, yo estaba fingiendo estar dormida pero me empezó a gustar el sabor y la sensación, el metía y sacaba su verga de mi boca solo me cavia la cabeza de su enorme verga pero de repente me saco la verga de la boca y se subió a la cada hincándose de manera que mi cabeza quedara en frente de su palote y nuevamente me abrió la boca y dando un empujón me metió un gran pedazo de verga hasta la garganta, después comenzó un mete saca muy rápido hasta que sentí que su palote temblaba ahí fue cuando lo saco y de su verga empezó a salir el mismo liquido blanco que salía del abierto culito de Denise, lo embarro todo en mi carita hasta en mi conejito de peluche, después de eso me comenzó a tocar mi rajita que yo sentía algo mojada y el abuelo metiéndome un dedito dijo:
-hoo, mi niña parece que también te gusta cómo te trata el abuelo, vieras como le tengo de ganas a esta pequeña rajita, pero será para después primero tenemos que atender este culito.
Jugando con mi rajita comenzó a meterme los dedo en mi boca para después llevárselos a la suya ensalivándolos bien y comenzó a meterme uno por uno de sus cinco dedos retorciéndolos en mi culito después de un rato podía sentir su lengua entrar en mi interior escarbando y lubricando cada vez mas de repente paro y saco su lengua lo vi sentarse en la orilla de la cama y me cargo al igual que lo hiso con Denise pero una vez que estaba mi culito tocando su tiesa y parada verga movió sus manos a mis nalguitas y las empezó a separar abriendo camino para empezar a empalarme con su enorme estaca, solo podía sentir como entraba en mi colita la verga del abuelo y aguantar los gritos pero no las lágrimas, mi peso ayudo a mi abuelo a meter la cabeza de su palote, pero él puso sus manos en mis hombros y empujándome hacia abajo obligaba a mi colita a ceder frente al grueso tronco que sentía que me partía en dos, cuando paro de empujar me abraso y dijo:
-Mi niña lo lograste, tienes más de la mitad del abuelo dentro de tu colita pero no nos rendiremos creo que puedes aguantar un poco más.
Esta vez puso sus manos en mi cintura y con más fuerza volvió a empujar hasta que los dos céntimos un choque con el fondo de mi colita, yo no aguante el dolor y le dije a mi abuelo con lágrimas en los ojos.
-Ya abuelito me duele mucho, ya no me metas más de tu pipi, me tomare la leche la próxima ves pero ya no más.
-Nance pensé que estaba dormida, ¿desde cuándo estas despierta?
-Desde que te vi metiéndole tu pipi a Denise…
-Bueno no importa lo importante es que lograste resistir casi toda la verga del abuelo, solo unos cuanto cm más y lo hubieras logrado mi niña.
-Pero me duele sácamelo abuelito.
Después de que le dije eso al abuelo el comenzó a jugar con mi rajita masajeando mi botoncito y metiéndome un dedito en mi rajita, sin sacar ni un cm de su verga comencé a sentir rico y mi colita fue acostumbrándose a la forma del palo del abuelo.

-Ves mi niña ya no te duele y lo que viene te va a gustar mucho más.

Sin parar de jugar en mi rajita comenzó a meter y sacar su verga de mi culito lentamente y cada vez aumentaba la velocidad, al principio me comenzó a doler poquito pero poco a poco me comenzó a gustar como entraba su enorme palo en mi colita, de repente sentía una sensación extraña en mi cuerpo y a temblar y a orinar pero fue muy agradable, fue el primer orgasmo de mi vida, me sentía débil pero mi abuelo no paraba de empojar su verga contra el interior de mi culito hasta que sentía como el palo del abuelo comenzó a temblar y abrasándome me empujo hasta tocar nuevamente el fondo de mi culito y sentía como algo caliente inundaba mi pancita.
-Mi niña estuviste genial, déjate al abuelo totalmente satisfecho.
-Abuelito ciento en mi pancita algo caliente
-Eso mi niña es la leche del abuelo, que hace crecer a las niñas grandes y fuerte, dime ¿Te gusto lo que hicimos?.
-Si abuelito me gustó mucho
-Muy bien pero esto tiene que ser nuestro secreto nadie puede saber ni siquiera tu abuela.
Después de esa platica la verga del abuelo se fue haciendo flácida y cuando la saco empezó a salir la leche del abuelo, el tomo un poco de la leche que salía de mi colita y me la dio en la boca y no me supo mal me gusto, cuando la tome y le sonreí su verga nuevamente se puso tiesa pero el solo me la puso en la cara y yo solita la comencé a meterla en mi boca sabia a la leche del abuelo y el la empezó a meter y a sacar de mi boca y después de un rato empujo mi cabeza metiéndome su verga hasta la garganta y soltó mas leche la cual empezó a salir por las orillas de mi boca, la verga del abuelo se puso flácida de nuevo, pero me quede saboreando su leche, el abuelo me ayudo a ponerme mis braguitas con las cuales se limpió su palo, ahora flácido, la leche que le sobraba y me cobijo y dándome un beso en la mejilla me dijo:
-Buenas noches Nance, la pase muy bien con ustedes, así que duerman bien que mañana será mucho mejor.
Diciendo eso quede profundamente dormida, a la mañana siguiente no me podía levantar al igual que Denise nos dolía la colita y teníamos la leche del abuelo todavía escurriendo, con mucha voluntad me levante y vi a el abuelo y a la abuelo desayunando, la abuela iba de salida ya que es maestra y tenía que dar clase pero el abuelo es jubilado así que se quedó en casa y lo que sigue es otra historia…….
88% (15/2)
 
Categories: First TimeTaboo
Posted by beatlemmanuel
1 year ago    Views: 968
Comments (2)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
Esta Buena La Historia Espero Con Ansias La Segunda Parte
1 year ago
y la segunda parte cuando me quede picado leyendo la primera