Una experiencia mágica

Fue en un foro de sexo de internet donde conocí a una chica de mi misma ciudad, una belleza de 19 años , plena de juventud, hormonas y sensualidad.La chica en cuestión contaba que tenía la facilidad de masturbarse entrelazando las piernas una segunda vez a la altura de los tobillos una vez cruzados los muslos, de esta manera comprimía deliciosamente su clítoris , con disimulados movimientos naturales de tobillo y puntera , consiguiendo así orgasmos furtivos en el transporte público, pubs y cafeterías, aburridas clases etc. Casualidades de la vida que coincidí con ella en dos ocasiones en el plazo de unos cuatro meses, la primera se apareció en mi bar habitual con un grupo de amigos estudiantes que ni por asomo podían imaginar tan hábil práctica autoerótica de su atractiva compañera. Se tomaron unos refrescos y jugaron un Trivial en plan sano como corresponde a jóvenes estudiantes de esa tierna edad. Yo la distinguí perfectamente, por mi facilidad fisionomista(recuerdo perfectamente caras de compañeros de colegio de hace más de treinta años), sin embargo ella a mí no , y eso me dio una especie de morbosa sensación de ventaja.
Lo más acojonante de todo sería lo que me sucedió unos meses después , ... coincidimos en un bus urbano esa misma chica y yo, en una linea que realiza un monótono trayecto de mas de tres cuartos de hora.Esta vez siiiii!!! tuve el privilegio de estar en el momento justo en el sitio indicado; allí estaba escuchando música con su smartphone y unos auriculares y dándose placer disimuladamente de la manera ya descrita, ya estaba bastante excitada pero la gente era ajena a ello, y ella y yo establecimos una conexión visual muy sutil y furtiva para no delatarnos el uno al otro , pero sin implicarnos mucho para no levantar ninguna sospecha y seguir con nuestro pequeño secreto entre las demás personas ajenas a nuestra excitación. Nos mirábamos, sin incomodarnos, con respeto complicidad y calentura. Tenía unas piernas esbeltas a la vez que largas atléticas y femeninas y lo que le permitía hacer ese doble cruce .Tenía la sensual candidez de una sexualidad emergente en explosión, de una joven noble y sana aun sin resabiar , era la típica persona que no se había salido nunca de sus patrones, ni de sus planes trazados, ni había vivido desgracias ni situaciones límite o conflictivas a nivel familiar ,emocional , de malos hábitos o adicciones,pero me gustaba, tenía su encanto , su confortable y rebosante juventud. Ni que decir tiene que mi bulto crecía en mis pantalones y que estábamos en el ángulo justo para vernos el uno al otro, a estas alturas mi polla morcillona babeaba en mis bóxer, mientras ella se percataba de mi excitación , excitación recíproca secreta y alucinante! prolongó su placer todo lo que pudo ya que no había mucha gente en el autobús y estábamos en la parte de atrás , pero de pronto ahí estaba, frunciendo la pelvis hacia dentro y preparándose para disimular su inminente orgasmo , que ocultó acomodándolo a un gesto natural como es el mirar para arriba como desesperando por la tardanza y la monotonía del auto bús.Se estaba corriendo , mi polla ya estaba bien dura y aunque babeaba el calzoncillo ,la humedad no llegó a traspasar mis vaqueros.Ella sabía perfectamente lo que pasaba y yo resoplababa.... uff como dándola a entender que efectivamente esta que la situación me estaba calentando de sobremanera.Allí estaba la rubita con la mirada hacia el techo del autobus disimulando pícaramente su placer, aunque una muy leve bizquera de su orgasmo y una mirada perdida en el infinito la delataban a mis ojos ,así como le dilatada vena de su cuello y el leve rubor e de su rostro. Mi polla literalmente reventaba al contemplar la escena.Podría decir que nos bajamos en la misma parada y follamos en los servicios de un bar o que le dí una nota con mi teléfono o algo por el estilo , pero esto no sucedió y estaría mintiendo. Ahora eso sí, puedo asegurar que fue una de las vivencias más eróticas que me han ocurrido.Finalmente me bajé del bus ,fui a mi bar habitual y me alivie brevemente en el en el servicio imaginando lo delicioso que sería correrse dentro de tan delicioso y juvenil coño, acto seguido una jarra de cerveza helada me esperaba para apagar definitivamente los rescoldos de tan fascinante calentura.Volví a tomar esa linea de autobús sucesivas ocasiones...nunca más la volví a ver...pero eso es otra historia
100% (1/0)
 
Posted by bareta75
10 months ago    Views: 706
Comments (1)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
10 months ago
Qué cosa tan rica!!!!!