Los eyaculadores


Aunque hacia ya tiempo que conocia a claudio, siempre habia pensado que era gay. Tenia una relacion de profunda a mistad con Mario y ambos vivian juntos sin pareja conocida. Despues de algun tiempo y tras la insistencia de Claudio, comenzo una relacion con el. Era el primer dia que iba a su piso compartido, y como diria su a miga Marta, iba preparada para darle una alegria al higo.

De los dos chicos, Claudio era el que mas pinta de afeminado tenia a sus ojos, pero tambien era el mas guapo. Era bajito y atletico. Ideal para ella que tambien era muy pequeña y delgada. Mario en cambio era mas alto y fuerte, no mucho mas, pero si que habia una diferencia notable entre los dos.

Estaban a solas en casa de el, ya a punto de comenzar el festival de sexo que ella esperaba darse. Incluso habia bebido alguna copa para divertirse algo mas. En ese momento aparecio Mario.

- Pense que estariamos a solas.- Le dijo Sonia a Claudio.

- Y lo estaremos. Estaremos los tres a solas.

- Me referia a solas Follando, por si no sabias cuales eran mis intenciones.

- Si, precisamente. Mario y yo lo compartimos todo.

Quizas fue la bebida, o quizas fueron las abdominales de Mario que se habia quitado la camisa y se acercaba a ellos dos. El caso es que no fue capaz de protestar y se vio rapidamente envuelta en cuatro brazos masculinos.

- ¿Nunca lo has echo con dos hombres?

- nooooooo.- Fue lo unico que consiguio decir mientras le besaban y mordian los pezones.

Llego el momento de comparar miembros. Mientras Claudio le comia el coño con gran destreza, se dedico a sacar de su escondite la polla de Mario. Tubo una agradable sorpresa. Era un miembro gordo, de tronco duro y ancho que apenas podia cojer con la mano, no muy largo. Las habia visto mas grandes, pero solo en peliculas. Tenia un atractivo adicional. El grande era regordete y sobresalia como un champiñon respecto al resto. El borde quedaba profundamente remarcado. Disfruto mucho de la cara de placer que puso Mario mientras se lo comia.

Toco el turno de ver la de Claudio. En este caso se trataba de la clasica polla gato, como ella las llamaba. Fina larga y curbada hacia arriba. No esque fuera una experta en pollas, pero se encontraba con dos bien curiosas que no habia probado.

Llego el momento de ir a por lo serio, y tumbandose Claudio boca arriba Sonia se dispuso a introducirsela en su humedo interior. Si en algun momento penso que podria tener sexo con los dos hombres por separado y que estos se limitarian a follarsela sin interferir entre ellos, fue en ese instante cuando descubrio que no seria asi. Aquellos dos chicos no tenian ningun tipo de complejo, y lo demostro Mario al cojer la polla de su amigo para dirigirla al interior de Sonia. Luego cuando ella ya disfrutaba de la longitud del miembro de Claudio, a este no le importo que Mario casi se sentara en su cara para que ella pudiera comersela mientras la follaban.

- ¿Has probado alguna vez una doble penetracion?
Sonia entre orgasmos contesto que no, y cuando tubo a Mario ya atras, reacciono.

- Espera, espera. Yo de ahi soy virgen y tu la tienes muy gorda.

- Tranquila, sabemos lo que hacemos.- Le contesto un confiado Mario que estaba recoriendo con la lengua su ano y su coño mientras era penetrada.

Claudio detubo sus embestidas para dejar que Mario se colocara. Sintio sus manos en sus nalgas separando su pequeño culo. Sintio el gordo glande ir abriendose camino poco a poco en su interior.

Para su sorpresa, apenas noto dolor alguno, quizas fuese la excitacion o algo que Mario le echase en el ano. El caso es que en un momento se encontro ensartada con dos pollas en su inteior y sin casi sin poder moverse. Tuvo que pedri que coordinases sus movimientos para no recivir una embestida de los dos al mismo tiempo, pues cuando tenia las dos dentro le daba la sensacion de que se iba a desgarrar.

Mario fue el primero en correrse, y sintio como un caliente y abundante semen recorria por sus piernas.

- ¿Ya te has corrido?- Le recrimino Claudio a su amigo.
- Tu has visto el culito de Sonia? es imposible no correrse rapido. Prueba y me lo comentas.

Pensaba que era solo una broma, y que Claudio nunca se lo tomaria en serio, pero se la saco de la vagina, chorrenado en flujos de orgasmos, la dejo recostada a 4 patas y la metio en un culo correante de semen de su amigo.
Mario, con la polla espongosa de un hombre que no ha tenido suficiente, y aun goteando, se la coloco frente a ella para que se la comiera. Sonia no necesito ninguna indicacion. Aquel glande gordo la volvia loca.

Para su sorpresa Claudio se corrio dentro de su culo tan rapido como su amigo.

- Tenias razon. Sonia tenie un culito fantastico.

A sonia le temblaban las piernas y le dolia todo. Estaba cachondisima con tantos orgamos, y en su mente todo era la polla que tenia en su boca. Estaba desenado que se corriera en su lengua y ver la cantidad de semen que salia despues de la gran corrida que ya habia tenido en su culo.

- Tu coñito no ha recivido el semen de ninguno de los dos. - Le dijo Claudio.- Habra que ir a por el.

Sonia no dijo nada. Habia decidido dejarse hacer todo lo que le propusieran, estaba siendo el polvo de su vida. Claudio, dejandola a 4 patas, comenzo a mersela de nuevo por el coño.

Despues de varios orgasmos de Sonia, pudo saborear por fin el semen de Mario, que habia eyaculado en abundancia en el interior se su boca. No dejo escapar una gota y mientras salia fue tragando todo el semen que salia.

- A nuestra amiga le gusta el semen.- Dijo Mario.

- Muuuu mucho... Dijo mientras tenia otro orgasmo provocado por la polla taladradora de Claudio.- Ahora quiero probar el tuyo, Claudio.- Le dijo cuando recuperar el habla.

Esta vez mandaba ella. Se tumbo boca arriba y abrio las piernas para recibir la polla de Mario que aun parecia estar disponible. De mientras comenzo a comersela Claudio.

- No pudeo mas.- Dijo Claudio al poco

Se la saco de la boca y se corrio sobre su cara, dejandole a ratos chuparsela.

- ummmmm que bueno..- Dijo Sonia que no sabia si le gustaba mas en semen caliente sobre su cara, o la enorme polla dentro de su coño.

- Mira como la has dejado.- Dijo Mario, ahora no me puedo acercar sin mancharme.

Sonia no pudo dejar de reir por la verdad de sus palabras. Tenia la cara llena de semen de Claudio, pero no dejaria que Mario se saliese de donde estaba. Lo sujeto con las manos apretandole las nalgas para que la penetrase mas fuerte, y con las piernas le daba impulso para que las enbestidas fueran mas fuertes y rapidas. Pronto parecian estar botando sobre la cama y el semen sobre su cara parecia ir de un lado a otro.

- Me corro.- dijo Mario.

- No, no. Correte en mi cara tambien.

Y asi lo hizo, recibiendo sobre su cara un semen ya casi trasparente correspondiente a un hombre ya muy exprimido. Claudio mientras tanto se habia colocado entre sus pierna y habia comenzado a comerle el coño de nuevo.

- Paciencia chicos, ya me he corrido muchas veces, darme un descanso.

- Aun no nos hemos corrido en tu coño.- Dijo mario.

- Hay tiempo. Espero que este sea solo el primer asalto.

- Lo es, no nos llaman los eyaculadores por que si.



100% (2/0)
 
Categories: Group SexHardcore
Posted by armandojaleo
7 months ago    Views: 632
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments