Una Visita inesperada al proctólogo con der

Olis lo sucedido en este relato afirmo mi feminidad y me hizo una nena bien putita, le comente a mi tía que se me avía irritado un poco arriba de mi rajita, ósea los caches de mi colita, ya que mi agujerito lo ciento como una verdadera vagina, ella me aconsejo que vaya a que me vea un ginecólogo, yo nunca lo avía hecho, ya que nací como un varoncito, pero le hice caso.
Fui a la clínica y cuando la chica de la recepción me ve el documento de identidad se ríe y pregunta que es lo que tenia, le explique lo mi rajita y me dijo que solo me podría dar un turno con un proctólogo, yo me sentí muy mal, ya soy toda una nena pero lo acepte.
Yo estaba vestida como una gata, mini color roja, una blusita trasparente blanca y ropa interior roja y muy sexi, y unos zapatos con plataforma negros, aguarde unos cuantos minutos y me llamaron de un consultorio, entre sin titubear el doctor era un hombre moreno canoso de unos 50 años bien guapote, se presenta y con una sonrisa picara me pregunta el porqué de la consulta, le cuento lo mi rajita y se ríe y me dice que me desvistiera detrás del biombo y recuéstate en camilla que va a revisar, de repente me puse un poco temerosa pero así lo hice, solo me que con mi ropa interior, a la braguita era súper sexi y solo tenía un hilito tapando mi agujerito, cuando me ve queda sorprendido y dice muéstrame donde esta la m*****ia, yo abrí suavemente mi nalguita y le dije doctor tengo muy irritado arriba de mi rajita, con toda suavidad me toco y me dijo, ya te vamos a curar relájate que no es grave, pero debo revisarte todo el sector , yo le pregunte si me iba a doler y me dijo que no, que iba a resultar muy placentero, a todo esto yo soy muy observadora y note que tenía un gran bulto que hasta le sobresalía del delantal, le cuento que me estaba empezando a excitar, pero no quería que se diera cuenta, me pido que me ponga de espalda con la cola parada y yo a si lo hice, luego llamo a un enfermero el dijo que sosteniera de la cintura, era de unos 25 años y muy varonil, en eso siento que el comienza a introducirme algo mi rajita, y le pregunto que estaba asiendo y me dice que debía probar mi dilatación con sus dedos y evaluar si me derivaría a un ginecólogo ya que agujerito era casi del taño de una vagina de una niña adolecente, yo me puse muy contenta, y le dije que tenía dilataciones espontaneas y que siempre sentí que era una vagina, entonces me dijo veremos hasta donde aguanta, y de inmediato introdujo dos dedos y luego tres, yo ya estaba re caliente y con el solo hecho que me revisara un ginecólogo se me dilataba cada vez más, en eso percibo que iba a introducir su puño, me dio miedo pero no podía decir mi a, y comenzó, costaba para que entre y el enfermero ayudaba moviendo mi cintura y diciéndome dale nena relájate que si entra te dan una consulta con ginecología, de repente ya estaba el puño adentro y yo gimiendo de placer como una puta, en eso el enfermero agarra mi clítoris( polla pequeña 4 centímetro) que estaba durito y lo aprieta bien fuerte causándome un placer extremo, el puño entraba y salía sin parar, y de repente comienzo a correrme, my ano latía sin cesar y comienzo a gritar de placer como nunca, suavemente el doctor retira el puño de mi rajita diciendo nena tienes una verdadera vagina ahora te daremos el remedio para la irritación vía oral, no entendía que quería decir hasta que siento la polla de doctor sobre mi carita , si decir nada la meto en mi boca, estaba sedienta y con ganas de tragar leche y que me siguieran follando, y empecé a succionarla desesperadamente, el enfermero lo noto y acerco su polla a mi rajita y comenzó a meterla, pero la sorpresa fue que era casi grande como el puño del doctor, de a intervalos jadeaba como perra y metía la polla de doctor en mi boca una y otra vez y movía mi culo como una perra en celo, hasta que siento un grito del doctor diciendo ay va la medicina trágala puta, y ay estaba toda mi boca llena de leche y tragándola como una puta sedienta, al momento le limpie hasta la última gota y comencé a de rogarle al enfermero se corriese en mi rajita y de repente comenzó a larga su leche caliente dentro mío, creo que lo lleno todo, la cual guardaría para llevársela de regalo a mi tía, a todo esto el doctor se dio cuenta que yo está a punto de correrme espontáneamente y comenzó a apretar mis huevitos( como los de codorniz) sin piedad y bien fuerte y eso hizo que me corriera como nunca sobre su mano y luego unto toda mi vagina con la leche, yo estaba exhausta y contenta a la vez pues había logrado mi turno con el ginecólogo( la próxima contare mi primera vez con la ginecóloga)

67% (2/1)
 
Categories: Lesbian Sex
Posted by amancay
1 year ago    Views: 355
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments