Cuando cumplí mi fantasía y me folle

Cuando cumplí mi fantasía y me folle a mi ex cuñada.
Relato 100% real que supera con creces cualquier fantasía.

Había viajado a Valencia a una fiesta paralela a las fallas. Una especie de celebración antifallera repleta de estudiantes.
Éramos tres amigos que habíamos reservado un hostal de mala muerte muchas semanas atrás vía Internet.

Sin más rodeos.
Ya he hablado de mi ex cuñada en el post anterior:
La hermana de mi ex ->
http://xhamster.com/user/abimopectore/posts/193690.html

Habían pasado cinco años y esa noche comprendería que el destino se puede esquivar hasta cierto punto.

Era cerca de las 1 de la noche y estábamos bastante bebidos. Uno de mis amigos se había escurrido con una Madrileña preciosa y su amiga no había tenido la deferencia de regalarme sus gracias. Así que seguimos de rumba.
Mi compañero fue el siguiente en retirarse con una chica valenciana de dudosa sexualidad. Sigo pensando que tenia pene. Que tipo afortunado.

Aquí es donde me planteo dejar de beber para regresar al hostal. Y mientras lo pienso me pido el ultimo gin tonic del momento. La barra era un caos catastrófico. Repleto de gente apretujada y entre los gritos distingo unos chillidos atronadores que me ponen los pelillos e punta. Se trataba de ella! Mi ex cuñada! Allí mismo! En valencia.

Después de casi cinco años la encuentro en otra ciudad. Sinceramente al verla me espante un poco. había olvidado un poco el capitulo vivido y solo recordé lo chunga que era esta mujer. Pero no podía evitarla. Era mi salvación! Por lo menos, pensé, tendría gente conocida para beber!.
Cambie de opinión a medida que me abría paso entre el mar de gente y me retiraba sin pagar la bebida.
Mientras me escurría entre la multitud pude comenzar a vislumbrarla mejor. Llevaba el pelo rojo fuego a lo Nikita. Como putilla rusa. Una blusita de espalda descubierta sin sostén que dejaba ver su hermoso dorso. Y unos leggings rojos calados en un culo que yo comenzaba a recordar.
Un culo que había visto y había deseado tanto. Llevaba un cuidado mantenimiento de horas de gym (de hecho trabajo siempre en uno).

Estaba acompañada por otras dos chicas y al voltearse quede asombrado de el ilusionismo con el que sus tetas se blandían bajo la blusa negra sin sostén en el fresco marzo Valenciano. podía notar sus pezones duros del fresco a tres metros de distancia.

Cuando me acerque a ella al fin. Ya estaba cachondo. Erecto sin mas. Pensando seriamente en cumplir mi fantasía. Sabia que era muy difícil, pero no imposible.

Recordaba presentir que ella me tenia ganas, aunque solo fuera para m*****ar a su hermana (mi ex en ese momento). Estaba rogando que recuerde ese morbo, esas insinuaciones.

Encontrarnos fue agridulce. Por que fue una alegría encontrar gente conocida, pero los reproches llegaron muy rápido. Me reprocho haber terminado con su hermana y haber roto el contacto con la familia. Lo bueno es que el alcohol dio paso rápidamente a recuerdos de noches y tardes locas y a algunas anécdotas. Una de estas anécdotas seria la clave para entrar en su cabeza. Abrirme paso por sus recuerdos e invocar al morbo.

Ema (la hermana de mi ex) estaba acompañada por dos amigas y habían llegado las tres en coche a hospedarse en el piso del primo Valenciano. Este ultimo se había puesto pesado con sus amigos y las tres ninfas habían decidido salir a “buscar bebidas” con la excusa de despegarse un poco de los chacales m*****os.

Lo cierto es que con el segundo tanque de gin tonic ya había olvidado mi erección y estaba de risas con las tres. había comprendido que la vida te da lo que es tuyo por derecho si insistes, pero no si te pones cancino. Y menos con las mujeres. Que huelen tu deseo y tu miedo. Huelen tus ansias y muchas veces esto es repelente.

Entonces me deje llevar y la pasamos bomba!.
Antes de Darme cuenta éramos como nueve personas por las calles del Carmen de Valencia. Me habían adoptado y entre risas nos contábamos aventuras y locuras vividas estos años de no vernos.

Le conté de mis dias en Francia. De mi libertinaje. De mi evasión. Y ellas me contaron sobre novios de pueblo que fuman demasiado y poco erectiles y que no recuerdan como mantener el ritmo.

El grupo se separo antes del alter. Una discoteca. Ahí me bajaba del caballo. Estaba en mi mejor punto. En la cresta de la ola y no deseaba que llegaran las drogas, la multitud, el gastadero de dinero y el ruido. Siempre preferí la calle.

Pero sabia que debía dar una alternativa para no quedar como un amargado. Así que recordando mis días Valencianos invoque el As bajo la manga y lleve a la mitad del grupo a un entrañable antro conocido como pinball.

Buen rollo. Y ningún reproche. El ambiente estaba increíble esa noche. Proporción ideal de damas y caballeros. Drogas para los que la buscaban. Y muy buena música.

No fue hasta que comenzamos a sobarnos. Que me percate que una de las amigas de Ema me acechaba. Bailábamos en un principio los cuatro entre risas. Mofándonos de los lances de algunos borrachos hacia las féminas y esta chica de canarias comenzó una charla y un bailoteo especial.

Piel cobriza. Mirada penetrante, labios finos y tersos. Estilizada de rizos finos cobre. Una falda elastizada que dejaba ver un culo cuya circunferencia era perfectamente Pi 3,14 hasta el centro. Me refiero, un culito pequeño compacto, firme, como una manzana perfecta.

Comencé a hacerme fan de los culitos pequeños. La impresión que me causa al meterle mi miembro (midiendo casi 1,90 de altura) es altamente morbosa.

La cuestión es que comenzamos a bailar y me percate que había algo. Ema había dejado de reír y miraba a su amiga de una manera extraña… era una mirada de celos?!

No fue hasta que nos apretujamos contra una columna para charlar que confirme lo que había. Ema nos interrumpió fatalmente mientras nos susurrábamos al oído confidencias, podía ver como se relamía los labios y ladeaba la cabeza. Buscando el beso y como juntaba las rodillas. Era mía.

Pero en ese instante llego Ema. Con tres pesados. Su primo y los amigos que habían llegado a buscarnos para irnos a no se donde.

En ese impas. Me disculpe y fui al baño mas cercano a mear. Lavarme la cara y recapacitar. Una cola infernal.
Tarde un rato en entrar. Los baños se bifurcaban luego de un pasillo pobremente iluminado. Dejando en medio un pequeño descanso oscuro, con la maquina de tabaco y la de condones.

Y allí al volver satisfecho me la cruce a Ema. Que me tomo fuerte de la muñeca y me aparto a un costado de la maquina de tabaco para decirme no se que de irnos a no se donde.

Le exprese mi necesidad de seguir de risas y nada mas. Que voy con la manada y le pregunte si estaba bien. Me respondió algo impronunciable, victima del alcohol y lo que tenían en una pequeña bolsita de plástico. Al no entenderla me acerque a su rostro preguntando “he?!”. Y fue cuando roce su mejilla con la mía que sentí su respiración entre cortada. Una exhalación profunda. Y el empujón que me envío al escondrijo del corner entre la maquina de tabaco y la de condones.

Sentí un beso bestial. Me comía la boca y su lengua llego con el golpe que me di contra el muro. Se apretó de frente contra mi y me aferro de la cintura. Mis manos fueron a su nuca y la otra a su trabajada cintura. Su vientre tenso comenzó a rozar mi ingle. Y sin mas preámbulos me apretó el culo muy fuerte (eso me pone mucho).

Ahí en la esquina oculta de la maquina de tabaco y la de condones me encontraba. Ahora muy cachondo con esta fiera encima, mi ex cuñada, mi fantasía de tanto tiempo, circunvalando su culo con mis manos. Lamiéndole el cuello, besándonos como desaforados. Fallándonos con la mente y el suspiro. Pasamos un rato sulfurándonos, cachondos hasta que vimos pasar de reojo a la gente que nos buscaba.

Ella tomo compostura primero. Quitando su mano de dentro de mi pantalón al instante y acomodándose el pelo y los leggings.
Yo necesite mas tiempo para recuperarme. No pude evitar olfatear mis dedos, escurridizos que habían viajado por debajo de sus leggings y por su misteriosa tanga y se habían internado en su coñito increíblemente húmedo y caliente. Libre de bello como lo recordaba.
Los lamí y me fui al baño a lavarme.

Podría ser una gran noche. Si dejaba de beber, despejaba mi cabeza y pensaba… podría ser una gran noche.

No podía dividir al grupo. Las tres mujeres eran inseparables, no podía alejarla del grupo del primo celoso y sus amigos chacales y no me permitirían tan fácil acompañarlos. Era un rival que desequilibraba el grupo. Tenia también el dilema de la canaria y Ema.

Así que nuevamente me deje llevar. Esta vez no salio bien por que pronto el grupo de los salidos Valencianos decidieron terminar en el piso de uno de ellos. Y de alguna manera yo estaba sobrando en esta ecuación. La canaria estaba aferrada a mi brazo izquierdo y Ema al derecho. La restante ya había estado besándose con el primo de mi ex cuñada. Así que lo tenia difícil.

Mientras caminábamos al parking buscando el coche Ema se acerco a mi oído y me dijo algo que jamás olvidare: “ Hace mucho que me intrigaba tu polla. Ahora que pude tocarla quiero comérmela.”
Esto me produjo un shock. Mi cerebro dejo de recibir irrigación sanguínea y al llegar al coche sufrí como en ultimo marinero camino al lejano indico.
Una mosca silbando en mi oreja podría hacerme correr en ese momento en que sabia que si no pasaba algo mágico dormiría solo en el hostal. O peor! dormiría mientras mis amigos follan a mi lado en el hostal y estas tres ninfas son sodomizadas por tres valencianos palurdos.

Nos separamos en dos coches. Las tres y yo en el Ford K pequeño y los tres chacales en el gran focus. Note como les m*****aba a los tres mi presencia. Los irritaba de sobremanera y todo al amanecer. Una hora y en un estado donde ya uno no disimula nada bien.

El viaje fue tenso. Me senté atrás y rápidamente la canaria se puso a mi lado. Ema miraba por el retrovisor con ira y no paraba de hablarnos. Esperando desconcentrarnos. Interrumpirnos. Por lo pronto yo intentaba distender buscando la risa. Sentí la mano de la canaria en mi pierna.
Sentí la hostilidad de Ema hacia los dos. Evite el morbo de tocar a su amiga también. Buscar con mis dedos bajo su falda, esos mismos dedos que habían hurgado, jugueteado dentro de mi ex cuñada. La que ahora nos miraba por el espejo retrovisor celosa, enfadada y seguramente húmeda.

Llegamos despuntando el alba a un pueblo a quince minutos del centro. En la puerta de una finca sin gracia. Esas como cubiteras, como lapidas que comen cada rayo de sol. Una arquitectura que detesto.

Subimos los cuatro por el ascensor. En esos aparatos apretados un advierte y cae en la cuenta de su estado. Es como una maquina destina a trasladarte verticalmente y también dar cachetazos de sentido común. también los detesto.

Arriba estaban. Borrachos en el salón. había pintadas de cocaína listas en la mesita de cristal, luces muy bajas y música drum & bass. Ufff! Que tumbas!

Ema conociendo mi situación me entrego en secreto una bolsita que contenía un par de gramos de un polvo blanco muy fino y me susurro que lo dispersara entre los muchachos. Fue mi carta de invitación y desde ahí comenzaron a tratarme mucho mejor.

Todos tomamos unas líneas de ese polvo.
Y charlábamos bailábamos y bebíamos. Los primeros en desaparecer fueron lo que llevaban rato besándose y mareándose en el sofá. La tercera amiga de Ema y uno de los chacales. Entre canción y canción podías escucharlos follar. Y el ambiente comenzó a ponerse tenso también para nosotros.
habían estado calentándonos. Tocándose descaradamente en el sofá. Restregándose uno encima del otro.

Giraba una botella de Vodka. Me llenaron un vaso con hielo. Ya no quería beber. Así que fui a la cocina a por mas hielo y reemplace el vodka por agua.

El segundo chacal en pie. Se sentó en el sofá y poco a poco se fue arruinando hasta quedarse dormido. Ya había salido en sol hace un rato.

Y al ir al baño Ema salio a mi encuentro.
Estaba meando mientras bebía mi agua y ella se coló descaradamente. Se sentó en el lavamanos mientras se fumaba un cigarrillo. Al terminar de mear y mientras me la sacudía ella llego por detrás y me dijo que no me la sacuda. Que quería saber como era sacudírsela.
Me quito el vaso de las manos, lo dejo sobre el lavamanos y pegada ami espalda me tomo por el rabo y lo sacudió levemente. Le dije que debía tirar hacia atrás la piel del capullo y sacudir despacio para no salpicar la ropa. Así lo hizo, saco la mano se la llevo a la boca. Mojándola con saliva y me dijo: “Ahora te voy a enseñar como puedo limpiártela yo cuñado.”

comenzó a masturbarme con la mano humedecida por su saliva espesa. Jugando con mi glande. Yo estaba en el cielo. Toco mis bolas y tiro del tronco. Me acaricio como si me la chupara con las manos de una manera insoportable. Deliciosa.

Bajo la tapa del retrete y se sentó en el de frente a mi verga. Al fin exclamo y comenzó a comérsela con hambre. Tragando, no besando. Profundamente cale en su garganta. Si la sacaba de su boca solo era para comerme los huevos. Me miro a los ojos y me pregunto: “- La chupo mejor que mi hermana verdad?-“
Yo había soñado con esto. Con que me la chuparas. Con metértela así en la boca. Me estáis volviendo loco. Cométela toda. Eres la mejor.

Redoblo esfuerzos como si eso fuera posible. Se la metía con ímpetu hasta la campanilla. Algunas veces tosiendo y atragantándose. Mirándome fijamente a los ojos. Diciéndome “follaje la boca cuñado” o “ Si nos viera mi madre. Aquí chapándotela en un baño”, “Si nos viera mi hermana. Si supiera que se la chupo a su ex”. “Que rica polla. Sabia que era deliciosa”

Me encontraba a cien y le advertí que si seguía cumpliendo mi fantasía sucia de esta manera pronto la llenaría de semen. Ella solo sonrío, me miro fijamente y se la trago completa de una vez mientras con su lengua me lamia los huevos. La mantuvo allí y luego comenzó a empujar corto pero violento. Toda adentro y la desgraciada aguantaba la respiración!.

Estaba a punto y aproveche para reconocerle mi fantasía mientras le agarraba fuerte el pelo y la nuca y comenzaba a hacer fuerza para desquitarme con su boca.

Tomar el control y no dejar de llenarle la boca de carne ni para suspirar. Estaba a punto de lanzar todo lo acumulado. Muchísima cantidad. Mientras le decía:

“Te hubiera follado así mientras tu hermana se duchaba. Mientras salía a hacer las compras o estaba en la peluquería. Te hubiera llenado así la boca a escondidas en tu coche. Debajo del rellano de la escalera. Te hubiera follado duro, tapándote la boca para que no chilles, a la mad**gada mientras tu hermana dormía en la habitación contigua.
Te dedique muchas pajas, es hora que te llene la boca como te mereces.”

Al sentir que me corría mi reacción fue sacarla de se boca al grito de “ me voy”. Pero estaba tan caliente mi cuñada por lo que le había dicho que me tomo de la cintura y empujo con fuerza para metérsela lo mas profundo en la garganta.

Me corrí durante unos deliciosos segundos. podía ver como resistía a punto de vomitar cada impulso de eyaculacion en su garganta. Y no paraba de salir y verterse en su esófago y empuje duro y me corrí mas. Y no pude evitar ceñirla de cuello y apretarla muuuy fuerte y darle unos cuantos golpes secos.

Y la solté y mi verga fue saliendo centímetro a centímetro cubierta de saliva y semen. Y ella volvió a respirar por la nariz con el maquillaje hecho un desastre. Cubierta de saliva y la secreción de mis bolas. Tenia la boca llena.

Una mueca de satisfacción agotada, una sonrisa enseñándome el semen que llenaba su boca y de pronto la boca se cierra y hace un esfuerzo por tragar. Disimulando el asco profundo traga una gran cantidad de mi semen. Y comienza a relamerse mientras dice:

“Tu cuñada la chupa mejor no?”


Fin de la primera parte.


Di muchos detalles. Pero los recuerdo y se que si no los suelto los olvidare.
Así que quedo un poco largo. Pero falta lo mejor. No los voy a defraudar.


100% (13/0)
 
Categories: Taboo
Posted by abimopectore
1 year ago    Views: 1,325
Comments (3)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
Buena!!!Felicidades por el relato...y me ha recordado alguna que otra buena juerga por el barrio del Carmen,hace unos ocho años...

A por la 2a parte!
1 year ago
gracias!
es un diario. para no olvidar. ahora que paso hambre. :D
1 year ago
muy chingon tu relatoooo