La hermana de mi Ex

La hermana de mi Ex


Lo que voy a contar no es enteramente real. Tiene algo de mis más profundas fantasías de lo que hubiera querido que pasara esa noche. Así que voy a dividir lo real de la fantasía con una línea de asteriscos.

Esto me sucedió hace unos siete años. Yo vivía con mi ex en su casa. La casa de su familia en España. Mi ex tiene dos hermanas. Una mayor (muy sexy y pija/careta) y una hermana dos años menor, que es de la que voy a realatarles.

La noche de lo ocurrido yo había llegado tarde de trabajar. Habíamos discutido con mi ex y se iba de fiesta con amigas. Así que yo me iba a quedar enfadado y colgado en su casa la noche de un terrible sábado de invierno en un pueblucho hediondo de extrarradio Madrileño.

Me metí a la ducha y comencé a desvestirme. Antes de entrar a la ducha observe asomando por el cubo de la ropa para lavar prendas de mujer desconocidas. Comencé a revolver mientras se calentaba el agua y encontré un tesoro inesperado. Una tanga minima color negro. Terriblemente desconocida y sexy.
Cerré la ducha al instante, me envolví en un toallon y salí a inspeccionar la casa.

Antes de contar más debo aclarar lo siguiente. Realmente vivíamos solos con mi ex. Su hermana mayor vivía con el cornudo de su marido y su hermanita menor (la terrible) vivía con su novio.

Pero ese día esto ultimo cambiaria.

Al entrar al cuarto (siempre cerrado) de la hermana menor vislumbre dos bolsos sobre la cama y dos mochilas. Además de una bolsa de basura con un montón de ropa y porquerías desparramadas. Además de un grander repleto de hierba, dinero sobre la mesita y su portátil/notebook sobre la silla.

Ya tenía una erección importante.
Decidí ducharme. No recuerdo haberme duchado y pajeado tan rápido nunca en mi vida. Ansioso por descubrir que pasaba con la pequeña zorra.

Ahora les cuento como es ella (la hermana menor de mi ex. De ahora en más la llamaremos EMA).
Los que la conocen la definen como la zorra malvada. De las clásicas chicas que te pueden arruinar la vida si no haces lo que quieren.
Es tremenda para las fiestas. Alcohol, drogas, sexo duro (me lo ha contado un ex de ella), pero siempre contenida por su novio. Un desgraciado con pinta de impotente que vende/planta maria y otras cositas mas. El hombre este es mayor y siempre parece estar adormilado o demasiado alterado (duro/puesto o fumado).

Físicamente les contare que esta bastante mejor que mi ex en varios aspectos y puedo afirmarlo desde que se paseaba aquel verano desnuda por la casa enseñando el bronceado (y la depilación total) y alegando que ir desnuda es lo mas normal del mundo (mientras mi ex se retorcida del odio observándome babear).

Ema tiene un par de tetas bien operadas. No muy grandes, pero firmes y unos pezones imponentes. Hace bastante ejercicio y tiene un culo bien parado para ser española (sin ofender). Ya he dicho que suele estar depilada totalmente y siempre encuentra ocasión para aclarar que el sexo anal no es taboo y que de hecho lo disfruta mucho.

Hasta el día que supe que volvía a casa ya le había regalado en mis momentos varias pajas y fantaseaba con fallármela mientras mi ex nos observaba. fallármela muy duro. Alternar su coñito depilado con su culo hambriento y al momento de acabar hacerlo en las bocas de las dos hermanas ceñidas de los cabellos alrededor de mi pene. Limpiando toda la lechita en la garganta de mi ex y en el esófago de la zorra de su hermanita menor. En mi fantasía no me canso de tirarmelas juntas.

Ya duchado la erección continuaba.

Me escurro en su habitación y reviso sus bolsos y mochilas. Encuentro una increíble colección de bragas y sostenes sexys. Mínimos, con encajes. Un par de consoladores y varias lociones lubricantes. Mientras pongo todo en su sitio me voy tocando de a poco quiero disfrutarlo, pero no quiero se encontrado en la habitación.

Poco después mientras preparo una cena hablo con mi ex por teléfono y entre una cosa y la otra me dice que su hermana se ha separado de su novio. Que estará en casa con nosotros. Que se fue de fiesta y que es probable que no la cruce en casa por que llegara después de la salida del sol.

Nueva erección.

Poco después escucho la cerradura mientras ceno con un litro de birra. Necesito despejar las ideas o me quemare vivo.

Escucho dos voces alteradas. La de Ema y la de un chaval que no es su novio. Me saludan en la cocina. Ella lleva puesta una faldita minima y una chaqueta de guerra de cuero rojo y el es un niñato con cara de virgen y una camiseta de los ramones.

Se va para salita y la intercepto en el pasillo para decirle que si quiere estar en su casa con su amigo yo me piro al bar un rato. La convenzo de que no quiero m*****arla.

Ella (ya levemente borracha) me dice que no m*****o. Que venga al comedor que hay tequila y nachos con salsas. Bebemos un rato y decido salir al bar. No puedo con la idea enfermiza.

Ella me sonríe borracha y veo señales todo el tiempo. Cuando el chaval va al baño o a buscar algo a la cocina ella se mete el dedo en la boca y mira por lo bajo. O se pone a acomodar el sofá enseñando las braguitas bajo la falda, solo para darse vuelta y mirarme a los ojos sonriendo.

Si me convenzo o la estoy flipando el resultado es el mismo. Me separo de mi pareja.

Así que fumando el cigarro numero mil bajo al bar a pasar el rato. Pienso en beber algo fuerte un rato y volver a casa sin más. Cuando todo haya pasado. E intentar dormir escuchándolos follar como ya había hecho con ese niño con el que le metía los cuernos a su novio. Follando durante horas, chillando en la habitación contigua.

Al regresar a casa no había nadie allí.
Eran cerca de las 2 de la noche. Así que me voy a dormir un tanto mareado y no puedo dormir. Pensando en como me enseñaba el culito mientras acomodaba el sofá o como se cruzaba de piernas directamente frente a mi o cuando me pidió ayuda para traer mas birra de la cocina y así poder agacharse frente a mi ingle frente a la nevera.

Me convencí que eran alucinaciones. Me desvele erecto. Y una hora mas tarde escuche la cerradura abrirse muy torpemente.

Antes de abrirse una discusión entre dos borrachos. Se mandan a tomar por culo. Unos gritos acallados histéricos de Ema y un portazo que rompe con el silencio de ese pueblo asqueroso a las 3 de la mañana.

Siento farfulleos con insultos hasta la cocina. Deja caer su bolso al suelo. La nevera, tintineo de botellas y un trago larguísimo. Siento pasos en dirección al baño y que se detienen en la puerta de la habitación donde intento dormir alterado y excitado. Se detiene y abre la puerta torpemente. Puedo ver su imagen recortada en la oscuridad y su mano deslizarse torpemente por su pelo. Se tambalea y se apoya en el marco de la puerta.
Se arrepiente y sigue hacia el baño pateando un florero de mimbre y farfullando insultos.

Vuelvo a respirar. Me aprieto muy fuerte la polla bajo las sabanas como un niño.

Pasa largo rato y escucho un golpe. De la tapa del vater y después silencio durante interminables minutos de agonizante espionaje.

Decido levantarme pensando ya que se había caído y golpeado en el baño. Me acerco en silencio a la puerta entreabierta y efectivamente ella esta en el suelo boca abajo.
Le pregunto si esta bien y no responde. Golpeo fuerte y no reacciona. Así que entro.

La preocupación al verla inconciente y sin golpe o signo de sangre alguno da paso a el morbo mas profundo que sentiría durante mucho tiempo.

Desde mi punto de vista puedo vislumbrar su culo bajo la corta falda. Como su tanga mínimo rojo envuelve su vulva libre de bello. Como cala ese afortunado hilo en su culo.

Esto es mil veces mejor que mi fantasía mas enfermiza con esta cabrona.
Pero en un instante de lucidez tengo que chequear que no se trate de un c*** etílico. Me cuesta llega al otro lado del baño. Paso sobre ella clavando mi atención en sus parpados cerrados. Le hablo. Intento despertarla. Me coloco cerca de su oído, la escucho respirar bien aunque no me responde. Huele a alcohol duro y tabaco.

Intento despertarla. Le pongo el cabello teñido de rojo detrás de la oreja y la cacheteo suavemente. Le levanto los parpados para ver cuan dilatada tiene las pupilas. Le agarro el rostro de la pera mientras de ordeno que se despierte aunque realmente no quiero que se despierte, pero tampoco quiero que este en c*** etílico.

No lo esta. Simplemente esta demasiado borracha. Y no responde.
Ahí me mente racional se va aplastada por el a****l.
Llevo puesto un pijama de raso sin ropa interior y la erección es tan enorme que si despertara seria un espectáculo terrible. Lo medito unos segundos. Tengo que llevarla a su cama en peso muerto, pero necesito tocar ese culo.

Le cuento cobardemente que voy a llevarla a su cama (aunque no quiero que recuerde ni quien soy ni como llego allí). Regreso a la puerta del baño donde puedo mirar bajo su falta y a propósito le rozo la pantorrilla con mi mano a ver si el piel a piel la tarea de vuelta. Pero nada.

Dejo abierta la puerta del baño asustado y excitado. Entro como una tormenta su cuarto a despejar su cama. Y cierro desde dentro con llave y pasador de cadena.

Regreso al baño sin despegar ojo de su culo. Aun no me lo creo. Y me acerco saboreando cada detalle. Me imagino el sabor de ese coñito después de una noche fiesta, su olor. Me posiciono a su lado en el más profundo silencio y poso mi mano sobre su falda despacio. Vigilante de sus parpados. Apoyo la mano con fuerza en su culo, pero sobre la ropa y la quito rápido. Y nada.

Acerco mi rostro a su culo intentando captar su olor, pero muy atento a su reparación. A que despierte.
Me acerco hasta tener mi nariz a dos centímetros. Huele levemente a coñito y la temperatura que emana en mi rostro es fantástica. Comienzo a tocarme con una mano dentro del pantalón mientras me inclino más sobre ella.

Desespero como un perro en celo. Quiero comerle el coño.
Con mi nariz rozo la comisura de su culo y su muslo. Ese lugar que da muchas cosquillas testeando si despierta.

Pero nada y los cojones comienzan a dolerme y la tensión en mi glande es atroz.
Me masturbo muy lentamente. Mientras me acomodo detrás de ella. Arrodillado entre sus piernas.

Tomo una de sus piernas y la separo. La abro de piernas para ubicarme mejor. El especio en el baño es nulo. Pero puedo vislumbrarlo todo e imaginarme el resto y en un brote de lujuria a****l escurro la mano que antes estaba en mi miembro y palpo descaradamente su coño sobre su minima ropa interior. Hacia abajo y hacia arriba. Esta levemente húmeda y muy calentita.
No se despierta.
Levanto mas la falda para verla completa boca abajo ahí sobre la alfombra del baño. Toda para mí. Un regalo de culo. Muevo despacio la tanga hacia un lado. Dios! Que coñito depilado más hermoso. Me resisto a tocarlo. Pero muevo aun más el tanga hacia el costado para vislumbrar su ano. Quiero conocerlo.

Rosado precioso. Sin ningún bello. Me acerco a oler este regalo y ella comienza a toser.
El susto mas la excitación casi me produce un ataque cardiaco y como un rayo retrocedo cuatro zancadas silenciosas y espero en silencio.

No se despierta.

Ahí es donde calculo mi situación y decido llevarla a la cama. Aun tiene la tanga apretándole un cachete y dejando libre su increíble feminidad.

Así que la acomodo muy despacio, bajo su falda y comienzo a darla vuelta. Levanto su peso muerto con dificultad. La apoyo contra el marco de la puerta y la arrastro hacia su habitación.

Pienso en el camino en tirarmela y esperar que piense que fue el otro o que no se de cuenta o que no lo recuerde. Se que eso es imposible.

Antes de llegar a su cuarto (al final del pasillo y atravesando el salón) la dejo en el sofá para descansar. La bajo dulcemente por que en el fondo no quiero que despierte. La dejo sobre el sofá como una muñeca inanimada.
La tomo por el rostro y le repito que la voy a llevar a su cama. Cuando la suelto le paso cobardemente el pulgar por los carnosos labios mientras la sostengo con la otra mano, la imagino miradome fijamente y metiéndole el pene en la boca. Le meto el pulgar levemente entre sus labios mientras me asomo por su escote. Con esas preciosas y firmes tetas que pago su novio vendiendo hierba. Pienso en eso mientras la recuesto y le bajo levemente la remerita buscando ver sus pezones. Pero no puedo. Están tan apretadas dentro del sostén que es imposible.

Así que decido levantarla otra vez y seguir camino para su cuarto. Esta vez la levanto de un brazo y de la cintura. Pero a mitad de camino pierdo un poco de fuerzas y me quedo con su cintura mientras su cabeza apoya en el suave brazo del mullido sofá. La equilibro, pero al hacerlo tengo que apoyar mi erección en su culo ya que queda de espaldas a mí. Y eso me enloquece por que ella sigue inconciente. Así que aforrándola para que no se me resbale la aprieto contra mi sin miramientos mientras escurro una de mis manos para sobarle las tetas sobre la ropa.

Lejos de disimular le digo: - Te gustaría que te la meta zorra?
Y comienzo a quemarme.
Debo quitar mi enfermiza mano de sus tetas para mantener su peso muerto en esa posición así que la aferro fuertemente con ambas manos mientras intento que separe un poco las piernas. Todo esto hecho un a****l en celo y lejos de cualquier temor a que despierte.
Logro una minima separación entre sus piernas. Así que deslizo mi pijama y mi poronga sale disparada como un resorte a la libertad, rogándome que le permita hacer su trabajo.

No estoy dispuesto a perder los estribos. Pero de todas maneras y conteniéndome la escurro entre sus piernas rozándole la tanga. Siento el calor de sus piernas. Aunque no podré sostenerla así mucho tiempo.

Se que si muevo su minúsculo tanga a un lado estoy jodido.

Así que la levanto de espaldas a mi mientras mi polla erecta permanece entre sus piernas y ambas manos en sus tetas y seguimos el ultimo tramo hasta su cama.

Subo mi pijama entre malabares. El peso muerto sumado al entumecimiento por tremenda calentura son difíciles de llevar.

La lanzo sobre su cama como un saco de patatas. Esperando que se despierte y termine con mi sufrimiento. Pero la zorra no despierta! Solo se relame los labios y vuelve a toser como la cerda de bar que es!

Comienzo a pensar en masturbarme duro para poder dormir sabiendo que ella esta aquí en este estado.

Le quito los zapatos y los calcetines de una manera exagerada para poder ver sus piernas bien separadas. apretándole fuerte las piernas como una manera de liberar algo de furia violadora.

Abro bien las sabanas y las mantas. Y termino de recostarla bien. La pongo boca abajo.

***** AQUÍ ES DONDE LES RELATO (el final) MI FANTASIA *****

En mi fantasía vuelvo a separarle las piernas y muevo su tanguita a un lado. Me acerco despacio y comienzo a comerle el coño a la hermanita menor de mi ex. En su propia casa. En mi fantasía ella comienza a respirar de una manera mas a****l y suelta un leve gemido.
Dejo todo disimulo y le quito la ropa interior. La hago un bollito y se la meto en la boca.
Regreso a la posicion anterior y le separo bien el culo con ambas manos y comienzo a comerle descaradamente el culo y el coño. De arriba abajo y hundo mi rostro en su culo.

Me quito el pijama y se la meto duro por el culo. Sin meterla de a poco simplemente se la meto sin prisa pero sin parar hasta que mis bolas rocen su coñito.

En mi fantasía ella gime de dolor y placer entre dormida y eso me pone como un enfermo. Y le rompo la camiseta y suelto su sostén.

Me recuesto penetrándola aun más, empalándola aun más por su culo de zorra. Aplastándola bajo mí peso. Le chupo el cuello y con una mano le levanto la cabeza mientras voy ganando ritmo dentro de su ojete. Empujo y saco sin piedad. Le quito su tanguita de la boca. Ella gime y le metro tres dedos en la boca.
Me la culeo muy fuerte. Solo esa posición. Como la zorra que es.

Y me corro dentro de su culo. Y limpio mi rabo es su boca, la volteo para embadurnarle las tetas con mi semen.

En mi fantasía mi ex entra en ese momento. Y no le doy tiempo a cabrearse arrojándola sobre su hermana y metiéndosela también a ella. Con la polla sucia de las entrañas de su hermana. Alternando entre una y otra de la misma familia.

En mi fantasía ya estoy perdido. Así que Ema se despierta. Y goza mientras me las follo a las dos juntas. Ahora escucho como gritan como cerdas, las dos juntas.

********************************************



Nota: Algunos años después me encontré a la hermana de mi ex (cuando ya no estábamos juntos) y pude fallármela. Lo mejor de todo es que estaba cabreada conmigo y borracha. Muy borracha, pero despierta.
Nos drogamos juntos y pasaron muchas cosas locas que llevaron a que me la follara al fin.
Pero es otra historia.

Comenten.


25% (2/6)
 
Categories: Taboo
Posted by abimopectore
1 year ago    Views: 763
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments