La Camarera Portuguesa.

La Camarera Portuguesa.

Esto que voy a relatar sucedió hace casi dos años. En Valencia España.
Es real 100% y me sucedió a lo largo de unos meses de locura y evasión en la ciudad mediterránea.

Yo trabajaba de Maitre en un restaurante muy conocido de Valencia. En ese momento estaba soltero y no había una noche que me quedara en casa después de trabajar.

Las noches de primavera, verano y otoño en esa ciudad son increíbles fuentes de vida. Música en las calles, turistas, bebida muy económica, artistas callejeros y gente de todo el mundo abiertos a conocer intercambiar y con un poco de trabajo coger/follar.
Soy argentino, en ese momento tenia 27 años. Tengo ojos verdes, mido 1,85 y tenia muy buen arrastre en ese momento. Vivir sin compromiso y preocupaciones es muy atrayente.

Lo cierto es que los que saliamos todas las noches por los mismos bares ya nos conociamos. Habiamos muchos de nosotros que eramos de servicios, hoteles, bares, restaurantes, pubs, puticlubs, musicos y artistas. La creme de la creme!

En mi bar de cabecera de los domingos y lunes (La Noche de Mordor) habia un ambiente extremadamente distendido y amistoso. Me permitian hacer lo que quisiera. Vivia detrás de la barra poniendo musica, en la trastienda preparando algunas tapas o alguna rayita y de la misma manera ayudaba a controlar borrachos, era el unico que hablaba ingles e italiano con los turistas y ayudaba a cerrar.

Alli trabajaba una camarera que se llamaba Kat. Una dulce chica portuguesa de unos 22 años. De media estatura, piel bronce, ojos negros, unos labios rosados hermosos y pelo corto castaño claro. Preciosa.
Kat vivia enagenada, colgada, siempre miraba a los ojos directamente con la mirada de no pensar en nada.
Habia que ir a su departamento a despertarla para entrar a trabajar a las 21hs religiosamente, por que siempre estaba durmiendo. Tiene o tenia una plantación interior de marihuana y siempre estaba fumada.

Uno de esos lunes me toco subir a despertarla mucho antes de su hora de trabajar para ver si queria cenar con nosotros, cerca de las 19:00hs.
Me habian dado las llaves de casa de Kat, por que últimamente ni siquiera atendia a los golpes en la puerta.
No era la primera vez que la despertaba. Asi que tome la precaucion de apoyar la oreja contra la puerta para escuchar antes de golpear. Lo que escuche por la mirilla de la puerta me inquieto en un instante. Escuche dulces gemidos, profundos gemidos de placer.
Mi sensación en la puerta fue de automatica exitacion. Estaba ahí de pie escuchando apenas y gestando una terrible ereccion. Tenia las llaves, tenia que ver algo.
Tarde unos segundos eternos en abrir con maximo sigilo la vieja puerta su departamento. Sentia que el corazon se me salia del cuerpo y el pene me explotaba en los pantalones.
El hall de la casa olia a mil cigarrillos. Y sin dudarlo pero muy lentamente me asome tras el pareo que separaba el salon comedor. Y ahí estaba ella. No voy a olvidarlo en mi vida.
El salon esta en penumbra. Solo iluminado por una lampara de noche cubierta con un pareo azul con dibujos. Sobre una mesita habia una botella prácticamente vacia de Vodka Eristoff negro y varias latas de RedBull, ademas de un espejito una tarjeta un billete y algunas lineas dibujadas de alguna droga.
Sobre el sofa la magnifica Kat, de espaldas a mi, sentada sobre un chico aparentemente desmayado.
El chaval en cuestion tenia los pantalones bajos y una minuscula roca interior. Desde mi posición y con la escaza luz podia ver como ella se contoneaba sobre el fregandose sobre el chico dormido. Ella al parecer le sostenia la cara para que la mire y se despierte. Tenia la falda/pollera subida y yo podia ver su minima tanga.
Cuando se inclinaba hacia delante para tocarse sobre sus braguitas podia verle ese culo increíblemente perfecto.
Me encantan los culos pequeños, me excita pensar que mido casi 1,90 y que cuando me las cojo/follo las abro con mi pene.
Estuve alli unos minutos. Ella estaba muy caliente y ofuscada por que el cretino estaba desmayado. Se notaba que estaba borracha y colocada.
Un instante después se desmonto, fue al suelo frente a el y enseñandome su culito en pompa bajo la ropa interior del chaval.
Podia ver como jugaba y chupaba como una yegua en celo en pene flacido del chico. Como le comia los huevos. Y con lo que eso me gusta.

Poco después se dio vuelta violentamente para hacerse con un trago de la mesita. Yo estaba tan consumido por la situación que ni siquiera me movi. En ningun momento se percato de que estaba ahí. Vi como bebia arrodillada, mientras con la otra mano por debajo de la falda/pollera se acariciaba el coño.
Yo no podia ni respirar.
Decidi salir. Si me quedaba podia irrumpir como un a****l y follarmela sin miramientos. Estaba demasiado caliente.

Cerre muy despacio.
Baje a la planta baja y desde la puerta llame al bar.
Les dije que me habia surgido algo importante que me pasaria en un rato y que podian cenar sin mi. Que Kat estaba en un estado calamitoso y que antes de su hora yo pasaria a buscarla.

Pase unos interminables minutos peleando con mi calentura en la escalera. Mi verga me gritaba que entre y la deje suelta de mi pantalón, que ella se iva a encargar de todo.

Subi otra vez a escuchar en la mirilla.
No se escuchaba nada. Habian pasado diez eternos minutos según mi celu/móvil. Asi que como un cabron llame a la puerta con tres golpes como si nada pasara. Lo hice despacio, rogando que no me escuche, para asi tener excusa de entrar y encontrarla caliente, borracha y semidesnuda.

Estaba muy atento de los sonidos adentro. Escuche que alguien con pasitos suaves se tambaleaba hasta la puerta. Pero no respondia.
Asi que con confianza dije lo primero que mi pene me permitio decir: -“ Kat dormilona, arribaa, soy (mi nombre) y vengo a por nuestro café antes del curro! Venga!”

Pero nadie respondia y los pasitos se alejaron otra vez en direccion al comedor. Escuche tambien como un vaso caia a la alfombrilla.
Puse las llaves y golpeando una vez mas y bien despacio abri. Dije otra vez susurrando y esta vez con un tono mas cachondo/meloso “- Venga bonita si estas durmiendo en pelotas otra vez te aviso que no vengo confesado he?”

Entre, cerre la puerta y sin disimular fui a su dormitorio a “despertarla”. Obviamente no estaba alli. Asi que dije en voz alta: “ te quedaste dormida otra vez en el sofa!”
Cuado movi la cortinilla del salon me la encontre tomando una linea de SpeedBall. El chaval seguia dormido, pero le habia subido los pantalones un poco.

Me quede petrificado. Mi pene me dejo un segundo pensar en frio y pense que estaba todo mal. Ella levanto la vista torcida de la trasnochada y con el maquillaje un poco desalineado me dice: “Hoy no hay café ¿Queres tomar otra cosa? Ignora al Italiano dormido.”
Le dije que pasaba a la cocina a ver que habia en la nevera. Volvi con una birra al salon pensando en que era una estupidez y que me iba a ir al instante. Ella estaba ahora sentada a un lado del desmayado y me invitaba que me siente a su lado.

Al sentarme iba a decirle que me retiraba y que la pasaba a buscar después. Pero no me dio oportunidad. Tomo la birra de mi mano y la dejo apoyada entre el sofa y el italiano y se me sentó encima. Automaticamente comenzo a fregarse. Estaba ida completamente.

Intente decir algo, pero estaba que explotaba. Queria follarmela ya. Era mi fantasia follarme a esta chica en su trabajo. Su cuerpito delgado de 1,60 y pico me tenia loco.

Ahora estaba encima mio, llevándome las manos a su culo, besándome, mordiéndome y rozando mi verga dura con su coñito.

Le levante la remerita y encontre dos dulces y firmes tetas. Los pezones estaban rosaditos como sus labios y muy duros. Se los chupe con ganas mientras le tocaba el culo con esmero y mucho hambre. Lleve mis dedos a su conchita por encima del tanga, estaba super humeda y subi hasta su culito. Esto la convirtió en un a****l. Solto un gemido en mi oido poderoso y me mordio muy fuerte el cuello, mientras me agarraba con furia los cabellos de la nuca.

La levante para voltearla. Necesitaba lamerla entera. Queria comerle el culo, queria todo con esta chiquita. La ubique en el sofa ignorando al desmayado. Con el culo hacia arriba y las rodillas apoyadas.
Hice a un lado su tanguita y le comi el coño fuerte pero con mucha dulzura. No paraba de gemir y lubricar. Se apretaba las tetas y se separaba las nalgas. Estaba hecha una fiera.
Me pedia que se la metiera en portugues. Me lo rogaba, mientras le chupaba la conchita rosadita y con el dedo le acariciaba el ano.
Se la meti contra el respaldar del sofa, prácticamente sobre el italiano.
Ella no paraba de acabar/correrse desde el comienzo. Jugué con su espalda, amarrándola desde el cuello, se arqueaba como una perra enseñándome el ojete que ahora tenia un centimetro de mi dedo adentro.
Me pedia mais mais! Con un hambre que me volvia loco.
Pero justo después ella se fue acomodando a lo largo del sofa y me pidio que me acostara encima. Queria que toda mi verga entrara dentro de ella. Que la montara sobre una perra, que la taladrara.
Cuando me di cuenta estaba como un poseso sobre ella. Apretando su culo para matersela toda y ella gritaba de placer. Se habia recostado con los hombros sobre el italiano y yo la bombeaba mirando al desgraciado. Eso me super calento asi que la taladre como nunca taladre a nadie. Me clavo las uñas en las nalgas para que se la deje adentro, pero aun me quedaba para correrme.
Cuando se despertó el italiano.


fin de la parte I
comenten y les cuento la parte II.
perdon no perdi tiempo en acentos parece :)








100% (7/0)
 
Categories: AnalGroup SexVoyeur
Posted by abimopectore
1 year ago    Views: 1,003
Comments (1)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
impaciente por ver como sigue